Sentencia Penal Nº 188/2012, Audiencia Provincial de Sevilla, Sección 3, Rec 2712/2012 de 09 de Abril de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Delito de denegación de sometimiento al test de alcoholemia

    Órden: Penal Fecha última revisión: 20/11/2014

    La negación a someterse al test de alcoholemia, se constituye como un delito autónomo que se regula dentro del conjunto de delitos contra la seguridad del tráfico, en concreto en el Art. 383 ,CP. DELITO PENA ATENUANTES Negarse a someterse a...

  • Valor probatorio de las denuncias de los Agentes de la Autoridad

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 31/01/2016

    Desde el 31 de enero de 2016 está en vigor el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial   Las denuncias formuladas por l...

  • Contenido y régimen de la denuncia en el procedimiento sancionador de tráfico

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 31/01/2016

    Desde el 31 de enero de 2016 está en vigor el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial Los Agentes de la Autoridad encar...

  • Tipos de infracciones en materia de tráfico

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 31/01/2016

    Desde el 31 de enero de 2016 está en vigor el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial Las infracciones son todas aquell...

  • Medidas provisionales en el procedimiento sancionador de tráfico

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 31/01/2016

    Desde el 31 de enero de 2016 está en vigor el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial    El órgano competente que ha...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 09 de Abril de 2012
  • Tribunal: AP - Sevilla
  • Ponente: Holgado Merino, Jose Manuel
  • Núm. Sentencia: 188/2012
  • Núm. Recurso: 2712/2012
  • Núm. Cendoj: 41091370032012100224

Encabezamiento

Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla

Avda. Menéndez Pelayo 2

Tlf.: . Fax:

NIG: 4105543P20110005411

RECURSO: Apelación de Juicio de Faltas 2712/2012

ASUNTO: 300419/2012

Ejecutoria:

Proc. Origen: Juicio de Faltas 574/2011

Juzgado Origen : JUZGADO MIXTO Nº2 DE LORA DEL RIO

Negociado: 1C

Apelante:. Adriano

Abogado:.

Procurador:.

Apelado: AGENTE DE LA GUARDIA CIVIL TIP Nº NUM000 Y NUM001 y MINISTERIO FISCAL

SENTENCIA 188/2012

En la Ciudad de Sevilla a nueve de abril de de 2012.

Vistos en grado de apelación por el Ilmo. Sr. D. José Manuel Holgado Merino los autos de juicio verbal de faltas nº 574/11 del Juzgado de Instrucción nº 2 de Lora del Río.

Antecedentes

PRIMERO El referido Juzgado de Instrucción dicto en fecha 3 de noviembre de 2011 sentencia cuyo fallo es del siguiente tenor literal. "Que debo condenar y condeno a Adriano como autor de una falta de respeto a agentes de la autoridad, a la pena de 15 días de multa a razón de 4 euros por día, bajo apercibimiento que de no verificarlo incurrirán en responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas, con abono de costas si se hubiesen causado."

SEGUNDO.- Notificada la sentencia se interpuso recurso de apelación por Adriano , al que se opuso el Ministerio Fiscal.

TERCERO.- Turnadas las actuaciones a la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla, se designó para conocer del recurso al Magistrado señalado al inicio

Hechos

Se aceptan los de la resolución recurrida que se dan por reproducidos.

Fundamentos

PRIMERO.- Contra la sentencia dictada en primera instancia, que condena a Adriano por una falta de respeto a agente de la autoridad, por éste se interpone recurso de apelación.

El recurrente pretende en el recurso, cuestionando los criterios valorativos expuestos en la Sentencia recurrida, que este Tribunal Unipersonal los censure y realice una nueva valoración de la manifestación de los Guardias Civiles que comparecieron en la vista oral, reconsiderando la credibilidad que le puede ser otorgada a estos, pero esto no es procesalmente posible en tanto carecemos de la imprescindible inmediación y no consideramos, por otra parte, irrazonable la operación mental de crítica de la prueba que se refleja en la narración fáctica de la Sentencia recurrida.

En este sentido, según razona la sentencia, se funda la convicción sobre la prueba incriminatoria de Adriano en la declaración de los Agentes de la Guardia Civil, que en la vista oral ratificaron, en esencia, el atestado dónde consta las frases irrespetuosa que sufrieron cuando actuaban en el ejercicio de su función.

Cierto es que el denunciado ha negado los hechos en el recurso( en la vista no compareció), por lo que el debate se debe ceñir a una cuestión de credibilidad y al respecto , cabe recordar la sentencia del Tribunal Supremo de 4 de julio de 1995 que afirma que: "el testimonio es el producto de la capacidad sensorial de las personas y de su aptitud para captar el entorno, interiorizando lo percibido y transmitiéndolo con mayor o menor fidelidad según su poder de retención y su habilidad narrativa; siendo clara la facultad de la instancia para valorar todas las declaraciones testificales en su justa medida, en conciencia y conforme a las reglas de la sana crítica, mediante las posibilidades de percepción directa que la inmediación ofrece y así lo proclama una sólida e inveterada línea de doctrina legal - Sentencias del Tribunal Supremo de 28 de abril de 1998 y 20 de junio de 1991 , y de 7 de noviembre de 1994 -, y así la discordancia entre las distintas versiones (denunciante-denunciado), sólo puede ser dilucidada por el órgano jurisdiccional que presenció la prueba y pudo observar la firmeza y veracidad de las declaraciones contradictorias - SSTS de 9 de octubre de 1998 y 18 de abril de 1994 - para conceder su credibilidad a la declaración que estime más fiable y verosímil, siempre y cuando se cumplan los requisitos de carácter formal; sin que en grado de apelación resulte factible la revisión cabal de los extremos valorativos fundados en la percepción directa inmediata del testimonio por parte del Juez que lo evaluó, salvo los supuestos de error manifiesto y notorio". En el presente caso, no se advierte margen de duda o error en la valoración probatoria, pues, como se ha expuesto, los Guardias se muestran rotundos, expresando las frases vertidas por el denunciado, cuyo componente de vilipendio es evidente, por el modo y lugar en que se profieren y sobre ello se ha basado la convicción del juzgador, que de este modo ha valorado la prueba correctamente.

Si los términos que se recogen en los hechos probados y cuyo contenido, es de una falta de respeto a los agentes meridiana cuando estos actúan en el ejercicio de sus funciones y en interés de todos, es claro que la conclusión a que llegó la Juzgadora no puede considerarse arbitraria o contraria a las reglas de la lógica o la razón, antes al contrario, basada en prueba validamente apreciada que se constituye en fundamento absolutorio al estar practicada en tiempo procesal oportuno que es la vista oral como expone la Sentencia del TC. 31/1981, de 28 de julio ).

Se desestima por lo expuesto el recurso, al entender que la prueba ha sido correctamente valorada por quien presenció la prueba, sin que en esta alzada se haya practicado prueba alguna que ponga en evidencia la razonada decisión de la Juzgadora de la instancia.

SEGUNDO.- El recurso se desestima y las costas de esta alzada se declaran de oficio.

Vistos los artículos citados y demás de general aplicación.

Fallo

Que, DESESTIMANDO el recurso de apelación formulado por Adriano contra la sentencia dictada por la Sra. Juez del Juzgado de Instrucción núm. 2 de Lora del Río en juicio de faltas 574/11, debo confirmar y CONFIRMO la misma, declarando de oficio las costas de esta alzada.

Vuelvan las actuaciones al Juzgado de procedencia con certificación de esta resolución para su ejecución y cumplimiento.

Esta resolución es firme y contra ella no cabe recurso alguno.

Así por esta mi sentencia definitivamente juzgando en segunda instancia lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACION.- La anterior sentencia ha sido publicada en el día de su fecha. Doy fe.

Agente de la autoridad
Declaración de agente de la autoridad
Atestado
Error en la valoración
Valoración de la prueba

No se han encontrado resultados...