Sentencia Penal Nº 481/2011, Audiencia Provincial de A Coruña, Sección 1, Rec 198/2011 de 29 de Septiembre de 2011

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Citación y notificación por edictos

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 07/11/2014

    Audiencia al demandado rebelde en el proceso laboral La audiencia del demandado rebelde supone que, debido a la incomparecencia del mismo durante el emplazamiento, no se pudo haber escuchado ni tomado su declaración pero, una vez terminado el proces...

  • Los agravantes y los atenuantes en el Código Penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    Partiendo de la base de que la pena debe ser correlativa al delito cometido y a las circunstancias que lo rodeen, éstas podrán consistir en atenuantes o agravantes 1. las atenuantes son las que conllevan una disminución de la responsabilidad...

  • Revocación de actos de la Administración tributaria

    Órden: Fiscal Fecha última revisión: 27/10/2015

    La Administración tributaria podrá revocar sus actos en beneficio de los interesados: Art. 219 ,LGT cuando se estime que infringen manifiestamente la ley. cuando circunstancias sobrevenidas que afecten a una situación jurídica particular po...

  • La audiencia de los interesados en vía de recurso

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 23/01/2017

    El Art. 118 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre dispone que la audiencia de los interesados, en vía de recurso, procederá cuando hayan de tenerse en cuenta nuevos hechos o documentos no recogidos en el expediente originario por no haberlos podido aportar...

  • Los trámites de audiencia y de información pública

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    Los trámites de audiencia y de información pública encuentran su regulación en los Art. 82-83 ,ley 39/2015, de 1 de octubre, preceptos encuadrados en la Sección 4ª del Capítulo IV del Título IV de la norma, rotulada "Participación de los int...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 29 de Septiembre de 2011
  • Tribunal: AP - A Coruña
  • Ponente: Picatoste Sueiras, Ignacio Alfredo
  • Núm. Sentencia: 481/2011
  • Núm. Recurso: 198/2011
  • Núm. Cendoj: 15030370012011100469
Resumen:
CONDUCCIÓN TEMERARIA (L.O. 15/2007)

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 1

A CORUÑA

SENTENCIA: 00481/2011

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 1 de A CORUÑA

I2519D61

Domicilio: RÚA CAPITAN JUAN VARELA, S/N

Telf: 981.182067-066

Fax: 981.182065

Modelo: 213100

N.I.G.: 15030 37 2 2011 0001831

ROLLO: APELACION PROCTO. ABREVIADO 0000198 /2011

Juzgado procedencia: XDO. DO PENAL N. 3 de A CORUÑA

Procedimiento de origen: PROCEDIMIENTO ABREVIADO 0000182 /2008

RECURRENTE: Adriano

Procurador/a: MARIA DOLORES NEIRA LOPEZ

Letrado/a: ESPERANZA JUANATEY QUINTÁNS

RECURRIDO/A: MINISTERIO FISCAL

Procurador/a:

Letrado/a:

SENTENCIA

==========================================================

LA SECCION PRIMERA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE A CORUÑA, CONSTITUIDA POR LOS ILMOS/AS SR./SRAS D./DÑA. JUAN LUIS PÍA IGLESIAS-PRESIDENTE, D. JOSÉ MARÍA SÁNCHEZ JIMÉNEZ Y D. IGNACIO ALFREDO PICATOSTE SUEIRAS - Magistrados/as

==========================================================

En A CORUÑA, a veintinueve de septiembre de 2011.

VISTO, por esta Sección 001 de esta Audiencia Provincial en la causa arriba referenciada, el recurso de apelación interpuesto por el Procurador MARIA DOLORES NEIRA LOPEZ, en representación de Adriano , bajo la dirección Letrada del Sr. Juanatey Quintas contra Sentencia dictada en el procedimiento PA : 0000182 /2008 del JDO. DE LO PENAL nº: 003 ; habiendo sido parte en él, como apelante el mencionado recurrente, y como apelado el MINISTERIO FISCAL, en la representación que le es propia, actuando como Ponente el/la Magistrado/a Ilmo/a. Sr./a. IGNACIO ALFREDO PICATOSTE SUEIRAS.

Antecedentes

PRIMERO.- En el procedimiento de referencia se dictó Sentencia con fecha 12-04-11 , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "Que debo condenar y condeno a Adriano como autor de un delito CONTRA LA SEGURIDAD DEL TRAFICO EN LA MODALIDAD DE CONDUCCION TEMERARIA, definido, concurriendo atenuante de dilación indebida, a la pena de 1 año y 3 meses de PRISION con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo, y PRIVACIÓN DEL DERECHO A CONDUCIR VEHICULOS A MOTOR Y CICLOMOTORES durante 2 años".

SEGUNDO.- Contra dicha Sentencia, por la representación procesal del hoy recurrente, se interpuso recurso de apelación que formalizó exponiendo las alegaciones que constan en su escrito, el cual se halla unido a las actuaciones.

TERCERO.- Dado traslado del escrito de formalización del recurso a las partes, se presentó escrito de impugnación en base a considerar la sentencia objeto de recurso plenamente ajustada a derecho solicitando su confirmación

CUARTO.- Por el Órgano Judicial sentenciador se remitieron a este Tribunal los autos originales con todos los escritos presentados y, recibidos que fueron, quedaron las actuaciones pendientes para votación y fallo.

Hechos

Se aceptan los de la resolución recurrida, que tenemos por reproducidos de cara a la brevedad de la presente.

Fundamentos

PRIMERO.- El recurso se articula sobre dos aspectos más dialécticos que reales, al plantear la inadecuación de la celebración del juicio en ausencia del acusado y al plantear, sin llegar a formalizarla, la presencia de una especie de temor en el acusado que no se concreta si limitaría o excluiría la culpabilidad.

Respecto de la primera, consta en la causa la citación a juicio al acusado realizada personalmente y con los apercibimientos sobre la posibilidad de celebración en ausencia; y en el momento del juicio esa incomparecencia no se justifica, defecto que no se corrige al formular recurso de apelación. Con tal base, nos encontramos ante un caso en el que la previsión del artículo 786.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal es totalmente aplicable, al mediar una incomparecencia voluntaria y con conocimiento sobre sus consecuencias, una petición expresa de celebración por quien está legitimado para ello, el Ministerio Fiscal, y una decisión judicial en tal sentido basada en la presencia de elementos suficientes para resolver. Nada hay en ello que permita dudar sobre la suficiencia de la prueba o que nos lleve a sopesar siquiera una posible indefensión, en tanto que existen elementos suficientes de convicción para dictar una sentencia (como demuestra que el recurso no concrete los aspectos de esa supuesta insuficiencia o formule objeción alguna sobre la valoración judicial en términos de error o falta de coherencia en el razonamiento) y en ningún momento se limitaron a la parte las facultades de alegar, proponer o recurrir (la no comparecencia fue voluntaria, existió una defensa técnica, se pudo proponer prueba y se mantuvo la posibilidad de alegar y recurrir).

En cuanto a la supuesta situación de temor (la parte no alega la forma jurídica de esa figura, el miedo insuperable del artículo 20.6ª del Código Penal ), la más elemental lógica permite reducir tal alegación a una afirmación puramente retórica destinada a agotar cualquier posibilidad de defensa. Si en un principio se pretende que el acusado no vio el control, nada permite entender como después pudo surgir ese temor al advertir la presencia policial. Y menos todavía que el mismo se pretenda amparar en un supuesto temor a la imposición de multad de tráfico que parece incompatible con la forma de conducir del acusado, característica más bien de una fuga tras la comisión de un delito grave que de un reflejo de pánico (desatención a las órdenes de detención, velocidad excesiva, invasión del carril contrario, cierre del paso al coche perseguidor, salida de la vía...). En resumidas cuentas, no existía una situación que justificase el recelo pretendido, ni tampoco podría entenderse, de aceptarlo a efectos puramente polémicos, como insuperable, al tratarse de una actuación policial cuya excepcionalidad (velocidad, uso de dispositivos acústicos y luminosos...) no va más allá de la propia de su naturaleza al superar los cauces normales.

SEGUNDO.- Lo expuesto hace que procede confirmar la sentencia de grado en lo relativo al relato de hechos y la calificación jurídica derivada de ellos, con la salvedad de la extensión de las penas impuestas. Las mismas se establecen en una extensión que la sentencia no motiva, en tanto que no puede entenderse como tal la genérica fórmula "Concurriendo atenuante de dilación indebida, visto artículo 66 ...". Por tal motivo, procede estimar en parte el recurso interpuesto y rebajar la extensión de la pena, todo ello conforme a la previsión legal vigente en la fecha de comisión del hecho, introducida por la Ley Orgánica 15/2003 .

TERCERO.- Dada la desestimación del recurso, por mandato de los artículos 123 del Código Penal y 240 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, procede imponer expresamente a la apelante las costas procesales devengadas en esta alzada.

Vistos los preceptos legales citados y demás concordantes de general y pertinente aplicación.

Fallo

Que debemos estimar y estimamos parcialmente el recurso de apelación interpuesto por Adriano contra la sentencia que dictó con fecha 12 de abril de 2011 el Juzgado de lo Penal número Tres de los de A Coruña en los autos de Juicio Oral número 182/2008, revocando la misma en el sentido de rebajar la extensión de las penas impuestas a siete meses en la de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por el mismo tiempo, y a un año y un mes la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores, manteniendo el resto de sus pronunciamientos. Todo ello con imposición de las costas procesales propias de esta instancia.

Notifíquese la presente sentencia a las partes haciéndoles saber que La presente resolución es firme y contra la misma NO CABE INTERPONER RECURSO ALGUNO.

Así, por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Apercibimiento
Indefensión
Defensa técnica
Miedo insuperable
Delito grave
Atenuante
Conducción con temeridad manifiesta