Sentencia Penal Nº 138/2010, Audiencia Provincial de Malaga, Sección 8, Rec 193/2009 de 22 de Febrero de 2010

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • La prueba en el procedimiento administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La prueba en el procedimiento administrativo se encuentra regulada en los Art. 77-78 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre, preceptos que establecen, entre otras cuestionses, que los hechos relevantes para la decisión de un procedimiento podrán acreditarse...

  • Fases del proceso de prueba en el juicio ordinario y verbal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

      La prueba será el mecanismo por el que las partes pretenden que el Tribunal adquiera el convencimiento de la verdad o certeza del hecho o afirmación fáctica que alegan. La prueba tendrá por objeto los hechos que guarden relación con la tutuel...

  • Regulación de la valoración de la prueba en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 12/05/2017

    La valoración de la prueba es la actividad judicial que busca el convencimiento o el rechazo de la misma. Esta actividad judicial se plasma en la sentencia, a los efectos de dejar patente la relación entre esta actividad y el pronunciamiento en ...

  • Celebración del juicio oral en el proceso penal abreviado

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Del juicio oral y de la sentencia El Juez o Tribunal examinará las pruebas propuestas y dictará auto admitiendo las que considere pertinentes y rechazando las demás, y prevendrá lo necesario para la práctica de la prueba anticipada. Contra los a...

  • Fase de juicio oral del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/03/2013

    El término juicio oral se refiere, tanto a una fase concreta del proceso (Libro III de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), que se refiere a los escritos de calificación provisional, artículos de previo pronunciamiento y prueba anticipada, como al ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 22 de Febrero de 2010
  • Tribunal: AP - Malaga
  • Ponente: Molero Gomez, Pedro
  • Núm. Sentencia: 138/2010
  • Núm. Recurso: 193/2009
  • Núm. Cendoj: 29067370082010100477

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MÁLAGA

SECCIÓN OCTAVA

ROLLO DE APELACIÓN DE JUICIO DE FALTAS Nº 193/09

Juzgado de Instrucción nº 1 de Ronda

Autos de Juicio de Faltas nº 118/09

SENTENCIA Nº 138 / 2.010

En la ciudad de Málaga, a 22 de Febrero de 2010.

Vistos, en grado de apelación, por la Sección Octava de esta Audiencia Provincial, constituida por un solo Magistrado, el Iltmo. Sr. Don Pedro Molero Gómez, los presentes autos de Juicio de Faltas del Juzgado de anterior referencia, seguidos por una presunta falta de LESIONES , siendo apelante Raimundo .

Ha sido parte en el procedimiento el Ministerio Fiscal.

Antecedentes

PRIMERO.- Por el mencionado Juzgado se dictó sentencia en la causa de que dimana el presente rollo, con fecha 25 de Julio de 2.009, estableciendo el siguiente relato de hechos probados: " Sobre las 11,30 horas del día 19 de Abril de 2.009 a consecuencia de una disputa mantenida entre Raimundo y Roque por la ubicación de un banco del parque Raimundo termino propinando dos puñetazos en la cara a Roque y causándole daños en los cristales de las gafas graduadas que llevaba cuya reparación ascendió a 240 euros. Acto seguido Raimundo salio a correr y Roque detrás diciéndole a Raimundo que "le iba a descargar un cargador entero". El mismo día de los hechos Roque acudió al centro de salud acudiendo Raimundo dos días después. A consecuencia de la agresión Roque sufrió contusión nasal y maxilar superior con erosiones en encías y contusión cervical habiendo recibido tratamiento analgésico y tardando en curar de sus lesiones 5 días de los cuales 1 de ellos estuvo impedido para el ejercicio de sus ocupaciones habituales. ".

A tal relato fáctico correspondió el fallo que a continuación se transcribe: "Que debo de condenar y condeno a Raimundo como responsable criminal en concepto de autor de una falta de lesiones del art. 617.1 del C. P . a la pena de 30 días de multa con una cuota diaria de 6 euros y abono de la mitad de las costas procesales. Indemnizara a Roque en la cantidad de 200 euros por las lesiones y en la cantidad de 240 euros por la rotura de las gafas. Que debo de condenar y condeno a Roque como responsable criminal en concepto de autor de una falta de AMENAZAS del art. 620.2 del C. P . a la pena de 15 días de multa con una cuota diaria de 6 euros y abono de la mitad de las costas procesales ".

SEGUNDO.- Contra dicha sentencia se interpuso el recurso de apelación expresado para ante esta Audiencia Provincial, y admitido a trámite se dio traslado a las demás partes de los escritos de formalización del mismo por término de diez días, a los fines previstos en el art. 790.5 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal , con el resultado que consta en la causa, transcurrido el cual se elevaron los autos a esta Audiencia, donde se constituyó Sala únicamente con el Magistrado a quién por turno le correspondió la resolución del recurso, en cuyo poder quedaron las actuaciones, para el dictado de la presente sentencia, no considerándose necesaria la celebración de vista.

TERCERO.- En la sustanciación del recurso se han observado las prescripciones legales.

Se aceptan los hechos declarados probados en la sentencia apelada.

Fundamentos

PRIMERO.- El recurrente denuncia vulneración del principio constitucional de presunción de inocencia y error en la valoración de las pruebas practicadas en el plenario.

Respecto de los motivos del recurso, ha de indicarse que la sentencia impugnada argumenta en sus fundamentos jurídicos las razones por las que se considera acreditada la realización por parte del recurrente de los hechos que se le imputan, no observándose en esta alzada error alguno en la labor intelectual que implica toda valoración probatoria.

Partiendo del principio de libre valoración de la prueba aplicable en el proceso penal, en cuanto a las pruebas de índole subjetiva, como son las declaraciones de las partes y testigos, es decisivo el principio de inmediación y, por ello, es el juzgador de instancia quien se halla en condiciones óptimas para decidir sobre la credibilidad que ha de darse a lo oído y visto en el juicio oral, pues cuando el medio de prueba es una persona, la convicción judicial se forma también por los gestos, expresión facial, tono de voz, firmeza, duda en las manifestaciones, inseguridad o incoherencia en las mismas a tenor de lo dispuesto en el artículo 741 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal , de tal modo que cuando en el acto del juicio oral se producen varias declaraciones, la determinación de cual es la verdadera depende claramente de la inmediación con la que esta prueba es recibida por el juzgador de instancia.

De la valoración de las manifestaciones de la propia parte recurrente, en donde reconoce su participacion en la riña, y de los partes medicos en donde se constatan las lesiones y factura acreditativa de los daños en las gafas del apelado, así como de las manifestaciones de la parte apelada y de la prueba testifical practicada, material probatorio que la juez " a quo " valoro según las pautas jurisprudenciales, se deduce que el hoy apelante llevó a cabo los hechos que se le imputan, quedando destruida asi la presunción de inocencia de la que goza el mismo.

Procede, por ello, desestimar el motivo de recurso, y confirmar integramente la sentencia apelada, pues la alegación esgrimida por el recurrente de que obro en legitima defensa carece de prueba, pues como acertadamente expone la Juzgadora "a quo" el que primero agredió fué el recurrente deducible ello de la total correspondencia que existe entre el parte de asistencia medica del apelado y la fecha de ocurrencia de los hechos, ya que el parte de asistencia médica del recurrente es de dos días despues lo que introduce la duda acerca del origen de dichas lesiones.

SEGUNDO.- Procede declarar de oficio las costas originadas en esta alzada, de conformidad con lo dispuesto en el nº 1º del articulo 240 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal .

Vistos los preceptos citados y demás normas de pertinente y general aplicación

Fallo

Que desestimando el recurso de apelación interpuesto por Raimundo contra la sentencia dictada el día 25/7/2009 por el Juzgado de Instrucción nº 1 de Ronda , en los autos n° 118/09 de que dimana el presente rollo, la confirmo , y con declaración de oficio de las costas de esta alzada.

Notifíquese esta resolución a todas las partes, haciéndoles saber que contra ella no cabe recurso alguno.

Dedúzcase testimonio de la presente resolución y remítase, junto con el procedimiento principal, al Juzgado de procedencia.

Así por esta mi sentencia, definitivamente juzgando, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACION.- Dada, leída y publicada fue la anterior sentencia por el Iltmo. Sr. Magistrado que la dictó, en audiencia pública el día de su fecha. Doy fe.

Valoración de la prueba
Presunción de inocencia
Error en la valoración
Práctica de la prueba
Medios de prueba
Riña
Prueba de testigos
Legítima defensa