El ruido como agente físico a tener en cuenta en la prevención de riesgos laborales

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Evaluación y análisis de riesgos laborales

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 10/02/2015

    La Ley de Prevención de Riesgos Laborales, en consonancia con la Directiva Marco 89/391/CEE, establece como una obligación empresarial la Planificación de la acción preventiva a partir de una evaluación inicial de factores de riesgo y evaluar lo...

  • Exposición a agentes físicos durante la realización del trabajo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 26/02/2016

    Agentes Físicos Dentro de los agentes físicos que se examinan en Higiene Industrial, uno de los más transcendentes como consecuencia del incremento progresivo de las cotas de mecanización en los distintos puestos de trabajo y el aumento de los ri...

  • Seguridad en el Trabajo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 14/12/2012

    Seguridad en el Trabajo1.- El trabajo y la salud. Riesgos profesionales. Factores de riesgoEl "Trabajo" puede definirse como toda actividad de transformación de la naturaleza, para satisfacer las necesidades humanas.Dos aspectos fundamentales a cons...

  • Protección colectiva e individual en prevención de riesgos

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 14/12/2012

    Protección colectiva e individual Las técnicas que poseemos para evitar, reducir o controlar los riesgos pasan por establecer unas buenas medidas de prevención en las empresas, encaminadas a hacer descender las tasas de siniestralidad. Para ello e...

  • Prevención de Riesgos Laborales para la utilización de pantallas de visualización de datos

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 14/12/2012

    Pantallas de visualización La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, determina el cuerpo básico de garantías y responsabilidades preciso para establecer un adecuado nivel de protección de la salud de los traba jadore...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral

Control de las exposiciones

Como norma general el Reglamento del Ruido establece la obligación del empresario de reducir la exposición al ruido al nivel más bajo técnica y razonablemente posible habida cuenta del progreso técnico y la disponibilidad de medidas de control aplicadas a las instalaciones o procesos existentes.

La misma política deberá aplicarse en la concepción y construcción de nuevos centros de trabajo o en la adquisición de nuevos equipos. El Reglamento del Ruido obliga a que los equipos de trabajo que se comercialicen deben ir acompañados de una información sobre el ruido que producen de forma que permita al posible comprador realizar una estimación de los niveles de ruido a que van a estar sometidos los trabajadores que lo utilicen. Los empresarios que adquieran un equipo deben requerir del fabricante, importador o suministrador del mismo esta información.

1.- Plan de actuación

Según sea el resultado de la evaluación, es decir, el valor del nivel de ruido diario equivalente, el Reglamento del Ruido (RD 1316/1989, de 27 de octubre) obliga a la implantación de un conjunto de medidas que se indican a continuación, y cuya periodicidad depende del valor obtenido en la evaluación.

En los puestos en los que el nivel diario equivalente supere 80 dBA las medidas a adoptar serán:

  • Informar y formar, cuando proceda, a cada trabajador sobre: La evaluación de su exposición a ruido y los riesgos potenciales
  • Las medidas preventivas adoptadas
  • La utilización de los protectores auditivos
  • Los resultados del control médico de su audición. Repetir la evaluación de la exposición cada tres años como mínimo.
  • Realizar un control médico de la función auditiva de los trabajadores y posteriores controles periódicos quinquenales como mínimo.
  • Proporcionar protectores auditivos a los trabajadores que lo soliciten.

En los puestos en los que el nivel diario supere 85 dBA las medidas a adoptar serán las mismas que en el apartado anterior, pero la repetición de la evaluación de la exposición será anual, la frecuencia de los controles médicos será cada tres años como mínimo y se suministrarán protectores auditivos a todos los trabajadores expuestos.

En los puestos en los que el nivel diario supere 90 dBA o el nivel de pico supere 140 dB se analizarán los motivos y se desarrollarán un programa de medidas técnicas, destinadas a disminuir la generación o propagación del ruido, y un programa de medidas organizativas, destinado a reducir la exposición de los trabajadores.

Si no es posible reducir el nivel diario equivalente o el nivel de pico por debajo de 90 dBA o 140 dB, respectivamente, o mientras se adoptan las medidas de prevención, se aplicarán las medidas ya citadas en los apartados anteriores, pero la repetición de la evaluación de la exposición y la frecuencia de los controles médicos será anual como mínimo y el uso de protectores auditivos será obligatorio, señalizándose esta circunstancia de acuerdo con lo establecido en el RD 485/1997, de 27 de octubre sobre señalización.

Estos puestos de trabajo estarán delimitados y serán objeto de una limitación de acceso en lo que sea técnica y razonablemente posible.

En el RD. 286/2006 las medidas preventivas son muy similares aunque se establecen variaciones respecto a los niveles a partir de los cuales se exigen su aplicación:

  • Las medidas se establecen en función de los valores de exposición que dan lugar a una acción (inferiores V.I.E.A.: 80 dB(A) para LAeq,d y 135 dB(C) para LCpico, y superiores V.S.E.A.: 85 dB(A) para LAeq,d y 137 dB(C) para LCpico). No se permite superar los valores límite de exposición V.L.E. (87 dB(A) para LAeq,d y 140 dB(C) para LCpico), estableciéndose varias opciones de medidas urgentes que corrijan de forma inmediata esta circunstancia si se produce; la evaluación respecto a los V.L.E. se realizará teniendo en cuenta la atenuación de los protectores auditivos utilizados, recurriendo a métodos como los utilizados en la norma UNE-EN-458:2004.
  • Las medidas relacionadas con el nivel de pico máximo aparecen ahora escalonadas, puesto que aparecen 3 valores de referencia al igual que para el parámetro nivel diario equivalente.
  • Las medidas que se establecen al superar los V.I.E.A. son similares a las que se establecen al superar los 80 dB(A) en el R.D. 1316/1989. Sin embargo, al rebasar los V.S.E.A. se aplican las medidas del R.D. 1316/1989 que se establecen al superar los 85 dB(A) y los 90 dB(A) agrupadas.

[Ej.: En un puesto de trabajo en el que el nivel sonoro es variable se utiliza un dosímetro ajustado para indicar el 100 % al cabo de 8 horas a 90 dBA. La duración de la medición es de 3 horas, la lectura es del 35%. La duración de la jornada laboral es de 7 horas.

Cálculo del nivel de ruido equivalente:LAeq,T=90+10 . log [(35/100). (8/3)]=89,7 dBA

Cálculo del nivel diario equivalente: LAeq,d=89,7+10 . log (7/8)=89,1 dBA

Alternativamente puede utilizarse la proporcionalidad de la lectura de dosis con el tiempo de exposición al ruido:

Cálculo de la dosis diaria: % Dosis Diaria = 35 .(7/3)=81,7 %

Cálculo del nivel diario equivalente: LAeq,d=90+10 . log (0,817)=89,1 dBA]

 

2.- Control técnico del ruido

Para minimizar los efectos perjudiciales que el ruido tiene para los trabajadores, el Reglamento del Ruido exige que en la medida de lo posible se adopten medidas tendentes a disminuir el nivel de ruido al que están expuestos; ello se puede conseguir de diferentes formas: disminuyendo la generación de ruido en el origen (foco), disminuyendo el nivel de presión acústica en el ambiente desde el origen al receptor (transmisión) y disminuyendo el nivel de presión acústica en el trabajador (receptor).

2.1) Reducción de la emisión de ruido

Para disminuir el ruido emitido por una máquina o instalación hay que tener presente que el ruido siempre es consecuencia de la vibración de un sólido o de turbulencias en el flujo de un fluido, por tanto cualquier medida tendente a disminuir vibraciones o turbulencias tendrá una respuesta inmediata en disminución del nivel sonoro. En este sentido las acciones típicas de mantenimiento preventivo son básicas para evitar la aparición de niveles sonoros elevados en las máquinas o instalaciones.

[Ej: modificación de los procesos para evitar aplicaciones de fuerzas de elevada intensidad durante poco tiempo utilizando en su lugar sistemas de aplicación de fuerzas de menos intensidad durante un tiempo mayor (atornillar en vez de clavar, doblar mediante presión en vez de golpear, corte progresivo en vez de corte instantáneo), instalación de silenciadores en las descargas de aire comprimido, uso de boquillas de soplado con diseños aerodinámicos, los cerramientos totales o parciales de una máquina, o parte de ella, para impedir la emisión del ruido hacia el exterior, fijación de la máquina ruidosa, y en definitiva vibrante, al suelo del local a través de un anclaje que garantice una buena atenuación de las vibraciones, etc].

2.2) Reducción en la transmisión

Para conseguir la disminución del nivel de presión acústica durante la transmisión se puede actuar preferentemente de dos formas:

1.- interponiendo barreras absorbentes de ruido entre el foco de ruido y el receptor.

2.- aumentando la distancia al máximo entre el foco de ruido y el receptor.

El caso más elemental es construir entre la máquina ruidosa y el trabajador una mampara de una determinada altura, revestida de material absorbente de ruido, cuidando que la característica de absorción del material elegido sea adecuada a las frecuencias dominantes del ruido en cuestión. Hay que buscar un equilibrio entre número de mamparas y superficie de cada una de ellas y una funcionalidad productiva del local, pero teniendo en cuenta que cuanto mayor sea la superficie absorbente que instalemos en el camino del ruido mayor será la absorción conseguida. También es posible revestir de materiales absorbentes el techo y las paredes, por lo menos parte de ellos, para la reducción del ruido en su transmisión.

2.3) Reducción en el receptor

Se puede, en primer lugar, diseñar un cerramiento insonorizado que encierre todo el puesto de trabajo y que esté construido con los materiales que presenten una absorción óptima frente al ruido, teniendo en cuenta no sólo las paredes, sino también el suelo y el techo como puntos a proteger frente a la propagación del ruido.

Se puede proporcionar al trabajador un equipo de protección individual (EPI) auditiva (cascos auriculares, tapones) que, correctamente elegidos con el fin de ofrecer la mayor atenuación posible frente a cada tipo de ruido (en función de su intensidad y de su espectro de frecuencias), consiguen que el nivel de presión acústica ponderado percibido por el trabajador sea menor.

2.4. Control mediante medidas organizativas

Sin modificar el nivel de ruido ponderado, para disminuir el nivel de ruido diario equivalente, se pueden reducir los tiempos de exposición al ruido, mediante rotación de los puestos de trabajo. En efecto, el nivel de ruido diario equivalente incluye en su definición el tiempo diario de exposición, de forma que la reducción de este tiempo implica una reducción del nivel de exposición a razón de 3 dBA cada vez que se reduce el tiempo a la mitad como se muestra en la tabla siguiente:

R.D . 1316/1989, de 27 de Octubre, sobre Protección de los Trabajadores frente a los Riesgos derivados de la Exposición al ruido durante el Trabajo.

LAeq,T (dBA)

Tiempo de exposición (h/día)

LAeq,d (dBA)

90

8

90

92

5

90

93

4

90

95

2,5

90

96

2

90

97

1,5

90

98

1,25

90

99

1

90

100

0,75

90

R.D . 286/2006, de 10 de marzo, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al ruido.

LAeq,T (dBA)

Tiempo de exposición (h/día)

LAeq,d (dBA)

80

40,1

87

85

12,7

87

87

8,0

87

90

4,0

87

93

2,0

87

96

1,0

87

99

0,5

87

100

0,4

87

105

0,1

87

Exposiciones diarias equivalentes (90 dBA en el caso del R.D. 1316/1989, 87 dBA para el R.D. 206/2006)

2.5) Protección individual frente al ruido

La protección individual frente al ruido (orejeras o tapones) sólo debe considerarse como medida complementaria en aquellos casos en que no sea técnicamente posible reducir el nivel sonoro hasta niveles seguros, también mientras se implantan las medidas tendentes a reducirlo, o en algunas circunstancias especiales [ Ej.: acceso esporádico a salas de máquinas].

El Reglamento del Ruido establece el principio de que el uso de una protección individual no se tendrá en cuenta al efectuar la evaluación de la exposición a ruido, es decir, la evaluación debe realizarse como si el trabajador no utilizase protección individual y considerar que el ruido percibido es el existente en el lugar de trabajo.

2.5.1) Selección y uso de equipos de protección individual

De acuerdo con el Reglamento del Ruido los equipos de protección individual deberán ser proporcionados por el empresario y serán elegidos en consulta con los responsables internos de seguridad y salud en el trabajo y los representantes de los trabajadores.

Los criterios que deben guiar la selección de un protector son:

  • Ajuste a lo dispuesto en la normativa general sobre protecciones personales (RD 773/1997, de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual).
  • Proporción de una atenuación suficiente.
  • Adaptación a los trabajadores que deben utilizarlo.
  • Adaptación a las circunstancias particulares de su trabajo.

El uso de protectores auditivos individuales debe ir acompañado de:

  • Un programa de información a los trabajadores de cómo usar los protectores, en particular los tapones, para evitar que una colocación incorrecta inutilice la protección teórica.
  • Instrucciones concretas sobre los procedimientos de limpieza y conservación de los protectores, incluyendo cómo evitar que se ensucien al colocárselos o al guardarlos de un día para otro.
  • Indicaciones sobre signos externos de deterioros que obligan a la sustitución del protector [ej.: elasticidad de las almohadillas, defectos del arnés, rotura o grietas de los casquetes, etc.].Es una buena práctica conservar un ejemplar del protector sin usar que sirva como elemento de comparación para decidir cuándo se debe reemplazar un protector usado.

2.5.2) Atenuación del ruido proporcionada por un protector auditivo

Un mismo protector auditivo presenta atenuaciones reales bien distintas en función del tipo de ruido al que se le enfrente, ello es debido al diferente comportamiento de cualquier protector frente a la frecuencia del ruido y no hay reglas generales por lo que la determinación de la atenuación conseguida con un protector determinado es una operación que debe realizarse en cada caso.

La Norma UNE-EN-458:2004 propone un conjunto de procedimientos para calcular el nivel sonoro percibido por un trabajador que utilice una protección individual, hay que hacer notar que, en general, cuanto mayor es la atenuación proporcionada por un equipo también lo son las molestias que ocasiona, por ello se recomienda elegir equipos de protección individual con los que el nivel sonoro percibido se reduzca hasta un valor seguro, pero sin excesos, normalmente es suficiente un valor entre 65 y 80 dBA.

La Norma UNE-EN-458 define tres tipos de información que el fabricante de un protector auditivo puede suministrar relativos a la atenuación que proporciona:

  • Atenuación en bandas de octava
  • Atenuación a frecuencias bajas (L), medias (M) y altas (H)
  • Índice SNR.

Los datos necesarios para el cálculo de la atenuación se indican en la tabla anterior. En la Nota Técnica de Prevención (NTP) nº 638 del I.N.S.H.T. (www.mtas.es/insht) podemos encontrar un resumen interesante de los métodos propuestos en la norma UNE-EN-458.

No hay versiones para este comentario

Ruido
Medidas de seguridad en el trabajo
Prevención de riesgos laborales
Centro de trabajo
Equipo de protección individual
Duración de la jornada laboral
Signos exteriores
Responsabilidad
Representación de los trabajadores

No se han encontrado resultados...