Sentencia Penal Nº 503/2011, Audiencia Provincial de Valencia, Sección 4, Rec 217/2011 de 29 de Junio de 2011

Documentos relacionados
  • Sentencia Penal Nº 189/2011, AP - Baleares, Sec. 2, Rec 366/2010, 14-09-2011

    Órden: Penal Fecha: 14/09/2011 Tribunal: Ap - Baleares Ponente: Rodriguez Lopez, Maria Num. Sentencia: 189/2011 Num. Recurso: 366/2010

    COACCIONES

  • Sentencia Penal Nº 90/2013, AP - Valencia, Sec. 3, Rec 2/2013, 14-02-2013

    Órden: Penal Fecha: 14/02/2013 Tribunal: Ap - Valencia Num. Sentencia: 90/2013 Num. Recurso: 2/2013

    PRIMERO.- Pretende el Ministerio fiscal que, respetando el relato de hechos probados de la sentencia apelada, se sustituya la condena por delito de daños por una condena del acusado por delito de conducción con manifiesto desprecio por la vida de los demás del artículo 381 del Código penal o, en su caso, de conducción temeraria del artículo 380.1 del mismo Código penal .La sentencia apelada descartó la condena por el delito contra la seguridad vial por entender que el acusado no tenía...

  • Sentencia Penal Nº 276/2004, AP - Madrid, Sec. 1, Rec 209/2004, 21-06-2004

    Órden: Penal Fecha: 21/06/2004 Tribunal: Ap - Madrid Ponente: Perdices Lopez, Araceli Num. Sentencia: 276/2004 Num. Recurso: 209/2004

    Tienen la condición de perjudicados, en caso de fallecimiento de la víctima, las personas enumeradas en la Tabla I, y en los restantes supuestos, la víctima del accidente", mientras que en su número segundo, a la hora de explicar el sistema se apunta que en las indemnizaciones por muerte, para determinar los daños, se tendrá en cuenta "el número de perjudicados y su relación con la víctima de una parte, y la edad de la víctima de otra.

  • Sentencia Penal Nº 230/2014, AP - Las Palmas, Sec. 1, Rec 931/2014, 28-11-2014

    Órden: Penal Fecha: 28/11/2014 Tribunal: Ap - Las Palmas Ponente: Parramon I Bregolat, Miquel Angel Num. Sentencia: 230/2014 Num. Recurso: 931/2014

    PRIMERO: La pretensión impugnatoria actuada por la Acusación Particular del denunciante D. Luis Francisco se basa en los motivos de error en la valoración de la prueba e infracción de ley por inaplicación indebida del artículo 621 del Código Penal y de la normativa de la circulación. En relación al motivo fundado en el error en la apreciación de la prueba discrepa el apelante de la valoración efectuada por la sentencia de instancia tanto respecto de la prueba testifical -declaracio...

  • Sentencia Penal Nº 60/2016, AP - Valladolid, Sec. 2, Rec 48/2016, 07-03-2016

    Órden: Penal Fecha: 07/03/2016 Tribunal: Ap - Valladolid Ponente: Pizarro Garcia, Fernando Num. Sentencia: 60/2016 Num. Recurso: 48/2016

    HOMICIDIO POR IMPRUDENCIA

Ver más documentos relacionados
  • Delitos contra la Seguridad Vial

    Órden: Penal Fecha última revisión: 20/11/2014

    NOVEDAD: Con motivo de la supresión de las faltas penales, los accidentes de tráfico dejan de estar tipificados en la vía penal, salvo que los hechos revistan carácter de delito de conducción con alcoholemia en el que se hayan producido lesiones o del que resulten lesiones por delitos leves por imprudencia. En los delitos leves por imprudencia, se exige que la imprudencia sea de gravedad, más allá de un mero despiste en la conducción, en los que se seguirán tramitando por la vía p...

  • Eficacia del contrato anulable y acción de anulabilidad

    Órden: Civil Fecha última revisión: 23/09/2016

    La anulabilidad se encuentra regulada en el Capítulo VI, del Título II, rubricado como "De los contratos", del Código Civil. La acción de anulabilidad supone la posibilidad de anular un contrato cuando adolece de vicios que afectan al consentimiento, la causa o la capacidad de los contratistas (Diccionario del Español Jurídico, DEJ).  La acción de anulabilidad o nulidad relativa de los contratos,supone la posibilidad de anular un contrato cuando adolece de vicios que afectan al consent...

  • Delito de conducción con temeridad manifiesta

    Órden: Penal Fecha última revisión: 20/11/2014

    NOVEDAD: Con motivo de la supresión de las faltas penales, los accidentes de tráfico dejan de estar tipificados en la vía penal, salvo que los hechos revistan carácter de delito de conducción con alcoholemia en el que se hayan producido lesiones o del que resulten lesiones por delitos leves por imprudencia. En los delitos leves por imprudencia, se exige que la imprudencia sea de gravedad, más allá de un mero despiste en la conducción, en los que se seguirán tramitando por la vía...

  • Delito de coacciones

    Órden: Penal Fecha última revisión: 27/12/2012

    El delito de coacciones está contenido en el Capítulo III, Título VI "Delitos contra la libertad" del Libro II del Código Penal. Su tipo básico está recogido en el Art. 172 ,CP. NOVEDAD: La LeyOrgánica 1/2015, de 30 de marzo, que modifica el Código Penal, elimina el Libro III, que regulaba las faltas. Surgen la modalidad de los delitos leves, como el delito de amenazas leves (171.7 ,CP), o el de coacciones leves (172.3 ,CP) Se añaden varios preceptos el Art. 172 bis ,CP constit...

  • El delito de agresiones sexuales

    Órden: Penal Fecha última revisión: 03/01/2013

    Contenido en el Art. 178 ,CP, es un atentado genérico contra la libertad sexual. Las agresiones sexuales siempre han de cometerse con violencia, intimidación y sin consentimiento.   La violencia es entendida como la fuerza física dirigida al cuerpo de la víctima, sin que se exija excesiva gravedad, ni un resultado lesivo ni una resistencia heroica por parte de la víctima, pero se exige la demostración de que ha existido una fuerza física suficiente para anular la voluntad de la víc...

Ver más documentos relacionados
  • Escrito de defensa en juicio rápido por violencia de género

    Fecha última revisión: 30/03/2016

      NOTA: Para enjuiciar un hecho bajo la modalidad del procedimiento para el enjuiciamiento rápido, debe tratarse de un delito flagrante; de violencia doméstica; de hurto; de robo; de hurto y robo de uso de vehículos a motor o contra la seguridad del tráfico, y no deberá estar castigado con pena de prisión de más de cinco años.Se presume que su investigación será sencilla, por lo que en un plazo de 15 días el juez convoca acto de plenario para celebrar el juicio.     DUD- Juic...

  • Demanda de separación con riesgo para la integridad física de la parte demandante, con solicitud de pensión compensatoria y medidas provisionales ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer

    Fecha última revisión: 16/03/2016

      NOTA: Correspondería  a los Juzgados de Violencia sobre la Mujer (Caso práctico: Competencia civil de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer), en el orden civil, el conocimiento, entre otros, de los procedimientos de nulidad del matrimonio, separación y divorcio, cuando alguna de las partes en el proceso civil sea víctima de actos de violencia de género o haya sido imputado como autor, inductor o cooperador necesario en la realización de actos de violencia de género. (L.O. 1/2004, d...

  • Demanda de juicio ordinario solicitando nulidad por intimidación en el consentimiento

    Fecha última revisión: 19/05/2016

        NOTA:  El art. 1265 del Código Civil establece que será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo. Además el Art. 1261 dispone que "No hay contrato sino cuando concurren los requisitos siguientes: 1º Consentimiento de los contratantes (...)"   AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA QUE POR TURNO CORRESPONDA   D./ Dña. [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE] Procurador en los Tribunales, en nombre y representación de D./ Dña. [NOMBRE_CLIENTE], con domicilio en [DOMIC...

  • Demanda acción de nulidad por dolo

    Fecha última revisión: 19/05/2016

      NOTA: Será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo (Art. 1265 del Código Civil)   AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE [JUZGADO] D./D.ª [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE] procurador/a de los tribunales y de D./D.ª [NOMBRE_CLIENTE] según acredito mediante escritura de poder que acompaño a la presente, bajo la dirección del abogado/a D./D.ª [NOMBRE_ABOGADO_CLIENTE], ante el juzgado comparezco y como mejor proceda en derecho, DIGO: Que, por medio del presente ...

  • Demanda de juicio ordinario solicitando nulidad por error en el consentimiento

    Fecha última revisión: 19/05/2016

       NOTA: El art. 1265 del Código Civil establece que será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo. Además el Art. 1261 dispone que "No hay contrato sino cuando concurren los requisitos siguientes: 1º Consentimiento de los contratantes (...)"    AL JUZGADO Don/Doña [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE], Procurador de los Tribunales y de Don/Doña [NOMBRE_CLIENTE], según acredito mediante poder especial para pleitos para su unión en autos por copia certificada ...

Ver más documentos relacionados
  • Caso práctico: Competencia civil de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer

    Fecha última revisión: 12/03/2015

  •   PLANTEAMIENTO¿Cuándo los Juzgados de Violencia sobre la Mujer se encargan de asuntos civiles?RESPUESTALos Juzgados de Violencia sobre la Mujer, tendrán de forma exclusiva y excluyente competencia en el orden civil cuando concurran simultáneamente los siguientes requisitos:a) Que se trate de un proceso civil que tenga por objeto alguna de estas materias:- Los de filiación, maternidad y paternidad.- Los de nulidad del matrimonio, separación y divorcio.- Los que versen sobre relaciones pa...

  • Caso práctico: Tipo de IVA aplicable a las entregas de mosto concentrado utilizado en la elaboración de vino

    Fecha última revisión: 05/01/2017

  • PLANTEAMIENTO¿Cuál es el tipo de IVA que ha de aplicarse a las entregas de mosto concentrado utilizado en la elaboración de vino?RESPUESTAEn el supuesto de que el mosto y/o zumos de uva contuvieran alcohol etílico, independientemente de su proporción, las entregas, adquisiciones intracomunitarias o importaciones de dichos productos tributarían por el IVA al tipo del 21%.En el supuesto de que los mostos y/o zumos de uva no contuvieran en ninguna medida alcohol etílico caben dos posibilidad...

  • Caso práctico: Requisitos de la eximente de cumplimiento de un deber y ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo

    Fecha última revisión: 02/01/2013

  • ¿Cuál es la concepción jurisprudencial de la eximente de cumplimiento de un deber y ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo cuando se trata de agentes de la autoridad?En relación con esta cuestión podemos mencionar lo dispuesto en la sentencia del Tribunal Supremo 5663/1999, de 21 de septiembre, que en su fundamento de derecho sexto afirma lo siguiente:“[...] para la aplicación de la eximente de cumplimiento del deber, es necesario que concurran los requisitos siguientes:1º. Q...

  • Caso práctico: Despido disciplinario. Revisión de hechos probados fundada en grabación de imagen (SSTS 16/6/2011 y 26/11/2012).

    Fecha última revisión: 22/04/2016

  • PLANTEAMIENTODespido disciplinario. Revisión de hechos probados fundada en grabación de imagen  (SSTS 16/6/2011 y 26/11/2012).Una sentencia declaró improcedente el despido de una cajera de un supermercado a la que se le imputaron determinadas operaciones fraudulentas, que el Juez no consideró probadas. El recurso de suplicación sobre la misma pide la revisión de hechos probados sobre la base de unas grabaciones realizadas a la trabajadora durante su jornada laboral a lo largo de algunos m...

  • Caso práctico: Grabación de video o conversación. Validez como prueba

    Fecha última revisión: 18/12/2014

  • Validez de las grabaciones de voz y de video a efectos probatorios Con base en determinada jurisprudencia, toda persona puede grabar sus propias conversaciones en cualquier tiempo y lugar, sepa o no el interlocutor que se está efectuando, siempre que no se vulnere derechos ajenos y tras la debida contradicción, inmediación y oralidad. Lo que no es lícito es grabar conversaciones de terceras personas en las que no se participa.En caso de que la otra parte impugnase la grabación, el juez dec...

Ver más documentos relacionados
  • Resolución No Vinculante de DGT, 1399-01, 04-07-2001

    Órgano: Sg De Impuestos Sobre El Consumo Fecha: 04/07/2001

  • Núm. Resolución: 1399-01
  • NormativaLey 37/1992 arts. 91-Uno-1-1º y 2ºCuestiónTipo impositivo.DescripciónEntregas de carbohidrosa (pectinasas, celulasas y hemicelulasas) procedente del "Aspergillus aculeatus", utilizada en el sector alimentario como coadyuvante para mejorar la extracción del aceite de oliva. Contestación1.- De conformidad con lo establecido en el artículo 90, apartado uno de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (Boletín Oficial del Estado del 29), el citado trib...

  • Resolución Vinculante de DGT, V1790-14, 09-07-2014

    Órgano: Sg De Impuestos Sobre El Consumo Fecha: 09/07/2014

  • Núm. Resolución: V1790-14
  • NormativaLey 37/1992 art. 90-Uno- 91-Uno-1-1º- 2º CuestiónTipo impositivo aplicable a las entregas de dichos bienes.DescripciónLa entidad consultante fabrica y comercializa enzimas, denominadas técnicamente "coadyuvantes tecnológicos", y que se utilizan en la elaboración y/u obtención de determinados alimentos. Contestación1.- El artículo 90, apartado uno, de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE de 29 de diciembre), según la redacción dada a d...

  • Resolución Vinculante de DGT, V1711-16, 19-04-2016

    Órgano: Sg De Impuestos Sobre El Consumo Fecha: 19/04/2016

  • Núm. Resolución: V1711-16
  • NormativaLey 37/1992 art. 91-Uno-1-1º y 2º-91-Dos-1-1º-a)CuestiónTipo impositivo aplicable tanto a la adquisición como a la entrega posterior de dicho bien. DescripciónLa entidad consultante adquiere pan común, sobrante y endurecido, a fábricas panificadoras. Posteriormente, previo troceado para facilitar su transporte, lo entrega a empresas fabricantes de piensos para alimentación animal. Contestación1.- El artículo 91, apartado uno.1, números 1º y 2º de la Ley 37/1992 de 28 de di...

  • Resolución No Vinculante de DGT, 1672-97, 23-07-1997

    Órgano: Sg De Impuestos Sobre El Consumo Fecha: 23/07/1997

  • Núm. Resolución: 1672-97
  • NormativaLey 37/1992, Art. 91-Uno-1-1-2Cuestión Tipo impositivo aplicable. Descripción Entregas de talco natural a empresas del sector del aceite de oliva que lo utilizarán como coadyuvante tecnológico en su elaboración.Contestación A) Fundamentos de derecho. De conformidad con lo establecido en el artículo 90, apartado uno de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (Boletín Oficial del Estado del 29), según la redacción dada por el artículo 78.Primer...

  • Resolución Vinculante de DGT, V0527-11, 04-03-2011

    Órgano: Sg De Impuestos Sobre El Consumo Fecha: 04/03/2011

  • Núm. Resolución: V0527-11
  • Normativa Ley 37/1992 art. 90-uno; 91-uno-1-1º y 2º; 91- dos-1-1ºCuestiónTipo impositivo aplicable a las entregas, adquisiciones intracomunitarias e importaciones de dichos bienes. DescripciónEl consultante es una entidad mercantil que realiza la importación y entrega de los aditivos alimentarios y coadyuvantes tecnológicos siguientes: - "Maltitol" - "Ajo granulado en polvo"Contestación1.- De conformidad con lo establecido en el artículo 90, apartado uno de la Ley 37/1992, de 28 de di...

Ver más documentos relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 29 de Junio de 2011
  • Tribunal: AP - Valencia
  • Ponente: Ferrer Gutierrez, Antonio
  • Núm. Sentencia: 503/2011
  • Núm. Recurso: 217/2011
  • Núm. Cendoj: 46250370042011100290

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL

SECCIÓN CUARTA

VALENCIA

---------------

ROLLO NUM. 217/11-C

PROCEDIMIENTO ABREVIADO NUM. 597/09

JGDO. DE LO PENAL NUM. 3 VALENCIA.

SENTENCIA Nº 503/11

___________________________

Presidente

Don Antonio Ferrer Gutiérrez

Magistrados

Don José Manuel Megia Carmona

Doña María José Julia Igual

___________________________

En Valencia a 29 de junio de dos mil once.

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia, integrada por los Iltmos. Sres. anotados al margen, ha visto el presente recurso de apelación en ambos efectos interpuesto contra la Sentencia núm. 143/11 de fecha 22 de marzo, pronunciada por el Juzgado de lo Penal número 3 de Valencia, en procedimiento abreviado seguido en el expresado Juzgado con el numero 597/09 , por delito de conducción temeraria.

Han intervenido en el recurso, en calidad de apelante, Dª Sabina , D. Jose Augusto y Dª María Rosario representados por la Procuradora de los Tribunales Dª GABRIELA MONTESINOS MRTINEZ y dirigidos por el Letrado D. RICARDO GUARCH BONORA, y; D. Abilio representado por la Procuradora de los Tribunales Dª LAURA OLIVER FERRER y dirigido por el Letrado D. ANDRES ZAPATA CARRERAS, quien a su vez actúa como apelado respecto al anterior recurso; el Ministerio Fiscal representado por el Iltmo. Sr. IRANZO ha actuado en calidad de apelado, y; ha sido Ponente el Iltmo. Sr. D. Antonio Ferrer Gutiérrez, quien expresa el parecer del Tribunal.

Antecedentes

PRIMERO.- La sentencia recurrida, declara probados los hechos siguientes: " El acusado es Abilio , mayor de edad y con antecedentes penales no computables en autos.

En fecha 16 de diciembre de 2006, sobre las 2Ž50 horas, el acusado conducía el turismo BMW, modelo M-3, con placas alemanas OE-XV-.... , marchando por el carril central de la vía de servicio de la autopista A-3, en dirección Madrid, a la altura del km. 350Ž200, a una velocidad superior a los 160 km/hora, cuando en la vía de servicio el límite estaba fijado en 50 km/hora.

A esa misma hora, por la misma vía de servicio, en la misma dirección, por el carril central, y por delante del turismo conducido por el acusado, circulaba el turismo Opel Astra, provisto de placas ....-VZV , conducido por Laura y ocupado también por Petra ; este automóvil circulaba a una velocidad no inferior a los 25 km/hora.

Debido a la diferencia de velocidad entre ambos vehículos y desde el momento en que se percató de la presencia del otro automóvil, el acusado tenía agotada la capacidad de respuesta para detener su coche antes del alcance, sin que por lo demás conste que hubiese obstáculo alguno para haber visto el coche desde su incorporación a la vía de servicio al menos 400 metros atrás; de esta manera provocó la colisión con su frontal contra la trasera del automóvil Opel, lanzando el vehículo Opel hacia delante para luego, en una segunda colisión, desplazarlo hacia la izquierda contra la mediana de separación de la vía principal de la autopista, quedando el turismo Opel sobre el techo, y provocando traumatismos a las ocupantes del vehículo alcanzado que dieron lugar a su fallecimiento casi instantáneo.

No consta que la conductora del turismo Opel llevase una velocidad que contribuyese de alguna forma a provocar el accidente, ni que hubiese frenado de forma brusca y previa, ni que hubiese irrumpido de repente en el carril que ocupaba el acusado, ni que la tasa de alcohol que presentaba hubiese tenido alguna incidencia en el percance."

SEGUNDO.- El fallo de la sentencia apelada dice: " Debo condenar y condeno a Abilio , como autor responsable de un delito de CONDUCCIÓN TEMERARIA , previsto y penado en el Art. 381 del C. Penal en vigor en 2006 , en concurso de normas del Art. 383 del C. Penal de 2006, con DOS delitos de HOMICIDIO POR IMPRUDENCIA GRAVE , previstos y penados en el Art. 142-1 y 2 del C. Penal, estos dos delitos en concurso ideal del Art. 77 del C. Penal entre sí; sin concurrir circunstancias modificativas de la responsabilidad, a las siguientes penas:

PRISIÓN en la extensión de CUATRO AÑOS , con accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por el tiempo de condena.

Y PRIVACIÓN DEL DERECHO A CONDUCIR VEHÍCULOS A MOTOR Y CICLOMOTORES por tiempo de SEIS AÑOS .

Y debo condenar y condeno al acusado al abono de las costas devengadas en el trámite, sin incluir las de la acusación particular.

Notifíquese la presente resolución a las partes haciéndoles saber que no es firme y que contra la misma cabe recurso de apelación ante la Ilma. Audiencia Provincial de Valencia disponiendo a tal fin del plazo de diez días, o cinco días si es Juicio Rápido, y a plantear mediante escrito en forma dirigido al Juzgado que deberá contener los fundamentos de hecho y de derecho en que se base la impugnación.

Y firme que sea el contenido de la sentencia que se dicte , debo participar y participo el total contenido de esta resolución al Subsector de Tráfico de Valencia -C/ Tirig nº 1, de Valencia-, con destino al atestado NUM000 , a efectos del posible archivo del expediente administrativo sancionador que se hubiese podido iniciar con la intervención que deriva del atestado.

TERCERO.- Notificada dicha sentencia a las partes, por la representación de Dª Sabina , D. Jose Augusto y Dª María Rosario y la D. Abilio se interpuso contra la misma sendos recursos de apelación ante el órgano judicial que la dicto, por los motivos que desarrollan ampliamente en sus respectivos escritos.

CUARTO.- Recibido el escrito de formalización del recurso, el Juez de lo Penal dio traslado del mismo a las demás partes por un plazo común de diez días para la presentación, en su caso, de los correspondientes escritos de impugnación o de adhesión al recurso. Transcurrido dicho plazo, se elevaron a esta Audiencia Provincial los autos originales con todos los escritos presentados.

QUINTO.- En la tramitación de ambas instancias se han observado las prescripciones legales.

Hechos

Se aceptan los hechos declarados probados en la Sentencia apelada, que han quedado anteriormente transcritos.

Fundamentos

PRIMERO.- Procederá estudiar en primer término el recurso formulado por la representación del Sr. Abilio , dado que una eventual estimación del mismo determinaría la improcedencia de analizar el formulado por la acusación particular.

Recurso, que sin perjuicio de las reservas que formula en relación a la calificación jurídica, que se estudiaran de forma conjunta al segundo recurso, al suponer construcciones que se excluyen entre sí, se basa sustancialmente en la existencia de un error en la valoración de la prueba que lleva a la sentencia a admitir una forma de ocurrencia del accidente que discrepa totalmente con la tesis que esta representación postula.

Centrándonos en el aspecto factico del accidente, tras el visionado de la grabación del juicio no podremos menos que ratificar plenamente las conclusiones a que llega el juez, particularmente en dos aspectos, de un lado, en que se trato de un choque por alcance simple, y de otro lado, que lo determinante del mismo fue simple y llanamente la total desproporción de velocidad que llevaba uno y otro móvil.

Así por lo que se refiere al primer aspecto nos encontramos de forma sustancial con los datos que nos ofrece el atestado policial, dado que pese a que hubieron varios testigos presenciales, estos realmente se aperciben de las consecuencias del accidente más que del momento mismo de la colisión (al margen del dato de la velocidad que luego se valorara). Documento que durante el plenario es desarrollado por los agentes NUM001 y especialmente el NUM002 de cuyas manifestaciones se deduce tal forma de producción, dado que no se trata de apreciaciones subjetiva, ni son conclusiones extraídas a base de meras conjeturas sobre la base de los que les pudieran relatar dichos testigos, sino que las obtienen de estudio directo de los vestigios objetivos apreciados sobre el terreno, en especial los propios vehículos, en los que se observan un fuerte golpe en la parte frontal del BMW y en la parte trasera del OPEL, de tal violencia, que hace que no solo se bloqueen las ruedas traseras de este último, sino que a la par se produzca un efecto cuña, es decir que el primer vehículo por consecuencia de la violencia del golpe lo levante, para luego dejarlo caer, momento a partir del cual por el rozamiento ya se desvía de su trayectoria recta. Lo que de haber sido como pretende la defensa, no se hubiera producido de esta manera, ya que directamente hubiera salido despedido por consecuencia del primer impacto, además en una trayectoria tangente a la del vehículo BMW, sino girando sobre sí mismo en un efecto trompo. No presentando de haber sido así unas señales tan claras del alcance, que a simple vista, incluso sin la experiencia que poseen los agentes, se llega a vislumbrar que el principal daño y en consecuencia el principal impacto lo sufrió el vehículo OPEL en su trasera, afectando a las dos ruedas, y el contrario fundamentalmente los tiene en todo su frontal, evidenciando así que ambos circulaban por el mismo carril uno delante de otro.

A lo que hemos de añadir la total incapacidad de la defensa para dar una versión clara de que como pretende ocurrió el accidente, dado que se limita a ofrecer meras especulaciones en torno a un cambio de carril, a su incorporación procedente de una vía adyacente, a que dio un frenazo, o cualquier otra cosa, ya que el acusado no es capaz de precisarlo, incurriendo en continuas contradicciones, mostrándose totalmente errático y vago a lo hora de explicar que paso según él.

Elemento relativo a la posición de los vehículo al que hemos de unir el de la propia velocidad a la que circulaba, ya que para empezar los referidos testigos puede que no vieran la colisión pero sí que coinciden todos ellos en poner de manifiesto la excesiva velocidad del vehículo (Srs. Luis Pablo , Adriano , Bartolomé ), lo que luego ya con una base científica viene a corroborar el informe elaborado por los agentes NUM003 y NUM004 , que consideran que, tal como se recoge en la sentencia, el vehículo BMW circularía a 160 Km/h, mientras que el Opel lo haría a unos 26 Km/h. Que de hecho, aun cuando no coincidan exactamente viene a ratificar en alguna medida el perito Sr. Hilario , dado que coincide en apuntar ese exceso de velocidad, que incluso fija en una cifra mayor (180 - 50 Km/h).

Lo que nos lleva a concluir, como hacen los agentes que elaboran el informe, que el accidente lo provoco sencillamente el exceso de velocidad del vehículo que conducía el acusado, que se vio sorprendido por el vehiculó contrario, que por la reducida velocidad a que circulaba le debió parecer prácticamente detenido. A lo que se une su total incapacidad para reaccionar, a buen seguro motivado por su distracción, dado que no podemos olvidar que se trata de un vía de servicio de tres carriles, en la que por lo avanzado de la hora no había una gran afluencia de vehículos, por lo que fácilmente, de haber demostrado un mínimo de atención, podría haber intentado esquivarlo, en vez de limitarse a intentar frenar. Lo que evidencia su total incapacidad para controlar su vehiculó con unas mínimas garantías de seguridad para los restantes usuarias de la vía.

Se pretende echar la culpa de alguna manera a la víctima, aludiendo a una posible incidencia del alcohol y a su propia velocidad. No negamos que pudiera ir distraída, ya que en ese momento su acompañante estaba hablando por teléfono con un amigo que le estaba explicando cómo llegar a un cierto local. Pero frente a ello señalar que circulaba por una vía de servicio, en la que de forma ostensible estaba limitada su velocidad a 50 Km/h, y si lo estaba era sencillamente por la propia naturaleza de esa vía, en la que existen muchos establecimiento industriales, que hace fácilmente previsible que se pueda encontrar algún tipo de obstáculo derivado del tráfico de camiones y otro tipo de vehículos, así como el normal trasiego que suele determinar este tipo de establecimientos. No olvidemos que pese a lo avanzado de la hora los testigos, excepto el Sr. Pablo y Tomás , entraban o salían de su trabajo. Por lo que lo extraño en modo alguno es la velocidad del vehiculó Opel, al cual, no ya de haber respetado, sino sencillamente de no haber desconocido de una forma tan llamativa la limitación de velocidad, fácilmente hubiera podido evitar.

Por último en lo relativo al alcohol, efectivamente presentaba un cierto índice de impregnación alcohólica, 0.7 gr/l de sangre, es decir que ni tan siquiera rebasaba los límites del artículo 379, 2º del Código Penal , e incluso hace unos años ni tan siquiera hubiera sido infracción administrativa. Por lo que no alcanzamos a comprender que incidencia pudo tener el alcohol que previamente consumió la conductora, en el hecho de que por consecuencia del desprecio total y absoluto de las mas elementales normas de tráfico que protagonizo el acusado, este fuera totalmente incapaz de reaccionar correctamente ante el obstáculo que suponía un vehiculó que circulaba normalmente por un carril, llevando una velocidad, que aunque reducida, era acorde a la naturaleza de la vía en que se encontraba.

SEGUNDO.- El juez califica los hechos como constitutivos de un delito de conducción temeraria del artículo 381 del Código Penal, en su redacción según LO 15/2003 , calificación que a tenor de la mecánica del accidente entendemos plenamente correcta, dado que para la apreciación de este delito, tal como señala la STS núm. 2012/04 de 8 octubre , es precisa la concurrencia de dos requisitos que resume, de un lado, en la conducción de un vehículo a motor con temeridad manifiesta, y de otro lado, que con tal modo de conducir se ponga en peligro concreto la vida o integridad de las personas. Concepto de temeridad que según la STS núm. 1209/09 de 4 de diciembre significaría imprudencia en grado extremo, pero también osadía, atrevimiento, audacia, irreflexión, términos compatibles con el concepto de dolo eventual. Tratándose como precisa la STS 561/02 de 1 de abril , de una temeridad notoria o evidente para el ciudadano medio, que además crea un peligro efectivo constatable para la vida o la integridad física de las personas.

Elementos que en el presente caso resultan patentes por la combinación de dos factores, el exceso de velocidad y la naturaleza de la vía, a lo que se uniría como factor coadyuvante la propia desatención del conductor. Ya que como se ha señalado el vehículo circulaba a una velocidad totalmente desproporcionada para tratarse de una mera vía de servicio, en la que únicamente se permitía circular a menos de un tercio de la velocidad a la circulaba el acusado. Siendo significativo en este aspecto que a los referidos testigos presenciales, precisamente les llama la atención el paso del BMW, pasándoles completamente inadvertido el paso del vehículo OPEL, lo que ya de por si pone en evidencia esa nota de imprudencia notoria. Lo que determina, unido a esa componente de distracción, que sea incapaz de reaccionar ante un obstáculo fácilmente previsible en una vía de esa naturaleza, en la que igual que se encuentra un vehículo circulando a una velocidad reducida pero acorde a sus características, pudo haberse encontrado a un vehículo de grandes dimensiones maniobrando, o a un grupo de personas en la calzada o en sus aledaños efectuando cualquier tipo de trabajo. Absoluto desprecio de las más elementales normas de la circulación que ha llegado hasta el extremo de poner en claro peligro a la vida o integridad de las personas, como lamentablemente se pudo comprobar ante el luctuoso resultado. No pudiendo dejar de mencionar que este aspecto de la velocidad excesiva ha sido tomado en consideración en muchas resoluciones como determinante de este tipo de imprudencia, hasta el extremo de que actualmente se ha llegado a objetivar (art. 379 CP ) bastando su mera presencia para determinar la presencia de un delito, con independencia de que, como en el presente caso, haya podido generar una situación de riesgo concreto para la vida o integridad de las personas.

La acusación particular pretende sea aplicado el artículo 384 del Código Penal, en su redacción anterior a la LO 15/2007 , lo que pretende basar en el hecho de que este episodio no sería más que un elemento más de su imprudente proceder, lo que funda en el hecho de que Don. Tomás afirma al declarar que lo adelanto a la altura del puente que de entrada a la autovía, pero realmente de su declaración no puede extraerse una especial peligrosidad de su conducción, ya que si afirmo que lo adelanto, pero realmente lo que llamo su atención, fue el hecho de la colisión, ya que hasta ese momento, según admitió, iba más pendiente de su acompañante. Por lo que nos deberemos centrar en el episodio hasta ahora valorado, lo que nos impedirá admitir su recurso en este aspecto, ya que tal como señala la STS 1209/09 de 4 de diciembre , este tipo fue creado especialmente para dar respuesta a unas muy concretas conductas que estaban suscitando una especial alarma social, cual era la de los conductores suicidas, alcanzando una posición intermedia entre el delito de riesgo y la tentativa de homicidio, por lo que exigiría un plus respecto de la figura ahora analizada, que supondría que el comportamiento del conductor haya originado un peligro general, esto es, un peligro que aunque ha de ser concreto, de alguna manera ha de afectar a la seguridad colectiva. Plus que en el presente caso no alcanzamos a vislumbrar, dado que cierto es que por su velocidad excesiva, por su desprecio de las mas elementales normas de la circulación, fue incapaz de reaccionar ante un obstáculo, que de haber circulado de una forma medianamente correcta hubiera podido evitar. Pero se trata de un incidente puntual durante su circulación por la vía de servicio que no consta -ya que como hemos visto estamos aludiendo a una figura de peligro concreto- haya podido afectar a esa generalidad de personas a que alude nuestro Tribunal Supremo.

A pesar de todo, aunque a nivel teórico apreciáramos esta figura, las consecuencias penológicas no variarían sensiblemente, dado que como correctamente califica el juez, ante el fatal desenlace de los hechos, por imposición directa del artículo 383 del Código Penal, en su redacción anterior a la LO 15/2007 , no veremos obligados a penar según la calificación más grave, es decir con arreglo al artículo 142 , que como se observa, tiene una idéntica pena de prisión, aunque la correspondiente privación del permiso de conducir es superior. Figura que en contra de lo sostenido por el recurso habría que considerar como concurso ideal, no como uno real como pretende el recurrente, ya que tal como señala la STS núm. 1464/2005 de 17 de noviembre , pese a la dicción literal del artículo 384 que alude a "con consciente desprecio para la vida de los demás", esta figura entraña una unidad delictiva en el sentido de que existirá un sólo delito con independencia del número de vidas despreciadas o puestas en peligro. Añadiendo que desde el punto de vista del tipo subjetivo la referencia es el dolo, de forma que si el conductor obrase con dolo directo de matar a alguien poniendo en peligro también la vida de otras personas, indudablemente se trataría de un supuesto de concurso real. En cambio si el dolo es eventual, es indudable que de darse el resultado habrá también una situación concursal, pero deberemos plantearnos si este debe resolverse como si se tratara de un supuesto de dolo directo, es decir, si cabe aplicar el concurso real de delitos, o si por el contrario ha de entenderse como un caso de concurso ideal o medial. Postura esta última que entiende es la opción acogida mayoritariamente. Por esa consideración unitaria del delito que hace que aun cuando se haya producido esa muerte por una conducta integrable claramente en el tipo comentado, no podemos desconocer que previamente se había igualmente conducido con consciente desprecio para la vida de otros usuarios, no siendo posible por su propia definición legal, descomponerlo en tantas infracciones como afectados haya. Posición que la referida resolución apoya en la STS núm. 2144/02 de 19 de diciembre que implícitamente acoge idéntica postura.

Por lo que en definitiva, es totalmente correcta la calificación que acoge la sentencia, así como la pena que asocia a ella, dado que según el referido precepto deberemos sancionar los hechos con arreglo a la infracción más gravemente penada, como es el homicidio, y visto que con su conducta provoca dos muertes, apreciar la presencia de dos delitos en concurso ideal, lo que en aplicación del artículo 77, nos obligara a apreciar la segunda mitad de la pena, entendiendo plenamente razonable, a tenor de la naturaleza de los hechos y sus consecuencias, que el juez opte por imponer la pena en su máximo legal.

TERCERO.- En consecuencia procederá desestimar los presentes recursos y confirmar la resolución a que afecta, y visto que ambas partes han mantenido posiciones contrapuestas a través de sus respectivos recursos, que han sido rechazados en su integridad, de alguna manera compensarlos y no hacer especial pronunciamiento en torno al pago de las costas procesales correspondientes a esta alzada.

Fallo

En atención a todo lo expuesto, la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia

ha decidido:

PRIMERO.- DESESTIMAR el recurso de apelación interpuesto por la representación de Dª Sabina , D. Jose Augusto y Dª María Rosario y el interpuesto por la representación de D. Abilio .

SEGUNDO.- CONFIRMAR la sentencia a que el presente rollo se refiere, no haciendo especial pronunciamiento en torno al pago de las costas procesales correspondientes a esta alzada.

Cumplidas que sean las diligencias de rigor, y notificada esta sentencia a las partes, devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia con testimonio de esta resolución, para su ejecución.

Así, por esta mi Sentencia, de la que se llevara certificación al rollo, definitivamente juzgando, lo pronuncio, mando y firmo.

Bebida alcohólica
Violencia
Testigo presencial
Error en la valoración de la prueba
Grabación
Atestado policial
Temeridad
Culpa
Delito de conducción temeraria
Dolo eventual
Temeridad manifiesta
Concurso ideal
Coadyuvante
Integridad física
Homicidio
Dolo
Dolo directo
Concurso real
Tentativa