Instrumentos Financieros: Pasivos Financieros - Débitos y partidas a pagar

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Contable
  • Fecha última revisión: 10/01/2017

A pesar de que los débitos y partidas a pagar se incluyen dentro de los pasivos financieros en  la 9ª Norma de Registro y Valoración del PGC, que nos da las indicaciones para realizar la valoración de los instrumentos financieros, se ha dedicado un apartado para las generalidades de los activos y los pasivos financieros y otro más para cada uno de los tipos de cada uno, a fin de facilitar la claridad en el análisis de cada uno de ellos. 

 

Los débitos y partidas a pagar son, tal y como nos indica la 9ª Norma de Registro y Valoración del PGC, un tipo de pasivo financiero. Dentro de la categoría de débitos y partidas a pagar se clasificarán (1) aquellos que encajen en una de las dos descripciones siguientes:

  1. a) Débitos por operaciones comerciales: pasivos financieros originados en la compra de bienes y servicios por operaciones de tráfico de la empresa.
  2. b) Débitos por operaciones no comerciales: pasivos financieros que no tienen origen comercial, no siendo instrumentos derivados, no tienen origen comercial.

 

Valoración inicial:

Aquellos pasivos financieros que sean clasificados como débitos y partidas a pagar habrán de valorarse inicialmente por su valor razonable. Salvo evidencia en contrario, dicho valor será el precio de la transacción, equivalente al valor razonable de la contraprestación recibida, al que se habrán de ajustar los costes de transacción directamente atribuibles a las mismas. 

A pesar de lo indicado en el párrafo anterior, podrán valorarse por su valor nominal cuando el efecto de no actualizar los flujos de efectivo no resulte relevante:

  1. Los débitos por operaciones comerciales con vencimiento no superior a un año y sin un tipo de interés contractual.
  2. Aquellos desembolsos exigidos por terceros sobre participaciones cuyo importe se espera sea pagado en el corto plazo. 

 

Valoración posterior:

Aquellos pasivos financieros que sean clasificados como débitos y partidas a pagar habrán de valorarse posteriormente pos su coste amortizado. A la hora de contabilizar los intereses devengados, estos lo serán en la cuenta de pérdidas y ganancias, según el método del tipo de interés efectivo. 

Las aportaciones recibidas como resultado de un contrato de cuentas en participación y similares habrán de valorarse al coste, aplicándole las correspondientes variaciones positivas (por el beneficio) o negativas (por la pérdida) correspondientes a los partícipes no gestores. 

A pesar de lo anterior, los débitos con vencimiento no superior a un año que, según lo indicado en el apartado anterior, se valoren inicialmente por su valor nominal, seguirán valorándose por dicho importe. 

 

 (1) Se clasificarán dentro de “Débitos y Partidas a Pagar” excepto que sea aplicable lo dispuesto en los apartados “Pasivos financieros mantenidos para negociar” u “Otros pasivos financieros a valor razonable con cambios en la cuenta de pérdidas y ganancias”.

No hay versiones para este comentario

Pasivos financieros
Instrumentos financieros
Normas de Registro y Valoración
Valor razonable
Operación comercial
Valor nominal
Contraprestación
Flujos de efectivo
Tipo de interés
Cuenta de pérdidas y ganancias
Coste amortizado
Intereses devengados
Tipo de interés efectivo
Contrato de cuentas en participación