Sentencia Penal Nº 325/2012, Audiencia Provincial de Cantabria, Sección 1, Rec 472/2012 de 12 de Julio de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Legítima defensa

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    El Código penal en el apartado cuarto del Art. 20 ,CP dispone que están exentos de responsabilidad criminal: ?El que obre en defensa de la persona o derechos propios o ajenos, siempre que concurran los requisitos siguientes: Agresión ilegíti...

  • Las causas de justificación de un delito

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    La no exigibilidad de otra conducta se da en aquellas situaciones en las que el sujeto, aunque no ha perdido totalmente su libertad de optar, pues puede seguir eligiendo entre la conducta antijurídica y la adecuada al mandato, y teniendo el cono...

  • Delitos contra la salud y la integridad corporal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 08/01/2013

    En cuanto a los delitos contra la salud y la integridad corporal, se encuadran dentro de los delitos de contra los particulares, en el Título III "De las lesiones" del Libro II del Código Penal, donde se recogen conductas, cuya característic...

  • La legítima defensa como supuesto de exoneración de la responsabilidad civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    La legítima defensa se trata de aquella causa de justificación que ampara a quien, frente una agresión ilegítima y actual a sus bienes jurídicos o los de un tercero, actúa impidiendo o repeliendo la agresión de modo proporcionado para evitarla...

  • Delito de participación en riña tumultuaria

    Órden: Penal Fecha última revisión: 20/12/2012

    A través del Art. 154 ,CP se regula la participación en la riña en la que se han utilizado medios o instrumentos peligrosos, creando con ello un grave peligro para la integridad física o para la vida. Es un delito de peligro concreto para la v...

Ver más documentos relacionados
  • Escrito de defensa alegando legítima defensa en procedimiento abreviado

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Las eximentes se encuentran reguladas en el art. 20 del Código Penal. Cuando no concurran todos los requisitos necesarios para eximir de responsabilidad, producirán efectos atenuatorios, ya que así se dispone en el art. 21 del Código Penal...

  • Escrito de defensa de juicio rápido alegando eximente

    Fecha última revisión: 10/03/2016

    NOTA: Para enjuiciar un hecho bajo la modalidad del procedimiento para el enjuiciamiento rápido, debe tratarse de un delito flagrante; de violencia doméstica; de hurto; de robo; de hurto y robo de uso de vehículos a motor o contra la segurid...

  • Denuncia por delito de lesiones

    Fecha última revisión: 07/03/2016

    NOTA: Se modifica la la pena de mínima de prisión del delito de lesiones, a tres meses, en vez de seis meses, con la reforma de la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo.Será necesaria la denuncia de la persona agraviada, si no concurrieran los requ...

  • Denuncia por accidente de tráfico

    Fecha última revisión: 08/03/2016

    NOTA: el baremo aplicable a partir de 1 de enero de 2016 es aprobado por la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación  AL JUZGADO...

  • Denuncia por riña tumultuaria

    Fecha última revisión: 22/03/2016

      NOTA: Con la reforma hecha por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, la pena que estaba prevista para el delito de riña tumultuaria cambia, con lo que pasa a ser de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses. AL JUZGADO DE ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 12 de Julio de 2012
  • Tribunal: AP - Cantabria
  • Ponente: Lopez Del Moral Echeverria, Jose Luis
  • Núm. Sentencia: 325/2012
  • Núm. Recurso: 472/2012
  • Núm. Cendoj: 39075370012012100154

Encabezamiento

SENTENCIA Nº 000325/2012

ILMOS. SRES. MAGISTRADOS:

Don Jose Luis Lopez del Moral Echeverria

Doña Maria Rivas Diaz de Antoñana

Don Ernesto Saguillo Tejerina

================================

En la Ciudad de Santander, a doce de julio de dos mil doce.

Este Tribunal de la Sección Primera de la Ilma. Audiencia Provincial de Cantabria, ha visto en grado de apelación el PA 313/11, procedente del Juzgado lo Penal nº 2 de Santander, Rollo de Sala 472/12, seguida por delito de Lesiones contra Rafael , Jose María y Pedro Miguel .

Ha sido parte apelante de este recurso Jose María , representado por el Sr. Vega Hazas Porrúa, defendido por el Sr. Huidobro Quirce; ha sido parte apelada Rafael , representado por el Sr. Martínez Rodríguez, defendido por la Sra. García Ramírez.

Es ponente de esta resolución el Magistrado Don Jose Luis Lopez del Moral Echeverria, quien expresa el parecer unánime de la Sala.

Antecedentes

Se aceptan en su integridad los de la Sentencia de instancia; y

PRIMERO: En la causa de que este Rollo dimana, por el Juzgado indicado se dictó con fecha 23 de febrero de 2012 Sentencia cuyo relato de Hechos Probados y Fallo son del tenor literal siguiente:

"Hechos Probados: Primero.- Que los acusados Jose María , y Rafael , ambos mayores de edad y sin antecedentes penales, sobre las 21:00 horas del día 20 de Enero de 2.010, y cuando se encontraban en la ría de La Venera en Meruelo y en un momento determinado y cuando Rafael se encontraba pescando en un puesto acudió Jose María con la pretensión de que abandonara el mismo para ejercer la pesca ene l mismo entendiendo que el mismo le correspondía por haberlo ocupado previamente un familiar del mismo lo que desencadeno ante la negativa de Ernesto una disputa por el puesto para pescar angulas, discusión que continuo por medio de un agresión física Jose María contra Rafael , que lejos de resolverse continuó

con una agresión directa por parte de Jose María culminando en agresiones mutuas sin que se haya podido determinar que se utilizaran armas u objetos contundentes a excepción de sus manos.

Segundo.- Como consecuencia de la citada riña Jose María sufrió policontusiones y traumatismo craneoencefálico. Requirió para su curación de exploración facultativa, pruebas complementarias, terapia farmacológica y rehabilitación posterior.

Las lesiones han tardado en curar 35 días, 10 de ellos impeditivos, sin secuelas valorables.

Tercero.- Rafael sufrió hematoma en brazo derecho, equimosis en muñeca derecha zona dorsal, algia en antebrazo derecho.

El tiempo de curación no impeditivo ha sido de 7 días. Sin secuelas.

Cuarto.- No ha quedado acreditado que en los citados hechos participara o estuviera el acusado Pedro Miguel .

Fallo: DEBO CONDENAR Y CONDENO a:

Primero.- Rafael como autor penalmente responsable de un delito de LESIONES previsto y penado en el artículo 147.2 del Código Penal concurriendo la atenuante muy cualificada de reparación del daño del artículo 21.5 del Código Penal a la pena de CUATRO MESES DE MULTA a razón de una cuota diaria de SEIS EUROS con arresto legal sustitutorio en caso de impago e imponiéndole expresamente una tercera parte de las costas del procedimiento.

En concepto de responsabilidad civil el condenado indemnizará al perjudicado Jose María en la cantidad de 629,30.- €, por las lesiones y secuelas sufridas.

Segundo.- Jose María como autor penalmente

responsable de una FALTA de LESIONES prevista y penada en el artículo 617.1 del Código Penal sin concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal a la pena de TREINTA DÍAS DE MULTA a razón de una cuota diaria de SEIS EUROS con arresto legal sustitutorio en caso de impago e imponiéndole expresamente una tercera parte de las costas del procedimiento.

Por vía de responsabilidad civil el condenado indemnizaría a Rafael en la cantidad de 202,16.- € por las lesiones sufridas.

Las indemnizaciones señaladas precedentemente se compensaran entre sí, y de la suma consignada se abonara al perjudicado la suma procedente una vez deducida del importe de la misma la sanción pecuniaria

establecida en la presente resolución.

DEBO ABSOLVER Y ABSUELVO a Pedro Miguel del delito de LESIONES de que venía siendo acusado por el Ministerio Fiscal y a la Acusación Particular con declaración de oficio de una tercera parte de las costas procesales causadas."

SEGUNDO: Por la representación procesal de Jose María se interpuso en tiempo y forma recurso de apelación, admitido a trámite por providencia del Juzgado de 12 de abril de 2012; una vez dado traslado del recurso a las demás partes conforme ordena la Ley, se elevó la causa a esta Sección Primera de la Ilma. Audiencia Provincial de Santander, en la que tuvo entrada el día, habiéndose deliberado y Fallado el recurso como a continuación se expone.

Hechos

Se aceptan los de la sentencia de instancia, que se dan por reproducidos en su integridad.

Fundamentos

PRIMERO. Interpone Jose María recurso de apelación frente a la sentencia dictada en la presente causa, que le condena como autor de una falta de lesiones del artículo 617.1 del Código Penal a la pena de treinta días de multa con cuota diaria de seis euros, y a que indemnice a Rafael en la cantidad de 202,16 euros por las lesiones sufridas. El recurrente considera que no ha cometido acto alguno reprochable penalmente, pues se limitó a defenderse de la agresión perpetrada por Rafael . Interesa por ello su libre absolución por estimar que en su conducta concurre la causa de justificación de legítima defensa, máxime si se tiene en cuenta la diferencia de corpulencia entre ambos contendientes que ha sido apreciada por el propio juzgador. Igualmente interesa la condena de Rafael como autor de un delito de lesiones tipificado en los artículos 147.1 y 148.1 del Código Penal , y ello por considerar que resulta acreditado que dicho imputado utilizó como instrumento agresivo el mango del cedazo que tenía para pescar angulas. Las policontusiones que el recurrente presentaba tras los hechos y el traumatismo cráneo encefálico igualmente constatado son compatibles con dicho mecanismo agresivo, y no con una caída al suelo como indica la sentencia de instancia. En cuanto a la responsabilidad civil impugna el recurrente la indemnización que ha sido concedida en su favor, y ello por un doble motivo. En primer término porque se ha aplicado un porcentaje de reducción del 50% atendiendo a que los hechos se enmarcan en una riña mutuamente aceptada, lo que no es cierto, pues el juez habla de la respuesta desorbitada del Sr. Rafael a base de puñetazos y golpes. Por otro lado ha de tomarse en consideración como período de curación de sus lesiones el que realmente fue necesario para ello, incluyendo el de rehabilitación, considerando como fecha de alta no el 25 de febrero de 2010 sino el 31 de mayo de 2010.

El Ministerio Fiscal se notificó del recurso, siendo el mismo impugnado por la representación de Rafael .

SEGUNDO: El primer motivo de recurso no puede ser estimado y ello por cuanto el juzgador ha otorgado credibilidad al relato de Rafael y al de los testigos que declararon en el acto del juicio expresando que fue el hoy recurrente quien se dirigió a aquel para que dejase el puesto en el que se encontraba pescando, concluyendo igualmente que el acometimiento inicial partió de Jose María y tras ello se inició una riña entre ambos. Esta situación, pese a la desproporción de la respuesta del Sr. Rafael -que ha quedado reflejada en los razonamientos de la sentencia impugnada-, impide la apreciación de la causa de justificación alegada -legítima defensa-, pues Jose María no responde a una agresión ilegítima previa sino que precisamente es él quien protagoniza la misma.

TERCERO: Por el mismo motivo debemos rechazar la pretensión de que se minore el porcentaje de reducción de la indemnización que corresponde al hoy recurrente por las lesiones que le causó Rafael . Como es sabido, el artículo 114 del Código Penal faculta a los tribunales para moderar la indemnización a percibir si la víctima hubiere contribuido con su conducta a la producción del daño o perjuicio sufrido, y esto es precisamente lo que sucede en el presente caso. Ya hemos dicho que es Jose María quien se dirige a Rafael conminándole para que deje el lugar en que se encuentra pescando, y también quien tras una previa discusión agrede al Sr. Rafael , agresión a la que a continuación se suma el agredido iniciando una riña mutua. Resulta por ello justificada la reducción en la indemnización que ha fijado el juzgador en aplicación de la facultad moderadora que la ley le otorga.

CUARTO: Debemos sin embargo compartir el criterio del recurrente cuando estima que debe ser incrementado el importe de la indemnización que le corresponde por los días en que tardó en curar de sus lesiones. Es cierto que la rehabilitación se extendió temporalmente más allá de la fecha que se hace constar en el parte de alta médico forense como de curación o estabilización de las lesiones, y también que en el mismo se reflejan como secuelas "algias postraumáticas leves sin compromiso radicular, a nivel de columna vertebral, que desaparecerán en un breve período de tiempo", razón por la cual han sido calificadas en sentencia como no susceptibles de valoración. Resulta por tanto adecuado valorar la secuela en cuestión porque a la fecha de alta persistía la misma, y si era susceptible de desaparecer en breve período de tiempo ello se debía sin duda a la rehabilitación aplicada. Y el importe de dicha valoración puede coincidir con el del período que media entre el 25 de febrero (fecha de estabilización) y el 31 de mayo (fecha de emisión de parte de alta), a razón de 29 euros diarios, lo que totaliza un importe por este concepto de 2.697 euros que deberán incrementar la indemnización, si bien aplicando a la misma el porcentaje del reducción del 50% aplicado por el juzgador.

QUINTO: Por último, no cabe acoger la pretensión de que se condene a Rafael como autor de un delito de lesiones de los artículos 147.1 y 148.1 del Código Penal por haber este utilizado un instrumento peligroso como sería el mango del útil utilizado para la pesca (cedazo). A este respecto no podemos sino aquietarnos al criterio del juez de lo penal cuando ha otorgado credibilidad a los testigos que manifestaron en acto del juicio oral que la agresión fue con las manos, sin utilización de objeto o instrumento contundente alguno. Es cierto que las fotografías incorporadas a la presente causa sugieren la posibilidad de que dicho tipo de instrumento se hubiera utilizado, pero debemos insistir en que el juicio de credibilidad emitido al respecto por el juzgador se fundamenta en la apreciación de prueba personal directa practicada a su presencia, prueba que este Tribunal no puede valorar porque no la ha presenciado.

SEXTO: Costas. De conformidad con lo preceptuado por el Artículo 239 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal "en los autos o sentencias que ponga término a la causa o a cualquiera de los incidentes deberá resolverse sobre el pago de las costas procesales".

Así, en ejercicio de la potestad jurisdiccional que me ha conferido la Constitución Española, y en nombre de Su Majestad El Rey,

Fallo

Que debemos estimar parcialmente el recurso de apelación interpuesto por la representación de Jose María frente a la sentencia dictada en esta causa por el Juzgado de lo Penal número 2 de Santander, que se revoca en el único sentido de incrementar la indemnización concedida a favor del recurrente, a satisfacer por Rafael , en la cantidad de mil trescientos cuarenta y ocho euros con cincuenta céntimos (1348,5 €), manteniendo el resto de los pronunciamientos de la resolución recurrida y declarando de oficio las costas de la presente apelación.

Siendo firme esta Sentencia desde esta fecha, por no caber contra ella recurso alguno, devuélvase la causa original junto con su testimonio al Juzgado de procedencia para su ejecución y cumplimiento.-

Así por esta Sentencia, lo- pronuncio, mando y firmo.

Legítima defensa
Delitos de lesiones
Falta de lesiones
Riña
Riña mutuamente aceptada
Agresión ilegítima
Reducción de la indemnización
Cuantía de la indemnización
Incremento de la indemnización
Instrumento peligroso