Responsabilidad de los comanditarios por las deudas sociales como consecuencia de las relaciones jurídicas externas en la sociedad comanditaria simple

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Concepto y características de la sociedad anónima

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 26/01/2016

    En nuestra legislación no podemos encontrar un concepto sobre lo que debemos entender por sociedades anónimas, no obstante, el 1.3 ,LSC dispone que en la sociedad anónima el capital, que estará dividido en acciones, se integrará por las aportaci...

  • Representación de la sociedad comanditaria simple

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    La representación de la sociedad comanditaria simple corresponde en exclusiva a aquellos socios autorizados para ello, es decir, a los socios colectivos.    La sociedad comanditaria simple goza de plena personalidad jurídica, por lo que se trata ...

  • Obligación de aportación del comanditario en la sociedad comanditaria simple

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    Las aportaciones de los socios comanditarios al capital social de la compañía en comandita simple, cumple dos funciones fundamentales dentro de la estructura social. Por un lado, la aportación servirá para calcular las ganancias que corresponder...

  • Relaciones jurídicas internas en la sociedad comanditaria simple

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    Este tipo de relaciones se corresponden con la obligación que ostenta el socio comanditario de llevar a cabo una aportación a la sociedad, la gestión de la misma, la participación en las ganancias y en las pérdidas, el derecho de información de...

  • Participación en las ganancias y pérdidas en la sociedad comanditaria simple

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    A la hora de constituir una sociedad, quizás el elemento más importante es el de conocer cómo se distribuirán las ganancias y las pérdidas que genere la misma. Sabemos que el tipo societario mercantil con más inconvenientes en este sentido es l...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 28/01/2016

Una de las características de la sociedad comanditaria simple es la coexistencia en su seno de dos tipos de socios distintos: los colectivos y los comanditarios. El hecho de que en este tipo societario existan dos clases de socios se ve también reflejado en la responsabilidad que tendrán unos y otros frente a las deudas sociales.

 

En virtud de lo dispuesto en el Art. 148 ,Código de Comercio, los socios colectivos de la compañía quedarán sujetos a una responsabilidad personal, ilimitada y solidaria de las deudas que sean contraídas por la sociedad. El fundamento de esta norma radica en la mera confianza, es decir, los terceros ajenos a la sociedad contratarán más fácilmente con ella si los gestores o administradores de la compañía, en el supuesto de deuda, responderán ilimitadamente de conformidad con el principio de responsabilidad patrimonial universal consagrado en el Art. 1911 ,Código Civil, en virtud del cual, el deudor responderá con todos sus bienes presentes y futuros.

Así pues, junto al patrimonio de la sociedad se añade otra garantía, es decir, la responsabilidad de los socios colectivos en las mismas condiciones que en la sociedad colectiva. Sin embargo, reiteramos, esta responsabilidad, caracterizada por ser personal, ilimitada y solidaria, sólo entrará en juego una vez agotado el patrimonio social.

Por el contrario, los socios comanditarios quedan sujetos a una responsabilidad limitada hasta el importe de la aportación que hubieren realizado al patrimonio social. No obstante, en el supuesto de que el socio comanditario no hubiere desembolsado la totalidad de su aportación al capital social, los acreedores sociales tendrá acción directa contra dicho socio.

Además, no debe olvidarse que en el supuesto de que el socio comanditario hubiere incluido su nombre en la denominación social de la compañía en comandita, deberá asumir la misma responsabilidad por las deudas contraídas por la sociedad que los socios colectivos.

En síntesis, a los efectos de la responsabilidad del socio comanditario en la sociedad comanditaria simple, deberá distinguirse si éste ha realizado íntegramente su aportación al capital social o si, por el contrario, todavía no ha desembolsado su totalidad. Así pues:

 

  • El comanditario ha realizado íntegramente su aportación: En este caso, el socio queda exento de responsabilidad personal frente a terceros ajenos a la sociedad. No obstante, el socio comanditario, por medio de acuerdo en contrario, puede aumentar la suma de su responsabilidad lo que, en términos de la lógica, resulta posible pero muy poco frecuente. Por tanto, los acreedores sociales únicamente podrán dirigirse contra el patrimonio de la sociedad o, en su defecto, contra los socios colectivos quienes responden personal, ilimitada y solidariamente frente a terceros por las deudas contraídas por la sociedad (Art. 127 ,Código de Comercio y Art. 148 ,Código de Comercio). No obstante, de acuerdo con lo dispuesto por el Art. 237 ,Código de Comercio, la responsabilidad ilimitada de los socios colectivos deberá entrar en juego únicamente después de haber hecho excusión del haber social, por consiguiente, en un primer momento habrá de tenerse en cuenta el patrimonio de la sociedad.
  • El comanditario no ha realizado en todo o en parte su aportación: En este caso, o incluso en el supuesto de que dicha aportación le hubiere sido restituida de forma indebida al socio comanditario, este quedará obligado personalmente frente a terceros ajenos a la sociedad hasta el límite de la aportación que había prometido realizar a la sociedad. El Código de Comercio guarda silencio en torno a esta circunstancia, sin embargo, las reglas de la lógica nos lleva a reconocer al acreedor social una acción que le permita dirigirse de forma directa contra el socio comanditario sin que le resulte necesario acudir a la denominada acción subrogatoria regulada en el Art. 1111 ,Código Civil. Esta acción consistiría en dirigirse contra la sociedad, la cual tendría con posterioridad un derecho de repetición contra el socio comanditario. Sin embargo, el ejercicio de dicha acción directa es muy improbable que pueda llevarse a cabo sin la previa excusión de los bienes existentes en la patrimonio de la sociedad, tal y como pone de manifiesto el Art. 237 ,Código de Comercio. Sin embargo, en aquellos casos en que el socio comanditario consienta la inclusión de su nombre en la denominación social de la compañía (Art. 147 ,Código de Comercio) o cuando haya realizado actos de gestión de la sociedad, aunque fueran autorizados por esta, deberá responder ilimitadamente de las deudas sociales.

 

Los presupuestos del concurso de acreedores son dos: el subjetivo y el objetivo. El presupuesto subjetivo reconoce la declaración del concurso respecto de cualquier deudor, ya sea persona física o jurídica; mientras que el presupuesto objetivo supone la preexistencia de una situación de insolvencia del deudor. Así pues,  en el supuesto de que la sociedad comanditaria simple se encuentre en una situación de insolvencia estará legitimada para que sobre ella se declare un concurso de acreedores. Dicho esto, la Ley 38/2011, de 10 de octubre, de reforma de la Ley 22/2003, de 9 de julio, añade una nueva norma en su 48 bis.1 ,Ley Concursal, relativa a los efectos de la declaración de concurso sobre las acciones contra los socios.

En este sentido, con dicha reforma de la Ley Concursal serán los administradores concursales, en exclusiva, los que ostenten legitimación para ejercitar la acción contra el socio o socios que resulten personalmente responsables por las deudas de la sociedad que sean anteriores a la declaración del concurso. Por tanto, en el supuesto de que fuera declarado el concurso de la sociedad comanditaria simple, la sociedad no podrá ejercitar la acción social de responsabilidad contra sus socios colectivos, sino que deberá ser la administración concursal la que la lleve a cabo.

De igual modo, en lo que respecta a aquellos socios comanditarios de la sociedad comanditaria simple, que al tiempo de declararse el concurso de la compañía, no hubieren realizado en todo o en parte, las aportaciones a las que se habían obligado, el mismo 48 bis.2 ,Ley Concursal dice que corresponderá también en exclusiva a la administración concursal, la reclamación del desembolso de las aportaciones que hubieren sido diferidas, así como de aquellas prestaciones accesorias pendientes de cumplimiento, y todo ello con total independencia de cual fuere el plazo establecido en la escritura pública de constitución de la sociedad al efecto.

No hay versiones para este comentario

Responsabilidad
Socio comanditario
Patrimonio social
Deudas sociales
Sociedad comanditaria simple
Acreedor social
Responsabilidad personal
Responsabilidad de los socios
Capital social
Acción directa
Denominación social
Principio de responsabilidad patrimonial universal
Bienes presentes y futuros
Sociedad colectiva
Responsabilidad limitada
Responsabilidad ilimitada
Concurso de acreedores
Declaración de concurso
Acción subrogatoria
Derecho de repetición
Persona física
Insolvencia
Insolvencia del deudor
Administración concursal
Administrador concursal
Efectos de la declaración de concurso
Acción social de responsabilidad
Escritura pública
Constitución de sociedades