Recargo de prestaciones en caso de accidente de trabajo y enfermedad profesional

Pertenece al Grupo
Incluídos en este Concepto
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 02/06/2015

El Art. 164 ,Ley General de la Seguridad Social, establece que todas las prestaciones económicas que tengan su causa en accidente de trabajo - o enfermedad profesional -se aumentarán, según la gravedad de la falta, de un 30 a un 50 por 100, cuando la lesión se produzca por máquinas, artefactos o en instalaciones, centros o lugares de trabajo que carezcan de los dispositivos de precaución reglamentarios, los tengan inutilizados o en malas condiciones, o cuando no se hayan observado las medidas generales o particulares de seguridad e higiene en el trabajo, o las elementales de salubridad o las de adecuación personal a cada trabajo, habida cuenta de sus características y de la edad, sexo y demás condiciones del trabajador.

NOVEDAD: El Supremo en su Sentencia TS, Sala de lo Social, de 23/03/2015, Rec. 2057/2014, ha cambiado su doctrina respecto a quién es el responsable del recargo de de prestaciones por incumplimiento de las medidas de seguridad en el trabajo, en el caso de sucesión de empresas. El cambio de criterio se ha debido a la aplicación de la jurisprudencia comunitaria sobre el tema y que establece que la responsabilidad del recargo de prestaciones también se trasmite en el caso de sucesión de empresas, por lo que el obligado será la empresa sucesora.

La responsabilidad del pago del citado recargo recaerá directamente sobre el empresario infractor y no podrá ser objeto de seguro alguno, siendo nulo de pleno derecho cualquier pacto o contrato que se realice para cubrirla, compensarla o transmitirla.

La responsabilidad que se estudia en este apartado es independiente y compatible con las de todo orden, incluso penal, que puedan derivarse de la infracción.

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha declarado en las sentencias TSJ Galicia, de 14/11/2002, Rec. 4822/2002,TS, Sala de lo Social, de 25/10/2005, Rec. 3552/2004, TS, Sala de lo Social, de 18/10/2007, Rec. 2812/2006, que la incoación de diligencias penales no debe dar lugar a la suspensión de un procedimiento administrativo de imposición del recargo de las prestaciones de accidentes de trabajo, por la concurrencia de falta de medidas de seguridad en la producción del accidente.

Como dice la última de las sentencias citadas, el fundamento de estas decisiones estriba por una parte en la naturaleza especial de dichas indemnizaciones a cargo de las empresas infractoras, y en la interpretación de los preceptos legales (apdo. 1, Art. 86 ,LJS) y reglamentarios (Real Decreto 1300/1995, de 21 de julio y OM 18-1-1996) en la materia. La conclusión del razonamiento es que "este recargo no afecta al principio non bis in idem", por lo que se desestimó el recurso del INSS, que reclamaba la suspensión de la tramitación de un procedimiento de imposición de recargo de prestaciones hasta tanto recayera resolución que pudiera fin al proceso penal en curso por causa del mismo accidente.

La mencionada Sentencia TS, Sala de lo Social, de 14/02/2012, Rec. 1535/2011 afirma que el referido recargo tiene, entre otras, las siguientes características principales (1):

  • a) Un carácter sancionador y por esa razón el precepto legal regulador de este aumento porcentual ha de ser interpretado restrictivamente.
  • b) El recargo "es una pena o sanción que se añade a una propia prestación, previamente establecida y cuya imputación sólo es atribuible, en forma exclusiva, a la empresa incumplidora de sus deberes en materia de seguridad e higiene en el trabajo" .
  • c) Se trata de responsabilidad empresarial cuasi-objetiva con escasa incidencia de la conducta del trabajador.
  • d) En orden a su abono, está exento de responsabilidad el INSS como sucesor del Fondo de Garantía de Accidentes de Trabajo, recayendo la responsabilidad directa y exclusivamente sobre el empresario, lo que se fundamenta como una consecuencia de su carácter sancionatorio.
  • e) En la vía jurisdiccional cabe modular la cuantía porcentual del recargo fijada por Juez de instancia, pudiendo la Sala de suplicación moderar ese porcentaje cuando el recargo impuesto no guarde manifiestamente proporción con la directriz legal de fijarse en atención a la "gravedad de la falta", con independencia del daño causado al trabajador.

 

ESQUEMA DEL PROCEDIMIENTO A SEGUIR PARA LA IMPOSICIÓN DEL RECARGO DE PRESTACIONES ECONÓMICAS.

 

No hay versiones para este comentario

Recargo de prestaciones
Accidente laboral
Subrogación empresarial
Prestación económica
Accidente de Trabajo o Enfermedad Profesional
Enfermedad profesional
Medidas de seguridad en el trabajo
Falta de medidas de seguridad
Principio non bis in idem
Sucesor
Responsabilidad directa