La protección de los consumidores y usuarios en la contratación mercantil

Pertenece al Grupo
Incluídos en este Concepto
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Derechos básicos de los consumidores y usuarios

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 26/05/2017

    Son derechos básicos de los consumidores y usuarios, los establecidos en el L-5057769-articulo8 de la Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.Los poderes públicos deberán proteger de forma prioritaria estos derechos, cuando guarden rela...

  • Cuestiones generales sobre la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 07/06/2017

    Regula los derechos básicos de los consumidores y usuarios, las asociaciones de consumidores y usuarios, la potestad sancionadora en materia de consumo, los procedimientos judiciales y extrajudiciales de protección de los consumidores y usuarios, l...

  • Los contratos de los consumidores y usuarios y sus garantías

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 21/07/2017

    Se entiende por contratos con consumidores y usuarios los realizados entre un consumidor o usuario y un empresario.Aquellos contratos que incorporen condiciones generales de la contratación estarán sometidos además de a la RDLeg. 1/2007 de 16 de N...

  • Introducción a la defensa de los consumidores y usuarios

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 06/11/2017

    Son consumidores y usuarios las personas físicas que actúen con un propósito ajeno a su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión.Se les reconoce esta condición, a efectos de la Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, a la...

  • Las cláusulas abusivas en los contratos con consumidores y usuarios

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 31/10/2017

    Las cláusulas abusivas son estipulaciones no negociadas de forma individual que sean contrarias a la buena fe y que perjudiquen al consumidor, causando un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones que las partes tengan en virtud del co...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 30/05/2017

Por disposición del Art. 19 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, los legítimos intereses económicos y sociales de los consumidores y usuarios deberán ser respetados en los términos establecidos en esta norma, aplicándose, además, lo previsto en las normas civiles, mercantiles y las demás normas comunitarias, estatales y autonómicas que resulten de aplicación. 

Los derechos reconocidos por la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios constituyen una protección de los mismos. Estos son:

a) La protección contra los riesgos que puedan afectar su salud o seguridad.

b) La protección de sus legítimos intereses económicos y sociales; en particular frente a las prácticas comerciales desleales y la inclusión de cláusulas abusivas en los contratos.

c) La indemnización de los daños y la reparación de los perjuicios sufridos.

d) La información correcta sobre los diferentes bienes o servicios y la educación y divulgación para facilitar el conocimiento sobre su adecuado uso, consumo o disfrute.

e) La audiencia en consulta, la participación en el procedimiento de elaboración de las disposiciones generales que les afectan directamente y la representación de sus intereses, a través de las asociaciones, agrupaciones, federaciones o confederaciones de consumidores y usuarios legalmente constituidas.

f) La protección de sus derechos mediante procedimientos eficaces, en especial ante situaciones de inferioridad, subordinación e indefensión.

Además de lo previsto en la RDLeg. 1/2007 de 16 de Nov (TR. Ley para defensa de los consumidores y usuarios), la protección de los consumidores y usuarios se encuentra prevista en otras normas como las siguientes:

Ley 7/1998 de 13 de Abr (Condiciones generales de la contratación)

→ Ley 34/2002 de 11 de Jul (Servicios de la sociedad de la informacion y de comercio electronico)

→ Ley 16/2011 de 24 de Jun (Contratos de crédito al consumo)

→ Ley 3/1991 de 10 de Ene (Competencia desleal)

→ Ley 7/1996 de 15 de Ene (Ordenación del Comercio Minorista)

Como también, consumidores y usuarios encuentran protección en Directivas comunitarias, como por ejemplo la DIRECTIVA 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores..

Destaca también el REGLAMENTO (CE) Nº 2006/2004 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de octubre de 2004 sobre la cooperacion entre las autoridades nacionales encargadas de la aplicacion de la legislacion de proteccion de los consumidores («Reglamento sobre la cooperacion en materia de proteccion de los consumidores») (Texto pertinente a efectos del EEE), configurado como un reglamento que establece las condiciones en las que las autoridades competentes de los Estados miembros designadas como encargadas de la aplicación de la legislación protectora de los intereses de los consumidores deberán cooperar entre ellas y con la Comisión para garantizar el cumplimiento de dicha legislación y el buen funcionamiento del mercado interior, y para mejorar la protección de los intereses económicos de los consumidores.

Como el propio Parlamento Europeo expresa:

“Las medidas europeas de protección de los consumidores tienen por objeto proteger la salud, la seguridad y los intereses económicos y jurídicos de los consumidores europeos, independientemente del lugar en el que residan o al que viajen y del lugar donde realicen sus compras dentro de la Unión. La legislación de la Unión regula tanto las transacciones físicas como el comercio electrónico, e incluye tanto normas de aplicación general como disposiciones dirigidas a productos específicos, en particular, medicamentos, organismos modificados genéticamente, productos del tabaco, cosméticos, juguetes y explosivos.”

Desde Europa las medidas de protección de los consumidores se centran en dos objetivos:

  • garantizar que todos los consumidores de la Unión, dondequiera que residan, viajen o compren en la Unión, disfruten de un nivel común elevado de protección contra los riesgos y amenazas para su seguridad y sus intereses económicos;
  • aumentar la capacidad de los consumidores para defender sus propios intereses.

Dentro de la protección de los intereses económicos de los consumidores en el ámbito europeo, es de destacar:

Protección en los contratos de venta a distancia y los contratos negociados fuera de establecimientos mercantiles, la venta de bienes y garantías, y las cláusulas abusivas en los contratos.

Como informa el Parlamento Europeo, el 13 de junio de 2014, la Directiva 2011/83/UE, de 25 de octubre de 2011, sobre los derechos de los consumidores sustituyó a la Directiva 85/577/CEE del Consejo y a la Directiva 97/7/CE, estableciendo normas uniformes sobre los aspectos comunes relativos a los contratos a distancia y los celebrados fuera del establecimiento mercantil. Dicha Directiva modificó asimismo la Directiva 93/13/CEE del Consejo sobre las cláusulas abusivas en los contratos y la Directiva 1999/44/CE sobre determinados aspectos de la venta y las garantías de los bienes de consumo. Gracias a ella se reforzaron los derechos de los consumidores mediante el establecimiento de normas relativas a la información que se les debe proporcionar, la regulación del derecho de desistimiento y la armonización de determinadas disposiciones contractuales.
La Directiva 2002/65/CE regula la comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores.

Protección en las prácticas comerciales desleales, publicidad engañosa y publicidad comparativa

La Directiva 2005/29/CE relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores prohíbe las prácticas engañosas y agresivas, las «prácticas abusivas» (como la venta bajo presión, la publicidad engañosa y la publicidad desleal), así como las prácticas de venta que recurran a la coacción, con independencia del lugar de compraventa. En ella se recogen los criterios utilizados para definir una práctica comercial agresiva (acoso, coacción e influencia indebida), así como una «lista negra» de las prácticas comerciales desleales. La Directiva 2006/114/CE sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa prohíbe las prácticas publicitarias engañosas. Establece asimismo las condiciones en las que se permite la publicidad comparativa. (Fuente: Parlamento Europeo)

Protección en la responsabilidad por los daños causados por productos defectuosos y la indicación de precios

La Directiva 85/374/CEE, modificada por la Directiva 99/34/CEE, establece el principio de responsabilidad objetiva del productor en caso de daños provocados por un producto defectuoso. El consumidor perjudicado que desee obtener una compensación debe poder demostrar el daño, el defecto en el producto y la relación de causa-efecto entre ambos elementos en un plazo de tres años. La Directiva 98/6/CE sobre los precios por unidad obliga a los comerciantes a indicar el precio de venta y el precio por unidad de medida a fin de mejorar y simplificar las comparaciones de precios y de cantidades entre los productos comercializados.

La Directiva 1999/44/CE establece garantías para los productos adquiridos por los consumidores, para lo cual exige a los comerciantes que venden bienes de consumo en la Unión que subsanen los defectos existentes en el momento de la entrega que se manifiesten en el plazo de dos años. (Fuente: Parlamento Europeo)

Por último, dentro del ámbito comunitario, destaca la denominada “Red Judicial Europea en materia civil y mercantil”.

Esta red fue creada mediante la Decisión 2001/470/CE con objeto de simplificar la vida de los ciudadanos confrontados a litigios de ámbito transfronterizo, mejorando los mecanismos de cooperación judicial entre los Estados miembros en materia civil y mercantil y aportándoles información práctica que les facilite el acceso a la justicia.

El Reglamento (CE) n.º 2006/2004 establece una red de autoridades nacionales encargadas de la aplicación efectiva de la legislación de la Unión en materia de protección de los consumidores a las que obliga, desde el 29 de diciembre de 2005, a cooperar a fin de garantizar la aplicación de la legislación de la Unión y poner fin a cualquier infracción dentro de la UE, recurriendo para ello a los instrumentos jurídicos apropiados, como las cesaciones. (Fuente: Parlamento Europeo)

No hay versiones para este comentario

Consumidores y usuarios
Defensa de consumidores y usuarios
Clausula contractual abusiva
Cláusula abusiva
Prácticas comerciales desleales
Comercio electrónico
Indemnización del daño
Condiciones generales de la contratación
Publicidad engañosa
Contrato de crédito al consumo
Competencia desleal
Establecimientos mercantiles
Derechos de los consumidores y usuarios
Comercio minorista
Comisiones
Coacciones
Amenazas
Comerciantes
Comercialización
Derecho de desistimiento
Servicios financieros
Acoso
Responsabilidad objetiva
Responsabilidad por daños causados
Principio de responsabilidad
Productos defectuosos
Daños causados por productos defectuosos
Precio de venta
Ciudadanos