Sentencia Penal Nº 292/2012, Audiencia Provincial de Tenerife, Sección 6, Rec 59/2012 de 15 de Junio de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Los medios de impugnación en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/01/2013

    La existencia de los recursos en el proceso penal es un elemento del derecho a la tutela judicial efectiva y el derecho a un proceso con todas las garantías o a un proceso sin dilaciones indebidas derivados del Art. 24 ,Constitución Española:“To...

  • Recurso extraordinario de casación en el orden social

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 03/06/2016

    La Sala de lo Social del Tribunal Supremo conocerá, en los supuestos y por los motivos regulados en los Art. 205-217 ,LJS, de los recursos de casación interpuestos contra las sentencias y otras resoluciones dictadas en única instancia por las Sala...

  • Regulación de la valoración de la prueba en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 12/05/2017

    La valoración de la prueba es la actividad judicial que busca el convencimiento o el rechazo de la misma. Esta actividad judicial se plasma en la sentencia, a los efectos de dejar patente la relación entre esta actividad y el pronunciamiento en ...

  • La preparación del recurso de casación por infracción de ley en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

     Preparación La persona legitimada que quisiera interponer este recurso, deberá solicitar ante el Tribunal que haya dictado la resolución definitiva, un testimonio de la misma, y manifestará la clase o clases de recurso que trate de utilizar. E...

  • Sentencias penales recurribles en casación por infracción de ley en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Procedencia Este recurso procederá contra: a) las sentencias dictadas por la Sala de lo Civil y Penal de los Tribunales Superiores de Justicia en única o en segunda instancia; y b) las sentencias dictadas por las Audiencias en juicio oral y única ...

Ver más documentos relacionados
  • Recurso de apelación por error en la apreciación de la prueba

    Fecha última revisión: 16/03/2016

      NOTA: Según el art. 846 bis) LECrim: "Pueden interponer el recurso tanto el Ministerio Fiscal como el condenado y las demás partes, dentro de los diez días siguientes a la última notificación de la sentencia. También podrá recurrir el decl...

  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia.Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículos ...

  • Recurso de casación por infracción de ley (error en la apreciación de la prueba)

    Fecha última revisión: 31/03/2016

      NOTA: Con la reforma hecha por la Ley 41/2015, de 5 de octubre, de modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, se excluyen del recurso de casación las sentencias que se limitan a declarar la nulidad de las resoluciones recaídas en prim...

  • Escrito de la defensa preparando recurso de casación

    Fecha última revisión: 01/04/2016

      NOTA: La petición de proposición de interposición de recurso de casación, se formulará mediante escrito autorizado por Abogado y Procurador, dentro de los cinco días siguientes al de la última notificación de la sentencia o auto contra q...

  • Formulario de recurso de apelación en materia contractual

    Fecha última revisión: 01/06/2017

    AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA [LOCALIDAD](1)PARA ANTE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE [PROVINCIA]Procedimiento nº. [NUMERO]Don/Doña [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE], Procurador de los Tribunales, en nombre y representación de Don/Doña [NOMBRE_CLIENTE], c...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 15 de Junio de 2012
  • Tribunal: AP - Tenerife
  • Ponente: Casado Portilla, Ana Esmeralda
  • Núm. Sentencia: 292/2012
  • Núm. Recurso: 59/2012
  • Núm. Cendoj: 38038370062012100309

Encabezamiento

SENTENCIA

No 292/2012

En Santa Cruz de Tenerife a 15 de junio de 2012.

Visto en grado de Apelación, en nombre de S.M el Rey, por ANA ESMERALDA CASADO PORTILLA, Magistrado de la sección VI de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, el Juicio de Faltas no 403/2011 que procede del Juzgado de Instrucción no 1 de La Orotava (rollo de esta Sala 59/2012) y habiendo sido partes como apelante/apelado D. Prudencio y D. Rodolfo .

Antecedentes

PRIMERO.- Por el Juzgado de instancia resolviendo en el referido Juicio Verbal de Faltas, con fecha 20 de diciembre de 2011, dicta sentencia cuyo Fallo literal es :

"QUE DEBO CONDENAR Y condeno a Rodolfo , como autor criminalmente responsable de una falta de coacciones a la pena de veinte días multa a razón de una cuota diaria de 10 euros, con la responsabilidad del artículo 53 para el caso de incumplimiento; con imposición de las costas que se hubieren devengado en la tramitación del presente juicio.

Que DEBO ABSOLVER Y ABSUELVO a Rodolfo , respecto de la segunda falta de coacciones objeto del presente procedimiento, declarando las costas de oficio."

SEGUNDA.- La referida resolución declara como probados los siguientes hechos:

"El día 19 de junio de julio de 2011, el imputado Rodolfo estacionó su vehículo en la salida del garaje del denunciante Prudencio manifestando que "lo hizo con el objeto de que acudiera la Policía Local y midiera el ruido emitido por la moto del denunciante" e impidiendo que el denunciante pudiera hacer uso de su garaje, sin que consten las circunstancias concurrentes y demás determinantes respecto de la supuesta vigilancia objeto de denuncia e imputada a Rodolfo ."

TERCERO.- Impugnada la sentencia se remitieron las actuaciones a este Tribunal , formándose el rollo 59/2012 y senalándose la resolución de la apelación para el día de la fecha.

CUARTO.-Se aceptan los hechos declarados probados en la sentencia Apelada.

Fundamentos

PRIMERO.- Se pretende por ambas partes recurrentes la revocación de la sentencia de instancia, respecto del recurrente D. Prudencio la revocación de la sentencia absolutoria dictada en primera instancia en relación con una de las faltas de coacciones por la que denuncia a D. Jesús Carlos y el recurrente D. Jesús Carlos alegando error en la valoración de la prueba en relación con la falta de coacciones por la que si es condenado. Ambos recursos deben ser desestimados por idéntico motivo. El Tribunal Constitucional ha sentado una nueva doctrina a partir de la sentencia 167/2002, de 18 de septiembre , orientada a restringir la revisión probatoria

A partir de la mencionada sentencia 167/2002, El Tribunal Constitucional cercena la amplia facultad de revisión que existía con anterioridad, y considera que está limitada en lo que respecta a la corrección de la valoración de las pruebas personales efectuadas por el Juzgador de instancia, en concreto está limitada por la salvaguarda del derecho fundamental a un proceso con todas las garantías, entre las que se integran las de inmediación y contradicción. La limitación de las facultades de revisión se circunscribe a la apreciación valorativa de las pruebas personales practicadas en la primera instancia, interrogatorio del acusado o del denunciado, y las declaraciones de los testigos, y a las manifestaciones efectuadas por los peritos en la vista oral cuando se sometan a contradicción los dictámenes periciales.

También excluye, en algunos de los supuestos que analiza, la revisión probatoria cuando en la primera instancia se han practicado pruebas estrictamente personales junto con pruebas de otra índole, como documentales y periciales. De forma que cuando han declarado los acusados o los testigos, lo cual suele ser habitual en el ámbito de la jurisdicción penal, y el resultado favorable al acusado de ésta prueba se opone a otras pruebas de carácter documental o pericial, el Tribunal Constitucional veda la posibilidad de que, sin acudirse a la inmediación y la contradicción en la segunda instancia, el tribunal de apelación revise la apreciación probatoria y llegue a conclusiones y decisiones agravatorias para el reo.

Así la STC 198/2002 de 28 de octubre , la condena a la segunda instancia se fundamentó en un nuevo análisis de los partes médicos como dato objetivo a contrastar con las declaraciones de las partes, y el T.C. anula la condena y excluye la posibilidad de examinar separadamente, a efectos de dilucidar la condena del acusado, las pruebas personales de las que no lo son, y entiende que ésta sentencia condenatoria de segunda instancia carece de soporte probatorio preciso para enervar la presunción de inocencia del apelado absuelto, pues las declaraciones de los testigos frente a las del recurrente de amparo no podían ser valoradas por la Audiencia Provincial con ausencia de vista oral, y sólo con las partes médicos no cabe fundamentar la condena.

Sienta pues el Tribunal Constitucional como criterio que en cuanto concurre una prueba personal que ha favorecido al reo en la primera instancia y no ha sido practicada de nuevo en la segunda, aunque concurran otras pruebas no personales claramente incriminatorias para el acusado, queda ya vedada la posibilidad de condenar en apelación con base en las pruebas no dependientes de la inmediación.

En idéntico sentido la inmediación permitió a la enjuiciadora de instancia llegar a la conclusión de que la intención del Sr. Rodolfo al aparcar su vehículo impidiendo la salida del Sr, Prudencio de su propiedad , era hacer que la Policía Local se personara en el lugar y que no se trataba, como afirma el recurrente de un mero hecho casual o accidental, por ello correctamente califica los hechos como constitutivos de una falta de coacciones por la que condena a D. Jesús Carlos .

Vistos los artículos citados y demás de pertinente y general aplicación.

Fallo

No estimo los recursos de Apelación interpuestos por D. Prudencio y D. Rodolfo contra la sentencia dictada por el Juzgado de instrucción No 1 de La Orotava de fecha 20 de diciembre de 2011 , la cual CONFIRMO EN TODOS SUS EXTREMOS y declaro de oficio las costas de esta segunda instancia.

Así por esta mi Sentencia, de la que se unirá certificación al rollo no 59/12 , lo pronuncio, mando y firmo.

DILIGENCIA DE PUBLICACIÓN.- Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por el Iltmo. Magistrado que la suscribe habiendo celebrado audiencia pública en el día 13 de julio ante mí el Secretario Judicial, de lo que doy fe.

Falta de coacciones
Error en la valoración de la prueba
Valoración de la prueba
Sentencia de condena
Presunción de inocencia

No se han encontrado resultados...