Sociedad Profesional

Pertenece al Grupo
Incluídos en este Concepto
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Concepto de sociedad profesional

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    El Art. 1 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales nos ofrece una definición de este tipo societario, al establecer que se trata de aquellas sociedades mercantiles cuyo objeto social se corresponda con el ejercicio en común de una a...

  • Inscripción registral de las Sociedades Profesionales

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    Tal y como se desprende del Art. 8 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, a los efectos de que la propia sociedad profesional adquiera la personalidad jurídica, la escritura pública de constitución deberá ser inscrita en el Reg...

  • Composición de la sociedad profesional

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    Las sociedades profesionales son entidades mercantiles donde pueden coexistir dos categorías distintas de socios, los profesionales y los no profesionales (4.1 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales).  Sin embargo, la existencia d...

  • Objeto social de la sociedad profesional

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    Tal y como se desprende del tenor literal del Art. 1 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, estas entidades mercantiles únicamente podrán tener por objeto el ejercicio en común de actividades profesionales, y podrán desarrollar...

  • Formalización del contrato de sociedad profesional

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    Según el tenor literal del Art. 7 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, el contrato de sociedad profesional deberá ser formalizado a través de escritura pública.  Así pues, la escritura constitutiva deberá recoger las menci...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 03/11/2014

La Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, su objeto radica en posibilitar la aparición de una nueva clase de profesionales colegiados, que son las propias sociedades profesionales a través de su constitución de acuerdo con la mencionada ley que las regula y su correspondiente inscripción en el Registro de Sociedades Profesionales del Colegio profesional que corresponda.

 

 

 

El fundamento de la Ley de Sociedades Profesionales radica en establecer una disciplina general de las sociedades profesionales que facilite el desarrollo de esta franja dinámica de nuestro sistema social y económico y con tan acusada incidencia en los derechos de sus clientes. Así pues, la creación de certidumbre jurídica sobre las relaciones jurídico-societarias que tienen lugar en el ámbito profesional se constituye en uno de los propósitos fundamentales que persigue la nueva Ley. Asimismo, junto a éste, se hace preciso consignar un adecuado régimen de responsabilidad a favor de los usuarios de los servicios profesionales que se prestan en el marco de una organización colectiva.

En definitiva, la Ley de Sociedades Profesionales se constituye para garantizar una serie de elementos que operan en el tráfico jurídico de las relaciones con profesionales. Así, por una parte se garantiza la seguridad jurídica en las sociedades profesionales, toda vez que se facilita un régimen peculiar hasta ahora inexistente, que permite a los clientes o usuarios de los correspondientes servicios profesionales ver ampliada la esfera de sujetos responsables. Por otra parte, este régimen jurídico de las sociedades profesionales tiende a asegurar la flexibilidad organizativa, es decir, frente a la posibilidad de haber creado una nueva figura societaria, el legislador opta por que las sociedades profesionales tengan la facultad de elegir entre cualquiera de los tipos sociales existentes en el Ordenamiento jurídico español. Por consiguiente, las sociedades profesionales podrán optar por constituirse como una sociedad de responsabilidad limitada, como una sociedad anónima, como una sociedad comanditaria o incluso, como una sociedad colectiva.

Sin embargo, sea cual sea la forma social que adopten las sociedades profesionales, la Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales establece una serie de peculiaridades en relación con su régimen de funcionamiento. No obstante, las peculiaridades impuestas tienden a asegurar, de una parte, que el control de la sociedad corresponda a los socios profesionales, exigiendo mayorías cualificadas en los elementos patrimoniales y personales de la sociedad, incluidos sus órganos de administración. De este modo, las singularidades que de antiguo han caracterizado el ejercicio profesional, con acusados componentes deontológicos, no se verán desnaturalizadas cuando se instrumente a través de una figura societaria.

Es por ello que la Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales establece la prohibición de incorporarse como socios profesionales a una determinada sociedad profesional, a aquellos sujetos que incurran en una causa de incompatibilidad o inhabilitación para el ejercicio de la actividad profesional que constituya el objeto social de la sociedad profesional constituida o que se fuere a constituir. El carácter relevante que adquieren los socios profesionales con la promulgación de la Ley de Sociedades Profesionales se traduce, entre otros aspectos, en la necesidad permanente de su identificación, así como en el carácter intransmisible de la titularidad de los mismos en la compañía.

Cabe señalar que, con anterioridad a la promulgación de la Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, el propio Art. 28 ,Real Decreto 658/2001, de 22 de junio (Estatuto General de la Abogacía), ya reconocía esta figura jurídica al hacer mención a los “despachos colectivos” y al ejercicio colectivo de la abogacía..

Asimismo, es preciso distinguir entre sociedades de profesionales y sociedades profesionales, pues en sentido amplio, existen diversas categorías de sociedades de profesionales, sin embargo, no todas ellas se encuentran reguladas por la Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales. Por consiguiente, vamos a proceder a definir a aquellas sociedades de profesionales que quedan fuera del ámbito de aplicación de la Ley de Sociedades Profesionales y por el contrario, aquellas que serán reguladas por ésta:

1. Sociedades instrumentales o de medios (excluidas del ámbito de aplicación de la Ley de Sociedades Profesionales): Por medio de un acuerdo, varios profesionales deciden asociarse con el fin de compartir los elementos necesarios para el desempeño individual de la profesión (inmueble, equipos, personal laboral, etc.). Sin embargo, en este tipo social cada profesional mantendrá su independencia tanto a los efectos de clientes, como en la organización interna de su actividad profesional.

2. Sociedad interna de comunicación de ganancias (excluidas del ámbito de aplicación de la Ley de Sociedades Profesionales): Varios profesionales deciden asociarse con el fin de participar de los resultados del ejercicio individual de la profesión.

3. Sociedad de intermediación de servicios profesionales (excluidas del ámbito de aplicación de la Ley de Sociedades Profesionales): Se trata de sociedades que ofrecen a sus clientes servicios propios de las profesiones de carácter liberal, como la de abogado o médico. Sin embargo, este tipo social sólo es un intermediario, por lo que no es ella misma la que prestará al consumidor final los servicios profesionales por ella misma ofrecidos. En el seno de este tipo social se constituye una relación jurídica triangular:

  • La sociedad ofrece a sus clientes una serie de servicios
  • En dichos servicios, se producirá la eventual intervención de un profesional ajeno a la sociedad de intermediación
  • Los clientes se benefician, tanto de la intervención de la sociedad intermediaria, como de los servicios prestados por los profesionales.

4. Sociedades profesionales en sentido estricto (incluidas en el ámbito de aplicación de la Ley de Sociedades profesionales): Se trata de aquellas sociedades externas cuyo fin social radica en ele ejercicio conjunto de actividades profesionales, donde todos sus socios se encuentran inscritos en el Colegio profesional correspondiente.

No hay versiones para este comentario

Sociedad Profesional
Responsabilidad
Socio profesional
Inscripción registral
Colegiado
Colegios profesionales
Registro de Sociedades Profesionales
Seguridad jurídica
Actividades profesionales
Sociedad Comanditaria
Sociedad de responsabilidad limitada
Sociedad colectiva
Elementos patrimoniales
Objeto social
Control societario
Órganos de administración
Sociedad instrumental
Sociedad interna
Sociedad de intermediación
Personal laboral
Consumidor final
Relación jurídica