Sentencia Penal Nº 1/2012, Audiencia Provincial de Albacete, Sección 1, Rec 159/2011 de 04 de Enero de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Regulación de la valoración de la prueba en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 12/05/2017

    La valoración de la prueba es la actividad judicial que busca el convencimiento o el rechazo de la misma. Esta actividad judicial se plasma en la sentencia, a los efectos de dejar patente la relación entre esta actividad y el pronunciamiento en ...

  • La declaración de testigos en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/11/2014

      Declaración de testigos La declaración de testigos se encuentra regulada en los Art. 410-450 ,LECrim. Este acto de investigación tiene como fin la declaración de alguna de las personas que pudieren tener algún tipo de contacto con el hecho de...

  • La prueba en el procedimiento administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La prueba en el procedimiento administrativo se encuentra regulada en los Art. 77-78 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre, preceptos que establecen, entre otras cuestionses, que los hechos relevantes para la decisión de un procedimiento podrán acreditarse...

  • El procesamiento en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/03/2016

    La Ley de Enjuiciamiento Criminal únicamente prevé el procesamiento para aquellos delitos que vayan a ser juzgados por medio del procedimiento ordinario. El Art. 384 ,LECrim establece que, en el supuesto de que resulte del sumario indicios de crimi...

  • Límites al poder punitivo del Estado

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    Dentro de las denominadas limitaciones al poder punitivo del Estado tenemos que hacer referencia al hecho de que en ocasiones, dichos límites se basan en el fundamento político (es exigencia del Estado social de Derecho) frente a otras ocasiones...

Ver más documentos relacionados
  • Solicitud de declaración de testigos por la parte acusada

    Fecha última revisión: 16/03/2016

    NOTA: La solicitud de diligencias previas se puede realizar, desde que se está personado, por todas las partes y durante la tramitación de las diligencias. Los que se personaren podrán desde entonces tomar conocimiento de lo actuado e instar la...

  • Acta de declaración testifical en expediente disciplinario contradictorio ante insultos a empresario o superior.

    Fecha última revisión: 03/05/2016

      NOTA: Los miembros del comité de empresa y los delegados de personal, como representantes legales de los trabajadores, tendrán, a salvo de lo que se disponga en los convenios colectivos, tienen derecho a la apertura de expediente contradictorio ...

  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia. Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículo...

  • Formulario de recurso de apelación en materia contractual

    Fecha última revisión: 01/06/2017

    AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA [LOCALIDAD](1)PARA ANTE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE [PROVINCIA]Procedimiento nº. [NUMERO]Don/Doña [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE], Procurador de los Tribunales, en nombre y representación de Don/Doña [NOMBRE_CLIENTE], c...

  • Recurso de casación por tráfico de drogas

    Fecha última revisión: 22/03/2016

      NOTA: El presente recurso de casación se basa en la nulidad de las intervenciones telefónicas practicadas; en la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva por indefensión al haberse denegado la prueba interesada por la defensa en...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 04 de Enero de 2012
  • Tribunal: AP - Albacete
  • Ponente: Mateos Rodriguez, Manuel
  • Núm. Sentencia: 1/2012
  • Núm. Recurso: 159/2011
  • Núm. Cendoj: 02003370012012100001
Resumen:
FALTA SIN ESPECIFICAR

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL

DE ALBACETE

Sección Primera

Rollo Apelación Juicio de Faltas: nº 159/11

Órgano Procedencia: Juzgado de Instrucción nº TRES de ALBACETE.

Proc. Origen: Juicio de Faltas nº 123/11

SENTENCIA Nº 1 / 2.012

EN NOMBRE DE S.M. EL REY

Ilmo. MAGISTRADO Don MANUEL MATEOS RODRÍGUEZ.

En la Ciudad de ALBACETE, a cuatro de enero de dos mil doce.

La Sección 001 de la Audiencia Provincial de ALBACETE, ha visto en grado de apelación, sin celebración de vista pública, el presente procedimiento penal del Juicio de Faltas expresado, seguido contra Marí Juana , siendo partes en esta instancia, como apelante, Marí Juana , defendida por la Letrada Sra. doña Antonia Pérez Ortega; y, como apelados, Africa y el MINISTERIO FISCAL.

Antecedentes

PRIMERO.- La Ilma. Sra. Magistrada- Juez de Instrucción nº TRES de ALBACETE, con fecha 7 de abril de 2.011, dictó sentencia en el Juicio de Faltas del que dimana este recurso, en la que se declararon como hechos probados los siguientes: "ÚNICO.- El día 10 de febrero de 2011, Marí Juana se dirigió con un ladrillo en la mano hacia la casa de Africa , con la que mantiene malas relaciones, con el que rompió el portero automático de la finca de la CALLE000 n° NUM000 de esta localidad de Albacete, siendo presenciados los hechos por Carlos Miguel ".

SEGUNDO.- La expresada sentencia en su parte dispositiva dice así: "Que debo condenar y condeno a Marí Juana como autora de una falta de daños prevista y penada en el artículo 625.1° del Código Penal , a la pena de MULTA DE QUINCE DÍAS, CON UNA CUOTA DIARIA DE TRES EUROS, cantidad que deberá ser satisfecha de una sola vez y en el plazo de los cinco días siguientes a la declaración de firmeza de la sentencia y con una responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas; y en el orden civil deberá indemnizar a LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS DE LA CALLE000 n° NUM000 de ALBACETE, en ejecución de sentencia en la cuantía de los daños causados al portero automático, que no podrán exceder de la cantidad de 400 euros, y siempre que los mismos no hayan sido ya indemnizados; y al pago de las costas".

TERCERO.- Notificada la mencionada sentencia, contra la misma se formalizó recurso de apelación por Marí Juana , que fue admitido en ambos efectos, y practicadas las diligencias oportunas, fueron elevadas las actuaciones a este Tribunal, donde se registraron, se formó el rollo de Sala y se turnaron de ponencia.

No habiéndose propuesto diligencias probatorias y al estimarse innecesaria la celebración de la vista para la correcta formación de una convicción fundada, quedaron los autos vistos para sentencia.

CUARTO.- Como fundamentos de impugnación de la sentencia se alegaron sustancialmente los siguientes:

- Error en la apreciación de las pruebas, e

- Infracción de normas del ordenamiento jurídico.

Hechos

Se aceptan los hechos que se declaran probados en la sentencia de primera instancia.

Fundamentos

PRIMERO.- Mediante el recurso interpuesto, la condenada en primera instancia, Marí Juana , muestra su discrepancia con la sentencia de primera instancia por dos motivos que denomina "error en la apreciación de las pruebas" e "infracción de normas del ordenamiento jurídico", aunque prácticamente la fundamentación de ambos es la misma, con la excepción de la alusión en el segundo al principio de intervención mínima del Derecho Penal, alusión que no viene al caso pues es indudable la significación penal de los daños causados de propósito.

La fundamentación del recurso, común a ambos motivos, se resume en la afirmación de que la recurrente no fue identificada por la Policía rompiendo el portero automático, y tampoco lo fue por el testigo Carlos Miguel , por lo que su inculpación sólo se basa en la declaración testifical de la denunciante, Africa , con la que está enemistada, por lo que no sirve como prueba para enervar la presunción de inocencia.

SEGUNDO.- En apelación deben respetarse las conclusiones que, sobre la valoración de las pruebas personales, ha hecho el Juez de la primera instancia penal, pues éste goza de las ventajas que le otorga la circunstancia de estar en contacto inmediato o directo con ellas, mientras que ello no es así en el caso del Tribunal encargado de resolver el recurso. Esa regla quiebra únicamente si en apelación se constata que el Juez encargado del enjuiciamiento ha incurrido, al valorar la prueba, en razonamientos ilógicos o absurdos. Ello es así porque la inmediación, aunque no garantice el acierto ni sea por sí misma suficiente para distinguir la versión correcta de la que no lo es, permite al Tribunal acceder a algunos aspectos de las pruebas personales que resultan irrepetibles, y que pueden influir en la valoración, de forma que la decisión del Tribunal de primera instancia en cuanto a la credibilidad de quien declara ante él, aunque debe basarse expresamente en aspectos objetivos, no puede ser sustituida por la de otro Tribunal que no las haya presenciado, salvo los casos excepcionales ya aludidos en los que se aporten datos o elementos de hecho no tenidos en cuenta adecuadamente en su momento que puedan poner de relieve una valoración manifiestamente errónea que deba ser corregida.

Respecto de la inferencia que en la sentencia se contiene hay que decir que no es ilógica ni absurda. En efecto, no es arbitrario el deducir que la persona que se dirige hacia un edificio enojada, llevando un ladrillo en sus manos, es la que poco después causa daños con un objeto de esas características en el portero automático del mismo.

Y sobre la enemistad de la denunciante hacia la denunciada, basta con destacar que no ha quedado probada. Cuestión distinta es la animadversión que, según la denunciante, la apelante le profesa, la cual sirve para explicar la existencia del incidente más que para hacer dudar de la veracidad de la denuncia.

Por último, las características que, sobre la personalidad de la apelante, se consignan en el informe médico aportado por su letrada para interesar la suspensión del juicio, no hacen más que confirmar la verosimilitud de los hechos declarados probados en la sentencia apelada.

TERCERO.- Por aplicación de los arts. 4 y 394 y ss. de la LEC , por aplicación analógica del art. 901 de la LECri, y teniendo en cuenta los principios contenidos en el art. 123 del Código Penal y en los arts. 239 y 240 de la LECri., desestimándose el recurso de apelación interpuesto por la condenada, procede su condena al pago de las costas.

Vistos los preceptos legales de general y pertinente aplicación.

Fallo

Desestimando el recurso de apelación interpuesto por Marí Juana contra la sentencia dictada en fecha 7 de abril de 2.011 por la Ilma. Sra. Magistrada-Juez de Instrucción nº TRES de ALBACETE, en el JUICIO DE FALTAS nº 123/2.011, debo confirmar y confirmo la referida resolución, con imposición a la apelante de las costas causadas en este recurso.

Contra la presente resolución no cabe recurso ordinario alguno.

Remítase testimonio de la presente al Juzgado de procedencia, junto con los autos, para su cumplimiento, y una vez se reciba su acuse archívese el presente, previa nota en los libros.

Así por esta sentencia, lo acuerdo, mando y firmo.

Intervención mínima
Declaración del testigo
Presunción de inocencia
Valoración de la prueba