Sentencia Civil Nº 198/2012, Audiencia Provincial de Tenerife, Sección 4, Rec 84/2012 de 10 de Mayo de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Fases del proceso de prueba en el juicio ordinario y verbal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

      La prueba será el mecanismo por el que las partes pretenden que el Tribunal adquiera el convencimiento de la verdad o certeza del hecho o afirmación fáctica que alegan. La prueba tendrá por objeto los hechos que guarden relación con la tutuel...

  • Responsabilidad civil por daños causados por actividades industriales

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por responsabilidad entendemos la obligación de resarcir las consecuencias lesivas para los derechos o intereses de otra persona derivadas de la actuación propia o ajena, bien procedan aquellas del incumplimiento de contratos, o bien de daños pro...

  • Regulación de la valoración de la prueba en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 12/05/2017

    La valoración de la prueba es la actividad judicial que busca el convencimiento o el rechazo de la misma. Esta actividad judicial se plasma en la sentencia, a los efectos de dejar patente la relación entre esta actividad y el pronunciamiento en ...

  • La audiencia previa al juicio oral

    Órden: Civil Fecha última revisión: 05/05/2017

    La audiencia previa al juicio ordinario es un trámite para intentar acuerdo o transacción entre las partes, examinar cuestiones procesales, fijar  el objeto del proceso y extremos controvertidos y, en su caso, proponer y admitir prueba.La audienc...

  • Efectos de la incomparecencia de las partes al acto de audiencia previa

    Órden: Civil Fecha última revisión: 05/05/2017

    La incomparecencia de las partes a la audiencia previa puede suponer, desde el sobreseimiento de las actuaciones, hasta la continuación con una sóla de las partesLa Ley de enjuiciamiento civil exige que las partes comparezcan en la audiencia asisti...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 10 de Mayo de 2012
  • Tribunal: AP - Tenerife
  • Ponente: Suarez Diaz, Emilio Fernando
  • Núm. Sentencia: 198/2012
  • Núm. Recurso: 84/2012
  • Núm. Cendoj: 38038370042012100187

Encabezamiento

SENTENCIA

Rollo núm. 84/12

Autos núm. 479/10

Juzgado de 1a Instancia núm. SEIS de Arona .

Ilmos. Sres.

PRESIDENTE

Don Pablo José Moscoso Torres.

MAGISTRADOS

Don Emilio Fernando Suárez Díaz.

Dona Pilar Aragón Ramírez.

=============================

En Santa Cruz de Tenerife, a diez de mayo de dos mil doce.

Visto, por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial integrada por los Ilmos. Sres. antes resenados, el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia dictada por el Juzgado de 1a Instancia núm. Seis de Arona , en los autos núm. 479/10, seguidos por los trámites del juicio Ordinario, sobre reclamación de cantidad y promovidos, como demandante, por D. Francisco , representado por la Procuradora Da Renata Martín Vedder y dirigido por el Letrado D. Alejandro León Martínez, contra la entidad mercantil URBANIZACION PLAYA FANABE S.A y contra la entidad aseguradora MAPFRE EMPRESAS, CIA SEGUROS Y REASEGUROS S.A, ambas representadas por la Procuradora Da Pilar Fernández de Misa Cabrera y dirigidas por el Letrado D. Juan Rubén Rodríguez Ferrera , ha pronunciado, EN NOMBRE DE S.M. EL REY, la presente sentencia siendo Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. Emilio Fernando Suárez Díaz , con base en los siguientes

Antecedentes

PRIMERO.- Se aceptan los Antecedentes de Hecho de la resolución apelada exceptuando el hecho tercero.

SEGUNDO.- En los autos indicados el Ilmo. Sr. Juez D. Juan Javier Plasencia Rodríguez, dictó sentencia el dieciocho de marzo de dos mil once , de cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: «FALLO » Estimando parcialmente la demanda interpuesta por el/la Procurador/a D/Dona ANGEL OLIVA-TRISTÁN FERNÁNDEZ, en representación de D./Dna. Francisco , contra la entidad mercantil "URBANIZACIÓN PLAYA FANABÉ, S.A." (U.P.F., S.A.), y contra la entidad aseguradora "MAPFRE, S.A.", se condena a los demandados SOLIDARIAMENTE al pago de la cantidad de 25.832,78 euros, con los intereses legales.

Cada parte abonará las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad.

TERCERO.- Notificada debidamente dicha sentencia, se presentó escrito en los autos por la representación de las partes demandadas, en el que solicitaba que se tuviera por preparado recurso de apelación contra tal resolución, petición a la que se accedió por el Juzgado que acordó, además, emplazar a dicha parte por veinte días para la interposición de tal recurso; en el plazo conferido, se interpuso por escrito dicho recurso con exposición de las alegaciones en que se fundaba la impugnación, del que se dio traslado a las demás partes por diez días, plazo en el que la representación de la parte demandante, presentó escrito de oposición al mencionado recurso.

CUARTO.- Remitidos los autos con los escritos del recurso y de oposición al mismo a esta Sala, se acordó incoar el presente rollo y designar Ponente; seguidamente se senaló el día nueve de mayo de dos mil doce, para la deliberación, votación y fallo del presente recurso, en el que ha tenido lugar la reunión del Tribunal al efecto.

QUINTO.- En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.

Fundamentos

PRIMERO.- En lo que no sea contradicho en la presente resolución, procede confirmar la sentencia dictada en primera instancia por sus propios fundamentos (que se dan por reproducidos para evitar innecesarias repeticiones), que no han sido desvirtuados por las alegaciones contenidas en el escrito de interposición del recurso. En este sentido, el Tribunal Supremo mantiene (por ejemplo, en Autos de fecha 31 de Julio de 2007 y 14 de Abril de 2.009 , amparando su decisión en sentencias del Tribunal Constitucional números 174/87 , 24/96 y 115/96 ), que "no son incongruentes ni faltas de motivación las sentencias que se remiten a la fundamentación del órgano "a quo", cuando éste ha resuelto todas las cuestiones ventiladas en el pleito".

SEGUNDO.- Salvo lo que luego se dirá, todas las cuestiones planteadas en el recurso fueron acertadamente tratadas y resueltas por el tribunal de primera instancia.

Si bien en la segunda instancia es factible realizar un nuevo examen completo de la cuestión litigiosa, no puede olvidarse que en aquellos aspectos en que el objeto del recurso se refiere a la valoración de la prueba efectuada por el tribunal "a quo", el juez, que ha gozado de la facultad de practicar esas pruebas con total inmediación, tiene elementos más reales y fundados -privilegiados- para su mejor apreciación y valoración.

Así, con respecto a la primera alegación del recurso, efectivamente, procede rectificar el antecedente de hecho tercero de la sentencia recurrida, toda vez que tal y como consta en el acta de la audiencia previa se admitieron una serie de pruebas, aparte de la documental, tales como la testifical y pericial, que se practicaron en el acto del juicio, según consta en el acta levantada al efecto, tras lo cual las partes efectuaron sus conclusiones verbales.

Con respecto al primer motivo de fondo, las apelantes mantienen que el hecho de almacenar papeles y documentos en un sótano no constituye una negligencia, toda vez que, además, el incendio fue provocado.

Sobre si el incendio fue provocado o no, el informe de la policía científica ni es concluyente, ni lo asegura, ya que se limita a senalar que, a la espera de los análisis solicitados, cabe encuadrarlo de forma provisional dentro de los que se delimitan como imprudentes o provocados, ya sea de forma accidental o intencionada, limitándose el actor a reproducir este parecer en el hecho tercero de la demanda.

No obstante, la cuestión carece de trascendencia a los efectos de imputar un obrar negligente a las demandadas, que establezca un nexo de causalidad con el dano producido, pues a estos efectos no se trata de determinar cuál fue el origen del incendio, sino si de no haberse almacenado por la demandada papeles, libros, legajos y archivos de oficina en un lugar inadecuado para esos fines, donde, precisamente, se localizó el foco principal del incendio, éste no se hubiese producido o no se hubiera propagado de la forma en que lo hizo. Y a este respecto, es contundente el informe de la policía científica cuando senala que el motivo de la propagación del incendio fue debido a la naturaleza de los elementos altamente combustibles (libros, papeles, legajos, cartones) allí existentes., anadiendo que el incendio desde su inicio evolucionó de forma rápida, quemando el material combustible allí existente con desprendimiento de humo denso y negro, y utilizando el techo y las partes altas para el traslado de los elementos derivados del mismo (humo, hollín y calor), que fue lo que produjo los danos en el local del actor.

Finalmente, con respecto a la incongruencia extrapetita de la sentencia, hay que comenzar por senalar que en el hecho sexto de la demanda el actor dice que el incendio produjo una serie de danos en el mobiliario del restaurante, ascendentes a 39.265 euros. Esas palabras no pueden tomarse en sentido literal, pues luego, entre las numerosas facturas que aporta con la demanda, algunas de ellas se refieren a danos en el "continente", es decir, danos causados por el humo, el hollín y el calor en diferentes elementos del local, que son los que viene a recoger en su informe el perito de la companía aseguradora demandada por valor de 6.335,08 euros. Y en cuanto al lucro cesante por paralización de la actividad, cabe decir otro tanto, pues si nos fijamos en el documento número 67 de la demanda (folio 137 de autos) se reclaman 11.590 euros por permanecer el local cerrado durante once días, desde el 13 de Enero de 2.008 al 23 del mismo mes y ano, que son el mismo número de días que recoge el informe pericial, aunque valorándolos adecuadamente.

TERCERO.- De conformidad con lo establecido en los artículos 394.1 y 398.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil las costas del recurso de apelación se impondrán a la parte que haya visto rechazadas todas sus pretensiones impugnatorias. No puede considerarse como una estimación parcial del recurso la rectificación del antecedente de hecho tercero de la sentencia recurrida, toda vez que esa petición no se trata de una auténtica pretensión impugnatoria, sino que, como reconocía la propia apelante, carecía de trascendencia alguna con respecto a las pretensiones impugnatorias deducidas en el recurso, pudiendo haberse solventado con una simple aclaración y rectificación de sentencia.

Fallo

1) Se desestima el recurso de apelación interpuesto por las entidades Urbanización Playa Fanabe S.A. y Mapfre Empresas, Companía de Seguros y Reaseguros S.A.

2) Se confirma la sentencia dictada en primera instancia, salvo su antecedente de hecho tercero, que se rectifica en el sentido recogido en el fundamento jurídico segundo de esta resolución.

3) Se condena a la parte apelante a pagar las costas del recurso.

Esta sentencia es susceptible de recurso de casación por interés casacional y extraordinario por infracción procesal ante la Sala Primera del Tribunal Supremo, que se interpondrá ante esta Sección de la Audiencia Provincial en el plazo de veinte días a contar desde su notificación.

Devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia, con testimonio de esta resolución, para su ejecución y cumplimiento, y demás efectos legales.

Así por esta nuestra resolución, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN: Dada y pronunciada fue la anterior Sentencia por los Ilmos./as Sres./as Magistrados/as que la firman y leída por el/la Ilmo. /a Magistrado/a Ponente en el mismo día de su fecha, de lo que yo el/la Secretario/a certifico.

Valoración de la prueba
Humos
Audiencia previa
Aseguradora demandada
Lucro cesante
Informes periciales