Sentencia Penal Nº 225/2012, Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 2, Rec 224/2011 de 01 de Marzo de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Delito de denegación de sometimiento al test de alcoholemia

    Órden: Penal Fecha última revisión: 20/11/2014

    La negación a someterse al test de alcoholemia, se constituye como un delito autónomo que se regula dentro del conjunto de delitos contra la seguridad del tráfico, en concreto en el Art. 383 ,CP. DELITO PENA ATENUANTES Negarse a someterse a...

  • Celebración del juicio oral en el proceso penal abreviado

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Del juicio oral y de la sentencia El Juez o Tribunal examinará las pruebas propuestas y dictará auto admitiendo las que considere pertinentes y rechazando las demás, y prevendrá lo necesario para la práctica de la prueba anticipada. Contra los a...

  • Fase de juicio oral del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/03/2013

    El término juicio oral se refiere, tanto a una fase concreta del proceso (Libro III de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), que se refiere a los escritos de calificación provisional, artículos de previo pronunciamiento y prueba anticipada, como al ...

  • Bebidas alcohólicas y drogas en la conducción de vehículos

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 31/01/2016

    Desde el 31 de enero de 2016 está en vigor el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial  No podrá circular por las ví...

  • Delito de conducción bajo los efectos del alcohol

    Órden: Penal Fecha última revisión: 20/11/2014

    NOVEDAD: Con motivo de la supresión de las faltas penales, los accidentes de tráfico dejan de estar tipificados en la vía penal, salvo que los hechos revistan carácter de delito de conducción con alcoholemia en el que se hayan producido les...

Ver más documentos relacionados
  • Recurso de casación por tráfico de drogas

    Fecha última revisión: 22/03/2016

      NOTA: El presente recurso de casación se basa en la nulidad de las intervenciones telefónicas practicadas; en la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva por indefensión al haberse denegado la prueba interesada por la defensa en...

  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia. Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículo...

  • Formulario de recurso contra sanción de tráfico por hablar por el móvil

    Fecha última revisión: 21/10/2016

      AL [ORGANO] (1) Sr/Sra [NOMBRE] EXPEDIENTE: [NUMERO], MATRÍCULA: [NUMERO], LUGAR: [LUGAR], FECHA DE LA DENUNCIA: [DIA]- [MES]- [ANIO] con DNI [NUMERO] y domicilio en [DOMICILIO]       EXPONE: PRIMERO.- Que con fecha [DIA]- [MES]- [AN...

  • Escrito de petición, por el interesado en el procedimiento administrativo, de apertura de período extraordinario de prueba

    Fecha última revisión: 24/01/2017

    AL [ORGANO]   Yo, D./Dña. [NOMBRE], mayor de edad, con domicilio, a efectos de notificaciones en [LOCALIDAD], [CALLE],[NUMERO],[CODIGO_POSTAL], con [TELEFONO] y [DNI], y en mi propia representación, EXPONGO: Primero.- Que en [FECHA] he recibido n...

  • Escrito de conclusiones en contencioso-administrativo

    Fecha última revisión: 27/10/2016

      AL [JUZGADO]  Dº/Dª [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE], Procurador de los Tribunales de [LUGAR], actuando en nombre y representación de Dº/Dª [NOMBRE_CLIENTE], esta última ya acreditada en autos, bajo la dirección técnica de Dº/Dña [NOMBRE_ABO...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 01 de Marzo de 2012
  • Tribunal: AP - Barcelona
  • Ponente: Figueras Izquierdo, Aurora
  • Núm. Sentencia: 225/2012
  • Núm. Recurso: 224/2011
  • Núm. Cendoj: 08019370022012100194

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL DE BARCELONA

SECCIÓN SEGUNDA

ROLLO DE APELACIÓN 224/2011-V

PROCEDIMIENTO ABREVIADO 59/2010

JUZGADO PENAL 2 DE TERRASSA

S E N T E N C I A NÚM. 225/2012

ILMOS. SRES: MAGISTRADOS.:

D. JAVIER ARZUA ARRUGAETA

Dª. MARIA JOSE MAGALDI PATERNOSTRO

Dª AURORA FIGUERAS IZQUIERDO

En Barcelona, a uno de marzo de dos mil doce

En nombre de su S.M. el Rey, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Barcelona ha visto, en grado de apelación el Juicio Rápido núm.59 /2010 , Rollo de Sala núm. 224 /2011, sobre delito contra la seguridad del tráfico del artículo 379.2 CP , procedente del Juzgado de lo Penal núm.2 de Terrassa, habiendo sido partes en calidad de apelante,D. Florian , actuando también en defensa propia dada su cualidad de letrado , representado por la Procuradora Dª. Mª Carmen Rotllant Torres y en calidad de apelado el Ministerio Fiscal, siendo Magistrado Ponente S. Sª Dª. AURORA FIGUERAS IZQUIERDO , quien expresa el parecer del Tribunal.

Antecedentes

PRIMERO . -Se aceptan y dan por reproducidos los antecedentes de hechos de la Sentencia apelada dictada en fecha 27 de abril de 2011 por el Juzgado Penal 2 de Terrassa en el Procedimiento Penal Rápido 59 /2011 , la que contiene el fallo que se da aqui asimismo por reproducido por razones de economia procesal.

SEGUNDO. - Apelada la Sentencia por D. Florian y previos los trámites legales oportunos se remitieron las actuaciones a la Audiencia Provincial de Barcelona, correspondiendo a esta Sección por turno de reparto y entrada el día 23 de diciembre de 2011 y observándose en la tramitación del recurso las prescripciones legales estipuladas, habiéndose señalado para deliberación, votación y fallo el día 1 de marzo de 2012.

Hechos

Se acepta y se da por reproducido el relato de hechos declarados como probrados.

Fundamentos

PRIMERO .-Se aceptan y se dan por reproducidos los fundamentos de derecho de la resolución apelada.

Contra la sentencia de primera instancia se alza el Sr. Florian alegando, en primer lugar inapreciación de la prueba y/o inexistencia y/o falta de la misma y en segundo lugar inexistencia de ilícito penal e infracción de las normas del ordenamiento jurídico. Respecto al primero de los motivos refiere que la falta de la práctica de las diligencias interesadas lo fue por causas ajenas a esta defensa, así respecto a la testifical del enfermero que practicó la prueba de contraste, no lo fue por los motivos aducidos por la juez a quo sino por falta de tiempo o colapso, y en igual línea respecto a la testifical de los agentes de policía interesados pues lógicamente los conoce el apelante por su experiencia profesional como letrado pero desconoce sus números de identificación personal quedando también acreditada del soporte audiovisual la manifiesta enemistad de los dos agentes primeramente actuantes. No se comparte por el recurrente la interpretación de la Juzgadora en cuanto a las declaraciones de los agentes de la Policía Local no sólo por la falta de coincidencia en las declaraciones de los mismos siendo el acta de sintomatología genérica, siendo incierto que el recurrente circulase con su vehículo ni que le tuviesen que perseguir, no habiendo tomado la juzgadora en consideración la testifical de descargo del Sr. Rodolfo que presenció todos los hechos por considerar que es partidista dada la amistad que le unía con el imputado. No habiéndose tomado tampoco en consideración la documental aportada por el acusado ni siquiera pasados al mismo al médico forense.

Dada la falta de prueba, es por lo que como segundo motivo, se considera que no ha existido ilícito penal y como segundo motivo alega que en ningún momento ha quedado acreditado la conducción del vehículo siendo que el ahora recurrente se sometió voluntariamente a las pruebas que le indicaron, sin existir previamente infracción de tráfico circulando con su vehículo, no así, en cuanto al lugar donde estacionó el mismo, extremo reconocido en todo momento y que no impedía el tráfico rodado ni el tráfico de personas.

El Ministerio Fiscal se opone al recurso de apelación alegando que el relato de hechos probados que contiene la resolución recurrida parte de la prueba practicada en el acto del juicio oral valorada por el juzgador desde la independencia e imparcialidad no pudiendo ser considerada arbitraria o irregular existiendo un número plural de pruebas de cargo concluyentes suficiente para destruir el principio constitucional de presunción de inocencia.

SEGUNDO.- Si bien el recurso de apelación autoriza al Tribunal 'ad quem' para una revisión integral de la Sentencia recurrida, tanto en su dimensión fáctica como jurídica, cuando la convicción judicial se ha formado con base en pruebas de naturaleza personal practicadas a su presencia en el acto del plenario -inmediación de la que carece este Tribunal-y con sujeción a los principios de publicidad, oralidad y contradicción, determina que en estos casos, y por regla general, deba respetarse en sede de apelación la valoración probatoria del juez " a quo", formada además con base en lo alegado por la acusación y la defensa y lo manifestado por el mismo acusado (art. 741 LERcim.) con la única excepción, en principio, de que la convicción así forma carezca de todo apoyo en el conjunto probatorio practicado en el juicio oral, bien por ser las pruebas valoradas de naturaleza ilícita, bien por ser las mismas contrarias a los conocimientos científicos, las reglas de la lógica y la razón o las reglas de la experiencia humana común, o tales circunstancias deban predicarse del proceso valorativo del juzgador de instancia.

En este extremo la valoración de la prueba efectuada por el juez " a quo " es coherente, lógica y acorde no quedando desvirtuada por las alegaciones del recurrente, huérfanas de prueba, pues existiendo dos tipos distintos en el artículo 379.2 CP , la condena no sólo lo fue por el resultado positivo de la prueba sino porque en este caso además la conducción llevada a cabo lo fue de forma irregular acreditándose que el acusado conducía un vehículo a motor bajo la influencia del alcohol por lo que aunque prosperase la motivación del recurrente de la incorrecta realización de la prueba de alcohol en sangre la acreditación de la influencia de alcohol en la conducción también fundamentado en la sentencia seria suficiente para la condena, aunque como exponemos a continuación no sólo ha quedado debidamente acreditada el resultado positivo de la prueba sino una conducción anómala a consecuencia de la ingesta de bebidas alcohólicas.

Alega el recurrente en primer lugar que la declaración del enfermero que le atendió no se ha podido practicar por causas a él no imputables amén de existir equivocaciones respecto del Centro donde le fueron practicadas las pruebas, pero se constata por este Tribunal que en ningún momento se yerra de dónde se realizaron las pruebas pues aunque se haga referencia a "cap" del folio 68 de la causa queda acreditado que el oficio se libró al Consorcio Sanitario de Terrassa sito en Torrebonica, y a mayor abundamiento su señoría contactó telefónicamente con el referido centro- como se expuso al inicio del acto del juicio y se constata en diligencia obrante en folio 69 de las actuaciones- desde donde se explicaron las razones de no poder averiguar que persona en concreto realizó la prueba referenciada, es más, si el acusado sabia de quien se trataba tendría que haberlo identificado lo que no hizo ni a lo largo de la instrucción ni en el primer acto de juicio suspendido, por lo que ninguna exigencia más se le puede exigir a la juez a quo de la que no debemos olvidar no es el juez instructor.

En igual sentido se pronuncia esta Sala respecto a la inasistencia de un agente actuante del que tampoco el acusado, ahora recurrente, facilitó datos ni a lo largo de la instrucción ni en el acto de juicio suspendido donde se relacionaron los agentes que testificarían mostrando su conformidad el acusado en su actuación como defensa propia amén de que del atestado sólo se constata la presencia de los agentes que fueron citados y depusieron en el acto del juicio, acto en el que además de los propuestos por la defensa y el Ministerio Fiscal se citaron a aquellos que aparecían en el atestado y no fueron propuestos por ninguna de las partes como el agente de la policía local NUM000 .

Respecto a si se desinfectó con alcohol en la prueba de detección alcohólica en sangre de la prueba practicada , concretamente de los agentes que acompañaron al acusado a la realización de la misma, no se puede afirmar si la desinfección se realizó con alcohol o con otro desinfectante pues un agente no miró (agente NUM001 ) y aunque la otra agente (agente NUM002 )si lo hizo refirió desconocer que se usó en tal desinfección.

Por lo tanto, queda acreditada y no desvirtuada la tasa de alcoholemia recogida en los hechos declarados probados de la resolución recurrida.

Por otra parte de la prueba practicada también se acredita que el acusado circulaba de forma anómala a consecuencia de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y así se fundamenta de forma concreta y exhaustiva en la resolución recurrida, no desvirtuada de adverso que pretende la sustitución objetiva de la juez a quo por la suya que ha quedado huérfana de prueba, así los agentes NUM003 y NUM004 afirmaron de forma coincidente que el acusado conducía de forma irregular y a pesar de que los agentes actuantes le hicieron señales para que se parara sólo lo hizo tras un largo recorrido y tras hacer un giro indebido aparcando en una zona no permitida a tal fin , reiterando también ambos agentes los síntomas que presentaba el acusado ahora recurrente. Síntomas, los que presentaba el acusado, que también fueron ratificados por los agentes que estuvieron presentes en la prueba del etilómetro al ser requeridos por la primera patrulla actuante y en igual línea el agente NUM005 , que practicó al acusado la segunda prueba de alcoholemia con el etilómetro, reitera los síntomas que presentaba, corroborando el acta de sintomatología.

También refiere el recurrente la existencia de una animadversión de los agentes actuantes sin que ésta haya quedado acreditada, agentes que no se contradijeron entre sí, al contrario resultaron reiterados y coincidentes en sus declaraciones.

Las conclusiones fácticas a las que llegó el Juzgador " a quo" lejos de ser fruto de una construcción arbitraria de la misma huérfana de prueba, estuvieron apoyadas, pues, en prueba practicada en el juicio oral con pleno respecto a las garantías procesales, derechos fundamentales y principios inspiradores del mismo, todo ello bajo las ventajas propias e inherentes al principio de inmediación gracias al cual el Juzgador de Instancia se encuentra frente al Tribunal de apelación en posición de claro privilegio a la hora de interpretar el material probatorio desplegado a su presencia como consecuencia de haber presidido el desarrollo de la prueba, captando en definitiva la mayor o menor verosimilitud de los testimonios que se le prestan, en función del grado de firmeza o seguridad de quienes los otorgaron, de ahí que ningún motivo concurra para concluir con la parte apelante que medió error judicial al interpretar aquélla por el simple hecho de que el Juzgador creyera de modo razonable la versión que le ofrecieron determinadas personas, en el caso de autos los agentes policiales.

En consecuencia con todo lo expuesto, deberán se respetadas en la alzada tanto las conclusiones fácticas plasmadas en la sentencia apelada como la valoración jurídica efectuada de los hechos declarados probados al subsumirlos en el delito tipificado en el artículo 379.2 del código Penal , ostentando la prueba naturaleza de cargo apta para enervar la presunción de inocencia.

TERCERO.- En aplicación de lo dispuesto en los artículos 123 y ss. del Código Penal y 239 y ss de la Ley de Enjuiciamiento Criminal , las costas procesales de este recurso deben ser declaradas de oficio.

VISTOS los artículos citados, criterios expuestos y demás normas jurídicas de general y pertinente aplicación al caso, administrando en esta instancia Justicia que emana del Pueblo en nombre de S.M. el Rey

Fallo

Que con desestimación del recurso de apelación interpuesto por la Procuradora Dª. Mª Carmen Rotllant Torres , en nombre y representación de D. Florian contra la Sentencia dictada el 27 de abril 2011 por el Juzgado de lo Penal 2 de Terrassa en el Procedimiento Penal Rápido 59/2010 debemos confirmar y confirmamos dicha sentencia íntegramente y en todos sus pronunciamientos, declarando de oficio las costas procesales del recurso.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo y se notificará personalmente a las partes, a las que se hará saber que la misma es firme y que contra ella no cabe recurso ordinario alguno, definitivamente juzgando, la pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada ha sido la anterior Sentencia en el mismo día de su fecha por el Sr.Magistrado Ponente, celebrando Audiencia Pública, de los que yo el Secretario Judicial, doy fe.

Bebida alcohólica
Práctica de la prueba
Valoración de la prueba
Declaración de agente de la autoridad
Presunción de inocencia
Prueba de cargo
Atestado
Legítima defensa
Error judicial