Sentencia Penal Nº 234/2011, Audiencia Provincial de Las Palmas, Sección 1, Rec 158/2010 de 25 de Septiembre de 2011

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Eficacia del contrato anulable y acción de anulabilidad

    Órden: Civil Fecha última revisión: 23/09/2016

    La anulabilidad se encuentra regulada en el Capítulo VI, del Título II, rubricado como "De los contratos", del Código Civil. La acción de anulabilidad supone la posibilidad de anular un contrato cuando adolece de vicios que afectan al consentimie...

  • La acción y la omisión en la teoría del delito

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    La acción ha sido considerada tradicionalmente como el primero de los elementos constitutivos del delito, del cual se derivan los demás (la tipicidad, la antijuridicidad, la culpabilidad y, para algunos, la punibilidad) y que sin la existencia de...

  • Tipos de despido

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 26/02/2016

    El ordenamiento jurídico español reconoce distintas modalidades de despido en función de las causas por las que se producen o de la calificación legal que sobre los mismos realicen los Jueces de lo social (Ver: "Clasificación del despido (proced...

  • Los agravantes y los atenuantes en el Código Penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    Partiendo de la base de que la pena debe ser correlativa al delito cometido y a las circunstancias que lo rodeen, éstas podrán consistir en atenuantes o agravantes 1. las atenuantes son las que conllevan una disminución de la responsabilidad...

  • El cumplimiento de un deber o el ejercicio de un derecho como causa de justificación de los delitos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 04/01/2013

    El 20.7 ,CP, declara también exento de responsabilidad criminal a:  «El que obre en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo».  Los requisitos para que se cumpla esta causa de justificación: Orige...

Ver más documentos relacionados
  • Carta de despido disciplinario (embriaguez habitual/toxicomanía).

    Fecha última revisión: 02/10/2017

     En [LUGAR], a [DIA] de [MES] de [ANIO]  Sr./Sra. D./Dña. [NOMBRE_TRABAJADOR] Muy Sr./Sra. mío/a:Por la presente, la dirección de la empresa le comunica, que ha tomado la decisión de proceder a la extinción de su contrato de trabajo, en base...

  • Carta de sanción leve al trabajador por embriaguez no habitual en el trabajo.

    Fecha última revisión: 06/05/2016

    NOTA: La falta leve o amonestación es la sanción disciplinaria de menor gravedad que se puede imponer a un trabajador. Debe contener de forma clara y puntual la falta que se le imputa al trabajador. El presente formulario permite la comunicación a...

  • Demanda de juicio ordinario solicitando nulidad por error en el consentimiento

    Fecha última revisión: 19/05/2016

       NOTA: El art. 1265 del Código Civil establece que será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo. Además el Art. 1261 dispone que "No hay contrato sino cuando concurren los requisitos siguientes: 1º Consentim...

  • Recurso de apelación por error en la apreciación de la prueba

    Fecha última revisión: 16/03/2016

      NOTA: Según el art. 846 bis) LECrim: "Pueden interponer el recurso tanto el Ministerio Fiscal como el condenado y las demás partes, dentro de los diez días siguientes a la última notificación de la sentencia. También podrá recurrir el decl...

  • Demanda acción de nulidad por dolo

    Fecha última revisión: 19/05/2016

      NOTA: Será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo (Art. 1265 del Código Civil)   AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE [JUZGADO] D./D.ª [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE] procurador/a de los tribunales y de D./D.ª [N...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 25 de Septiembre de 2011
  • Tribunal: AP - Las Palmas
  • Ponente: Parramon I Bregolat, Miquel Angel
  • Núm. Sentencia: 234/2011
  • Núm. Recurso: 158/2010
  • Núm. Cendoj: 35016370012011100630

Encabezamiento

SENTENCIA

Iltmos. Sres.

PRESIDENTE:

D. MIQUEL ANGEL PARRAMON I BREGOLAT

MAGISTRADOS:

D.a EUGENIA CABELLO DIAZ

D. SECUNDINO ALEMAN ALMEIDA

En Las Palmas de Gran Canaria, a 25/9/2011.

Vistos en grado de apelación ante esta Audiencia Provincial, Sección Primera, los presentes autos de Procedimiento Abreviado núm. 229/2008, procedentes del Juzgado de lo Penal núm. 3 de esta Capital, por delito de atentado, contra D. Silvio , siendo parte el Ministerio Fiscal, pendientes ante esta Sala en virtud del recurso de apelación interpuesto por la representación de dicho acusado contra la sentencia dictada por el Juzgado con fecha 10/6/2010 , siendo designado ponente el magistrado de esta Sala D. MIQUEL ANGEL PARRAMON I BREGOLAT.

Antecedentes

PRIMERO: En dicha sentencia se dicta el siguiente fallo: "Que debo condenar y condeno a Silvio , como autor responsable de un DELITO DE ATENTADO, previsto y penado en el artículo 550 y 551.1 del Código Penal , a la pena de SEIS MESES Y UN DIA DE PRISION, accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por este tiempo; como autor responsable de una FALTA DE LESIONES, a la pena de UN MES MULTA, con cuota diaria de CUATRO EUROS; como autor responsable de una FALTA DE AMENAZAS a la pena de DIEZ DIAS MULTA, con cuota diaria de CUATRO EUROS y como autor responsable de una FALTA DE DANOS, a la pena de DIEZ DIAS MULTA, con cuota diaria de CUATRO EUROS; en todos los casos de pena de multa con responsabilidad personal subsidiaria, para caso de impago de la misma, de UN DIA DE PRIVACION DE LIBERTAD, por cada dos cuotas impagadas y al pago de las costas procesales.

En el orden civil se le condena a abonar a la entidad UNIVERSAL LEASE IBERIA, S.A., en la cantidad de 385,08 euros; al agente de Policía Nacional con no NUM000 en la cantidad de 90 euros, con aplicación de lo dispuesto en el artículo 576 de la Ley de Enjuiciamiento Civil en orden al pago de los intereses legales.

Para el cumplimiento de la/s pena/s impuesta/s, abónese al condenado todo el tiempo durante el cual hubiere estado privado de libertad y de otros derechos por esta causa, si no hubiere sido aplicado en otra.

Asegúrense las responsabilidades que puedan derivarse de la presente causa.

Llévese certificación de la presente resolución a los autos principales y archívese el original.

Comuníquese esta resolución al Registro Central de Penados y Rebeldes.

Notifíquese esta resolución al Ministerio Fiscal y a las partes personadas, haciéndoles saber que la presente sentencia es no es firme, pudiendo interponer contra la misma recurso de apelación ante este Juzgado para ante la Audiencia Provincial de Las Palmas de Gran Canaria en el plazo de los diez días siguientes a su notificación.

Notifíquese la sentencia a los ofendidos y perjudicados por el delito, aunque no se hayan mostrado parte en la causa.

Así por esta mi sentencia, juzgando definitivamente en primera instancia, lo pronuncio, mando y firmo."

SEGUNDO: Contra la mencionada sentencia se interpuso recurso de apelación por la representación del acusado D. Silvio , con las alegaciones que constan en el escrito de formalización , que fue admitido en ambos efectos, y del mismo se dio traslado a las partes personadas, oponiéndose el Ministerio Fiscal al recurso de la defensa.

TERCERO: Remitidos los autos a esta Audiencia, y no estimándose necesario la celebración de vista, se admitió la prueba documental propuesta y quedaron los mismos pendientes para sentencia.

Se aceptan íntegramente los hechos probados de la sentencia recurrida, que son los siguientes:

"Resulta probado y así se declara que el acusado Silvio , mayor de edad, con antecedentes penales no computables a los efectos de reincidencia, sobre las 14,00 horas del día 19 de abril de 2.008, acudió al establecimiento comercial "El Corte Ingles" sito en la calle Mesa y López de Las Palmas de Gran Canaria, donde mantuvo discusión con una de las empleadas del centro lo que motivó que se llamara al vigilante de seguridad Artemio quien se dirigió al acusado a los efectos de manifestarle que si quería formular una reclamación un companero suyo le traería los papeles para ello, momento en el que este cogió un paquete de bolígrafos y los lanzó contra un auxiliar de puerta para, a continuación coger los bolígrafos e intentar salir del establecimiento, siendo agarrado por el vigilante, revolviéndose el acusado dirigiéndole las expresiones "te voy a matar, te voy a apunalar", haciendo ademán de sacar algo del bolsillo, saliendo finalmente del local.

Pasado aviso a Policía Nacional, encontraron a Silvio en la cafetería Durán sita en la calle Juan Manuel Durán donde se encontraba discutiendo con una persona, requiriéndole para que se identificara, negándose en forma rotunda a ello, profiriendo contra los agentes expresiones tales como "vosotros no ve vais a detener, ya me la chupó la reina, ustedes están a mis ordenes, cuando yo compro cigarros os pago el sueldo, que os follais a las tías en los coches policiales", comenzando a golpearse la cabeza contra el escaparate de una tienda a la vez que se abalanzó contra los agentes de Policía Nacional con no NUM000 y NUM001 , sin llegar a agredirles al ser sujetado por aquellos. Comprobado por los agentes que al acusado le constaba una orden de averiguación de paradero y al comunicarle que tenía que acompanarles a Comisaría, se abalanzó contra el agente número NUM000 , cayendo ambos al suelo hasta en dos ocasiones, teniendo que intervenir el resto de los agentes que habían acudido ante la resistencia que ofrecía y la actitud violenta que mostraba, procediendo a su reducción y detención.

Introducido en el vehículo policial con matrícula de la DGP .... FH , en el trayecto hasta la Comisaría rompió las ventanillas trasera izquierda y derecha del vehículo propinándoles patadas, comisionando los agentes a otro indicativo policial para el traslado, siendo llevado hasta el vehículo policial con matrícula de la DGP .... FH , rompiendo al mismo la ventanilla trasera derecha, quedando ambos vehículos inutilizados para el servicio.

Como consecuencia de la agresión, el agente con no NUM000 sufrió lesiones consistentes en contusión en brazo derecho para cuya sanidad precisaron se una sola asistencia facultativa, invirtiendo tres días en esta curación.

Los vehículos policiales, propiedad de la entidad Universal Lease Iberia, S.A. sufrieron danos pericialmente valorados en la cantidad de 385,08 euros.

El acusado presentaba en el momento de los hechos un trastorno por abuso de alcohol y una personalidad con rasgos psicóticos que mermaban sus facultades volitivas e intelectuales."

Fundamentos

PRIMERO: La pretensión impugnatoria actuada por la defensa del condenado D. Silvio se basa en dos motivos lacónicamente invocados, el primero, es el motivo de error en la apreciación de la prueba e infracción del artículo 550 del Código Penal , alegando en síntesis la recurrente que el acusado se hallaba en estado de embriaguez y fuera de si, por lo que falta en su conducta el elemento intencional doloso propio del delito de atentado; y, el segundo, es el motivo de concurrencia de la eximente completa de enajenación mental del artículo 20-1 del Código Penal , en el momento de comisión de los hechos, alegando el recurrente que el acusado padece un trastorno de abuso de alcohol desde un ano antes a la comisión de los hechos, mermando sus facultades cognitivas y volitivas, lo que sumado al hecho de estar borracho en el momento de ocurrir los hechos que se le imputan, conlleva que no fuera consciente de sus actos.

SEGUNDO: Pasando al primero de los motivos del recurso, invocado como de pasada por el apelante y basado en la falta de concurrencia del elemento intencional exigido por el tipo de atentado del artículo 550 del Código Penal , el recurso debe ser desestimado de plano por carecer del mínimo fundamento serio, dicho ello sea de paso con pleno respeto al derecho de defensa y en el estricto ejercicio de la potestad jurisdiccional que nos corresponde, bastando decir al respecto que el requisito subjetivo del dolo viene razonablemente e inequívocamente inferido de la propia acción violenta perpetrada por el acusado, que ni siquiera es discutida por el apelante y viene razonablemente acreditada por los testimonios de los agentes actuantes, que en el acto del juicio declaran como el acusado no solo los agredió verbalmente en la forma y manera descrita en la resolución recurrida, sino que cuando estos le requirieron para que los acompanase a las dependencias policiales al comprobar la existencia de una requisitoria contra el mismo, se abalanzó contra el agente no NUM000 y le acometió, llegando por dos veces a caer al suelo el funcionario a consecuencia del forcejeo que se produjo, lo que evidentemente implica que efectivamente tuvo que emplear una fuerza y violencia mas que destacable dada la envergadura del agente embestido, todo ello incompatible con otra intencionalidad que no sea la dolosa. destacado expresamente por el juez de instancia.

La Sala comparte la convicción del juez "a quo" sobre el efectivo conocimiento y voluntad del autor respecto del acto antijurídico que se le imputa, sin que las objeciones gratuitas de la recurrente puedan servir como argumento de descargo al limitarse sin mas a negar las evidencias, en el bien entendido que el estado de embriaguez en que se escuda no afecta a la concurrencia del requisito subjetivo porque para nada queda acreditado que anulase su capacidad de comprensión y querer, como pasamos a explicar a continuación.

TERCERO: Y, por lo que respecta a la embriaguez invocada de pasada por la defensa como eximente en su recurso basta ahora con recordar que es copiosa la jurisprudencia que ha estudiado y valorado el consumo de alcohol desde el punto de vista de su eventual incidencia en la capacidad de culpabilidad del sujeto, significando que ni siquiera el alcoholismo crónico y controlado opera como eximente ni como atenuante, ya que en principio no tiene porque causar alteración en la capacidad de obrar y discernir, solo sería posible otra valoración distinta cuando, tras el examen de la persona afectada, se detectarán una serie de factores complementarios que pudieran tener una incidencia relevante, no solo sobre la salud física, sino también sobre su salud mental produciendo en ésta un deterioro significativo.

La embriaguez para que se aplique como eximente ha de ser plena y fortuita y para ser tenida en cuenta como eximente incompleta no ha de alcanzar la categoría de plena, pero ha de afectar seria y profundamente a las facultades volitivas, psíquicas o intelectuales, quedando la atenuación del art. 21.2 del C. Penal para aquellos supuestos en los que la afectación es menor y la embriaguez es no habitual ni provocada, y la atenuante por analogía para los supuestos de embriaguez productora de una leve afectación de las facultades psíquicas. Resaltando la absoluta irrelevancia del simple consumo no asociado a nada más.

Pues bien, en el caso que estamos enjuiciando queda probado por las conclusiones del dictamen médico forense obrante en autos y ratificado en el acto del juicio que el acusado tenía simplemente mermadas las facultades intelictivas y volitivas como consecuencia de la ingesta abusiva de alcohol por el mismo, por lo que la invocada alteración de sus capacidades se considera mas que benignamente compensada penológicamente con la atenuación de la pena derivada de la aplicación de la eximente incompleta apreciada por el juzgador de instancia, sin que por las razones dichas proceda siquiera plantearse tal eximente como completa, por lo que el recurso debe desestimarse.

CUARTO: Procede, por tanto, la desestimación del recurso y la imposición de las costas causadas en esta alzada, al recurrente, en virtud de lo dispuesto en los artículos 239 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal .

Vistos los preceptos citados y demás de general y pertinente aplicación.

Fallo

Debemos desestimar y desestimamos el recurso de apelación interpuesto por D. Silvio contra la sentencia condenatoria de fecha 10/6/2010 , que confirmamos íntegramente.

Con expresa condena en costas al apelante de las costas causadas en esta alzada.

Así por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Embriaguez
Error en la valoración de la prueba
Bebida alcohólica
Eximentes completas
Enajenación mental
Derecho de defensa
Dolo
Requisitoria
Violencia
Voluntad
Antijuridicidad
Eximentes incompletas
Consumo de bebidas alcohólicas
Capacidad de obrar
Atenuante
Alcoholismo
Atenuante analógica