Sentencia Penal Nº 289/2010, Audiencia Provincial de Valladolid, Sección 2, Rec 563/2010 de 15 de Septiembre de 2010

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Prescripción de la acción de reparación de daños

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    El Art. 1968 ,Código Civil señala que prescriben por el transcurso de un año la acción para exigir la responsabilidad civil por injuria o calumnia, y por las obligaciones derivadas de la culpa o negligencia de que se trata en en el Art. 1902 ,C...

  • La prueba en el procedimiento administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La prueba en el procedimiento administrativo se encuentra regulada en los Art. 77-78 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre, preceptos que establecen, entre otras cuestionses, que los hechos relevantes para la decisión de un procedimiento podrán acreditarse...

  • Fase de juicio oral del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/03/2013

    El término juicio oral se refiere, tanto a una fase concreta del proceso (Libro III de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), que se refiere a los escritos de calificación provisional, artículos de previo pronunciamiento y prueba anticipada, como al ...

  • El procesamiento en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/03/2016

    La Ley de Enjuiciamiento Criminal únicamente prevé el procesamiento para aquellos delitos que vayan a ser juzgados por medio del procedimiento ordinario. El Art. 384 ,LECrim establece que, en el supuesto de que resulte del sumario indicios de crimi...

  • Fase intermedia o de preparación del juicio oral del proceso penal abreviado

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    Para un sector de la doctrina la fase intermedia es el puente para pasar de la fase de instrucción a la fase de juicio oral. Siendo así la podemos definir como aquel conjunto de actuaciones destinadas a valorar los resultados de lo actuado en la f...

Ver más documentos relacionados
  • Recurso de apelación contra auto de prisión provisional en proceso abreviado

    Fecha última revisión: 04/04/2016

    NOTA: Para acordar la prisión o la libertad provisional con fianza de quien estuviere en libertad se requerirá solicitud del Ministerio Fiscal o de alguna parte acusadora, resolviéndose previa celebración de la comparecencia a que se refiere el ...

  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia. Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículo...

  • Solicitud de sobreseimiento

    Fecha última revisión: 31/03/2016

    NOTA: El sobreseimiento puede ser libre o provisional, total o parcial. Si fuere el sobreseimiento parcial, se mandará abrir el juicio oral respecto de los procesados a quienes no favorezca. Si fuere total, se mandará que se archiven la causa y...

  • Escrito de acusación por delito de daños producidos por medios informáticos

    Fecha última revisión: 23/03/2016

    NOTA: La Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo añade un Art. 264 quater CP, que regula la responsabilidad penal de la persona jurídica, antes prevista en el 264.4 CP. En cuanto al delito de daños informáticos del Art. 264 CP aumentan la pena que...

  • Demanda de acción de daños y perjuicios por negligencia médica (fallecimiento)

    Fecha última revisión: 11/04/2016

      NOTA: Mientras que la acción de reclamación de responsabilidad contractual está sometida a la prescripción de cinco años (art. 1964 CC), la prescripción de las acciones para exigir la responsabilidad extracontractual, es de un año a parti...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 15 de Septiembre de 2010
  • Tribunal: AP - Valladolid
  • Ponente: De La Torre Aparicio, Miguel Angel
  • Núm. Sentencia: 289/2010
  • Núm. Recurso: 563/2010
  • Núm. Cendoj: 47186370022010100281
Resumen:
DAÑOS

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 2

VALLADOLID

SENTENCIA: 00289/2010

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 2 de VALLADOLID

Domicilio: C/ ANGUSTIAS S/N

Telf: 983 413475

Fax: 983 253828

Modelo: N54550N.I.G.: 47186 43 2 2009 0612196

ROLLO: APELACION JUICIO DE FALTAS 0000563 /2010

Juzgado procedencia: JDO. INSTRUCCION N. 6 de VALLADOLID

Procedimiento de origen: JUICIO DE FALTAS 0000269 /2010

RECURRENTE: María Dolores

Procurador/a:

Letrado/a: CARLOS MARTIN SORIA

RECURRIDO/A: Jose Miguel , MINISTERIO FISCAL

Procurador/a: ,

Letrado/a: ROSA MARÍA GIL LOPEZ,

Procedimiento: APELACION JUICIO DE FALTAS 0000563 /2010

SENTENCIA Nº 289/10

En VALLADOLID, a quince de Septiembre de dos mil diez.

El Ilmo. D. MIGUEL ANGEL DE LA TORRE APARICIO Magistrado de la Sección 2ª de la Audiencia Provincial de VALLADOLID ha visto en grado de apelación, el presente procedimiento penal del Juicio de Faltas expresado, seguido sobre daños. Han sido partes en esta instancia como apelante: Doña María Dolores , asistida por el letrado Sr. Martín Soria y como apelados: Jose Miguel , asistido por la letrada Sra. Gil López , y el Ministerio Fiscal en la representación que le es propia.

Antecedentes

PRIMERO.- La Juez del Juzgado de Instrucción nº6 de VALLADOLID, con fecha 26.05.10 dictó sentencia en el Juicio de Faltas del que dimana este recurso, en la que se declararon como hechos probados los siguientes:

"ÚNICO.- De la prueba practicada en el juicio resulta probado que, el dia 12 de marzo de 2009, alrededor de las 23,05 horas, María Dolores , en la c/ Cisne de Valladolid, se bajó del vehículo BMW, conducido por su pareja, Bruno , y rayó el turismo matricula ....DDD de su vecino Jose Miguel ."

Como consecuencia de estos hechos se causaron daños a dicho turismo que hubo de abonar Jose Miguel por valor de 400€ por los daños causados y de 64€ en concepto de IVA.

No resulta acreditado que Jose Miguel amenazara, ni injuriara a María Dolores ."

SEGUNDO.- La expresada sentencia en su parte dispositiva dice así:

"Que debo CONDENAR y CONDENO a María Dolores como autor responsable de una falta de daños del art. 625 del CP a la pena de 15 dias de multa a razón de 10€ diarios, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago y a que indemnice a Jose Miguel en la cantidad 400€ por los daños causados y en 64€ en concepto de IVA, con imposición de las costas procesales. Y DEBO ABSOLVER Y ABSUELVO A Jose Miguel de las faltas de injurias y amenazas que le venia siendo imputada."

TERCERO.- Notificada la mencionada sentencia, contra la misma se formalizó recurso de apelación por María Dolores , que fue admitido en ambos efectos y, practicados los traslados oportunos se presentó escrito de impugnación por Jose Miguel .

Elevadas las actuaciones a este Tribunal, se registraron, se formó rollo de apelación.

Al estimarse innecesaria la celebración de vista, quedaron los autos vistos para sentencia.

Hechos

Se aceptan, en lo sustancial, los hechos que se declararon probados en la sentencia de instancia.

Fundamentos

PRIMERO.- Por doña María Dolores se apela la sentencia que condena a la misma como autora de una falta de daños (art. 625 del Código Penal ) y absuelve a Jose Miguel de las faltas de injurias y amenazas que le venían siendo imputadas.

A través del recurso solicita que se modifique dicha sentencia en el sentido de que se absuelva a la citada María Dolores con todos los pronunciamientos favorables.

Así pues, queda incuestionado y, por lo tanto, firme, el pronunciamiento absolutorio sobre Jose Miguel .

SEGUNDO.- El primer motivo de recurso, mediante el cual se alega la prescripción de la falta, no puede ser acogido favorablemente.

Los hechos se producen el 12 de marzo de 2009 y se formula denuncia el mismo día contra María Dolores , a la cual se le toma manifestación por la policía el día 13 de marzo de 2009. Con ello el Juzgado de Instrucción nº 6 de Valladolid incoó Diligencias Previas por daños dolosos mediante Auto de 18 de junio de 2009 .

A partir de esta fecha opera el plazo de prescripción propio del delito de daños dolosos, es decir el de tres años (art. 263 en relación con el art. 131 del Código Penal ) pues las Diligencias previas es el trámite de instrucción por delito, encontrándonos en ese momento sin conocer realmente si los hechos pueden constituir delito o falta. Desde el auto de incoación de las Diligencias previas consta la aceptación y juramento del perito, en comparecencia de fecha 18 de junio de 2009, y la emisión del informe el 30 de marzo de 2010. Como vemos no se ha producido una paralización superior a los tres años citados.

Es a raíz de este informe pericial de los daños cuando ya constan datos que permiten calificar los presuntos hechos como falta y no como delito. Por lo que consideramos esa fecha de 30 de marzo de 2010 el momento inicial desde el cual debe computarse el plazo de prescripción de seis meses previsto para las faltas. Y es evidente que desde entonces el procedimiento no se ha paralizado por periodo superior a dicho marco temporal, observándose que el 26 de abril se dicta providencia señalando el juicio para el día 26 de mayo de 2010, fecha en la que tuvo lugar su celebración, y recayó sentencia datada ese mismo día.

TERCERO.- En segundo lugar, se alega vulneración del derecho de presunción de inocencia y error en la apreciación de las pruebas.

Examinadas las actuaciones, comprobamos que concurre una actividad probatoria apta para desvirtuar la presunción de inocencia (art. 24-2 de la Constitución), que viene configurada por: 1º) La declaración de Jose Miguel en cuanto a los rayones en su vehículo producidos el día de los hechos, aunque él no viera quién los causó, completada por la constatación de la realidad de los mismos a través del peritaje judicial de daños y la factura de reparación de los mismos aportada en el juicio. 2º) La testifical de Manuel que es claro y contundente en afirmar que vio a María Dolores bajarse de un vehículo negro BMW y proceder a rayar el vehículo de Jose Miguel , explicando con detalle cómo lo hizo y mostrándose completamente seguro de todo ello.

Tales elementos probatorios tienen signo incriminatorio y se han producido en el proceso bajo las debidas garantías procesales y constitucionales.

De otra parte, consideramos que la valoración de la prueba realizada en la sentencia ha de mantenerse en esta alzada, por cuanto: 1º) Corresponde fundamentalmente al Juzgador de instancia esta labor de apreciar las pruebas conforme a los principios de la libre convicción y la sana crítica (artículo 741 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal ), teniendo en cuenta que se halla en mejores condiciones que este órgano de apelación para realizar tal ponderación al haber percibido de forma directa y personal las pruebas practicadas en el juicio en condiciones de inmediación y contradicción. 2º) Sus apreciaciones fácticas, reflejadas en los hechos probados, no aparecen incursas en error alguno, siendo conclusiones lógicas y razonables, sin que aparezcan desvirtuadas por elemento probatorio relevante practicado en esta alzada. El juicio de credibilidad otorgado al testimonio de Manuel debe respetarse pues, como hemos dicho, la Juzgadora se ha aprovechado de las ventajas de la inmediación sobre tal prueba personal. El hecho de ser primo del denunciante no invalida su declaración. No consta que este testigo tuviera una previa relación de enemistad o animadversión frente a la Sra. María Dolores . Además su relato es coherente, claro y firme sin contener ambigüedades ni contradicciones, explicando dónde se hallaba él y el vehículo dañado con buena visión de todo ello y refiriendo que vio desde su ventana cómo esta señora se bajaba de un vehículo y rayaba el coche de Jose Miguel , ante lo cual se lo comunicó a su familia que avisó a los padres de Jose Miguel . Y tal manifestación testifical es verosímil no solo por detectarse la realidad de los daños por rayones nada más producirse los hechos, lo que dio lugar a la denuncia, sino también por otros datos complementarios como que aquella se bajó de un BMW de color negro conducido por otra persona, habiendo señalado el novio de la denunciada que él tenía un BMW, lo que suponen corroboraciones periféricas que dotan de veracidad al testimonio de Manuel , conforme tuvo en cuenta la Juez.

En consecuencia, se trata de una actividad probatoria hábil para desvirtuar la presunción de inocencia y suficiente para obtener la segura convicción de que María Dolores ocasionó los rayones en el vehículo ....DDD , que era de Jose Miguel , con lo que resulta acertada también la calificación jurídica de tales hechos como constitutivos de una falta de daños dolosos, tipificada en el artículo 625 del Código Penal , del que es autora la citada María Dolores .

CUARTO.- Se invoca, finalmente, infracción de los artículos 109 y siguientes del Código Penal impugnando el pronunciamiento de responsabilidad civil realizado a favor de Jose Miguel pues, a juicio de la parte recurrente, carece de acción para reclamar esos daños.

En la sentencia se declara probado que el vehículo dañado era de Jose Miguel quien abonó la cantidad de 464 euros (IVA incluido) por su reparación. Tal conclusión presenta un suficiente sustento probatorio, integrado por la manifestación del Sr. Jose Miguel desde su denuncia de que era suyo el vehículo ....DDD al que María Dolores le causó los rayones y daños; y en consonancia con ello aporta el documento sobre reparación de dichos daños en el taller Fourman de la Calle Pirita 53 de Valladolid reseñando el vehículo a nombre de Jose Miguel quien autorizó la reparación del mismo y quien la abonó, según declaró.

Así se pone de relieve que, a la fecha de los hechos, el vehículo era del Jose Miguel quien se hizo cargo de los gastos de reparación del mismo, lo que le otorga la condición de perjudicado que ha sufrido un menoscabo en su patrimonio por los daños ocasionados en dicho vehículo como consecuencia de la actuación ilícita de la acusada. Por lo tanto, conforme a los artículos 109 y 116 y concordantes del Código Penal , tiene derecho al resarcimiento de estos daños y perjuicios en la cantidad determinada por la Juzgadora que se acredita a través del informe pericial y de la factura aportada.

Resulta irrelevante que con posterioridad dejase de ser el propietario del vehículo, pues lo cierto es que el daño y perjuicio ya se había consumado por el menoscabo efectivamente sufrido en su bien.

Este motivo ha de ser igualmente rechazado.

QUINTO.- Todo lo expuesto conduce a la desestimación del recurso, con imposición a la apelante de las costas que se hubieren causado en esta alzada dada la improsperabilidad de sus argumentos impugnatorios.

Vistos los artículos de general y pertinente aplicación

Fallo

Que desestimando el recurso de apelación interpuesto por doña María Dolores , asistida por el Letrado Sr. Martín Soria, se Confirma la sentencia de fecha 26 de marzo de 2010 dictada en el Juicio de Faltas nº 269/2010 del Juzgado de Instrucción nº 6 de Valladolid, debiendo imponerse a la apelante las costas que se hubieren causado en esta alzada.

Contra esta resolución no cabe recurso ordinario alguno.

Remítase testimonio de la presente al Juzgado de procedencia, junto con los autos para su cumplimiento y, una vez se reciba su acuse, archívese el presente, tomando previa nota en el libro de los de su clase.

Así por esta sentencia, lo acuerdo, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.- La anterior sentencia ha sido leída y publicada por el Ilmo. Sr. Magistrado que en ella se expresa, estando esta Audiencia Provincial de Valladolid, celebrando audiencia pública el día 17 de septiembre de dos mil diez de lo que yo como Secretaria, doy fe.

Diligencias previas
Plazo de prescripción
Presunción de inocencia
Amenazas
Informes periciales
Delito de daños
Peritaje
Valoración de la prueba
Práctica de la prueba
Daños y perjuicios