Notas históricas y normativa reguladora de la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 27/05/2012

La actual regulación de la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar se regula por el Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre

 

Notas históricas

Con anterioridad a la publicación del Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar, la definición de los trabajadores incluidos en este colectivo la aportaba el Decreto 2346/1969, de 25 de septiembre, por el que se regula el Régimen Especial de la Seguridad Social del servicio doméstico, incluyendo los trabajadores que se dedicasen a servicios exclusivamente domésticos para uno o varios cabezas de familia, siempre que estos servicios sean prestados en la casa que habitase el cabeza de familia y que perciban un sueldo (monetario o en especie). Incluía en este ámbito de aplicación los trabajos de guardería, jardinería, conducción de vehículos y otros análogos en los supuestos en que se consideren actividades domésticas.

La introducción en este Régimen, según el citado Decreto 2346/1969, de 25 de septiembre, se efectuaba dependiendo del número de horas trabajadas y la prestación de servicios a uno o varios empleadores, de acuerdo con lo siguiente:

  • Los empleados de hogar fijos: prestarían servicios para un solo cabeza de familia durante un tiempo igual o superior a 80 horas de trabajo efectivo al mes.
  • Los empleados de hogar discontinuos: prestarían sus servicios para uno o varios cabezas de familia, con carácter parcial o discontinuo, durante un mínimo de 72 horas de trabajo efectivo mensual, al menos, durante 12 días en un mes.

La jurisprudencia por su parte, en sentencia del TSJ Galicia 22/06/2001 (R. 1282/2001 - TSJ Galicia, de 22/06/2001, Rec. 1282 -) había definido como empresario, en el Régimen Especial de Empleados de Hogar, al titular del hogar familiar o cabeza de familia, ya lo sea efectivamente o como simple titular del domicilio o lugar de residencia en el que se presten los servicios domésticos. Cuando esta prestación de servicios se realice para un grupo de personas que, sin constituir una familia ni una persona jurídica, convivan con tal carácter familiar en la misma vivienda, asumirá la condición de titular del hogar familiar o cabeza de familia la persona que ostente la titularidad de la vivienda que habite o aquella que asuma la representación del grupo, que podrá recaer de forma sucesiva en cada uno de sus componentes (arts. 10, RD 84/1996, de 26 de enero y 1º, RD 1041/2005, de 5 de septiembre).

La actual regulación de la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar estudia en los apartados siguientes, contiene normas, en lo referente a al objeto y ámbito de aplicación, con una mejor definición de las partes de la relación laboral especial, en particular la figura del empleador, haciendo homogénea la definición laboral y la contenida en la normativa de Seguridad Social. También se clarifican las distintas relaciones que quedan excluidas de la regulación, en especial las concertadas por empresas de trabajo temporal o las relaciones de los cuidadores, tanto profesionales como no profesionales, respecto de las personas en situación de dependencia. Además, se incluyen de manera sistemática, como fuentes de la relación laboral, las que se contemplan en el apdo. 1, Art. 3 ,Estatuto de los Trabajadores, con las adaptaciones necesarias derivadas del carácter especial de la relación laboral, con especial referencia a los convenios colectivos; de forma que los derechos y obligaciones concernientes a esta relación laboral de carácter especial se regularán:

  • a) Por las disposiciones del Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar.
  • b) Con carácter supletorio, en lo que resulte compatible con las peculiaridades derivadas del carácter especial de esta relación, será de aplicación la normativa laboral común. Expresamente no será de aplicación el Art. 33 ,Estatuto de los Trabajadores.
  • c) Por los convenios colectivos.
  • d) Por la voluntad de las partes manifestada en el contrato de trabajo, que habrá de respetar lo establecido en las disposiciones legales y en los convenios colectivos.
  • e) Por los usos y costumbres locales y profesionales.

Aspectos sobre el campo de aplicación en el Régimen Especial de Empleados del Hogar Familiar con anterioridad al 17 de noviembre de 2011

Según el art. 2 del Decreto 2346/1969, de 25 de septiembre, por el que se regulan las Relaciones Especiales de Empleados del Hogar Familiar (confrontado con el Art. 6 ,ET) estarán incluidos en este Régimen Especial todos los trabajadores, cualquiera que sea su sexo y estado civil, que reúnan los siguientes requisitos:

  1. Ser mayor de 16 años.
  2. Que presten servicio, exclusivamente domésticos, para uno o varios cabezas de familia, o un grupo de personas, que sin constituir una familia, convivan en el mismo hogar con tal carácter familiar. Ver sentencia nº TSJ Galicia, de 22/06/2001, Rec. 1282
  3. Que estos servicios sean prestados en la casa que habite el cabeza de familia y demás personas que componen el hogar.
  4. Que perciba por este trabajo un sueldo o remuneración de cualquier índole.
  5. Trabajadores que desarrollen tareas de guardería, jardinería, conducción de vehículos y otras similares en el supuesto de que formen parte de las ocupaciones domésticas.
  6. Caseros en vivienda particular, aunque el titular del hogar cuente con varias viviendas o medien ocupaciones ocasionales de invitado. Ver sentencia nº TSJ Andalucia, de 22/12/1998

Quedan, por el contrario, excluidos de este Régimen:

  1. Parientes del cabeza de familia por consanguinidad, afinidad o adopción hasta el segundo grado, excepto familiares, del sexo femenino, de sacerdotes célibes, que convivan con ellos.
  2. Prohijados o acogidos de hecho o de derecho.
  3. Personas que prestan servicios amistosos, benévolos o de buena vecindad.
  4. Conductores de vehículos de motor, al servicio de particulares, jardinería y guardería, cuando estas actividades no sean consideradas tareas de carácter doméstico.
  5. En caso de que contraten personas no físicas (instituciones, sociedades, embajadas). Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 21/10/2008, Rec. 4143/2007

Del mismo modo ostentará la condición de empresario el titular del hogar familiar o cabeza de familia (tanto si lo es de forma efectiva o como simple titular del domicilio o lugar de residencia en el que se presten los servicios domésticos).

En el supuesto de que la prestación de servicios se realice para un grupo de personas que, sin constituir una familia ni una persona jurídica, convivan con tal carácter familiar en la misma vivienda, asumirá la condición de titular del hogar familiar o cabeza de familia la persona que ostente la titularidad de la vivienda que habite o aquella que asuma la representación del grupo, que podrá recaer de forma sucesiva en cada uno de sus componentes (apdo. 3, Art. 10 ,RD 84/1996, de 26 de enero y 1º, RD 1041/2005, de 5 de septiembre).

 

No hay versiones para este comentario

Empleados de hogar
Relaciones laborales de carácter especial
Prestación de servicios
Horas de trabajo efectivo
Escuela infantil
Convenio colectivo
Residencia
Persona jurídica
Situación de dependencia
Empresas de trabajo temporal
Sexo
Contrato de Trabajo
Voluntad de las partes
Estado civil
Consanguinidad
Vecindad