Sentencia Civil Nº 461/2012, Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 16, Rec 471/2011 de 15 de Junio de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Contratación de un seguro

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 29/01/2016

    SEGURO: Un seguro es un ?contrato? (póliza) por el cual una persona (tomador) paga a una compañía de seguros una cantidad de dinero o ?prima? a cambio de recibir una compensación o indemnización en caso de que se ocurra cualquiera de los eventos...

  • Obligaciones del asegurador en caso de indemnización del seguro obligatorio de vehículos

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 31/10/2014

    Obligaciones del asegurador Art. 7 ,Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre   SOLICITUD DE INDEMNIZACIÓN POR LA PARTE PERJUDICADA (accion directa: plazo de un año) → PLAZO DE 3 MESES (desde reclamación por perjudicado): PRESENTAC...

  • Contratos de seguros más habituales

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 29/01/2016

    Las compañías de seguros ofrecen seguros tan distintos como lo son los riesgos que cubren. A continuación exponemos los tipos de seguros más frecuentes en la práctica y sus características, pero se debe tener en cuenta que los efectos que se de...

  • Ramos de seguro

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 05/01/2016

    En el seguro directo distinto del seguro de vida la clasificación de los riesgos por ramos, así como la denominación de la autorización concedida simultáneamente para varios ramos y, finalmente, la conceptuación de riesgos accesorios, se ajusta...

  • Daños causados por circulación de vehículos a motor

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    En cuanto a los daños causados por la circulación de vehículos a motor debe tenerse en cuenta, fundamentalmente, lo establecido en el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre r...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 15 de Junio de 2012
  • Tribunal: AP - Barcelona
  • Ponente: Segui Puntas, Jordi
  • Núm. Sentencia: 461/2012
  • Núm. Recurso: 471/2011
  • Núm. Cendoj: 08019370162012100462

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL

DE BARCELONA

SECCIÓN DECIMOSEXTA

ROLLO Nº. 471/2011 -B

JUICIO VERBAL NÚM. 1946/2010

JUZGADO PRIMERA INSTANCIA 2 BADALONA (ANT.CI-2)

S E N T E N C I A Nº 461/2012

Ilmo. Sr. Magistrado

DON JORDI SEGUÍ PUNTAS

En la ciudad de Barcelona, a quince de junio de dos mil doce.

VISTOS, por la Sección Decimosexta de esta Audiencia Provincial constituida por un solo Magistrado en aplicación del art. 82.2, 1º L.O.P.J . reformada por L.O. 1/2009 de 3 de noviembre, los presentes autos de Juicio Verbal, número 1946/2010 seguidos por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Badalona (ant.CI-2), a instancia de REALE SEGUROS GENERALES, CIA DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.A., representada en esta alzada por el Procurador de los Tribunales Don Luis Alfonso Pérez de Olaguer Moreno, contra AXA SEGUROS GENERALES, SOCIEDAD ANÓNIMA DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.U., representada por la Procuradora de los Tribunales Doña Ana María Feixas Mir; los cuales penden ante esta Superioridad en virtud del recurso de apelación interpuesto por la demandante, contra la Sentencia dictada el día catorce de marzo de dos mil once por la Magistrada-Juez del expresado Juzgado .

Antecedentes

PRIMERO.- La parte dispositiva de la sentencia apelada es del tenor literal siguiente:

"FALLO

DESESTIMO INTEGRAMENTE la demanda interpuesta por el Procurador de los Tribunales D. Luis Alfonso Pérez de Olaguer, en nombre y representación de REALE SEGUROS GENERALES, y en consecuencia ABSUELVO a AXA-WINTERTHUR de todos los pedimentos contra ella formulados. Se imponen las costas procesales a la parte actora.

SEGUNDO.- Contra la anterior sentencia se interpuso recurso de apelación por Reale Seguros Generales, cia de Seguros y Reaseguros, S.A. mediante su escrito motivado, dándose traslado a la parte contraria que se opuso en tiempo y forma legal. Elevados los autos a esta Audiencia Provincial se procedió a dar el trámite pertinente.

TERCERO .- En el presente procedimiento se han observado y cumplido las prescripciones legales.

Fundamentos

PRIMERO.- La compañía de seguros Reale reclama frente a su homónima AXA el reembolso de los gastos de asistencia sanitaria (933,91 €) de su asegurada Aurelia que hubo de atender a resultas del siniestro automovilístico ocurrido el día 8 de febrero de 2010 en la vía C-32 a su paso por Badalona con participación culpable de un turismo asegurado por AXA.

La sentencia de primera instancia considera de imperativa aplicación el convenio-marco de asistencia sanitaria derivada de accidentes de tráfico suscrito, entre otras muchas aseguradoras y centros médicos, por las aquí litigantes, y en atención a su clausulado descarta que Reale cuente con la oportuna acción de reembolso por entender que la compañía demandante, sabedora de que su asegurada lesionada fue atendida en un centro no adherido al convenio, asumió voluntariamente el coste de dicha asistencia.

La entidad aseguradora demandante se alza contra dicha sentencia.

SEGUNDO. - Para el adecuado análisis de la cuestión litigiosa conviene establecer una serie de premisas fácticas y jurídicas.

Entre aquéllas, hay que subrayar que el siniestro automovilístico causante del daño corporal de Aurelia es atribuible a una negligencia del conductor del vehículo asegurado por AXA, como admite la propia demandada, que indemnizó en su momento a la perjudicada por la incapacidad resultante del mencionado hecho lesivo (documento 3 demanda).

La víctima del siniestro, con domicilio en Santa Coloma de Gramenet, fue atendida primeramente en el Hospital Can Ruti de Badalona y más tarde siguió tratamiento rehabilitador en el centro de recuperación Montigalà sito en la misma localidad. Por razón de dicho tratamiento Reale abonó al centro Montigalà un total de 933,91 euros (documentos 4 a 6 demanda).

Por lo que hace a las cuestiones jurídicas, significar que Reale cubría, en virtud de la consiguiente póliza de seguro obligatorio y voluntario, tanto la responsabilidad civil automovilística del vehículo Citroen Saxo propiedad de Aurelia cuanto el riesgo de accidentes personales de quienes ocupasen dicho vehículo, incluida la asistencia sanitaria (documento 1 demanda).

Así las cosas, resulta del todo adecuada la invocación en la demanda del artículo 1902 del Código civil (aunque hubiera sido más exacta la invocación del más específico artículo 1.1, primer párrafo, de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro), toda vez que el desembolso efectuado por Reale en su cualidad de asegurador de asistencia sanitaria desencadenó el efecto subrogatorio prevenido en el artículo 43 de la Ley de Contrato de Seguro (LCS ), como resulta de lo dispuesto en el último inciso del artículo 82 de ese cuerpo legal.

En contra de lo razonado en la sentencia apelada, en virtud de esa subrogación Reale estaba legitimado para ejercitar cuantas acciones de resarcimiento incumbían a la perjudicada originaria por razón del hecho de la circulación de referencia, entre ellas, la acción directa contra el asegurador obligatorio del responsable del siniestro regulada en los artículos 76 LCS y 7 LRCS, texto refundido aprobado por Decreto legislativo 8/2004.

Sólo podría quedar desactivada esa subrogación legal por la concurrencia de un compromiso voluntario entre los aseguradores en liza que excluyese la viabilidad de toda acción de reembolso entre ellas. Y ese compromiso no es otro que el Convenio-marco de asistencia sanitaria derivada de accidentes de tráfico suscrito, entre otros, por las compañías de seguros aquí litigantes.

Reale es plenamente consciente de que ese convenio es en principio incompatible con la acción aquí deducida, como lo prueba que en el fundamento jurídico de su acción se invocara, amén del artículo 1902 CC , una de las dos excepcionales causas de admisión de repetición entre compañías que contempla el convenio, en concreto la prevista en la estipulación segunda, apartado 5, 1º (documento 7 demanda).

TERCERO. - El convenio-marco expresado atiende exclusivamente a las prestaciones sanitarias a lesionados por hechos cubiertos por el seguro obligatorio de responsabilidad civil derivada del uso y circulación de vehículos, y su finalidad -guiada por criterios prácticos y fundada en la 'ley de los grandes números'- no es otra que la de prescindir a tales efectos de los criterios de imputación de responsabilidad contenidos en el artículo 1 de la ley reguladora (LRCS), de tal manera que cada asegurador atienda directamente los gastos de asistencia sanitaria de los ocupantes de su vehículo, incluido el conductor, prestados por unos determinados centros médicos -los adheridos al convenio- que aplican unas tarifas preestablecidas, renunciando a la repetición frente al asegurador del vehículo causante del daño.

Lógicamente tal prohibición de reembolso no rige -en lo que aquí interesa- cuando se trata de cantidades abonadas a "personas físicas o jurídicas no vinculadas por este Convenio", ya que en tal caso el centro prestador de la asistencia, en tanto que no adherido al convenio-marco, ha fijado libremente el precio del servicio y por cuanto falta el factor de reciprocidad que funda la distribución de grandes costes entre compañías inspirador del convenio.

CUARTO.- Indiscutiblemente el centro de recuperación funcional que asistió a Aurelia no está adherido al convenio- marco de constante referencia, por lo que la acción de Reale a priori debería prosperar.

Lo que aduce AXA, con invocación implícita del artículo 7 CC , para sostener lo contrario es el abuso de derecho en que incurriría Reale al burlar el convenio-marco mediante la remisión deliberada de los lesionados ocupantes de los vehículos por ella asegurados a centros no adheridos, con el inconfesable propósito de dotarse de la oportuna acción de repetición contra el asegurador del vehículo causante del daño.

No consta en las actuaciones el menor indicio de tal perversa intención, por lo que debe resolverse la contienda del mismo modo en que se pronunció esta Sección en un supuesto parecido, en la sentencia de 10 de junio de 2009 (rollo 700/08 ).

En primer lugar, el convenio-marco de constante referencia no recoge una prevención expresa que obligue a los aseguradores a remitir a sus propios lesionados exclusivamente a centros adheridos al convenio, ni contiene regla alguna que establezca criterios de actuación para la conciliación de intereses tan dispares como la conveniencia del lesionado (por razones horarias o geográficas), la naturaleza de la asistencia clínica que haya de recibir o el derecho a la libre elección de médico ( artículos 2 y 3 Ley 41/2002 , de autonomía del paciente). Por contraste, véase que los firmantes del convenio-marco sí creyeron conveniente regular (cláusula segunda, 2, B) las consecuencias que había de tener la circunstancia de que uno de los vehículos intervinientes en el siniestro desencadenante del daño careciese de seguro obligatorio o éste no cubriese el mismo.

En segundo lugar, la lesionada Aurelia expuso en la vista con toda naturalidad la razón por la que escogió el centro de rehabilitación que le atendió en su recuperación funcional: era el que le indicaron en el hospital que le prestó la primera asistencia, sin que su asegurador de salud tuviera la menor intervención en esa elección ya que no le consultó al respecto, limitándose a remitirle toda la documentación clínica una vez finalizado el proceso (no es por ello exacta ni en su estricta literalidad ni en esencia la frase entrecomillada que el fundamento jurídico 2º de la sentencia apelada pone en boca de la testigo Aurelia ). Siendo plausible dicha explicación, no cabe calificar sin más de arbitrario -y menos aún de fraudulento- el pago por el asegurador de salud del coste de dicha atención rehabilitadora, máxime cuando no consta que los dos únicos centros de Badalona y Santa Coloma adheridos al convenio (Hospital de l'Esperit Sant y Badalona Serveis Assistencials) contasen con servicios de rehabilitación ambulatoria. Nótese que el convenio-marco es refractario a la admisión como adheridos de aquellos centros de rehabilitación cuya propiedad no pertenezca en su integridad o al menos en un 51% a un centro hospitalario ya adherido al mismo (estipulación séptima, párrafos segundo a cuarto).

A mayor abundamiento, tampoco consta que AXA haya llevado la cuestión aquí suscitada a la comisión de vigilancia y arbitraje prevista en el propio convenio, a la que compete resolver, con carácter vinculante, las diferencias que puedan surgir entre sus firmantes acerca de la interpretación del texto convencional.

En conclusión, el reembolso aquí ejercitado por Reale tiene base legal y contractual ( artículos 43 y 82 LCS ) y se encuadra en uno de los supuestos de excepción del convenio-marco tantas veces mencionado, por lo que debe prosperar.

QUINTO. - La estimación de la pretensión actora, incluido el devengo del interés procesal desde la fecha de la presente resolución ( artículo 576 LEC ), acarrea la imposición de las costas de la primera instancia a la demandada, sin que haya motivos para hacer imposición de las ocasionadas en el recurso, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 394.1 y 398.2 LEC respectivamente.

SEXTO. - A los efectos del artículo 208 de la Ley de Enjuiciamiento Civil se indica que contra la presente sentencia -dictada en un juicio verbal seguido por razón de la cuantía- cabe recurso de casación siempre que la resolución del mismo presente interés casacional y recurso extraordinario por infracción procesal ante el Tribunal Supremo, o ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya si la casación se funda, exclusivamente o junto a otros motivos, en la infracción de normas del ordenamiento civil catalán, de conformidad con los artículos 477.2 , 3 º y 478.1 y la disposición final 16ª LEC , en su redacción dada por la Ley 37/2011, de 10 de octubre, de medidas de agilización procesal, y los artículos 2 y 3 de la Llei 4/2012, de 5 de marzo, del recurso de casación en materia de derecho civil en Catalunya.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

Fallo

Que con estimación del recurso de apelación interpuesto por Reale Seguros Generales contra la sentencia de fecha 14 de marzo de 2011 dictada por el Juzgado de 1ª Instancia número 2 de Badalona , en los autos de que el presente rollo dimana, debo revocar y revoco la misma y, en su lugar, con estimación de la demanda, condeno a AXA Seguros a reembolsar a la actora la cantidad de novecientos treinta y tres con noventa y un euros (933,91 €), con el interés de la mora procesal y las costas de la primera instancia, sin hacer imposición de las originadas en el recurso.

Devuélvase el depósito constituido para recurrir.

La presente sentencia no es firme y contra ella caben recurso de casación y extraordinario por infracción procesal ante el Tribunal Supremo o el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, a interponer por escrito presentado ante este tribunal en el término de veinte días contados desde el día siguiente a su notificación.

Y firme que sea esta resolución, devuélvanse los autos originales al Juzgado de su procedencia, con testimonio de la misma para su cumplimiento.

Así por esta mi sentencia, de la que se unirá certificación al rollo, la pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN .- En este día, y una vez firmada por el Magistrado que la ha dictado, se da a la anterior sentencia la publicidad ordenada por la Constitución y las Leyes. Doy fe.

Asegurador
Compañía aseguradora
Reembolso
Acción de reembolso
Responsabilidad civil
Subrogación
Responsabilidad
Seguro obligatorio
Aseguradora demandante
Incapacidad
Vehículo asegurado
Daño corporal
Póliza de seguro
Contrato de seguro
Acción directa
Seguro obligatorio de responsabilidad civil
Persona física
Acción de repetición
Abuso de derecho
Comisiones
Arbitraje
Intereses procesales