El objeto del proceso penal

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Características de las partes intervinientes en el proceso penal y del objeto del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 24/01/2013

    Cuando hacemos referencia a los sujetos del proceso penal, tenemos que hacer referencia a las partes del mismo. Dentro del proceso penal, tenemos que admitir la existencia de partes y hay que diferenciar entre ellas teniendo en cuenta la posición pr...

  • Requisito de correlación entre acusación y sentencia penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/01/2013

    Las sentencias penales deben ser congruentes o correlativamente adecuadas a las pretensiones alegadas por las partes acusadoras y acusadas según establece el Art. 142 ,LECrim apartados 4 y 5, que afirman que se consignarán también en párrafos nu...

  • La querella en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/01/2013

      La querella criminal se encuentra regulada en el Título II, del Libro I de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Art. 270-281 ,LECrim), bajo la rúbrica “Del sumario”. Se puede definir la querella como una declaración por parte de una persona e...

  • La fase de instrucción en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/11/2014

    La fase sumarial, se regula en el Título IV, del Libro II de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Art. 299-325 ,LECrim) bajo la rúbrica ?De la instrucción?. NOVEDAD: La Ley 41/2015, de 5 de octubre, de modificación de la Ley de Enjuiciamiento...

  • La jurisdicción y la competencia penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 28/01/2013

      Cuando hacemos referencia a lo que es la Jurisdicción penal, hablamos del conjunto de órganos que integran el orden jurisdiccional penal, es decir aquellos que pueden conocer de los asuntos penales que la ley determina. Por tanto, podemos decir ...

Ver más documentos relacionados
  • Solicitud de reserva de acción civil, apartándose de la querella

    Fecha última revisión: 11/03/2016

    NOTA: Según el art. 110 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que los perjudicados no se muestren parte en la causa, no quiere decir que renuncien al derecho de restitución, reparación o indemnización que a su favor puede acordarse en sentenci...

  • Escrito del condenado promoviendo recurso extraordinario de revisión

    Fecha última revisión: 31/03/2016

    NOTA: Están legitimados para promover e interponer, según el art. 955 el recurso de revisión el penado y, cuando éste haya fallecido, su cónyuge, o quien haya mantenido convivencia como tal, ascendientes y descendientes, con objeto de rehabili...

  • Querella por delito de asesinato

    Fecha última revisión: 08/04/2016

    NOTA: Con la reforma hecha por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, se aumenta la pena de prisión de asesinato y pasa a ser de quince a veinticinco años (e...

  • Querella por blanqueo de bienes

    Fecha última revisión: 30/03/2016

    NOTA: El blanqueo es esencialmente doloso en la medida en que las conductas típicas deben estar presididas por el doble elemento, uno cognoscitivo referido a la procedencia de los bienes que traen causa de un hecho punible de carácter grave, as...

  • Querella por delito de descubrimiento y revelación de secretos

    Fecha última revisión: 23/03/2016

    NOTA: Con la Ley 1/2015, de 30 de marzo, se modifica el art. 197 del Código Penal, y se tipifica la cesión- sin autorización-, de imágenes o grabaciones audiovisuales de otra persona, aunque se hubieran obtenido con la anuencia de dicha person...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

NOVEDADLey 41/2015, de 5 de octubre, de modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para la agilización de la justicia penal y el fortalecimiento de las garantías procesales se sustituyó el plazo de un mes previsto para la instrucción de los procedimientos por un plazo de seis meses en los asuntos sencillos, y de dieciocho meses los asuntos complejos, siendo proorrogables. Excepcionalmente el juez podrá acordar una nueva prórroga por el tiempo que precise para poner fin a la investigación.

Además se establece un proceso de aceptación por decreto (monitorio penal), que permitirá que la propuesta sancionadora realizada por el fiscal se convierta en sentencia firme cuando el acusado, asistido por su abogado, acepte la pena solicitada. Este proceso permitirá una rápida respuesta penal para delitos como el de conducción bajo los efectos del alcohol y aligerará, por tanto, la carga de los Juzgados de lo Penal.

Se establece un nuevo proceso de aceptación por decreto, que permite que la propuesta sancionadora realizada por el fiscal se convierta en sentencia firme cuando el encausado, acepte la pena solicitada. Este proceso está pensado para delitos como el de conducción bajo los efectos del alcohol y aligerará, por tanto, la carga de los Juzgados de lo Penal.

A diferencia de lo que ocurre en el proceso civil, en el proceso penal, las partes no pueden configurar ni proponer el objeto del proceso, por consiguiente, las pretensiones de las partes no ostentan un papel decisivo. Así pues, en el proceso penal rigen los principios de necesidad y oficialidad, por lo que el mismo ha de iniciarse de oficio o a instancia de un órgano público.

Respecto a las características del objeto del proceso penal, cabe señalar el vínculo que existe entre el mismo y el derecho de acción, tanto en cuanto, una vez iniciado el proceso por una de las partes (ya sea a través del Ministerio Fiscal o por la acusación particular, popular o privada) por medio de querella criminal, se pone en conocimiento del órgano jurisdiccional aquel hecho que debe ser investigado por ser presuntamente constitutivo de delito o falta. En relación con lo anteriormente expuesto, el 277.4 ,LECrim establece que, la parte deberá poner de manifiesto una relación circunstanciada del hecho ejecutado, toda vez que, ante la comunicación del hecho criminal, la querella del Fiscal es inevitable. Así pues, una vez formulada la querella, en el supuesto de que sea admitida a trámite, el objeto del proceso ya existe, no obstante, ello no quiere decir que la regulación definitiva vaya a ser favorable. 

Otra de las características del proceso penal viene a ser su inmutabilidad, toda vez que no puede ser modificado ni eliminado, ni siquiera a instancia de parte. Asimismo, el objeto del proceso penal, también se caracteriza por su indisponibilidad.

Por otro lado, el hecho de determinar el objeto del proceso penal, resulta imprescindible a la hora de comprender otras instancias procesales:

 

  1. El objeto del proceso permite determinar la extensión y límites de la jurisdicción española frente a la extranjera en el orden penal (Art. 21,Art. 23 ,Ley Orgánica del Poder Judicial)
  2. Asimismo, el objeto del proceso penal, permite establecer la competencia penal genérica (9.3 ,Ley Orgánica del Poder Judicial).
  3. La naturaleza del objeto del proceso penal, permite determinar la competencia objetiva, tanto cuantitativa como cualitativamente.
  4. El objeto del proceso penal, determina los fueros que vienen a establecer la competencia territorial de los Tribunales (Art. 14-15 ,LECrim)
  5. El objeto del proceso penal permite determinar el presupuesto procesal de la legitimación.
  6. El objeto del proceso penal viene a establecer, asimismo, la clase del proceso, el cual será ordinario o especial.
  7. Finalmente, el objeto del proceso penal y su vinculación con otros hechos, concurriendo determinadas circunstancias, dará lugar a la denominada acumulación de procesos penales.

 

No obstante, el hecho de determinar el objeto del proceso penal adquiere su máxima relevancia cuando dos procesos se ponen en relación, es decir, la determinación de si existe litispendencia o cosa juzgada sólo es posible llevando a cabo una comparación de los objetos de ambos procesos.

 

El hecho criminal imputado

La LECrim no ofrece un concepto de objeto del proceso penal, a diferencia de lo que ocurre en otros ordenamientos europeos. Sin embargo, esto no significa que el objeto procesal no se tenga en cuenta por la ley, teniendo en cuenta su relevancia a la hora de determinar otros elementos. Además, el objeto del proceso penal permite esclarecer y juzgar un hecho criminal imputado a una persona en todas sus etapas:

 

  1. Procedimiento preliminar: En primer lugar se expresa la existencia objetiva del hecho; en segundo lugar, el Derecho Penal ha de considerar dicho hecho como punible y, en tercer lugar, habrá que determinar si ese hecho resulta imputable a una persona (Art. 299 ,LECrim)
  2. Fase intermedia: En el supuesto de que se admita esta fase, el hecho quedará delimitado y formado definitivamente.
  3. Fase del juicio oral: Una vez determinado el hecho así como la persona que ostentará la condición de acusado, esta fase sirve para llevar a cabo todas las investigaciones finales sobre el hecho punible así como sus consecuencias jurídicas, si las hubiere, debiendo producirse el fallo del Tribunal determinando la culpabilidad o la inocencia del acusado, así como de la pena que deberá cumplir en su caso y siempre que concurran todos los presupuestos procesales exigidos (Art. 666 ,LECrim).

No obstante, la determinación del elemento esencial objetivo del hecho en el proceso penal carece de cualquier relevancia teórica, pues el único modo de llevarlo a efecto es en la práctica, teniendo en cuenta el caso concreto. Por consiguiente, para identificar correctamente el hecho criminal imputado, han de tomarse casuísticamente todos y cada uno de los tipos de la legislación penal, así como realizar una descripción de todos los elementos esenciales de la acción material que los integran.

A los efectos de determinar cuáles son los caracteres esenciales que permiten identificar el objeto del proceso penal, nos encontraremos ante un mismo en el sentido de congruencia, litispendencia o cosa juzgada en los siguientes supuestos:

 

  1. Cuando exista identidad, ya sea total o parcial, en los actos de ejecución que el tipo penal recoge.
  2. Cuando, aún sin que concurra la identidad anteriormente manifestada, el objeto material del delito (bien jurídico protegido) sea el mismo.

 

La persona acusada

El segundo elemento que permite identificar el objeto del proceso, reviste carácter  subjetivo, toda vez que se corresponde  con la persona que es acusada. Esto es así como consecuencia de que una vez que la sentencia alcanza la fuerza de cosa juzgada, la persona condena o absuelta en la misma es inseparable del hecho criminal en virtud del cual, habiendo sido acusada, finalmente ha resultado condenada o absuelta. Así pues, el elemento subjetivo del objeto penal no puede comprenderse sin el subjetivo y viceversa.

 

La conexión de objetos

Con la reforma hecha por la Ley 41/2015, de 5 de octubre, de modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para la agilización de la justicia penal y el fortalecimiento de las garantías procesales se modifican las reglas de conexidad para evitar la acumulación de causas en "macroprocesos". La regla será que cada delito dará lugar a la formación de un único procedimiento.

La acumulación por conexión se realizará en casos tasados. Fuera de ellos, la instrucción conjunta de varios delitos sólo tendrá sentido en situaciones excepcionales y a petición del fiscal que asegurará la unificación de criterios. Con esta medida se evitará el colapso de los juzgados por asuntos inabarcables.

La conexión (denominada acumulación de procesos en el ámbito civil), determina la existencia de varios delitos que son imputados a una sola persona o a varias. Es el Art. 17 ,LECrim el que viene a establecer en qué supuestos existe conexión:

 

  1. Delitos cometidos simultáneamente por dos o más personas reunidas, siempre que éstas vengan sujetas a diversos jueces o tribunales ordinarios o especiales, o que puedan estarlo por la índole del delito.
  2. Delitos cometidos por dos o más personas en distintos lugares o tiempos si hubiere habido concierto para ello.
  3. Delitos cometidos como medio para perpetrar otros o facilitar su ejecución.
  4. Delitos cometidos para procurar la impunidad de otros delitos.
  5. Delitos que se imputan a una persona al incoarse contra la misma causa por cualquiera de ellos, en el supuesto de que tuvieren analogía o relación entre sí y no hubieren sido todavía sentenciados.

 

Finalmente, cabe señalar que, la ley nada establece respecto del régimen jurídico de la conexión de objetos, salvo en lo que respecta al Art. 300 ,LECrim (la formación de un único sumario), de donde se deriva que todos los sujetos pasivos deberán ser sometidos a una sola causa y juzgados por medio de una sola sentencia, la cual es cierto que podrá ostentar varios contenidos dependiendo de los acusados.

No hay versiones para este comentario

Objeto del proceso penal
Objeto del proceso
Querella
Sentencia firme
Conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas
Investigado o encausado
Litispendencia
Acumulación de procesos
Límites de la jurisdicción
Competencia territorial
Competencia objetiva
Hecho delictivo
Fase intermedia
Tipo penal
Actos de ejecución