Regulación de la legítima colectiva en Aragón

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Regulación de la legítima en las Islas Baleares

    Órden: Civil Fecha última revisión: 15/09/2017

    La Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, en base al ejercicio de la competencia asumida en materia de Derecho Civil, procedió a la regulación de la legítima a través del Decreto Legislativo 79/1990, de 6 de septiembre, por el que se aprueba ...

  • Regulación de la legítima en Cataluña

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Cataluña, en base al ejercicio de la competencia asumida en materia de Derecho Civil, procedió a la regulación de la legítima a través de la Ley 10/2008, de 10 de julio, del libro cuarto del Código Civil de Cataluña, concretamente en los Art...

  • Regulación de la legítima en el proceso de sucesión forzosa

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    La legítima debe ser considerada, conforme a lo establecido en el Art. 806 ,Código Civil, como "la porción de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos, llamados por esto herederos forzosos"....

  • El cálculo de la legítima en la sucesión forzosa del Código Civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Para el cálculo de la legítima es necesario realizar varias operaciones, fundamentalmente las llamadas de computación y de imputación. Además, en los casos que proceda, será necesario abordar una fase denominada reducción. Por su importancia...

  • Regulación de la legítima de la sucesión forzosa en el País Vasco

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

     El País Vasco, en base al ejercicio de la competencia asumida en materia de Derecho Civil, procedió a la regulación de la legítima a través de la Ley 5/2015, de 25 de junio, de Derecho Civil Vasco, concretamente en los Art. 47-60 ,Ley 5/2015...

Ver más documentos relacionados
  • Demanda reclamando la legítima

    Fecha última revisión: 07/04/2016

      NOTA: Según el Art. 806 del Código Civil, la legítima es la porción de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a los herederos forzosos. La parte actora es una heredera forzosa, y demanda a los que pretenden cr...

  • Demanda de juicio ordinario impugnando testamento por desheredación

    Fecha última revisión: 06/04/2016

    NOTA: El artículo 756 del Código Civil recoge las causas de indignidad que determinan a los incapaces para suceder. A mayores, en los artículos 853, 854 y 855 del CCivil se recogen, respectivamente, justas causas para desheredar a hijos y descendi...

  • Cláusula de usufructo universal

    Fecha última revisión: 05/04/2016

      NOTA: La cláusula testamentaria del usufructo universal también conocida como "cautela socini" supone que el testador atribuye a los legitimarios un valor superior a su legítima pero enteramente gravado, ya que tienen la carga de soportar el us...

  • Declaración de herederos ab intestato (solicitada por cónyuge que concurre con ascendientes)

    Fecha última revisión: 04/04/2016

      NOTA: Según el art. 834 del Código Civil, "El cónyuge que al morir su consorte no se hallase separado de éste judicialmente o de hecho, si concurre a la herencia con hijos o descendientes, tendrá derecho al usufructo del tercio destinado a ...

  • Testamento abierto con legado condicional para proteger al cónyuge y al disponente

    Fecha última revisión: 05/04/2016

      NOTA: Las disposiciones testamentarias, tanto a título universal como particular, podrán hacerse bajo condición. (Artículo 790 y siguientes del Código Civil)     En [DOMICILIO_NOTARIO], mi residencia, a [FECHA]. Ante mi, [NOMBRE_NOTARIO],...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Civil

La Comunidad Autónoma de Aragón, en base al ejercicio de la competencia asumida en materia de Derecho Civil, procedió a la regulación de la legítima a través del Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba, con el titulo de «Código del Derecho Foral de Aragón», el Texto Refundido de las Leyes civiles aragonesas, concretamente en los Art. 486-514 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo. El sistema de legítima es el llamado de legítima colectiva.

 

 

Mediante el Titulo VI del Libro Tercero, procede el Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba, con el titulo de «Código del Derecho Foral de Aragón», el Texto Refundido de las Leyes civiles aragonesas, a la regulación de la legítima.

La legítima colectiva, según el Art. 486 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo supone la mitad del caudal fijado conforme al Art. 489 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo y debe recaer en descendientes de cualquier grado, del causante, que son los únicos legitimarios.

Esta legítima colectiva puede distribuirse, igual o desigualmente, entre todos o varios de tales descendientes, o bien atribuirse a uno solo. Si no se ha distribuido o atribuido de otra manera, la legítima colectiva se entiende distribuida entre los legitimarios de grado preferente conforme a las reglas de la sucesión legal.

Entiende el Art. 487 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo que la legítima puede atribuirse por cualquier título lucrativo. No obstante, la existencia de legitimarios no impide al disponente instituir, de forma clara y explícita, heredero a un extraño.

El Art. 488 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo señala como legitimarios de grado preferente, a los hijos y, en lugar de los premuertos, desheredados con causa legal o indignos de suceder, sus respectivos hijos, sustituidos en los mismos casos y sucesivamente por sus estirpes de descendientes. En contraposición, no tendrán dicha consideración los descendientes de los que hubieran renunciado a su legítima.

En lo relativo al cálculo de la legítima, el caudal computable a este respecto, se forma de la siguiente manera (Art. 489 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo):

  • Se parte del caudal relicto valorado al tiempo de liquidarse la legítima.
  • Se añade el valor de los bienes donados por el causante calculado al tiempo de la donación, pero actualizado su importe al tiempo de liquidarse la legítima.

Por excepción, no se computarán:

  • Las liberalidades usuales.
  • Los gastos de alimentación, educación y asistencia en enfermedades de parientes dentro del cuarto grado que estén en situación de necesidad, aunque el causante no tuviera obligación legal de prestarles alimentos. Los gastos de educación y colocación de los hijos sólo se computarán cuando sean extraordinarios.

Por su parte, se entiende que serán imputables a la legítima colectiva las liberalidades recibidas del causante por cualquiera de sus descendientes, incluso premuertos, incapaces de suceder, desheredados con causa legal o renunciantes a la legítima. No se deducirá del valor de las liberalidades por causa de muerte el de los gravámenes impuestos por el causante a los descendientes, los cuales tendrán el derecho que les confiere el Art. 499 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo, ni el de los impuestos por la ley (Art. 490 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo).

En este sentido, el Art. 491 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo dispone que no serán imputables a la legítima:

  • Las liberalidades que el causante hubiera excluido de imputación.
  • Las no computables para el cálculo de la legítima.

El Art. 492 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo prevé la posibilidad de renuncia a la legítima. Esta se podrá efectuar tanto antes como después de la delación de la sucesión, y en este caso, unilateralmente o como resultado de un pacto sucesorio.

Entre los requisitos de capacidad y forma exigido, establece dicho precepto que se considerarán, en caso de que se haga después de la delación, los mismos de la repudiación de la herencia, y, cuando se hiciese antes, los mismos del otorgamiento de pactos sucesorios.

Igualmente, la renuncia a la legítima, salvo declaración en contrario, no afectará a los derechos que correspondan al renunciante en la sucesión legal ni a los que le provengan de la sucesión voluntaria del causante.

En lo referente a la prescripción de las acciones, el Art. 493 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo dispone que se producirá en el plazo de cinco años contados desde el fallecimiento del causante o desde la delación de la herencia si esta se produce con posterioridad. Si el legitimado para el ejercicio de estas acciones fuera menor de catorce años al iniciarse el cómputo, el plazo finalizará para él cuando cumpla diecinueve.

Ante una situación en la que se lesione la legítima, es preciso estar a lo dispuesto en el Art. 494 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo. En dicho precepto se dispone que, no alcanzando los beneficios percibidos por el conjunto de los descendientes la cuantía de la legítima colectiva, podrán reducirse las liberalidades hechas en favor de no descendientes.

Igualmente precisa que, salvo que la voluntad del disponente sea otra, el derecho a obtener la reducción corresponderá a los legitimarios de grado preferente y cada uno tendrá derecho a obtener una fracción del importe de la lesión proporcional a su cuota en la sucesión legal. Continúa estableciendo que la renuncia o la simple falta de ejercicio por alguno de su derecho de reclamación, no incrementa el de los demás.

Por su parte, el Art. 497 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo indica que la legítima debe atribuirse en bienes relictos. Ante el incumplimiento de su atribución, lo que falte para alcanzar la cuantía de la legítima colectiva, computadas las donaciones imputables, faculta individualmente a los legitimarios afectados para pedir que la parte proporcional que en la diferencia les corresponda, les sea entregada en bienes relictos por los extraños que los han recibido, renunciando en favor de éstos a los correspondientes bienes no relictos.

Por otro lado, se establece la prohibición de establecer gravámenes sobre la legitima, de tal forma que el causante sólo puede imponer gravámenes sobre los bienes relictos que atribuya a sus descendientes cuando el valor de los atribuidos libres de gravamen sumado al de las donaciones imputables a la legítima, cubra el importe de la legítima colectiva.

A estos efectos, el Art. 498 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo define como gravámenes, toda carga, condición, término, modo, usufructo, obligación, prohibición o limitación impuestos en el título sucesorio que disminuya el valor de los bienes relictos o la plenitud de la titularidad o del conjunto de facultades que correspondían al causante. En contraposición, no se consideran gravámenes los legados en titularidad plena de bienes ciertos con que el causante hubiera gravado a un descendiente.

En este sentido, y ante el incumplimiento de la anterior prohibición, el Art. 499 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo dispone que dichos gravámenes se tendrán por no puestos. Este derecho con el que cuenta el legitimario está sujeto a una seria de reglas:

  • El gravamen se tendrá por no puesto solo en la parte que vulnere la prohibición. Pero si por su naturaleza no fuera posible dejarlo sin efecto parcialmente, se tendrá por no puesto en su totalidad.
  • Si fueran varios los descendientes sujetos a gravamen, la parte que deba quedar sin efecto se repartirá entre ellos en la misma proporción en que hayan sido favorecidos por el causante en sus disposiciones por causa de muerte.
  • El descendiente al que se hubieran impuesto varios gravámenes podrá decidir el orden en que deben quedar sin efecto.

No obstante, no se incluyen dentro de la prohibición anteriormente mencionada los siguientes gravámenes (Art. 501 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo).

  • Aquellos dispuestos en beneficio de otros descendientes, presentes o futuros, dentro de los límites de las sustituciones fideicomisarias.
  • Los establecidos para el caso de fallecer todos los legitimarios sin descendencia, y solo relativamente a los bienes de que cada uno no hubiere dispuesto.
  • Los establecidos con justa causa, que esté expresada en el título sucesorio o en documento público.
  • Los demás previstos por la ley.

Por último, precisa el Art. 502 ,Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo que sólo es justa la causa que busca un mayor beneficio del legitimario gravado o de los demás legitimarios. En este sentido, la causa expresada deberá tenerse como justa mientras no se demuestre que no lo es. 

Si el gravamen impusiera una obligación cuyo incumplimiento produzca la transferencia de los bienes heredados por el gravado a otra persona, sólo será válido cuando esa persona sea otro descendiente.

 

 

 

 

 

No hay versiones para este comentario

Legítima colectiva
Descendientes
Heredero forzoso
Derecho foral de Aragón
Desheredado
Cálculo de la legítima
Renuncia a la legítima
Pacto sucesorio
Valor de los bienes
Estirpes
Caudal relicto
Bienes donados
Donación
Repudiación de la herencia
Voluntad unilateral
Prescripción de la acción
Delación de la herencia
Fallecimiento del causante
Menor de catorce años
Voluntad
Usufructo
Legados
Sustitución fideicomisaria
Documento público