Sentencia Civil Nº 486/2011, Audiencia Provincial de Madrid, Sección 21, Rec 626/2009 de 02 de Noviembre de 2011

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Tramitación de la audiencia al demandado rebelde en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 09/06/2017

    Establece el art. 496 de la LEC que el Secretario judicial declarará en rebeldía al demandado que no comparezca en forma en la fecha o en el plazo señalado en la citación o emplazamiento, excepto en los supuestos previstos en esta ley en que la d...

  • Características del recurso

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 13/03/2013

      La audiencia del demandado rebelde supone que, debido a la incomparecencia del mismo durante el emplazamiento, no se pudo haber escuchado ni tomado su declaración pero, una vez terminado el proceso, puede pedir que se le escuche, si ha estado aus...

  • La rebeldía como actitud del demandado frente a la demanda civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 03/05/2017

    Una vez admitida la demanda se dará traslado al demandado para que,  en el plazo de veinte días para los procedimientos ordinarios y diez días en los juicios verbales,  formule la contestación a la misma. En estos veinte días, el demandado...

  • Fases del proceso de prueba en el juicio ordinario y verbal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

      La prueba será el mecanismo por el que las partes pretenden que el Tribunal adquiera el convencimiento de la verdad o certeza del hecho o afirmación fáctica que alegan. La prueba tendrá por objeto los hechos que guarden relación con la tutuel...

  • La prueba en el procedimiento administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La prueba en el procedimiento administrativo se encuentra regulada en los Art. 77-78 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre, preceptos que establecen, entre otras cuestionses, que los hechos relevantes para la decisión de un procedimiento podrán acreditarse...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 02 de Noviembre de 2011
  • Tribunal: AP - Madrid
  • Ponente: Carrasco Lopez, Rosa Maria
  • Núm. Sentencia: 486/2011
  • Núm. Recurso: 626/2009
  • Núm. Cendoj: 28079370212011100456

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 21

MADRID

SENTENCIA: 00486/2011

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

Sección 21

1280A

C/ FERRAZ, 41

Tfno.: 914933872-73-06-07 Fax: 914933874

N.I.G. 28000 1 7010005 /2009

Rollo: RECURSO DE APELACION 626 /2009

Proc. Origen: PROCEDIMIENTO ORDINARIO 139 /2008

Órgano Procedencia: JDO. PRIMERA INSTANCIA N. 84 de MADRID

Ponente:ILMA. SRA. Dª ROSA Mª CARRASCO LÓPEZ

PL

De: CASTELLANA SUBASTAS HOLDING, S.A.

Procurador: PALOMA ALONSO MUÑOZ

Contra: CLASIFICACION Y MANIPULADOS CLAYMA S.A._

Procurador: ANA BELEN GOMEZ MURILLO

SENTENCIA

MAGISTRADOS Ilmos Sres.:

Dª ROSA Mª CARRASCO LÓPEZ

D. RAMÓN BELO GONZÁLEZ

Dª Mª ALMUDENA CÁNOVAS DEL CASTILLO PASCUAL

En Madrid, a dos de noviembre de dos mil once. La Sección Vigésimoprimera de la Audiencia Provincial de Madrid, compuesta por los Señores Magistrados expresados al margen, ha visto en grado de apelación los autos de juicio ordinario número 139/2008, procedentes del Juzgado de 1ª Instancia nº 84 de Madrid, seguidos entre partes, de una, como demandante- apelada Clasificación y Manipulados Calyma S.A., y de otra, como demandada-apelante Castellana Subasta de Pintura S.A.

VISTO, siendo Magistrado Ponente la Ilma. Sra. Dª ROSA Mª CARRASCO LÓPEZ.

Antecedentes

La Sala acepta y da por reproducidos los antecedentes de hecho de la resolución recurrida.

PRIMERO.- Por el Juzgado de 1ª Instancia nº 84 de Madrid, en fecha 15 de Junio de 2009, se dictó sentencia , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "FALLO: Que estimando íntegramente la demanda interpuesta por la mercantil CLASIFICACIÓN Y MANIPULADOS CLAYMA S.A., debo condenar y condeno a la citada demandada a abonar a la actora la cantidad de trece mil setecientos cuarenta y cinco euros con sesenta y nueve céntimos (13.745,69 euros), cantidad que devengará el interés legal desde la fecha de presentación de la demanda de proceso monitorio (10 de octubre de 2007), y los del artículo 576 LEC desde la presente resolución, ello con expresa imposición de costas a la parte demandada.".

SEGUNDO.- Contra la anterior resolución se interpuso recurso de apelación por la parte demandada, admitido en ambos efectos, se dio traslado del mismo a la parte apelada, quién se opuso en tiempo y forma. Elevándose los autos junto con oficio ante esta Sección, para resolver el recurso.

TERCERO.- Por providencia de esta Sección, de 22 de septiembre de 2011, se acordó que no era necesaria la celebración de vista pública, señalándose para deliberación, votación y fallo el día 31 de octubre de 2011.

CUARTO.- En la tramitación del presente procedimiento han sido observadas en ambas instancias las prescripciones legales.

Fundamentos

PRIMERO .- CLASIFICACION Y MANIPULADOS CLAYMA S.A presentó solicitud de Juicio monitorio contra CASTELLANA SUBASTAS DE PINTURA S.A para que se la requiriera como deudora de 13.745,69 euros por trabajos realizados y no abonados desde el año 1998.

La representación de Castellana Subastas de Pintura s.a se opuso, folio 48 y 49, alegando no estar legitimada "para soportar la acción que contra ella se ejercita por no ser deudora de ninguna cantidad".

Se archivó por auto de 13 de febrero de 2008 el proceso monitorio remitiendo a la actora al Juicio declarativo que correspondía - Juicio ordinario- para accionar reclamando lo que afirmaba le era debido; y la actora CLAYMA S.A presentó demanda en los mismos términos de la solicitud y aportando los mismos documentos de los que entendía se evidenciaba la realidad de la deuda que reclamaba correspondiente a servicios prestados y no pagados desde 1998 al 2003.

La demandada no contestó en plazo siendo declarada en rebeldía, pero sí se personó con posterioridad siendo parte en el resto de actuaciones en concreto en la audiencia previa y en el juicio.

El tribunal de instancia dictó sentencia en la que rechazó la excepción de falta de legitimación activa de la actora, y estimó la demanda porque consideró probado el crédito de la actora en base a haber quedado acreditada la existencia de relaciones comerciales entre las partes, lo que consideró suficiente para dar por probado los trabajos causa del crédito reclamado porque entendía que sería excesivo "exigir a la parte actora la acreditación de cada uno de los servicios individuales realizados a través del correspondiente albarán", y no haber acreditado la demandada "haber abonado las cantidades que se le reclaman".

Contra lo resuelto se alza el recurso de la demandada quien alega haber infringido el tribunal de instancia lo dispuesto en los artículos 496 y 217 de la Ley de enjuiciamiento civil y haber errado al valorar la prueba practicada, porque en ningún caso es equiparable, así lo dispone la Ley, la declaración de rebeldía al allanamiento sino todo lo contrario, debiendo haber probado la actora la realidad de su crédito, y solo entonces se le podría exigir que probara el pago. E igualmente discrepó con el rechazo de su alegación de falta de legitimación activa de la demandante derivada de la propia documentación de la actora.

La actora solicitó que la sentencia fuera confirmada rechazando que el tribunal de instancia hubiera infringido los artículos 496 y 217LEC , porque en ningún caso se ha pretendido derivar la estimación de la rebeldía, sino de lo admitido y probado, afirmando que nunca fue controvertida la realidad de la deuda, no pudiendo cuestionarla ahora la parte por no ser momento "para realizarlas" al ser este trámite el de apelación. Según la apelada mediante la prueba practicada quedó acreditado junto a la testifical la realidad del crédito a su favor, y no probado el pago, y la consecuencia o conclusión es la contenida en la sentencia, que solicita sea confirmada.

SEGUNDO .- El artículo 496.2LEC dice textualmente "La declaración de rebeldía no será considerada como allanamiento ni como admisión de los hechos de la demanda, salvo los casos en que la ley expresamente disponga lo contrario".

En este proceso la apelante no contestó la demanda siendo declarada en rebeldía, la cual cesó al personarse antes de la Audiencia previa, sin que ello permitiera retrotraer las actuaciones. Dicha declaración tiene un doble efecto, frente a lo solicitado su negación, es decir, la rebeldía se equipara a la negación de los hechos sobre los que se sustenta la acción que contra él se dirige, y otro es la no retroacción del proceso por lo que no puede el demandado que se persona con posterioridad oponer hechos nuevos ni excepciones.

La rebeldía de conformidad con lo anterior no constituye ninguna excepción a las reglas que regulan la carga de la prueba, por tanto los hechos fundamento de la reclamación deben ser acreditados por quien accionada y los extintivos por el demandado/deudor, artículo 217.3LEC .

TERCERO .- El tribunal de instancia no ha infringido la literalidad del artículo 496LEC porque en ningún caso ha declarado en la sentencia que se hubiera allanado o que hubiera de ser tenida por allanada la demandada ni tampoco que la misma admitiera los hechos; ahora bien, al examinar la prueba no ha tenido en cuenta lo dispuesto en el artículo 217LEC , según el cual la actora ha de probar los hechos de los que se infiere su reclamación, en este caso, la actora tenía que probar los hechos en los que fundaba su crédito, y la demandada, una vez probados, era quien tenía que acreditar su extinción.

Es cierto que la demandada como se afirma en la sentencia no probó el pago de la cantidad que le era reclamaba, pero esto no era lo primero que debía ser examinado por el tribunal, sino comprobar que el crédito existía y lo era de la actora; en relación con esto último la demandada opuso la excepción de falta de legitimación de la actora, que correctamente fue rechazada, más aun, porque de la documental aportada por la apelada no se infiere la cesión del crédito o la inexistencia de la sociedad, todo lo contrario, y a su vez negó la apelante la realidad del crédito, porque esto es lo que se infiere de la rebeldía por lo que era la actora quien tenía que probar ser titular del crédito, y esto no lo hizo.

En la sentencia se deriva el crédito de haber quedado probado que hubo relaciones comerciales entre las partes según el libro mayor de la demandada, y considerar excesivo exigirle los albaranes "de los servicios prestados"; este razonamiento no es de recibo como no lo es la afirmación de la apelada de no ser este hecho controvertido porque tal aseveración no se ajusta a la realidad, porque no cabe derivar la no controversia de la rebeldía ni pretender que debió la demandada negar el crédito de forma expresa, porque ello sería tanto como dar a la rebeldía el contenido contrario a lo dispuesto en el artículo 496.2LEC ; la rebeldía se equipara a la negación de los hechos, es decir, la inexistencia del crédito por tanto éste debió ser probado, lo que no consta hiciera la actora porque en ningún caso la prueba de haber habido relaciones comerciales supone ser acreedor.

Lo probado únicamente es que hubo relaciones comerciales, causa de las que fueron las provisiones de fondos que constan en el libro mayor, según la declaración del representante de la entidad que llevó la contabilidad de la demandada/apelante; pero ni de ese documento ni del resto de documentos aportados -facturas y liquidaciones unilaterales de la demandante- se prueba el crédito; menos aún si como en este caso lo que se reclaman son liquidaciones por trabajos que se dicen ejecutados, pero que no se prueban en ningún caso, no debiéndose olvidar que el crédito no nace de la factura sino que ésta es el medio de documentar un crédito, que existe porque ha habido un trabajo que se ha ejecutado según un encargo y conforme a unos precios acordados; la parte actora tenía que probar bien mediante albaranes o cualquier otro medio de prueba, que prestó servicios o ejecutó los trabajos por los que reclama durante esos años 1998 y 2001, y que quedaron pendientes de pago algunos de ellos, concretando cuáles, o aportando una liquidación en forma, sustentada en una prueba, y a su vez acreditar qué trabajos fueron los encargados en los años 2002 y 2003, porque de este periodo aporta facturas pero no consta el soporte de las mismas.

La parte actora era quien tenía que probar, previa alegación de qué estaba reclamando, más allá de unos totales o liquidaciones, y solo después podría serle exigido a la demandada que probara el pago; porque el pago es la forma de acreditar la extinción de la obligación, pero antes de que la misma se extinga ha de existir, y esto no consta acreditado por la actora sobre la que recaía la carga de la prueba, en consecuencia entiende este tribunal que ha incurrido el Juez de instancia en error al valorar la prueba practicada, y la conducta de la demandada porque en su inactividad probatoria no se puede fundar la realidad del crédito y su consiguiente condena a pagar una deuda cuya existencia no consta, porque no se infiere de los documentos que aportó la demandante.

CUARTO .- El recurso debe ser estimado y revocada la sentencia para absolver a la demandada imponiéndole las costas de la primera instancia a CLASIFICACION Y MANIPULADOS CLAYMA S.A, artículo 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil .

QUINTO .- No ha lugar a hacer pronunciamiento respecto de las costas de esta alzada al estimarse el recurso de apelación, artículos 394 y 398 ambos de la Ley de Enjuiciamiento Civil .

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación.

Fallo

En virtud de lo expuesto, el Tribunal HA DECIDIDO ESTIMAR el recurso de apelación interpuesto por la representación de CLASIFICACION Y MANIPULADOS CLAYMA S.A, contra la sentencia dictada por el Ilmo. Sr. Magistrado Juez titular del Juzgado de Primera Instancia número 84 de Madrid de fecha 15 de junio de 2009 que debe ser revocada para en su lugar DESESTIMANDO la acción de reclamación ejercitada por la actora CLASIFICACION Y MANIPULADOS CLAYMA S.A, ABSOLVER a CASTELLANA SUBASTAS DE PINTURA S.A imponiéndole las costas de la primera instancia a la demandante, no habiendo lugar a hacer pronunciamiento respecto de las causadas en esta alzada.

Contra esta sentencia podrán interponer recurso de casación por interés casacional, y/o extraordinario por infracción legal.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación literal al Rollo de Sala, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Firmada la anterior resolución es entregada en esta Secretaría para su notificación, dándose publicidad en legal forma, y se expide certificación literal de la misma para su unión al rollo. Certifico.

Rebeldía
Falta de legitimación activa
Práctica de la prueba
Audiencia previa
Declaración en rebeldía
Allanamiento
Valoración de la prueba
Carga de la prueba
Libro mayor
Retroacción del proceso
Falta de legitimación
Documentos aportados
Medios de prueba
Inactividad probatoria
Extinción de las obligaciones