El riesgo en el seguro de daños

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 29/01/2016

En primer lugar, en cuanto al riesgo en el seguro de daños, cabe hacer referencia al Art. 1 ,LCS, cuando dispone que el contrato de seguro es aquél por el que el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima y para el caso de que se produzca el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura, a indemnizar, dentro de los límites pactados, el daño producido al asegurado o a satisfacer un capital, una renta u otras prestaciones convenidas.

 

Asimismo, el Art. 73 ,LCS, dentro de los preceptos que regulan el seguro de responsabilidad civil, establece que “por el seguro de responsabilidad civil el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en la Ley y en el contrato, a cubrir el riesgo del nacimiento a cargo del asegurado de la obligación de indemnizar a un tercero los daños y perjuicios causados por un hecho previsto en el contrato de cuyas consecuencias sea civilmente responsable el asegurado, conforme a derecho”.

Por lo tanto cabe afirmar que es objeto del contrato de seguro aquello que está sometido al riesgo cubierto por el mismo, que debe estar determinado (bien sea una cosa, patrimonio, actividad, persona asegurada, etc.). El riesgo es el presupuesto esencial ó nuclear de todo contrato de seguro, es por ello que la doctrina lo considera como causa, siendo en todo caso un componente esencial de la misma, que se caracteriza por la posibilidad de un hecho, su incertidumbre y el azar.

La existencia de este riesgo debe apreciarse en el momento de la celebración del contrato, de tal forma que este será nulo, salvo en los casos previstos por la Ley, si en este momento no existía el riesgo o había ocurrido el siniestro. Sin riesgo por tanto no puede haber seguro, ya que si no existe la posibilidad de que se produzca el evento dañoso o siniestro, el contrato carecería de causa y sería nulo, tal y como afirma el Art. 4 ,LCS.

Este riesgo puede decirse que es el concreto cubierto por cada tipo de contrato de seguro, es lo que se denomina principio de la especialidad del riesgo, y es por ello que tiene mucha importancia la delimitación del mismo.

Existen ciertos riesgos que no son asegurables, como son aquellos que se refieren a riesgos ilícitos, contrarios a las leyes o a la moral.

El asegurador no está obligado al pago de la prestación en caso de mediar dolo o culpa grave del tomador del seguro. Tampoco estará obligado si el siniestro ha sido causado por mala fe del asegurado.

Cabe la posibilidad de incluir en el contrato de seguro ciertas cláusulas limitativas de derechos del asegurado y cláusulas delimitadoras del riesgo. La jurisprudencia viene afirmando que las cláusulas limitativas de derechos están sujetas al requisito de la específica aceptación por escrito por parte del asegurado que viene impuesto en el Art. 3 ,LCS. Por otro lado, las cláusulas de delimitación del riesgo solo necesitan ser incluidas en las condiciones generales, bastando con que conste su aceptación por parte del asegurado para su validez.

Las cláusulas delimitadoras del riesgo suponen, tal y como afirma el Tribunal Supremo, exclusiones objetivas de la póliza en relación con determinados eventos o circunstancias, siempre que respondan a un propósito de eliminar ambigüedades y concretar la naturaleza del riesgo en coherencia con el objeto del contrato o con arreglo al uso establecido y no se trate de cláusulas que delimiten el riesgo en forma contradictoria con las condiciones particulares del contrato.

 

No hay versiones para este comentario

Contrato de seguro
Daños y perjuicios
Seguro contra daños
Asegurador
Seguro de responsabilidad civil
Objeto del contrato
Riesgo cubierto
Cláusulas limitativas de derechos
Tomador del seguro
Dolo
Culpa grave
Mala fe
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Elementos del contrato de seguro

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 02/03/2020

    El contrato de seguro debe cumplir con los elementos determinados por regla general en el Art. 1261 ,Código Civil. Como partes de este contrato se encuentran el asegurador, el asegurado y el tomador del seguro.El Art. 1261 ,Código Civil expresa a...

  • Responsabilidad directa de las compañías de seguros derivada de la comisión de delitos

    Orden: Penal Fecha última revisión: 16/11/2020

    “Los aseguradores que hubieren asumido el riesgo de las responsabilidades pecuniarias derivadas del uso o explotación de cualquier bien, empresa, industria o actividad, cuando, como consecuencia de un hecho previsto en este código, se produzca el...

  • La póliza de seguro

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 29/01/2016

    Como establece el Art. 5 ,LCS ,el contrato de seguro debe formalizarse por escrito, con igual obligación para el caso de modificaciones o adiciones. El asegurador tiene el deber de otorgarla al tomador del seguro, o como mínimo, el documento de cob...

  • El seguro de responsabilidad civil del abogado

    Orden: Civil Fecha última revisión: 22/11/2019

    La responsabilidad civil profesional del abogado está cubierta por la compañía aseguradora con la que tienen suscrita la póliza los colegios de abogados. Los abogados ejercientes de manera voluntaria y las sociedades profesionales de forma prece...

  • El seguro contra daños

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 29/01/2016

    La Ley de contratos de seguro (LCS), contempla dos grandes ramas de seguros, por un lado los seguros contra daños y por otro los seguros de personas. En concreto los seguros contra daños aparecen regulados en el Art. 25 ,LCS y siguientes. Dentro d...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados