Regulación de la jornada laboral de los artistas en espectáculos públicos

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Jornada laboral en el interior de minas

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 13/01/2016

    En los trabajos de interior en minas, la duración de la jornada será de treinta y cinco horas de trabajo efectivo semanal, sin perjuicio de que en la negociación colectiva puedan establecerse módulos para la determinación de la jornada distintos...

  • Régimen general de la jornada laboral

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 19/02/2016

    La jornada laboral es el tiempo que el trabajador dedica a la realización de las actividades por las que recibe un salario por parte del empresario. La Directiva 93/104/CE del Consejo, de 23 de noviembre de 1993, define el tiempo de trabajo como tod...

  • Ausencias al trabajo retribuidas

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 15/01/2016

    La legislación laboral regula la existencia de algunos períodos de descanso que, a pesar de no dedicarse a la prestación de servicios, son objeto de retribución. El hecho de que durante tales períodos no se presten servicios no resta a su retrib...

  • Duración, límites y registro de la jornada laboral

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 20/05/2016

    La duración y los límites de la jornada laboral vienen establecidos por el Art. 34 ,ET  y el convenio colectivo de aplicación. Del mismo modo la norma estatutaria establece el registro obligatorio de las horas extraordinarias (apdo. 5, Art. 35 ,E...

  • Jornada de trabajadores fijos-discontinuos

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 09/06/2016

    Con carácter general, la jornada del contrato fijo discontinuo se concertará a tiempo completo. No obstante, la prestación de servicios, por la propia discontinuidad de la actividad, irá en función del trabajo existente en cada momento en la emp...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 24/02/2016

La jornada laboral del artista comprenderá la prestación efectiva de su actividad artística ante el público y el tiempo en que está bajo las órdenes de la Empresa, a efectos de ensayo o de grabación de actuaciones. Quedará excluida, en todo caso, la obligatoriedad de realización de ensayos gratuitos. Las peculiaridades en relacion con el tiempo de trabajo de esta relación laboral especial se desarrollan el vigente Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto.

 

El carácter altamente peculiar del contexto en el que el artista desarrolla su actividad laboral (espectáculo público) configura elementos básicos como características del tiempo de trabajo, el tiempo de trabajo efectivo, la distribución de la jornada, los descansos semanales, etc. El artista, por tanto, se obliga no sólo a realizar la concreta clase de servicios artísticos o de exhibición que constituye el objeto de su obligación principal, sino, además, a realizarlos de acuerdo con unas específicas previsiones temporales.

La jornada

  1. La jornada del artista comprenderá la prestación efectiva de su actividad artística ante el público y el tiempo en que esta bajo las ordenes de la empresa, a efectos de ensayo o de grabación de actuaciones.
    Quedará excluida, en todo caso, la obligatoriedad de realización de ensayos gratuitos.
  2. En materia de duración y distribución de la jornada se estará a lo que se disponga en el convenio colectivo o pacto individual, con respeto, en todo caso, de la normativa del Estatuto de los Trabajadores en lo referente a la duración máxima de la jornada.
  3. Por convenio colectivo o pacto individual se regulará, en su caso, el régimen de los desplazamientos y giras.

a) Duración de la jornada

A través de la negociación colectiva o del pacto individual, puede fijarse la duración de la jornada de trabajo del artista, respetándose siempre el límite de la duración máxima de cuarenta horas semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual (art. 34.1, ET). Resultaría ilegal cualquier pacto individual o colectivo que estableciese una duración de la jornada superior a las 40 horas semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual (arts. 3.1.c y 3.3, ET)

b) Tiempos computables como de trabajo efectivo

Según indica el artículo 34.1, párrafo segundo, del ET deberá tenerse en cuenta que las cuarenta horas semanales de promedio en cómputo anual son de “trabajo efectivo”. A efectos de calcular la duración máxima de la jornada del artista se consideran incluidos los tiempos destinados a las actuaciones ante el público, así como los de grabación de la actividad, actos éstos que, a fin de cuentas, constituyen el objeto mismo del contrato. También tendrán esta consideración los tiempos dedicados a ensayos, dado el carácter plural de la prestación artística, que incluye, como se dijo, tanto la actuación pública como los ensayos del espectáculo.

La prohibición de la obligatoriedad de realizar ensayos gratuitos origina que todos los ensayos, sin excepción, deben computarse como de trabajo efectivo. No obstante, cuando el ensayo no sea impuesto por la empresa, sino realizado a petición del artista, no tendrá la consideración de tiempo efectivo de trabajo y podrá ser gratuito.

Por convenio colectivo o el pacto individual se regularán, en su caso, el régimen de los desplazamientos y las giras. Los tiempos empleados en desplazamientos y giras están enteramente en manos de la negociación colectiva y, en su defecto, del pacto individual, instrumentos éstos que deberán precisar si computan o no a efectos de duración máxima de la jornada, estableciendo a su vez el régimen jurídico que corresponda.

Por lo demás, la negociación colectiva considera como de trabajo efectivo determinados tiempos de descanso reconocidos al artista durante el desarrollo de su jornada diaria, así como ciertas actividades de preparación o calentamiento del profesional previas a la actuación pública.

c) Tiempos de disponibilidad o presencia

El artículo 7.3 del Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, por el que se regula la relación laboral especial de los artistas en espectáculos públicos, establece que mediante la negociación colectiva se regulará, en su caso, el tratamiento retributivo de aquellos tiempos en los que, sin estar comprendidos en la noción de jornada de trabajo del artículo siguiente, el trabajador se encuentre en situación de disponibilidad respecto del empresario.

No establece, el citado Real Decreto qué deba entenderse exactamente por tales tiempos, pero sí queda claro que no se trata de tiempos computables como de trabajo efectivo. No son, pues, tiempos destinados a la actuación pública, ni a grabar o ensayar el espectáculo, pues éstos tienen la expresa consideración de trabajo efectivo.

d) Distribución de la jornada

El estudiado artículo 8.2 del Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, instaura que la negociación colectiva y el contrato de trabajo gozan de absoluta libertad a la hora de establecer la concreta distribución de la jornada, sin límite alguno en este caso, puesto que la exigencia de respeto al ET queda referida únicamente a la duración máxima de la misma, y no a la distribución del tiempo de trabajo, debido, sin duda, a las propias características de los rodajes o grabaciones, resulta difícil preestablecer una jornada diaria y un horario de trabajo

El respeto de la duración máxima de la jornada estatutariamente prevista alcanza las doce horas de descanso entre jornadas o las nueve horas máximas de trabajo efectivo diario.

e) Trabajo nocturno de los menores

La autoridad laboral podrá autorizar excepcionalmente la participación de menores de dieciséis años en espectáculos públicos, siempre que dicha participación no suponga peligro para su salud física ni para su formación profesional y humana. Sobre este mismo tema el Estatuto de los Trabajadores (art. 6.2) establece que los trabajadores menores de dieciocho años no podrán realizar trabajos nocturnos ni aquellas actividades o puestos de trabajo que el Gobierno, a propuesta del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, previa consulta con las organizaciones sindicales más representativas, declare insalubres, penosos, nocivos o peligrosos, tanto para su salud como para su formación profesional y humana (arts. 7-9, RD 1435/1985, de 1 de agosto). Ver formularios Solicitud de autorización para la contratación de un menor de 16 años., Autorización por parte del representante legal de un menor de edad para que pueda ser contratado
En materia de ordenación del tiempo de trabajo, las partes gozan de libertad plena para, a través del contrato individual o del convenio colectivo, establecer la que consideren oportuna, debiendo respetar la regulación contenida en el ET sólo en lo referente a la duración máxima de la jornada. No obstante, la transposición de la Directiva 94/33/CE, relativa a la protección de los jóvenes en el trabajo, prohíbe, con carácter general, el trabajo nocturno de los menores, pero permite a los Estados miembros autorizar por vía legislativa o reglamentaria el trabajo nocturno de los menores calificados como “adolescentes” (todo joven de 15 años como mínimo, pero menor de 18 años, que ya no esté sujeto a edad de escolaridad obligatoria impuesta por la legislación nacional), en relación a determinadas actividades, entre las que se encuentran las de carácter artístico. Por el contrario, los denominados “niños” (menores de 15 años o jóvenes aún sujetos a la edad de escolarización obligatoria) no podrán trabajar en ningún caso en franja nocturna.

Como se adelantó, el Estado español llevó a cabo la trasposición de la Directiva 94/33/CE en el año 1995, pero no hizo uso de la posibilidad concedida por la norma comunitaria para excepcionar la prohibición del trabajo nocturno de los adolescentes, y no es posible en este contexto interpretar que el silencio del RDAEP en relación al trabajo nocturno de menores es equivalente a la regulación de una excepción a la prohibición contenida en la Directiva 94/33/ce, pues indubitadamente la norma comunitaria exige a los Estados miembros que la excepción se haga valer de forma expresa, mediante ley o reglamento.
En la actualidad, dado que el gobierno español no ha utilizado la posibilidad concedida por la norma comunitaria para excepcionar la prohibición del trabajo nocturno de los adolescentes, el trabajo nocturno de los menores también está vetado en relación a las actividades artísticas, sin que ello sea óbice para que en un futuro se haga uso de la excepción posibilitada por la Directiva, permitiendo, por vía legal o reglamentaria, el trabajo de los adolescentes, y sin olvidar que, en todo caso, los menores de 15 años y los que aún estén sujetos a la escolaridad obligatoria no podrían de ningún modo acogerse a la excepción.
f) Descanso semanal

Los artistas en espectáculos públicos disfrutarán de un descanso mínimo semanal de día y medio, que será fijado de mutuo acuerdo, y que no coincidirá con los días en que haya de realizarse ante el público la actividad artística de que se trate. Si no es posible el disfrute ininterrumpido del descaso semanal, podrá fraccionarse, respetando, en todo caso, un descanso mínimo ininterrumpido de veinticuatro horas, salvo que, mediante pacto individual o colectivo se estableciera la acumulación por períodos de hasta cuatro semanas del disfrute del descanso semanal (art. 9.1, RD 1435/1985, de 1 de agosto).

Por lo que se refiere a la duración del descanso semanal, las treinta y seis horas actúan como mínimo de derecho necesario relativo, de manera que la negociación colectiva o el acuerdo de las partes podrán ampliarla, pero no reducirla (arts 3.1.c y 3.3, ET). Más difícil resulta establecer cuál será la duración del descanso del artista menor de edad, pues la norma reglamentaria guarda silencio al respecto y, como se sabe, el ET la cifra en 48 horas consecutivas, como mínimo. Para la correcta resolución de esta cuestión hemos de recurrir nuevamente al análisis de la Directiva 94/33/ce del consejo de 22 de junio de 1994 relativa a la protección de los jóvenes en el trabajo. La norma comunitaria permite que por razones técnicas o de organización se reduzca el periodo de descanso, si bien no podrá nunca ser inferior a 36 horas consecutivas. En este caso, la Directiva no exige que la excepción se haga valer por vía legislativa o reglamentaria, por lo que cabe interpretar que podrá ser la negociación colectiva la que adopte las medidas necesarias al respecto. De esta manera mediante los convenios colectivos reguladores del trabajo artístico podrían lícitamente reducir la duración del descanso semanal de los artistas menores de edad, siempre que la organización del espectáculo razonablemente lo exigiera. Lo cierto es, sin embargo, que hoy por hoy ningún texto convencional se ha pronunciado en ese sentido, por lo que, de hecho, y habida cuenta del panorama normativo vigente, el descanso del artista menor de edad es de 48 semanales.

Disfrute del descanso semanal

El disfrute del descanso semanal se fijará de mutuo acuerdo, tanto colectivo como individual, con el límite de que no se haga coincidir con los días en que haya de realizarse ante el público la actividad artística o de exhibición. Si no es posible el disfrute ininterrumpido del descanso semanal, podrá fraccionarse, respetando en todo caso un descanso mínimo de veinticuatro horas, salvo que mediante pacto individual o colectivo se estableciera la acumulación por periodos de hasta cuatro semanas. Cabe efectuar distintas lecturas de este enunciado normativo, pues, ciertamente, no destaca por su claridad. La conjunción “salvo que”, lejos de evidenciar la disyuntiva, oscurece sobremanera la interpretación del precepto.

g) Fiestas y permisos

Cuando no puedan disfrutarse las fiestas incluidas en el calendario laboral por desarrollarse en ellas la actividad artística ante el público, se trasladará el descanso a otro día dentro de la semana, o del período más amplio que se acuerde (art. 9.2, RD 1435/1985, de 1 de agosto). La norma no exige pacto para trasladar el descanso de la fiesta no disfrutada a un periodo más amplio que el de la semana en la que tuvo lugar; por el contrario, el empresario, de forma unilateral, podrá decidir que la fiesta no se disfrutará en la misma semana en la que se produjo. Lo que exige la norma es que las partes acuerden cuál será, en concreto, ese periodo más amplio (las dos semanas posteriores, el mes siguiente, etc.), y la fijación de tal periodo de mutuo acuerdo vincula al empresario, que no podrá extralimitar los parámetros temporales pactados.

Se ha interpretado dicha previsión en el sentido de que, cuando la fiesta no disfrutada vaya a trasladarse a otro día dentro de la misma semana, la decisión podrá ser unilateralmente adoptada por el empresario, en tanto su traslado a otro periodo distinto de la propia semana en la que la festividad se produjo, requiere pacto colectivo o individual.

h) Vacaciones del artista

Los artistas en espectáculos públicos tendrán derecho a unas vacaciones anuales retribuidas, cuya duración mínima será de treinta días naturales.
Cuando el artista no preste servicios en todos los días que en el conjunto del año tienen la consideración de laborales, la retribución de los descansos se reducirá proporcionalmente, pudiendo incluirse la misma en la retribución global correspondiente a los días de trabajo efectivo, particularmente cuando se pacten tales retribuciones como correspondientes a unidades especificas del trabajo artístico, como actuaciones, giras, rodajes y similares (art. 9.3, RD 1435/1985, de 1 de agosto).

No hay versiones para este comentario

Negociación colectiva
Jornada laboral
Grabación
Convenio colectivo
Trabajo nocturno
Descanso semanal
Artistas en espectáculos públicos
Relaciones laborales de carácter especial
Jornada diaria
Menor de edad
Actividad laboral
Formación profesional
Obligación principal
Menor de dieciséis años
Horas de trabajo efectivo
Contrato de Trabajo
Autoridad laboral
Descanso interjornadas
Trabajador menor de edad
Sindicatos
Puesto de trabajo
Ius cogens
Causas técnicas
Voluntad unilateral
Calendario laboral
Vacaciones
Días naturales
Vacaciones anuales retribuidas