El objeto social como norma general de creación de la sociedad

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • El contrato de sociedad

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    La sociedad es un contrato por el cual dos o más personas se comprometen a poner en común bienes o industria para obtener un lucro. Se trata de un contrato de colaboración caracterizado por el fin perseguido, el ánimo de lucro, y por la creac...

  • Efectos de la constitución de una sociedad

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El contrato de sociedad, como contrato de organización, tiene como efecto principal la creación de esta organización, de forma que trata de regularla dentro de los límites consentidos por la Ley, lo cual va a dar origen no simplemente a una relac...

  • Regulación del contrato de sociedad

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    El contrato de sociedad es aquel que surge como una asociación de personas reunidas con el mismo fin. Se diferencian de las sociedades mercantiles principalmente por su objeto, que no es comercial, aunque puede darse el caso de que a pesar de no ser...

  • Normas generales de creación de la sociedad

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El contrato de sociedad es un contrato de organización, y la organización que surge se puede configurar según los distintos tipos sociales.Los diferentes tipos se distinguen entre sí por dos circunstancias:Primero, por su aspecto funcional, por l...

  • La liquidación de las sociedades

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    La liquidación de la sociedad comprende una serie de actos que van dirigidos a la satisfacción de los acreedores sociales y a la distribución del patrimonio social remanente entre los socios. Las normas de liquidación se encuentran contenidas en...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 25/01/2016

Es imprescindible distinguir entre el objeto del contrato de sociedad y el objeto de las obligaciones de los socios. Por objeto del contrato de sociedad se entiende las obligaciones que engendra para los socios, mientras que el objeto de las obligaciones de los socios son las aportaciones que deben de realizar al patrimonio social, con el fin de que la sociedad pueda realizar la actividad para cuya consecución se constituye.

 

El objeto del contrato de sociedad se reduce fundamentalmente a las obligaciones de aportar al fondo común, tal y como expresa el Art. 116 ,Código de Comercio, para constituir un patrimonio social con el que explotar una actividad económica. El nacimiento de esta obligación coincide con la perfección del contrato de sociedad y su exigibilidad puede encontrarse en uno de los siguientes supuestos:

  • Puede no aportarse nada en el momento constitutivo, sino en un momento posterior, casos de la sociedad colectiva  y la sociedad comanditaria.
  • La aportación debe de realizarse íntegramente en el momento constitutivo, como en caso de las sociedades de responsabilidad limitada.
  • Debe de cumplirse parcialmente la obligación de aportar en el momento constitutivo, como en el caso del la sociedad anónima, en la que hay que desembolsar un mínimo del 25% en un primer momento.

En cuanto a los efectos del incumplimiento de la obligación de aportar, no resultan aplicables los remedios ordinarios del Derecho de contratos. En su lugar se distingue entre el incumplimiento de la obligación, contenida en los Art. 170 ,Código de Comercio y Art. 218 ,Código de Comercio, y el simple retraso o demora contenido en el Art. 171 ,Código de Comercio. La Ley de Sociedades de Capital prevé igualmente las consecuencias del retraso por el accionista en cumplimiento de su deber de aportación de los desembolsos pendientes, así  lo contemplan los Art. 83 ,Ley de Sociedades de Capital y Art. 84 ,Ley de Sociedades de Capital.

En cuanto al objeto de la obligación de los socios, conocida como la aportación, hay que decir que se refiere al hecho de que la aportación comprometida por cada uno de los socios se fija y delimita en el contrato y que su naturaleza depende de la clase, tipo o forma de la sociedad. Los Art. 1665 ,Código Civil y el Art. 116 ,Código de Comercio establecen de manera genérica que la aportación puede consistir en dinero, bienes o industria, estas aportaciones pueden ser de tres clases.

  • No puede aportarse trabajo a la sociedad anónima ni a la comanditaria por los socios de ellas.
  • El trabajo de los socios puede ser objeto de prestación accesoria, pero jamás objeto de aportación a capital, como es el caso de las sociedades anónimas y las sociedades de responsabilidad limitada. Esta aportación social se puede hacer a título de dominio o a título de mero uso.

No hay versiones para este comentario

Contrato de sociedad
Objeto del contrato
Patrimonio social
Objeto social
Incumplimiento de las obligaciones
Sociedad de capital
Actividades económicas
Perfeccionamiento del contrato
Sociedad de responsabilidad limitada
Sociedad colectiva
Sociedad Comanditaria
Desembolsos pendientes
Accionista
Objeto de la obligación
Título de dominio
Aportaciones sociales