Sentencia Civil Nº 52/2010, Audiencia Provincial de Navarra, Sección 1, Rec 174/2009 de 09 de Abril de 2010

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Regulación de las servidumbres en Navarra

    Órden: Civil Fecha última revisión: 06/10/2016

    Son servidumbres los derechos reales establecidos sobre una finca en beneficio de otra colindante o vecina, y que consisten en el ejercicio de un determinado uso de ella, o en la limitación de cualquiera de las facultades del propietario. El Derecho...

  • Regulación de la adquisición de la servidumbre de paso en Galicia

    Órden: Civil Fecha última revisión: 06/10/2016

    La regulación de la adquisición de la servidumbre de paso en el derecho civil de Galicia está contemplada en los Art. 82-88 ,Ley 2/2006, de 14 de junio; estableciéndose como formas que permiten la adquisición de la servidumbre: Por ley; dedicac...

  • Regulación de las servidumbres en derecho foral. CATALUÑA

    Órden: Civil Fecha última revisión: 27/10/2014

    El capítulo VI del título VI del Libro Quinto del Código Civil de Cataluña, relativo a los derechos reales regula las servidumbres. La servidumbre es definida como el derecho real que grava parcialmente a una finca “sirviente” en beneficio de...

  • Derechos y obligaciones de los predios dominante y sirviente

    Órden: Civil Fecha última revisión: 05/10/2016

    La regulación acerca de los derechos y obligaciones de los propietarios de los predios dominante y sirviente, se encuentra recogida en la Sección 3.ª, del Capítulo I, rubricado como "De las servidumbres en general", del Título VII, del Código C...

  • La regulación de las servidumbres en Cataluña

    Órden: Civil Fecha última revisión: 06/10/2016

    El Art. 566.1 ,Código Civil Catalán define la servidumbre como el derecho real que grava parcialmente una finca, que es la sirviente, en beneficio de otra, que es la dominante, y puede consistir en el otorgamiento a esta de un determinado uso de l...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 09 de Abril de 2010
  • Tribunal: AP - Navarra
  • Ponente: Erice Martinez, Maria Esther
  • Núm. Sentencia: 52/2010
  • Núm. Recurso: 174/2009
  • Núm. Cendoj: 31201370012010100116

Encabezamiento

S E N T E N C I A Nº 52/2010

Presidente

D. FERMÍN ZUBIRI OTEIZA

Magistrados

D. JOSÉ JULIÁN HUARTE LÁZARO

D.ª ESTHER ERICE MARTÍNEZ (Ponente)

En Pamplona/Iruña, a 9 de abril de 2010.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra, compuesta por los Ilmos. Sres. Magistrados que al margen se expresan, ha visto en grado de apelación el Rollo Civil de Sala nº 174/2009, derivado del Juicio ordinario nº 478/2008, del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Tafalla; siendo partes apelantes-apelados: 1º.- D.ª Esperanza representada por la Procuradora D.ª M.ª TERESA IGEA LARRÁYOZ y asistida del Letrado D. PEDRO MADORRÁN HERGUERA; y 2º.- D. Elias , D. Íñigo , D.ª Adriana y D. Saturnino , representados por el Procurador D. MIGUEL GONZÁLEZ OTEIZA y asistidos por la Letrada D.ª MARÍA JAVIER DÍEZ GUINDANO.

Siendo Magistrada Ponente la Ilma. Sra. D.ª ESTHER ERICE MARTÍNEZ.

Antecedentes

PRIMERO.- Se aceptan los de la sentencia apelada.

SEGUNDO.- Con fecha 31 de marzo de 2009, el referido Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 1 de Tafalla dictó Sentencia en Juicio Ordinario nº 478/2008 .

Posteriormente con fecha 27 de abril de 2009 se dictó auto aclaratorio de la misma en cuya parte dispositiva se recogía: "1.- DEBO ACORDAR Y ACUERDO: Rectificar el error material manifiesto existente en el fallo de la Sentencia de 31 de marzo de 2.009 , dictada en el presente procedimiento que quedará redactado como sigue:

"QUE ESTIMANDO PARCIALMENTE la demanda de juicio ordinario interpuesta por la Procuradora de los Tribunales Sra. Ortueta, en nombre y representación de DOÑA Esperanza , frente a DON Elias , DON Íñigo , DOÑA Adriana y DON Saturnino , representados por la Procuradora de los Tribunales Sra. Laplaza, en ejercicio de acción negatoria de servidumbre de luces y vistas, declaración de agravación de servidumbre de paso y declaración de agravación de servidumbre de alero:

1.- DEBO DECLARAR Y DECLARO que las parcelas catastrales números NUM000 y NUM001 de Olite, propiedad de los demandados no tienen constituida a su favor y sobre la finca colindante propiedad de Doña Esperanza (finca catastral número NUM002 ) servidumbre de luces y vistas.

2.- DEBO CONDENAR Y CONDENO a los demandados a estar y pasar por la anterior declaración contenida en el número 1 del fallo de esta resolución y en su consecuencia a reducir las ventanas y huecos abiertos en la pared de la finca catastral número NUM001 de Olite contigua a la finca catastral número NUM002 , propiedad de la actora, al tamaño y con cumplimiento de los requisitos establecidos en la Ley 404 del Fuero Nuevo de Navarra .

3.- DEBO DECLARAR Y DECLARO que la puerta de garaje abierta por los demandados en la finca catastral de su propiedad número NUM001 no supone la agravación de la servidumbre de paso existente sobre la finca catastral número NUM002 , propiedad de la actora.

4.- DEBO DECLARAR Y DECLARO que el alero construido en la finca catastral número NUM001 , propiedad de los demandados, se introduce en la parcela catastral número NUM002 de Olite, propiedad de la actora, en mayor superficie a lo que lo hacían las tejas existentes en el año 1.997, antes de que se produjera el derribo, suponiendo una agravación de la servidumbre de alero existente.

5.- DEBO CONDENAR Y CONDENO a los demandados a estar y pasar por la anterior declaración contenida en el número 4 del fallo de esta resolución y en su consecuencia a reducir el vuelo del alero hasta dejarlo en una dimensión igual al que existía en el año 1.997 antes de que se derrumbaran las construcciones existentes en las fincas catastrales número NUM000 y NUM001 de Olite.

6.- DEBO CONDENAR Y CONDENO a los demandados a que lleven a cabo la ejecución de las obras necesarias para dar cumplimiento a los puntos 2 y 5 de este fallo, en el plazo de los 6 meses siguientes a la fecha de esta sentencia, siendo apercibidos que si trascurrido dicho plazo no cumplen con lo ordenado podrá interesar la actora la ejecución por un tercero a su costa.

7.- DEBO DECLARAR Y DECLARO no haber lugar a la condena en las costas derivadas del presente procedimiento a ninguna de las partes, de manera que cada parte deberá abonar las causadas a su instancia, mientras que las comunes serán abonadas por mitad.

Llévese el original de la presente sentencia al libro de sentencias de este Juzgado, dejando testimonio en el procedimiento.

Notifíquese esta resolución a las partes haciéndoles saber que contra la misma cabe interponer recurso de APELACIÓN que deberá prepararse ante este juzgado en los cinco días siguientes a su notificación, y que será resuelto por la Ilma. Audiencia Provincial de Navarra.

Así por esta mi sentencia, la pronuncia, manda y firma, D. DIEGO BERMEJO YANGUAS, Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Tafalla y su partido judicial. Doy fe."

2.- DEBO ACORDAR Y ACUERDO no haber lugar a complementar la sentencia dictada en los términos interesados por la parte demandada".

TERCERO.- Notificada dicha resolución, fue apelada en tiempo y forma por la representación procesal de D. Elias , D. Íñigo , D.ª Adriana y D. Saturnino , suplicando a la Sala: "...dicte sentencia en la que, con estimación íntegra del presente recurso, se anulen los pronunciamientos primero, segundo, cuarto, quinto y sexto de la sentencia apelada que se impugnan y, en su lugar, se estimen íntegramente las pretensiones deducidas en este recurso y que, singularmente, conllevan la desestimación de la acción negatoria y de agravación de servidumbre en su totalidad incluidas las pretensiones de reducción de las dimensiones de los huecos construidos en la vivienda de mis mandantes que afrontan con el paso o parcela catastral NUM002 y la reducción del alero acordados por la sentencia apelada. Ordenando a la actora-apelante, a estar y pasar por las anteriores declaraciones, sin imposición de costas para esta parte".

Así mismo fue apelada en tiempo y forma por la representación procesal de D.ª Esperanza , suplicando a la Sala: "...se dicte nueva resolución estimando el recurso y estimando la agravación de la servidumbre de paso y petición consecuente de reducción del tamaño de la misma, contenida en el punto dos del suplico de la demanda, así como también a la expresa condena en costas de la primera instancia a los demandados".

CUARTO.- Por la representación procesal de D. Elias , D. Íñigo , D.ª Adriana y D. Saturnino se presentó escrito de oposición al recurso de apelación interpuesto de contrario, suplicando a la Sala: "...dicte sentencia confirmatoria de los pronunciamientos tercero y séptimo de la parte dispositiva de la sentencia apelada por ser conformes a Derecho haciendo expresa condena en costas derivadas de este recurso en esta segunda instancia a la actora apelante".

Así mismo por la representación procesal de D.ª Esperanza , se presentó escrito de oposición al recurso de apelación interpuesto de contrario, suplicando a la Sala: "...dicte sentencia por la que desestimando el recurso de apelación interpuesto, se confirme la sentencia recurrida con imposición de costas a la parte demandada recurrente".

QUINTO.- Admitidas dichas apelaciones en ambos efectos y remitidos los autos a la Audiencia Provincial, previo reparto, correspondieron a esta Sección Primera, en donde se formó el Rollo de Apelación nº 174/2009, señalándose día para su deliberación, votación y fallo.

Fundamentos

PRIMERO.- La representación procesal de los demandados Don Elias , Don Íñigo , Doña Adriana y Don Saturnino , interpone recurso de apelación contra la sentencia dictada en la instancia impugnando la estimación de la acción negatoria de servidumbre de luces y vistas, y las consecuencias que de ella se derivan, así como la estimación de agravamiento de la servidumbre de alero y las consecuencias que de este agravamiento se derivan, ya que entiende que tales pronunciamientos contravienen de la voluntad del "pater familias", que el Juzgador ha incurrido en incongruencia omisiva, y que se alcanzan resultados contrarios a lo dispuesto en las leyes 7, 397 y 404 del Fuero Nuevo, así como a la doctrina mantenida por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra sobre agravamiento de servidumbres.

Sostiene la parte apelante-demandada que la parcela que corresponde con un paso creado para dar servicios a las fincas enclavadas -nº NUM002 - que Horacio constituyó mediante segregación de la finca registral número NUM003 fue comprada a la Sra. Sabina , quien segregó la casa situada en la CALLE000 nº NUM004 y vendió tres porciones a Don Horacio , a quien pidió insistentemente que respetara la plenitud de derechos para las edificaciones que ella reservaba para sus sobrinos (hoy parcelas nº NUM001 y nº NUM000 , propiedad de los demandados), voluntad que quedó plasmada con la constitución de un paso de 3,5 metros de anchura, contados desde la fachada a las antiguas cuadras de Doña. Sabina por Don Horacio utilizándose este paso para dar servicio a todas las fincas que en ese mismo emplazamiento fueron segregadas por él y vendidas.

Considera que la valoración de los contratos de 1 de febrero de 1964 y 28 de enero de 1977 celebrados entre Don Horacio y Don Lucio , causante de la actora, exigían una valoración conjunta con el resto de la prueba practicada, de la que se desprende que en aquellos documentos nunca se estaba transmitiendo la plenitud de derechos sobre el paso de 3,5 metros, sostiene esta parte apelante que el derecho dominical que transmitió Don Horacio en el año 1964 tenía muchas limitaciones, entre ellas la carga de estar al servicio de todas las fincas enclavadas y la de no construir. Así mismo considera errónea la interpretación de la escritura pública de compraventa, otorgada el 28 de enero de 1997 por Don Horacio y Don Lucio ya que en ella no se hace constar ninguna limitación de derechos y sin embargo existía la recogida en el Registro desde el año 1948 debido a su carácter de porción al servicio de las fincas situadas en este enclave, con la concreta carga de no construir.

Concluye que la estimación de la acción negatoria de luces y vistas contraviene aquella voluntad de Doña. Sabina y de Don Horacio en el sentido de respetar la plenitud de los derechos a favor de las fincas hoy propiedad de los demandados, cuya expresión fue la constitución del reiterado paso.

Denuncia así mismo el recurrente la incongruencia omisiva de la sentencia por no haberse pronunciado sobre cuestiones planteadas por esta parte, como el carácter del paso como una suerte de belena al servicio de fincas urbanas y la inexistencia de perjuicios para la actora de los elementos constructivos cuestionados. Refiere que el Juzgador no ha hechos valoración alguna de las características de este paso, cuando las mismas pueden ser un hecho impeditivo de la pretensión negatoria de los derechos de luces y vistas formulada por la actora, ya que el citado paso es un espacio de utilidad común a varias fincas urbanas con independencia de que su titularidad sea de la actora.

Considera así mismo relevante la pérdida de habitabilidad de una de las viviendas derivada de las pretensiones de la actora, vulnerándose el derecho de defensa de los demandados que hubieran encontrado amparo en la regulación contenida en la ley 404 del Fuero Nuevo , toda vez que los huecos abiertos no tienen saledizos ni producen perjuicio alguno a la colindante, siendo lo procedente valorar debidamente la naturaleza de este paso como una suerte de belena que impide el éxito de la acción negatoria y de agravación de servidumbre formulada de adverso, ya que permite que los demandados mantengan los huecos abiertos, dado que no tienen saledizos ni causan perjuicio alguno al colindante, de acuerdo con la regulación contenida en la ley 404 del Fuero Nuevo .

Por otra parte mantiene la recurrente que el alero de la casa de los demandados no conlleva las mayores limitaciones de los derechos dominicales que la jurisprudencia exige para declarar la concurrencia del agravamiento de una servidumbre, argumentando que el alero no afecta para nada a la casa de la actora sino sólo y exclusivamente al paso donde se proyecta su vuelo, considerando que las limitaciones en los derechos dominicales que tiene la actora siguen siendo las mismas.

Por lo que solicita la revocación de la sentencia de instancia en los pronunciamientos recogidos en su escrito.

SEGUNDO.- La representación procesal de la demandante Doña Esperanza interpuso recurso de apelación impugnando los pronunciamientos referidos a la petición de declaración de agravación de la servidumbre de paso que ha sido denegada y a la imposición de costas.

Mantiene, en contra de lo recogido en la sentencia de instancia, que se ha producido una agravación de la servidumbre de paso existente antes de la ejecución de la obra nueva, porque se ha modificado la anchura y altura de la puerta de comunicación existente entre el predio dominante y el sirviente; de existir tres puertas peatonales, la puerta más ancha de 98 centímetros se ha pasado después de la obra a una puerta de 318 centímetros de anchura, y de una altura que tenían las puertas anteriores de 185 centímetros se ha pasado a una puerta de 257 centímetros. Esta modificación de las dimensiones hace que el uso de la servidumbre de paso se vea igualmente ampliado, ya que no sólo pueden transitar personas y ganado, sino también refiere que vehículos y objetos que con anterioridad no podían acceder al predio dominante. Igualmente refiere que se ha modificado el acceso desde la calle al predio dominante de tal forma que ahora la puerta se encuentra más alejada de aquélla y por lo tanto el trayecto sobre la finca sirviente es mayor que anteriormente. Considera que se deja sin contenido la ley 400 del Fuero Nuevo de Navarra , ya que en aplicación de dicha ley los demandados pudieran haber solicitado la ampliación de la servidumbre de paso siempre que hubieran justificado reunir los requisitos exigidos, considera así mismo que se contraviene la doctrina jurisprudencial de la Audiencia Provincial de Navarra en esta materia.

Entiende por otra parte que las costas causadas deben ser impuestas a los demandados, aún en el supuesto de que no se estime el punto que anteriormente se expone en su recurso, ya que se han estimado dos de las tres peticiones contenidas en la demanda y si nos atenemos a la valoración de las obras necesarias, en relación a la acción negatoria de luces y vistas y la agravación de la servidumbre de alero ésta se estima en 24.000 €, mientras que la referida a la agravación de la servidumbre de paso es de 2.500 €, motivo por el cual considera que la demanda ha sido estimada prácticamente en un 90% por lo que procede la imposición de costas a la parte demandada.

TERCERO.- La primera de las alegaciones formuladas por la parte apelante-demandante no puede ser estimada, toda vez que no cabe acoger la argumentación que realiza para basar su derecho en lo dispuesto en la ley 397 párrafo 3º del Fuero Nuevo, ya que aunque se admitiese el hecho de que la anterior propietaria de las fincas, Doña. Sabina , manifestó su voluntad en el sentido de que las edificaciones de las parcelas que luego fueran de los hermanos Adriana Elias Íñigo , tuviese siempre plenitud de derechos, entendidos éstos como luces, vistas, goteraje y paso, y que atendiendo a dicha voluntad Don Horacio creó el paso de 3,5 metros de anchura sobre el corral o patio común a todas las dependencias, midiendo esta anchura desde la fachada exterior de las antiguas cuadras reservadas para los hermanos Elias Íñigo Adriana ; no puede obviarse que en la escritura de compra venta otorgada por Doña Sabina a favor de Don Horacio con fecha 16 de abril de 1947 no se contempla tal extremo, si bien el Sr. Horacio admite que fue aquélla la voluntad de la vendedora. En escritura pública de compra venta de 1948 constando como otorgante Don Horacio se recoge ya la existencia de un paso de 3,5 metros de anchura, refiriendo Don Horacio que en cada una de las escrituras de venta por él realizadas de las fincas segregadas de lo adquirido en compraventa a la Sra. Sabina , se hizo constar el derecho de acceso a las mismas a través del paso de 3,5 metros que parte desde la calle Afueras-Monjas o Portal, hoy CALLE002 (adquiridas a la Sra. Sabina y a Don Emilio ).

En escritura de compraventa de 28 de septiembre de 1962 otorgada por Don Horacio y su esposa y Don Lucio , causante de la actora, se hace constar que la finca vendida tiene también puerta de entrada por la calle del Portal o Muralla o Afueras-Monjas a través de un paso de 3,5 metros de anchura por unos 10 de largo.

Con posterioridad mediante contrato privado de compraventa y el 28 de enero de 1997 mediante escritura pública Don Horacio vendió a Don Lucio la franja de terreno perteneciente a la casa número NUM004 de la CALLE000 , antes CALLE001 , con acceso desde la CALLE002 entre las casas señaladas con los números NUM005 y NUM006 , dicha franja tiene de ancho 3,5 metros y de largo 10 metros, aproximadamente, lo que hace una superficie aproximada de 35 m2, linda al frente CALLE002 , derecha entrando Julián y Serafin , izquierda hermanos Adriana Elias Íñigo y Lucio y fondo Serafin , afirmándose que la finca descrita ha quedado como resto tras diversas segregaciones y ventas practicadas, haciéndose constar que se adquiere libre de cargas y de arrendamiento, con todos sus derechos, usos y servidumbres y que aunque la escritura pública se formalice el día de la fecha, la transmisión de la finca objeto de la escritura se realizó mediante documento privado suscrito por los otorgantes con fecha 1 de febrero de 1964; documento que consta en las actuaciones como prueba documental.

En cuanto a la existencia de servidumbre de luces y vistas es necesario para que se entienda constituida por destino del padre de familia que existiera entre predios pertenecientes al mismo propietario, evidenciados por un signo aparente, que lo sería de servidumbre de pertenecer tales predios a distintos dueños, en el caso que nos ocupa el hueco abierto en la finca nº NUM001 propiedad de los demandados tenía, antes de ser derrumbada la construcción, barrotes de hierro y apenas 50 centímetros de diámetro, y las ventanas que tenía la finca nº NUM000 se encontraba a una distancia superior a los 3 metros del límite de la finca de la actora, motivo por el cual no cabe sino concluir que no existía tal servidumbre de luces y vistas, como se pretende por la parte demandada, cuando el Sr. Horacio dice establecer un paso a consecuencia de la voluntad de la vendedora, Sra. Sabina , no existiendo tampoco el establecimiento de dicha servidumbre de luces y vistas cuando ésta efectuó la venta a Don Horacio ; así las cosas aunque consideremos que la vendedora verbalmente transmitió a Don Horacio su voluntad de constituir una servidumbre, en ningún caso nos encontramos ante una servidumbre de luces y vistas ya que ésta no existía, que no estaba determinada y que no puede declararse en atención a los signos aparentes y circunstancias de los predios. En ningún caso puede obviarse que por la configuración del inmueble en la época en que eran propietarios la Sra. Sabina y el Sr. Horacio las ventanas que tenía la finca nº NUM000 se encontraban respecto al paso de que se trata a una distancia superior a 3 metros del límite del mismo.

No se aprecia la incongruencia omisiva de la sentencia que ha sido denunciada por la recurrente, toda vez que se declara la propiedad sobre el denominado paso de 3,5 metros y se argumenta tal declaración haciéndose referencia a la prueba que consta en las actuaciones, prueba documental en la que, tanto en documento privado como en documento público, el causante de la actora adquiere la propiedad de dicho paso mediante compraventa realizada a Don Horacio y su esposa, documento concordante con el Registro de la Propiedad motivo por el cual el Juzgador se ha pronunciado sobre la titularidad de dicho paso, que si bien presta servicio a varias fincas es titularidad privativa de la demandante, no encontrándonos por tanto ante una belena o etxekoarte a los que se refiere la ley 376 del Fuero Nuevo , por lo que no resulta de aplicación lo preceptuado en el párrafo segundo de la ley 404 del mismo texto legal.

En cuanto a la servidumbre de alero no puede mantenerse con éxito que la misma no se haya visto agravada con la ampliación del alero que existía con anterioridad y ya gravaba la finca propiedad de la actora, toda vez que se ha acreditado que el alero anterior tenía una dimensión de alrededor de 30 centímetros, siendo el actual aproximadamente de un metro, produciéndose así un mayor perjuicio al predio sirviente, dificultando tal y como razona la sentencia de instancia la entrada de luz natural respecto a la situación anterior, agravación que no queda desvirtuada por lo expuesto por el perito Sr. Humberto en su informe.

CUARTO.- Se impugna por la parte apelante-demandada la desestimación de la pretensión de la actora, relativa a la agravación de la servidumbre de paso existente. Sabido es que no toda innovación o reforma en el predio dominante, por el solo hecho de variar en alguna medida los signos aparentes de servidumbre suponen necesariamente su agravación (vid. S.T.S.J. Navarra 19 de septiembre de 1991 ). En el supuesto que nos ocupa las dimensiones del paso no han variado y cuando se estableció el derecho de paso no se limitó en forma alguna a que por él transitaran únicamente personas, animales o cosas, por lo que no puede decirse que haya aumentado el gravamen sobre el predio sirviente, habiendo variado únicamente el número de puertas que tiene el inmueble del predio dominante que antes eran tres a ahora sólo una, cuyas dimensiones son 3,18 x 2,57, mientras que las anteriores tenían una anchura de 98,98 y 83 centímetros respectivamente y una altura variable entre 1,75 y 1,85 centímetros; motivo por el cual de las dimensiones de la puerta y puertas no puede observarse agravamiento alguno, que tampoco se produce por la ubicación de la puerta ya que el derecho de paso afecta a todo el terreno de la parcela que constituye el mismo, por este motivo no se aprecia una mayor limitación a los derechos dominicales del predio sirviente, respondiendo la modificación por el contrario a una mayor utilidad para el predio dominante que no supone gravamen alguno, por lo que debe en este punto también confirmarse la sentencia dictada en la instancia.

Por último se ha impugnado el pronunciamiento referido a la no imposición de las costas causadas en la primera instancia, con una argumentación que no puede compartirse, ya que para apreciar la estimación total o parcial de la demanda no puede estarse simplemente a la valoración de las obras necesarias para la modificación del alero, de los huecos, o de las puertas abiertas en el paso, dado que el objeto de discusión no solamente es el valor económico de la obra necesaria para restituir la obra actual a su situación original, sino también la existencia o no de un derecho de servidumbre de luces y vistas, de paso y de alero y si se ha producido o no la agravación de las servidumbres establecidas, por este motivo no puede estimarse la alegación formulada por la parte apelante-demandante en cuanto hace referencia únicamente a la cuantificación de las obras precisas para restituir la situación de las ventanas, puertas y alero a su situación original.

QUINTO.- Habiéndose desestimado en su integridad tanto el recurso interpuesto por la parte apelante-demandante, como el interpuesto por la parte apelante-demandada, ambas deberán abonar las costas causadas por sus respectivos recursos en esta alzada (artículo 398 de la LEC ).

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación

Fallo

Desestimamos el recurso de apelación interpuesto por la Procuradora D.ª SUSANA LAPLAZA AYSA, en nombre y representación de D. Elias , D. Íñigo , D.ª Adriana y D. Saturnino , contra la sentencia dictada en el juicio ordinario nº 478/2008 seguido ante el Juzgado de 1ª Instancia nº 1 de Tafalla , desestimando así mismo el recurso de apelación interpuesto por la Procuradora D.ª ISABEL ORTUETA CONDÓN, en nombre y representación de D.ª Esperanza , contra la citada resolución que, en consecuencia, confirmamos, condenando a los apelantes al pago de las costas causadas por sus respectivos recursos en esta segunda instancia.

Devuélvanse los autos al Juzgado de procedencia con testimonio de esta resolución.

Así por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Servidumbre
Voluntad
Servidumbre de paso
Derecho de dominio
Servidumbre de luces y vistas
Predio dominante
Luces y vistas
Incongruencia omisiva
Acción negatoria
Representación procesal
Fincas Urbanas
Fachadas
Acción negatoria de servidumbre
Fincas registrales
Sobrino
Predio sirviente
Práctica de la prueba
Dueño
Predio
Derecho de defensa
Habitabilidad
Obras necesarias
Signo aparente
Obra nueva
Documento privado
Prueba documental
Contrato privado
Derecho de paso
Registro de la Propiedad
Documento público
Derecho de servidumbre