Tributación de las indemnizaciones laborales en el IRPF

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Tipos de indemnización por despido

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 11/01/2016

    Las indemnizaciones que un trabajador tiene derecho a percibir en caso de despido pueden ser de varios tipos en función de la calificación judicial, los motivos que lo impulsan o si se trata de una finalización de contrato temporal. EN CASO DE DE...

  • Rentas Exentas (IRPF)

    Órden: Fiscal Fecha última revisión: 09/03/2017

    Las rentas exentas en el IRPF se regulan en el Art. 7 ,LIRPF, así como en el Art. 1 ,RIRPF y siguientes del Reglamento del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas.NOVEDADES: El Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) ha unificad...

  • Error excusable o inexcusable en el cálculo de la indemnización por despido

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 23/01/2017

    La existencia de un posible error en el cálculo de la indemnización que ha de ponerse a disposición del trabajador, en el supuesto de extinción de su contrato por causas objetivas, puede derivar en la consideración del mismo como improcedente en...

  • Conceptos computables en la indemnización por despido

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 31/10/2016

    A la hora de calcular el importe de la indemnización por despido no se tienen en cuenta todos los conceptos retributivos que figuran en la nómina del trabajador. Sólo deben incluirse los "conceptos salariales" que el trabajador percibe en su nómi...

  • Extinción e indemnización del contrato de servicio del hogar familiar

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 18/09/2015

    Las causas de extinción del contrato de trabajo en la relación laboral de servicio del hogar familiar son las generales establecidas en el Estatuto de los Trabajadores, junto, como particularidad de esta relación laboral, la posibilidad de que el ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Fiscal
  • Fecha última revisión: 13/07/2015

A partir del 01/01/2015, las indemnizaciones por despido estarán exentas hasta los 180.000 euros, con independencia de la antigüedad del contrato. Todo lo que supere esa cifra deberá tributar. No obstante, en el caso de despidos derivados de expedientes de regulación de empleo o de despidos colectivos se aplicará cuando el expediente se haya aprobado o cuando el despido colectivo se haya iniciado con anterioridad al 1 de agosto de 2014.

NOVEDAD: Real Decreto 633/2015, de 10 de julio. El disfrute de la exención prevista en el aprt. e) Art. 7 de la LIRPF,  quedará condicionado a la real efectiva desvinculación del trabajador con la empresa. Se presumirá, salvo prueba en contrario, que no se da dicha desvinculación cuando en los tres años siguientes al despido o cese el trabajador vuelva a prestar servicios a la misma empresa o a otra empresa vinculada a aquélla.

→ Tributación de la indemnización por despido o extinción del contrato

Las indemnizaciones (Ver: Tipos de indemnización por despido) según el tipo de contrato y forma de extinción son las siguientes:  

TIPO DE DESPIDO/RESOLUCIÓN CONTRACTUAL

INDEMNIZACIÓN

MÁXIMO

DESPIDO IMPROCEDENTE 

33 DÍAS POR AÑO DE SERVICIO

24 MENSUALIDADES

RESOLUCIÓN UNILATERAL DEL CONTRATO POR PARTE DEL TRABAJADOR ANTE INCUMPLIMIENTO GRAVE DEL EMPRESARIO

 

33 DÍAS POR AÑO DE SERVICIO

24 MENSUALIDADES

DESPIDO OBJETIVO

20 DÍAS POR AÑO DE SERVICIO

12 MENSUALIDADES

DESPIDO COLECTIVO

20 DÍAS POR AÑO DE SERVICIO

12 MENSUALIDADES

EXTINCIÓN UNILATERAL DEL CONTRATO POR EL TRABAJADOR MOTIVADO POR MODIFICACIONES SUSTANCIALES DE LAS CONDICIONES DE TRABAJO.

20 DÍAS POR AÑO DE SERVICIO

9 MENSUALIDADES

DESPIDO DISCIPLINARIO

..

..

EXTINCIÓN DE LA PERSONALIDAD JURÍDICA

20 DÍAS POR AÑO DE SERVICIO

12 MENSUALIDADES

CAUSAS ECONÓMICAS TÉCNICAS ORGANIZATIVAS O PRODUCTIVAS

20 DÍAS POR AÑO DE SERVICIO

12 MENSUALIDADES

FUERZA MAYOR

20 DÍAS POR AÑO DE SERVICIO

12 MENSUALIDADES

TIEMPO U OBRA CONVENIDO 

12 DÍAS POR AÑO DE SERVICIO

..

MUERTE DEL TRABAJADOR

15 DÍAS DE SALARIO

..

MUERTE, INCAPACIDAD Y JUBILACIÓN DEL EMPRESARIO

30 DÍAS DE SALARIO

..

JUBILACIÓN DEL TRABAJADOR

..

.. 

 

Con la reforma laboral de 2012 desarrollada por la Ley 3/2012 de 6 de julio, la Ley sobre la Renta de las Personas Físicas (LIRPF) se ve modificada en su Art. 7 ,LIRPF, en lo relativo a las rentas exentas, concretamente la letra e) referente a las indemnizaciones laborales que quedarán exentas del impuesto:

«e) Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.

Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, en los supuestos de despidos colectivos realizados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, o producidos por las causas previstas en la letra c) del artículo 52 del citado Estatuto, siempre que, en ambos casos, se deban a causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, quedará exenta la parte de indemnización percibida que no supere los límites establecidos con carácter obligatorio en el mencionado Estatuto para el despido improcedente.»

Mediante la última reforma fiscal impulsada por al Ley 26/2014, de 27 de noviembre, esta letra e) se ve otra vez modificada, con efectos desde el 29 de noviembre de 2014, quedando redactado de la siguiente manera:

«e) Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato

Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, en los supuestos de despidos colectivos realizados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, o producidos por las causas previstas en la letra c) del artículo 52 del citado Estatuto, siempre que, en ambos casos, se deban a causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o por fuerza mayor, quedará exenta la parte de indemnización percibida que no supere los límites establecidos con carácter obligatorio en el mencionado Estatuto para el despido improcedente.»

El importe de la indemnización exenta a que se refiere esta letra tendrá como límite la cantidad de 180.000 euros. Por otra parte, al tratarse de rentas obtenidas de forma irregular en el tiempo (más de dos años), el importe de indemnización sujeta se reduce en un 30%.

La Ley de la reforma laboral de 2012, también introdujo modificaciones en la Dt 22 de la LIRPF, relativa a las indemnizaciones por despido exentas:

1. Las indemnizaciones por despidos producidos desde la entrada en vigor del Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, y hasta el día de la entrada en vigor de la Ley, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, estarán exentas en la cuantía que no exceda de la que hubiera correspondido en el caso de que éste hubiera sido declarado improcedente, cuando el empresario así lo reconozca en el momento de la comunicación del despido o en cualquier otro anterior al acto de conciliación y no se trate de extinciones de mutuo acuerdo en el marco de planes o sistemas colectivos de bajas incentivadas.

2. Las indemnizaciones por despido o cese consecuencia de los expedientes de regulación de empleo a que se refiere la disposición transitoria décima de la Ley, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, aprobados por la autoridad competente a partir de 8 de marzo de 2009, estarán exentas en la cuantía que no supere 33 días de salario, por año de servicio, prorrateándose por meses los periodos de tiempo inferiores a un año hasta un máximo de cuarenta y dos mensualidades.

Con la última reforma fiscal, esta D.T 22ª, también se ve modificada, con efectos desde el 29 de noviembre de 2014, quedando redactada de la siguiente forma:

«1. Las indemnizaciones por despidos producidos desde la entrada en vigor del Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, y hasta el día de la entrada en vigor de la Ley, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, estarán exentas en la cuantía que no exceda de la que hubiera correspondido en el caso de que éste hubiera sido declarado improcedente, cuando el empresario así lo reconozca en el momento de la comunicación del despido o en cualquier otro anterior al acto de conciliación y no se trate de extinciones de mutuo acuerdo en el marco de planes o sistemas colectivos de bajas incentivadas.

2. Las indemnizaciones por despido o cese consecuencia de los expedientes de regulación de empleo a que se refiere la disposición transitoria décima de la Ley, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, aprobados por la autoridad competente a partir de 8 de marzo de 2009, estarán exentas en la cuantía que no supere cuarenta y cinco días de salario, por año de servicio, prorrateándose por meses los periodos de tiempo inferiores a un año hasta un máximo de cuarenta y dos mensualidades.

3. El límite previsto en el último párrafo de la letra e) del artículo 7 de esta Ley no resultará de aplicación a las indemnizaciones por despidos o ceses producidos con anterioridad a 1 de agosto de 2014. Tampoco resultará de aplicación a los despidos que se produzcan a partir de esta fecha cuando deriven de un expediente de regulación de empleo aprobado, o un despido colectivo en el que se hubiera comunicado la apertura del período de consultas a la autoridad laboral, con anterioridad a dicha fecha

En última instancia, el Art. 1, en relación con los rendimientos del trabajo, introduce los cambios necesarios para la aplicación de la nueva deducción en concepto de gastos generales a que se refiere el artículo 19.2 f) de la Ley del Impuesto, al tiempo que se establecen los requisitos para poder aplicar la reducción del 30 por ciento a las indemnizaciones por despido cuando se perciban de forma fraccionada.

El disfrute de la exención prevista en el artículo 7.e) de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, para los períodos impositivos que se inicien a partir de 1 de enero de 2015, quedará condicionado a la real efectiva desvinculación del trabajador con la empresa. Se presumirá, salvo prueba en contrario, que no se da dicha desvinculación cuando en los tres años siguientes al despido o cese el trabajador vuelva a prestar servicios a la misma empresa o a otra empresa vinculada a aquélla en los términos previstos en el Art. 18 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre.

→ Otras indemnizaciones de carácter laboral

Otras indemnizaciones de carácter laboral exentas previstas en el Art. 7 de la LIRPF son las siguientes:

a) Las prestaciones reconocidas al contribuyente por la Seguridad Social o por las entidades que la sustituyan como consecuencia de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez.

Asimismo, las prestaciones reconocidas a los profesionales no integrados en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos por las mutualidades de previsión social que actúen como alternativas al régimen especial de la Seguridad Social mencionado, siempre que se trate de prestaciones en situaciones idénticas a las previstas para la incapacidad permanente absoluta o gran invalidez de la Seguridad Social. La cuantía exenta tendrá como límite el importe de la prestación máxima que reconozca la Seguridad Social por el concepto que corresponda. El exceso tributará como rendimiento del trabajo, entendiéndose producido, en caso de concurrencia de prestaciones de la Seguridad Social y de las mutualidades antes citadas, en las prestaciones de estas últimas.

b) Las pensiones por inutilidad o incapacidad permanente del régimen de clases pasivas, siempre que la lesión o enfermedad que hubiera sido causa de aquéllas inhabilitara por completo al perceptor de la pensión para toda profesión u oficio.

c) Las prestaciones familiares reguladas en el Capítulo IX del Título II del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, y las pensiones y los haberes pasivos de orfandad y a favor de nietos y hermanos, menores de veintidós años o incapacitados para todo trabajo, percibidos de los regímenes públicos de la Seguridad Social y clases pasivas.

Asimismo, las prestaciones reconocidas a los profesionales no integrados en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos por las mutualidades de previsión social que actúen como alternativas al régimen especial de la Seguridad Social mencionado, siempre que se trate de prestaciones en situaciones idénticas a las previstas en el párrafo anterior por la Seguridad Social para los profesionales integrados en dicho régimen especial. La cuantía exenta tendrá como límite el importe de la prestación máxima que reconozca la Seguridad Social por el concepto que corresponda. El exceso tributará como rendimiento del trabajo, entendiéndose producido, en caso de concurrencia de prestaciones de la Seguridad Social y de las mutualidades antes citadas, en las prestaciones de estas últimas.

Igualmente estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad.

También estarán exentas las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales.

d) Las prestaciones por desempleo reconocidas por la respectiva entidad gestora cuando se perciban en la modalidad de pago único establecida en el Real Decreto 1044/1985, de 19 de junio, por el que se regula el abono de la prestación por desempleo en su modalidad de pago único, siempre que las cantidades percibidas se destinen a las finalidades y en los casos previstos en la citada norma.

Ello estará condicionado al mantenimiento de la acción o participación durante el plazo de cinco años, en el supuesto de que el contribuyente se hubiera integrado en sociedades laborales o cooperativas de trabajo asociado o hubiera realizado una aportación al capital social de una entidad mercantil, o al mantenimiento, durante idéntico plazo, de la actividad, en el caso del trabajador autónomo.

e) Los rendimientos del trabajo percibidos por trabajos efectivamente realizados en el extranjero, cuando cumplan los siguientes requisitos:

- Que se realicen para una empresa o entidad no residente en España o un establecimiento permanente radicado en el extranjero en las condiciones que reglamentariamente se establezcan. Concretamente, cuando la entidad destinataria de los trabajos esté vinculada con la entidad empleadora del trabajador o con aquella en la que preste sus servicios, deberán cumplirse los requisitos previstos en la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

-  Que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la de este impuesto y no se trate de un país o territorio considerado como paraíso fiscal.

Se considerará cumplido este requisito cuando el país o territorio en el que se realicen los trabajos tenga suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información. La exención se aplicará a las retribuciones devengadas durante los días de estancia en el extranjero, con el límite máximo de 60.100 euros anuales.

Exención será incompatible, para los contribuyentes destinados en el extranjero, con el régimen de excesos excluidos de tributación previsto en el reglamento de este impuesto, cualquiera que sea su importe. El contribuyente podrá optar por la aplicación del régimen de excesos en sustitución de esta exención.

-  Rendimientos del trabajo derivados de las prestaciones obtenidas en forma de renta por las personas con discapacidad correspondientes a las aportaciones previstas en el Art. 53 de la LIRPF, hasta un importe máximo anual de tres veces el indicador público de renta de efectos múltiples. También lo estarán hasta un importe máximo anual de tres veces el indicador público de renta de efectos múltiples.

No hay versiones para este comentario

Indemnización por despido
Despido colectivo
Expediente de regulación de empleo
Fuerza mayor
Despido improcedente
Indemnizaciones laborales
Cese del trabajador
Reforma laboral 2012
Ejecución de sentencia
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Prueba en contrario
Cuantía de la indemnización
Acto de conciliación
Bajas indemnizadas
Extinción del contrato
Despido por causas objetivas
Incumplimiento grave y culpable del empresario
Resolución de los contratos
Resolución unilateral
Muerte del trabajador
Jubilación del empresario
Despido disciplinario
Extinción de la personalidad jurídica
Incapacidad
Jubilación del trabajador
Rendimientos del trabajo
Modificación sustancial de las condiciones de trabajo
Persona física
Gran invalidez
Incapacidad permanente absoluta
Mutualidades de previsión social
Gastos comunes
Autoridad laboral
Iniciación del período de consultas
Orfandad
Prestación por desempleo
Modalidades de pago
Período impositivo
Prestaciones familiares
Régimen de Clases Pasivas