Sentencia Penal Nº 128, Audiencia Provincial de A Coruña, Rec 53 de 14 de Julio de 2000

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Penal
  • Fecha: 14 de Julio de 2000
  • Tribunal: AP - A Coruña
  • Ponente: Seoane Spiegelberg, Jose Luis
  • Núm. Sentencia: 128
  • Núm. Recurso: 53
Resumen:

Delito de CONDUCCION ALCOHOLICA por conducción de vehículo de motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas y un delito de desobediencia grave.Tampoco vemos en qué se lesionó el derecho de defensa que el acusado pudo ejercitar con todas las garantías legales. Es cierto que se infringió el- plazo para presentar el escrito de acusación, ahora bien de ahí de ninguna manera se puede obtener la conclusión de la inexistencia de acusación, y por consiguiente la necesidad del archivo de las actuaciones, que únicamente procede cuando los hechos no son constitutivos de delito, pero no por demora en la formulación del escrito de acusación ( art. 790.6, en relación con el art. 637.2 de la LECR ), salvo prescripción de la causa que en el caso presente no concurre.Tampoco cabe duda de la existencia del delito de conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas, previsto y penado en el art° 379 del CP, que no precisa, como condición sine qua non, la previa práctica de una prueba de alcoholemia que demuestre un determinado grado de alcohol en sangre, ya que la misma no es el único elemento de juicio que puede producir esta condena, ni es una prueba imprescindible para la existencia del mentado ilícito, dado que, de ser ello así, la comisión de la infracción criminal, prevista y penada en el mentado texto legal punitivo quedaría bajo la disponibilidad del acusado, que podría evitar la sanción criminal con su simple negativa al sometimiento a la prueba de determinación del alcohol en sangre. Así se ha expresado el Tribunal Constitucional, en sentencia 12-2-1992 ( BOE 17-3-1992).Había obligación legal de sometimiento a las pruebas, requerimiento expreso de práctica de las mismas con advertencia de las consecuencias de dicha negativa e indicios de influjo etílico, reproduciéndose los argumentos de la resolución apelada sobre tal ilícito criminal igualmente cometido por el recurrente.La ingesta etílica consta de una sólida prueba de cargo constituida por el parte médico obrante en las actuaciones ratificado en el plenario por el Dr. Aguirre, que aprecia en el acusado actitud agresiva, con hedor etílico, verborrea, así como la negativa a la extracción de sangre.Se desestima el recurso. 

 


Bebida alcohólica
Responsabilidad
Archivo de actuaciones
Consumo de bebidas alcohólicas
Delito de desobediencia grave
Eximentes incompletas
Embriaguez
Privación del derecho a conducir vehículos
Tiempo de condena
Inhabilitación especial para el sufragio pasivo
Ejecución de sentencia
Intereses legales
Interés legal del dinero
Derecho de defensa
Delito de desobediencia
Violación
Delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas
Acusación pública
Seguridad jurídica
Prueba de cargo
Atestado

Ver el documento " Sentencia Penal Nº 128, Audiencia Provincial de A Coruña, Rec 53 de 14 de Julio de 2000 "
¡Es gratis!

  • Accede a más de 4.000.000 documentos
  • Localiza la información que necesitas
No hay legislación relacionada...