Sentencia Civil Nº 159/2012, Audiencia Provincial de Madrid, Sección 20, Rec 678/2011 de 22 de Marzo de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Propiedad horizontal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 30/06/2016

    La Propiedad horizontal se puede definir, siguiendo en este punto al Diccionario del español jurídico de la RAE y el CGPJ, como aquella "forma de copropiedad o condominio que se establece entre los propietarios de un inmueble dividido en pisos ...

  • Indivisión y copropiedad del edificio sujeto a Propiedad Horizontal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 30/06/2016

    Del Art. 396 ,Código Civil se desprende que en el inmueble sometido al régimen de Propiedad Horizontal conviven la propiedad individualizada de los elementos considerados como privativos y el régimen de copropiedad respecto de los catalogados com...

  • El concepto y las nociones generales de la propiedad horizontal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 30/06/2016

    A falta de un concepto ofrecido por la propia Ley 49/1960, de 21 de julio, y siguiendo en este punto al Diccionario del español jurídico de la RAE y el CGPJ, se puede entender por propiedad horizontal la "forma de copropiedad o condominio que se ...

  • Regulación de los elementos comunes de la Comunidad de propietarios

    Órden: Civil Fecha última revisión: 30/06/2016

    Dentro de los elementos de un inmueble constituido en régimen de Propiedad Horizontal se pueden diferenciar dos tipos de elementos: los elementos comunes y los elementos privativos (cfr. Art. 396 ,Código Civil). Dada su enorme diversidad, la única...

  • Características de los elementos comunes de la Comunidad de Propietarios

    Órden: Civil Fecha última revisión: 30/06/2016

    Los elementos comunes de la Comunidad de Propietarios se caracterizan por ser indivisibles, siendo necesario acuerdo de los propietarios para su modificación. En caso de que algún elemento del inmueble no se encuentre atribuido a algún piso o loc...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 22 de Marzo de 2012
  • Tribunal: AP - Madrid
  • Ponente: Martinez Montero De Espinosa, Purificacion
  • Núm. Sentencia: 159/2012
  • Núm. Recurso: 678/2011
  • Núm. Cendoj: 28079370202012100124

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 20

MADRID

SENTENCIA: 00159/2012

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

SECCIÓN 20ª

SENTENCIA Nº

Rollo: RECURSO DE APELACIÓN 678/2011

Ilma. Sra. Magistrado:

PURIFICACIÓN MARTÍNEZ MONTERO DE ESPINOSA

En MADRID, a veintidós de marzo de dos mil doce.

VISTOS en grado de apelación ante esta Sección 20 de la Audiencia Provincial de MADRID, constituido el Tribunal para su resolución con un solo Magistrado, los Autos de JUICIO VERBAL 374/2011, procedentes del JDO. PRIMERA INSTANCIA N. 64 de MADRID, a los que ha correspondido el Rollo 678/2011, en los que aparece como parte apelante COMUNIDAD DE PROPIETARIOS DE LA CALLE DIRECCION000 NUM000 DE ALCORCÓN representada por la procuradora Sra. de la Villa Cantos, y como apelada BIHARKO ASEGURADORA, COMPAÑÍA DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.A. representada por la procuradora Sra. Mateo Herranz, así como OCASO S.A., sobre reclamación de cantidad, habiendo sido turnado a la Ilma. Sra. Doña PURIFICACIÓN MARTÍNEZ MONTERO DE ESPINOSA .

Antecedentes

PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia nº 64 de Madrid, en fecha 26 de mayo de 2011, se dictó sentencia , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: Que estimando la demanda formulada por la Procuradora Dña. María Jesús Mateo Herranz, en nombre y representación de la entidad Biharko Aseguradora, contra la Comunidad de Propietarios de la DIRECCION000 nº NUM000 y la Compañía Ocaso, debo condenar y condeno solidariamente a dichas demandadas a que reintegren a la actora la cantidad de 1.168'64 euros, más los intereses legales de dicho importe desde la fecha de interposición de la demanda, sin hacer imposición de las costas del proceso a ninguna de las partes.".

SEGUNDO.- Contra la anterior resolución se interpuso recurso de apelación por la Comunidad de Propietarios demandada, exponiendo las alegaciones en que basa su impugnación. Admitido el recurso en ambos efectos, se dio traslado del mismo a la apelada, oponiéndose la aseguradora demandante expresamente al recurso formulado de contrario. Elevados los autos ante esta Sección, fueron turnados de ponencia, quedando pendientes de resolución.

TERCERO.- En la tramitación del presente procedimiento han sido observadas las prescripciones legales.

Fundamentos

Se aceptan los de la sentencia recurrida.

PRIMERO.- Por el Juez "a quo" se ha dictado sentencia por la que se ha estimado la demanda promovida por Biharko Aseguradora Compañía de Seguros y Reaseguros S.A. contra la Comunidad de Propietarios de la DIRECCION000 nº NUM000 de Alcorcón y Ocaso S.A. y las ha condenado solidariamente al pago de 1.168,64 euros de principal, reclamado en concepto de indemnización por los daños sufridos en la vivienda asegurada por la entidad actora, como consecuencia de una avería producida en una tubería del tramo horizontal que entronca con la ascendente general de la calefacción central del edificio. Conclusión a la que llega por considerar que dichas conducciones son elemento común y no privativo del titular del piso; si bien no impone las costas causadas a ninguna de las partes, por considerar que existen criterios discrepantes en las distintas Audiencias Provinciales, que hacen aplicable la salvedad contemplada en el párrafo segundo del artículo 394.1 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil .

Contra dicha resolución se ha alzado la parte demandada, solicitándola revocación de la sentencia recurrida y que se dicte otra por la que se la absuelva de los pedimentos de la demanda, en base, a dos consideraciones: 1ª.- Error de hecho, por haberse producido la avería en el tramo horizontal, que es de carácter de privativo, y 2ª.- Error de derecho basado, precisamente, en el criterio sostenido por ese otro sector de la llamada jurisprudencia menor.

El recurso ha sido expresamente impugnado de contrario, solicitando la confirmación de la sentencia apelada por sus propios fundamentos, que estima no desvirtuados por las alegaciones de la parte apelante; insistiendo en que el sistema de calefacción central es un todo único que no puede ser manipulado, ni alterado por ningún comunero, sirviendo en todo su recorrido para proporcionar dicho servicio a toda la comunidad.

SEGUNDO.- Sentado cuanto antecede, en relación a la primera alegación se ha de decir que no ha existido error de hecho alguno, puesto que la sentencia de instancia parte de una perfecta localización de la avería en el tramo horizontal de la tubería, que entronca con la ascendente general del sistema de calefacción central comunitario que existe en el edificio. Por tanto, la cuestión no radica en determinar en qué lugar se ha producido la avería -que está plenamente definido por los distintos informes periciales obrantes en autos, así como por las fotografías que se acompañan a los mismos- sino en concretar cómo se ha de calificar jurídicamente, si como elemento privativo de cuya conservación debe responder el propietario del piso en donde radica, o por el contrario, como elemento común, del que ha de responder la comunidad demandada y, como responsable civil directa, su compañía aseguradora, en virtud de la acción directa dimanante del artículo 76 de la Ley 50/1.980, de 8 de octubre , de contrato de Seguro.

TERCERO.- Centrado, por tanto, en los precedentes términos el objeto del recurso, el mismo debe ser rechazado y confirmado lo acertadamente resuelto por el Juzgador "a quo" puesto que, el artículo 396, redactado por Ley 8/1999, 6 abril («B.O.E.» 8 abril), de Reforma de la Ley 49/1960, 21 julio, de Propiedad Horizontal, establece que los diferentes pisos o locales de un edificio o las partes de ellos susceptibles de aprovechamiento independiente por tener salida propia a un elemento común de aquél o a la vía pública podrán ser objeto de propiedad separada, que llevará inherente un derecho de copropiedad sobre los elementos comunes del edificio, que son todos los necesarios para su adecuado uso y disfrute, tales como el suelo, vuelo, cimentaciones y cubiertas; elementos estructurales y entre ellos los pilares, vigas, forjados y muros de carga; las fachadas, con los revestimientos exteriores de terrazas, balcones y ventanas, incluyendo su imagen o configuración, los elemento de cierre que las conforman y sus revestimientos exteriores; el portal, las escaleras, porterías, corredores, pasos, muros, fosos, patios, pozos y los recintos destinados a ascensores, depósitos, contadores, telefonías o a otros servicios o instalaciones comunes, incluso aquellos que fueren de uso privativo; los ascensores y las instalaciones, conducciones y canalizaciones para el desagüe y para el suministro de agua, gas o electricidad, incluso las de aprovechamiento de energía solar; las de agua caliente sanitaria, calefacción, aire acondicionado, ventilación o evacuación de humos; las de detección y prevención de incendios; las de portero electrónico y otras de seguridad del edificio, así como las de antenas colectivas y demás instalaciones para los servicios audiovisuales o de telecomunicación, todas ellas hasta la entrada al espacio privativo ; las servidumbres y cualesquiera otros elementos materiales o jurídicos que por su naturaleza o destino resulten indivisibles .

El artículo 3 de la Ley 49/1960, 21 julio, de Propiedad Horizontal , por su parte, determina que en el régimen de propiedad establecido en el artículo 396 del Código Civil , corresponde al dueño de cada piso o local: a).- El derecho singular y exclusivo de propiedad sobre un espacio suficientemente delimitado y susceptible de aprovechamiento independiente, con los elementos arquitectónicos e instalaciones de todas clases, aparentes o no, que estén comprendidos dentro de sus límites y sirvan exclusivamente al propietario , así como el de los anejos que expresamente hayan sido señalados en el título aunque se hallen situados fuera del espacio delimitado. Y b).- La copropiedad, con los demás dueños de pisos o locales, de los restantes elementos, pertenencias y servicios comunes.

Por tanto, la clave para establecer si se trata de un elemento común o privativo, no radica sólo en si la conducción que ha sufrido la avería está ya dentro del espacio privativo, sino también en si ésta sirve exclusivamente al propietario, así como si, por su naturaleza o destino, resulta indivisible.

En el caso que nos ocupa, se trata de un sistema de calefacción central, configurado desde su proyecto inicial para dar servicio a un determinado número de fincas registrales, con un número concreto de radiadores por cada una de ellas, así como también, de un número específico de elementos por cada radiador. De modo que, sin el conocimiento y consentimiento de la Comunidad e, incluso, con la debida información técnica al respecto, no se puede alterar ni variar ninguno de los elementos que integran dicho sistema. Ni siquiera variar de ubicación esos radiadores, puesto que las distancias también influyen en su correcto funcionamiento. El agua que entra en el espacio privativo y nutre a los radiadores, no es para uso exclusivo de su propietario. Esta agua es siempre la misma, que circula continuamente por el sistema a fin de dar suministro a todos y cada uno de los comuneros que participan de él.

Lo anterior significa que se trata de un elemento común, de carácter indivisible, del que carece de toda disponibilidad el comunero. De modo que no puede alterar ni el numero de radiadores, ni el de elementos de cada uno de ellos, ni mucho menos las conducciones, aun cuando se encuentren dentro del espacio privativo del comunero.

Consecuentemente con todo lo expuesto, el recurso debe ser rechazado y confirmado lo acertadamente resuelto por el Juzgador de instancia; todo ello sin perjuicio de resaltar que, de las sentencias que se citan, sólo podrían ser tenidas en consideración aquéllas que se refieren, exclusivamente, a los sistemas de calefacción central como el que nos ocupa, pero no aquellas otras que hacen referencia a conducciones generales de suministros, como agua y gas, en donde, sí es cierto que, una vez la tubería entra en el espacio privativo del comunero, sólo le da servicio al mismo y, de hecho, tiene disponibilidad sobre ellas, pudiendo alterar su forma y recorrido a través de ese espacio. Lo que desde luego, ni puede ni acontece en un servicio de calefacción central como en el del supuesto sometido a enjuiciamiento.

Por otro lado, resaltar también que, precisamente, la Sección 18ª de esta Audiencia Provincial de Madrid, en sentencia de fecha 28 de noviembre de 2007 , resolvió en el sentido de establecer que no se trata de "...canalizaciones de agua u otros servicios individualizados, sino por el contrario estamos ante una instalación de calefacción general y común, que en toda su extensión tiene la condición de tal elemento común, y ello por varios motivos en primer lugar porque constituyen una unidad, sin que pueda separarse entre elementos privativos y elementos comunes, puesto que es toda una unidad la instalación de calefacción, y un circuito cerrado y continuo, que no muere y acaba en cada elemento privativo, sino que continúa a los otros pisos y locales que integran la comunidad de propietarios, tratándose por tanto de un elemento único es evidente la propiedad común de toda la instalación de calefacción." Añadiendo en su Fundamento de Derecho Segundo que "A mayor abundamiento de lo expuesto hemos de tener en cuenta que el agua que circula por las canalizaciones de calefacción no pertenece ni es propiedad de cada uno de los comuneros por los que circula sino que es propiedad de la comunidad de propietarios, como lo prueba y demuestra el hecho de que no exista ningún contador del volumen de entrada de agua en la instalación privativa, además hemos de tener en cuenta también y con carácter fundamental, que el comunero no tiene ninguna disponibilidad sobre dicho agua ni puede cortar o reducir el caudal de la misma ni determina la temperatura a que circula dicho agua, ya que la única posibilidad es en los radiadores de cada vivienda poder cerrar si existe mando para ello o reducir la entrada de agua caliente, pero en el tramo de conducción como el presente que es el que va desde el de mayor calibre hasta el radiador concreto del comunero no tiene disponibilidad alguna ni para cerrar dicha conducción ni para cerrar el acceso del agua a la misma...".

CUARTO.- Aunque se desestima el presente recurso , no se imponen las costas causadas a la parte que lo promovió, a tenor de lo regulado en el párrafo segundo del artículo 394.1, al que expresamente nos remite el artículo 398.1, ambos de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil , por existir dudas de derecho, ya que le consta a este Tribunal que existen sentencias con criterio contrario a la presente, como son las que en el propio recurso se citan, con la salvedad anteriormente expuesta.

QUINTO.- De conformidad con lo establecido en la Disposición Adicional Decimoquinta de la Ley Orgánica del Poder Judicial aprobada por la Ley Orgánica 1/09 de 3 de noviembre, procede acordar la pérdida del depósito constituido por el recurrente, al que el Juzgado de Primera Instancia dará el destino legal correspondiente.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación,

Fallo

Se desestima el recurso de apelación interpuesto por la Comunidad de Propietarios de la DIRECCION000 nº NUM000 de Alcorcón contra la sentencia dictada el día 26 de mayo de 2011 en los autos de juicio verbal nº 374/2011 procedentes del Juzgado de Primera Instancia nº 64 de Madrid y, en consecuencia, se confirma la expresada resolución, todo ello sin efectuar especial pronunciamiento sobre costas en esta alzada, al existir dudas de derecho, conforme a lo ya razonado.

Procede acordar la pérdida del depósito constituido por la recurrente.

Se hace saber a las partes que frente a la presente resolución cabe interponer Recurso de Casación y/o Extraordinario por Infracción Procesal , en los supuestos previstos en los artículos 477 y 468 respectivamente de la LEC en relación con la Disposición Final 16º de la misma Ley , a interponer en el plazo de VEINTE DÍAS ante este mismo órgano jurisdiccional. Haciéndose saber a las partes que al tiempo de la interposición de los mismos, deberán acreditar haber constituido el depósito que, por importe de 50 euros, previene la Disposición Adicional Decimoquinta de la L.O.P.J ., establecida por la Ley Orgánica 1/09, de 3 de noviembre, sin cuyo requisito el recurso de que se trate no será admitido a trámite, excepto en los supuestos de reconocimiento expreso de exención por tener reconocido el derecho de asistencia jurídica gratuita. (Caso de interponerse ambos recursos deberá efectuarse un depósito de 50 euros por cada uno de ellos).

Dicho depósito habrá de constituirse en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones de esta Sección abierta con el nº 2838 en la sucursal 1036 de Banesto sita en la calle Ferraz nº 41 de Madrid.

Así, por esta mi sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.- Firmada la anterior resolución es entregada en esta Secretaría para su notificación, dándose publicidad en legal forma, y se expide certificación literal de la misma para su unión al rollo. Certifico.

Elementos comunes
Dueño
Compañía aseguradora
Error de hecho
Comunidad de propietarios
Muros
Propiedad horizontal
Elementos privativos
Reaseguro
Condominio
Copropiedad
Asegurador
Error de derecho
Informes periciales
Responsable civil
Acción directa
Contrato de seguro
Terrazas
Fachadas
Balcones
Electricidad
Suministro de agua
Servidumbre
Humos
Antenas
Aire acondicionado
Comuneros
Fincas registrales