Garantías financieras exigidas por la Ley 26/2007, de 23 de octubre

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • La responsabilidad medioambiental

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    La responsabilidad medioambiental es una responsabilidad de carácter objetivo, que se produce con independencia de si concurre o no culpa por parte del responsable. El propio preámbulo de la Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medi...

  • Prevención, evitación y reparación de daños medioambientales

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 02/03/2017

    Para conocer la regulación legal acerca de la prevención, evitación y reparación de daños medioambientales, habrá que acudir a los dispuesto Art. 17-23 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre. Tales preceptos detallan las medidas a tomar en cada supuest...

  • Ámbito de aplicación de la Ley 26/2007 de responsabilidad medioambiental

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 02/03/2017

    La Ley 26/2007, de 23 de octubre, de responsabilidad medioambiental, en cuanto a su ámbito de aplicación, distingue el ámbito de aplicación material (Art. 3 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre) y el temporal (Art. 4 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre), es...

  • Ramos de seguro

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 05/01/2016

    En el seguro directo distinto del seguro de vida la clasificación de los riesgos por ramos, así como la denominación de la autorización concedida simultáneamente para varios ramos y, finalmente, la conceptuación de riesgos accesorios, se ajusta...

  • Infracciones y sanciones en materia de responsabilidad medioambiental

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 02/03/2017

    Los Art. 35-40 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre se ocupan de regular el régimen de infracciones y sanciones en  materia de responsabilidad medioambiental. Dicho régimen prevé un catálogo de infracciones muy graves y otras graves (en esta materia ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Administrativo
  • Fecha última revisión: 02/03/2017

Las garantías financieras exigidas por la Ley 26/2007, de 23 de octubre, de responsabilidad medioambiental se articulan en torno a dos pilares básicos:

A la hora de "garantizar" la reparación del daño medioambiental causado, la Ley 26/2007, de 23 de octubre, prevé la coexistencia de un doble mecanismo:

Por lo que respecta a la constitución de una garantía financiera obligatoria, el Art. 24 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre  señala que los operadores de las actividades incluidas en el Anexo 3 de la Ley 26/2007 de 23 de Oct (Responsabilidad medioambiental) de la norma, sin perjuicio de las exenciones previstas en el Art. 28 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre , deberán disponer de una garantía financiera que les permita hacer frente a la responsabilidad medioambiental inherente a la actividad que pretendan desarrollar. Para el resto de operadores, la constitución de la garantía financiera tendrá carácter voluntario. La cuantía garantizada estará destinada específica y exclusivamente a cubrir las responsabilidades medioambientales del operador que se deriven de su actividad económica o profesional, y  será ajena e independiente de la cobertura de cualquier otra responsabilidad, ya sea penal, civil, administrativa o de otros hechos cualesquiera y, en consecuencia, no quedará reducida o agotada por gastos, reclamaciones o exigencias no relacio nadas con dichas responsabilidades medioambientales, ni podrá aplicarse a ningún fin distinto del que ha justificado su constitución. Asimismo, la cuantía garantizada será independiente de la que pueda respaldar actividades que sean objeto de autorizaciones diferentes, otorgadas tanto por la autoridad medioambiental como por otras. Tampoco podrán ser objeto de pignoración o hipoteca, total o parcial (Art. 25 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre

Estas son las modalidades a través de las cuales podrá constituirse la garantía (como dispone el propio Art. 26 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre)  pueden ser alternativas o complementarias entre sí:

a) Una póliza de seguro que se ajuste a la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, suscrita con una entidad aseguradora autorizada para operar en España. 

b) La obtención de un aval, concedido por alguna entidad financiera autorizada a operar en España.

c) La constitución de una reserva técnica mediante la dotación de un fondo «ad hoc» con materialización en inversiones financieras respaldadas por el sector público.

Tendrá la consideración de sujeto garantizado (Art. 27 ,Ley 26/2007, de 23 de octubreel operador de la actividad económica o profesional, pudiendo asimismo figurar como sujetos garantizados adicionales los subcontratistas, los profesionales que colaboren con dicho operador en la realización de la actividad autorizada y la persona o entidad titular de las instalaciones en las que se realice la actividad. Quedan exentos de constituir garantía financiera obligatoria (Art. 28 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre):

  • Los operadores de aquellas actividades susceptibles de ocasionar daños cuya reparación se evalúe por una cantidad inferior a 300.000 euros.

  • Los operadores de actividades susceptibles de ocasionar daños cuya reparación se evalúe por una cantidad comprendida entre 300.000 y 2.000.000 de euros que acrediten mediante la presentación de certificados expedidos por organismos independientes, que están adheridos con carácter permanente y continuado, bien al sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS), bien al sistema de gestión medioambiental UNE-EN ISO 14001 vigente.

  • La utilización de los productos fitosanitarios y biocidas a los que se refiere el apartado 8.c) y d) del Anexo 3 de la Ley 26/2007 de 23 de Oct (Responsabilidad medioambiental), con fines agropecuarios y forestales, quedando por tanto exentos de efectuar la comunicación prevista en el  apartado 3 del Art. 24 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre.

  • Los operadores de las actividades que se establezcan reglamentariamente atendiendo a su escaso potencial de generar daños medioambientales y bajo nivel de accidentalidad, quedando igualmente exentos de efectuar la comunicación prevista en el apartado 3 del Art. 24 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre.

 En lo que concierne a la vigencia de la garantía, el Art. 31 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre dispone que ésta deberá quedar constituida de modo que, desde la fecha de efectividad de su exigencia, que se fijará reglamentariamente, queden cubiertos por ella todos los eventos causantes de daño medioambiental que se inicien después de dicha fecha. El operador deberá mantener la garantía en vigor durante todo el periodo de actividad y hasta su cese efectivo. La autoridad competente establecerá los correspondientes sistemas de control que permitan constatar la vigencia de tales garantías, a cuyo efecto las entidades aseguradoras, las entidades financieras y los propios operadores deberán proporcionar a la autoridad competente la información necesaria.  El agotamiento de las garantías o su reducción en más de un 50 por ciento determinará la obligación del operador de reponerlas en un plazo de seis meses desde la fecha en la que se conozca o sea estimado con un grado de certidumbre razonable el importe de la obligación garantizada.

Por su parte, el Art. 32 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre establece que podrá limitarse el ámbito temporal de la garantía, de forma que queden incluidas aquellas responsabilidades en las que se den conjuntamente las siguientes circunstancias.

  • Que el comienzo de la emisión causante de la contaminación o bien el comienzo de la situación de riesgo inminente de contaminación sea identificado y se demuestre que ha ocurrido dentro del periodo de la garantía.

  • Que la primera manifestación constatable de la contaminación se haya producido dentro del periodo de la garantía o dentro del plazo de tres años a contar desde la terminación de la misma. Se entiende por primera manifestación el momento en que se descubra por primera vez la existencia de una contaminación, tanto si entonces se considera peligrosa o dañina como si no es así.

  • Que la reclamación al operador por la contaminación haya tenido lugar dentro del periodo de garantía o dentro del plazo de tres años a contar desde la terminación de la misma.

A los efectos de lo dispuesto, se considerará hecho generador la contaminación que se produzca de forma accidental y aleatoria, es decir, que sea extraordinaria y que no se haya generado por ninguna de las siguientes causas:

  • De forma intencionada.

  • Como consecuencia normal y prevista de la posesión de edificios, instalaciones o equipos al servicio de la actividad autorizada.

  • Como consecuencia de un hecho previsto y consentido por el operador, ocurrido dentro del recinto en el que se lleva a cabo dicha actividad o en el ámbito geográfico para el que la actividad ha sido autorizada.

  • Por incumplimiento conocido por el asegurado, o que no podía ser ignorado por el mismo, de la normativa obligatoria aplicable a la actividad asegurada, tanto en materia medioambiental, como en cualquier otra materia.

  • Por mala utilización consciente o falta o defecto de mantenimiento, reparación o reposición de las instalaciones o mecanismos y sus componentes.

  • Por abandono o falta prolongada de uso de instalaciones, sin tomar las medidas adecuadas para evitar el deterioro de sus condiciones de protección o seguridad.

  • Como consecuencia de alborotos populares, motines, huelgas, disturbios internos, sabotaje y actos de terrorismo o de bandas armadas.

El otro mecanismo de garantía de reparación del daño medioambiental, como ya se ha apuntado, es la creación de un Fondo de compensación de daños medioambientales del Consorcio de Compensación de Seguros. A este respecto, el Art. 4 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre señala lo siguiente:

  •  El Consorcio de Compensación de Seguros administrará y gestionará de forma independiente financiera y contablemente respecto del resto de las actividades que realiza, un Fondo de compensación de daños medioambientales que se constituirá con las aportaciones de los operadores que contraten un seguro para garantizar su responsabilidad medioambiental, mediante un recargo sobre la prima de dicho seguro.

  • El Fondo estará destinado a prolongar la cobertura del mismo para las responsabilidades aseguradas en la póliza original, y en sus mismos términos, por aquellos daños que, habiendo sido causados por las actividades autorizadas durante el periodo de vigencia del seguro, se manifiesten o reclamen después del transcurso de los plazos de manifestación o reclamación admitidos en la póliza, y se reclamen en el transcurso, como máximo, de un número de años igual a aquel durante el cual estuvo vigente la póliza de seguro, contados desde que ésta terminó y con el límite de 30 años.

  • Las responsabilidades del Fondo se corresponderán en cada caso con los importes que, según cada tipo de actividad, hayan sido determinadas de conformidad con lo previsto en el Art. 24 ,Ley 26/2007, de 23 de octubre y quedarán limitadas, además, al importe total constituido en el mismo.

No hay versiones para este comentario

Responsabilidad
Operadores
Garantía financiera
Contaminación
Actividades económicas
Reparación del daño
Entidades financieras
Póliza de seguro
Contrato de seguro
Hipoteca
Compañía aseguradora
Aval
Subcontratista
Inversiones financieras
Asegurador
Consorcio de compensación de seguros
Resarcimiento del daño
Bandas armadas
Terrorismo