Sentencia Penal Nº 214/2012, Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 10, Rec 11/2011 de 27 de Febrero de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Fase de juicio oral del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/03/2013

    El término juicio oral se refiere, tanto a una fase concreta del proceso (Libro III de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), que se refiere a los escritos de calificación provisional, artículos de previo pronunciamiento y prueba anticipada, como al ...

  • Delitos contra la libertad e indemnidad sexual

    Órden: Penal Fecha última revisión: 04/03/2013

    Los artículos del Título VIII del Libro II, aparecen agrupados bajo la rúbrica de "Delitos contra la libertad e indemnidad sexuales".  La libertad sexual puede definirse de manera abstracta como la facultad del ser humano de determinarse autó...

  • El delito de agresiones sexuales

    Órden: Penal Fecha última revisión: 03/01/2013

    Contenido en el Art. 178 ,CP, es un atentado genérico contra la libertad sexual. Las agresiones sexuales siempre han de cometerse con violencia, intimidación y sin consentimiento.   La violencia es entendida como la fuerza física dirigida al...

  • Los medios de impugnación en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/01/2013

    La existencia de los recursos en el proceso penal es un elemento del derecho a la tutela judicial efectiva y el derecho a un proceso con todas las garantías o a un proceso sin dilaciones indebidas derivados del Art. 24 ,Constitución Española: “...

  • La prueba en el procedimiento administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La prueba en el procedimiento administrativo se encuentra regulada en los Art. 77-78 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre, preceptos que establecen, entre otras cuestionses, que los hechos relevantes para la decisión de un procedimiento podrán acreditarse...

Ver más documentos relacionados
  • Recurso de casación por tráfico de drogas

    Fecha última revisión: 22/03/2016

     NOTA: El presente recurso de casación se basa en la nulidad de las intervenciones telefónicas practicadas; en la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva por indefensión al haberse denegado la prueba interesada por la defensa en e...

  • Denuncia por delito de agresión sexual

    Fecha última revisión: 09/03/2016

    NOTA: A diferencia de los abusos sexuales, el delito de agresiones sexuales siempre se comete con violencia, intimidación y sin consentimiento. Establece el art. 191 CP que para proceder por los delitos de agresiones, acoso o abusos sexuales, será ...

  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia.Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículos ...

  • Denuncia por delito de agresión sexual con agravante de uso de arma

    Fecha última revisión: 29/03/2016

    NOTA: A diferencia de los abusos sexuales, el delito de agresiones sexuales siempre se comete con violencia, intimidación y sin consentimiento. Establece el art. 191 CP que para proceder por los delitos de agresiones, acoso o abusos sexuales, será ...

  • Solicitud de medidas de protección para menores víctimas de delitos sexuales

    Fecha última revisión: 11/04/2016

    NOTA: Durante la fase de investigación podrán ser adoptadas las siguientes medidas para la protección de las víctimas, según el Art. 25 de la Ley 4/2015, de 27 de abril, del Estatuto de la víctima del delito: que la toma de declaración, cua...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 27 de Febrero de 2012
  • Tribunal: AP - Barcelona
  • Ponente: Rios Sambernardo, Esmeralda
  • Núm. Sentencia: 214/2012
  • Núm. Recurso: 11/2011
  • Núm. Cendoj: 08019370102012100469

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL

DE BARCELONA

SECCIÓN DÉCIMA

Rollo Sumari 11/2011

S.. 1/10

Juzgado de Instrucción nº 2 de HOSPITALET DE LLOBREGAT

SENTENCIA NÚM.

Iltma. Sra. Dña. Montserrat Comas Argemir i Cendra

Iltmo Sr.D.Santiago Vidal Marsal

Iltma. Sra. Dña Esmeralda Ríos Sambernardo

En la ciudad de Barcelona a veintisiete de febrero de dos mil doce.

Vista en Juicio Oral y público ante la Sección Décima de esta Audiencia Provincial la presente causa nº 11/11, procedente del Juzgado de Instrucción nº 2 de Hospitalet de Llobregat seguidas por un delito de agresión sexual contra el acusado Rafael , con NIE NUM000 , mayor de edad, sin antecedentes penales, nacido en ALBANIA el NUM001 de 1972, hijo de Zoi y Ruzhhdle, con domicilio en Barcelona, CALLE000 NUM002 entl. NUM003 , en libertad provisional por esta causa; representado por el Procurador de los Tribunales Dª.Cristina Borras Mollas y defendido por el letrado D.José María Cernera Alastruei; Ha comparecido en el procedimiento el Ministerio Fiscal, representado por la Ilmo. Sr Pedro Castro; habiendo sido ponente la Ilma. Sra. Dña. Esmeralda Ríos Sambernardo, quien expresa el parecer del Tribunal.

Antecedentes

PRIMERO.- HECHOS PROBADOS.- Probado y así se declara, que el acusado Rafael , con NIE NUM000 , mayor de edad, sin antecedentes penales, el día 20 de abril de 2008 sobre las 5.00 de la mañana, acudió a la discoteca Pachá de Barcelona en compañía de María Teresa y una amiga de ésta. Que posteriormente el acusado las acompañó en su vehículo hasta su casa quedando en el lugar la amiga, volviendo a subir María Teresa en el vehículo con el acusado, dirigiendose a la zona de aparcamiento del complejo deportivo de Hospitalet Nord.

En dicho lugar el acusado y María Teresa mantuvieron relaciones sexuales, sin que se haya acreditado que las mismas fueran sin consentimiento de María Teresa .

SEGUNDO.- El Ministerio Fiscal en sus conclusiones definitivas calificó los hechos a que se refiere el presente procedimiento como constitutivos de un delito de agresión sexual previsto y penado en el artículo 178 y 179 del CP , siendo autor el acusado en quien no concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal interesando se le imponga la pena de 10 años de prisión y accesoria de inhabilitación absoluta para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, prohibición del derecho a comunicarse con María Teresa así como aproximarse a ella, a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro lugar frecuentado por ella a menos de 1000 metros por un periodo de 5 años que exceda de la duración de la pena de prisión impuesta en sentencia. Por responsabilidad civil indemnizar a María Teresa en la cantidad de 5.000 euros por las secuelas psíquicas que sufrió y costas.

TERCERO.- La defensa del acusados solicitó la libre absolución de su defendido.

Fundamentos

ÚNICO.- La prueba de cargo practicada no alcanza a destruir la presunción constitucional de inocencia que ampara al acusado respecto de los hechos integrantes del delito de agresión sexual del que viene acusado.

En efecto, en el acto de juicio oral el acusado niega los hechos, admite haber mantenido relaciones sexuales con María Teresa pero sostiene haber sido consentidas por ambos.

Respecto a la declaración de la víctima debemos recordar que la jurisprudencia de la Sala 2ª del Tribunal Supremo recoge que para que la declaración del perjudicado sea capaz de enervar la presunción de inocencia, es preciso que se cumplan los siguientes requisitos: a) ausencia de incredulidad subjetiva, b) persistencia en la incriminación y c) verosimilitud constatable por corroboraciones periféricas de carácter objetivo. En definitiva en el caso de delitos contra la libertad sexual atendiendo a la clandestinidad e intimidad en que se ejecutan los hechos, es habitual que sólo se cuente como prueba de cargo con el testimonio de la víctima, sin ser obstáculo para dar verosimilitud al testimonio.

Al efecto de lo anterior, la S.T.S . de fecha 6-7-2000 (20 .10.99 ; 9-10-99 ; 1.10 .99 ; 22.4.99 y 13.2.99) "no obstante a efecto de fundamentar una sentencia condenatoria es necesario que el Tribunal valore expresamente la comprobación de la concurrencia de los requisitos antes expuextos:

1º) ausencia de incredibilidad subjetiva, derivada de las relaciones acusador/acusado que pudieran conducir a la deducción de la existencia de un móvil de resentimiento, enemistad, venganza, enfrentamiento, u otro interés de cualquier índole que prive a la declaración de la aptitud necesaria para generar certidumbre;

2º) verosimilitud, es decir constatación de la concurrencia de corroboraciones periféricas de carácter objetivo, que avalen lo que constituye una declaración de parte, en cuanto que la víctima puede personarse como parte acusadora particular o perjudicada civilmente en el procedimiento ( art. 109 y 110 L.E.Crim .);

3º) persistencia en la incriminación: que debe ser prolongada en el tiempo, plural, sin ambigüedades ni contradicciones, pues constituyendo la única prueba enfrentada a la negativa del acusado, que proclama su inocencia, prácticamente la única posibilidad de evitar la indefensión de éste es permitirle que cuestione eficazmente dicha declaración, poniendo de relieve aquellas contradicciones que señalen su inveracidad.

En el caso de concurrir los presupuestos que se dejan expresados, podrá atribuirse a la declaración de la víctima eficacia para desvirtuar el derecho a la presunción de inocencia........."

En la declaración de María Teresa ni se dio el elemento de la persistencia en la incriminación, ni la corroboración por datos periféricos que avalaran sus afirmaciones.

Ciertamente la declaración de María Teresa en en acto del plenario fue ambigua y contradictoria no idéntica a la realizada ante el Juzgado de Instrucción (folios 71 a 73) ni siquiera en elementos esenciales sobre los hechos ocurridos. Ante el Tribunal María Teresa declaró que el acusado la penetró analmente una sola vez, que habia intentado chuparle el sexo pero que ella le retiraba la cabeza que no sabía si le quitó las bragas o las retiró que no sabia si estaban rotas. Manifestó que en un momento posterior ella pudo salir del vehículo no obstante no sabía donde estaba y volvió a entrar pues el acusado ya se habia vestido y ella le pidio que no la llevara a casa sino a la Plaza Catalunya de Barcelona concretamente a un bar "Hard Rock Café" donde estuvo una hora.

A lo sorpresivo de la reacción posterior a la denunciada agresión sexual ( volver al vehículo y pedir al acusado que la lleve a un bar) se une a las evidentes y clamorosas contradicciones que mantiene la víctima respecto a su declaración Judicial, en la que adveró haber sido penetrada vaginalmente dos veces y otra analmente pero que el acusado no eyaculó. Sin embargo en el juicio oral insiste en una única penetración anal y ello no encuentra corroboración con los informes forenses obrantes en la causa (folio 157 y 158) en los que aparece semen en muestra de lavado vaginal. En el mismo sentido resaltando una nueva contradicción, María Teresa , declara haber arañado al acusado en la espalda y lo manifesta con todo seguridad, sin embargo obra en folio 104 informe médico forense en el que se concluye que el acusado no presentaba ningun tipo de lesión compatible con arañazos en espalda ni recientes ni antiguas. La víctima declaró que el acusado no le pegó ni la amenazó que ella unicamente le decía "no", la declarante no presentaba lesiones de ningun tipo salvo una escoriación lineal en muslo izquierdo (folios 55 a 59) constando en conclusiones de informe forense la carencia de lesiones traumaticas ni en ano ni en perineo ni en vagina, así como no aparentar alteraciones graves en esfera psíquica.

Dicho lo anterior no podemos dejar de examinar una unica corroboración no de la comisión de los hechos sino del estado de ánimo en que la víctima vuelve a casa y es la declaración de la agente MMEE, agente femenino nº NUM004 , quien declaró que al llegar ellos a la casa estaba muy nerviosa y rechazaba la presencia de su compañero agente masculino . No obstante ello no es elemento corroborador de la comisión de los hechos sino del estado de nerviosismo en que la víctima se encuentra, que tampoco considera este Tribunal que ello de mayor verosimilitud a la versión mantenida sobre los hechos denunciados hasta el punto de fundamentar una condena lo que no prueba sin el resto de elementos perifericos corroboradores, sin género de dudas la comisión de los hechos, que precisa este Tribunal, a efecto de dictar sentencia condenatoria

En consecuencia, apreciando en conciencia los testimonios y las periciales, y con minucioso examen de las contradicciones de la declaración de la víctima así como la ausencia de elementos corroboradores, el Tribunal no alcanza la intima y firme convicción necesaria para fundamentar un pronunciamiento de condena; subsistiendo en el ánimo de los miembros de la Sala un margen de duda razonable, cuando menos, que impone la conclusión absolutoria por virtud del principio pro reo en la apreciación de la prueba.

En definitiva, la prueba practicada, conforme a la valoración prolijamente expuesta, no llega a ser bastante para formar en el ánimo del Tribunal una convicción sobre la autoria del acusado en los hechos que se les imputan , sin un margen racional de duda; de suerte que ese estado de incertidumbre ha de resolverse optando por la solución más favorable a los imputados, pues en eso consiste el significado del principio in dubio pro reo como criterio auxiliar de valoración probatoria (por todas, sentencias de 27 de abril y 18 de junio de 1993 ). Se impone, pues, un pronunciamiento libremente absolutorio del acusado.

Vistos los artículos anteriormente citados y demás de general y pertinente aplicación,

Fallo

Que DEBEMOS ABSOLVER Y ABSOLVEMOS libremente con todos los pronunciamientos favorables al acusado, Rafael , por los hechos objeto de esta causa, declarando de oficio las costas .

Déjese sin efecto las medidas cautelares impuestas al acusado en la presente causa.

Notifíquese la presente resolución a las partes, previniéndoles que contra la misma podrán interponer recurso de casación por infracción de ley o quebrantamiento de forma dentro del plazo de cinco días.

Así por esta nuestra sentencia de la que se unirá certificación al rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente constituído en Audiencia Pública, en el mismo día de su fecha. De lo que doy fe.

Prueba de cargo
Declaración de la víctima
Presunción de inocencia
Delito de agresión sexual
Sentencia de condena
Libertad sexual
Delitos contra la libertad
Indefensión
Agresión sexual
Valoración de la prueba
Práctica de la prueba
In dubio pro reo