Sentencia Penal Nº 59/2011, Audiencia Provincial de Melilla, Sección 7, Rec 52/2011 de 07 de Septiembre de 2011

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia.Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículos ...

  • Formulario de contrato de producción fonográfica (o musical) para la explotación comercial de canciones en plataformas de internet.

    Fecha última revisión: 26/06/2017

    CONTRATO DE PRODUCCIÓN FONOGRÁFICAEn [LOCALIDAD], a [FECHA]REUNIDOSDE UNA PARTE.- D. [NOMBRE], mayor de edad, con N.I.F. nº [DNI] y con domicilio a efectos del presente documento en [DOMICILIO].DE LA OTRA.- D. [NOMBRE], mayor de edad, con N.I.F. n...

  • Solicitud de grabación de juicio oral

    Fecha última revisión: 31/03/2016

    NOTA: Según el 743.1 LECrim El desarrollo de las sesiones del juicio oral se registrará en soporte apto para la grabación y reproducción del sonido y de la imagen. El Letrado de la Administración de Justicia deberá custodiar el documento electr...

  • Recurso de apelación por error en la apreciación de la prueba

    Fecha última revisión: 16/03/2016

      NOTA: Según el art. 846 bis) LECrim: "Pueden interponer el recurso tanto el Ministerio Fiscal como el condenado y las demás partes, dentro de los diez días siguientes a la última notificación de la sentencia. También podrá recurrir el decl...

  • Recurso de casación por infracción de ley (error en la apreciación de la prueba)

    Fecha última revisión: 31/03/2016

      NOTA: Con la reforma hecha por la Ley 41/2015, de 5 de octubre, de modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, se excluyen del recurso de casación las sentencias que se limitan a declarar la nulidad de las resoluciones recaídas en prim...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 07 de Septiembre de 2011
  • Tribunal: AP - Melilla
  • Ponente: Peñalver, Mariano Santos
  • Núm. Sentencia: 59/2011
  • Núm. Recurso: 52/2011
  • Núm. Cendoj: 52001370072011100173
Resumen:
DAÑOS

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL DE MALAGA SECC. N.7 de MELILLA

-

Domicilio: EDIF. DIRECCION000 PLAZA DIRECCION001 Nº NUM000 , NUM001 PLANTA

Telf: 952698922

Fax: 952698932

Modelo: 213100

N.I.G.: 52001 41 2 2009 0003700

ROLLO: APELACION PROCTO. ABREVIADO 0000052 /2011

Juzgado procedencia: JDO. DE LO PENAL N. 1 de MELILLA

Procedimiento de origen: PROCEDIMIENTO ABREVIADO 0000322 /2010

RECURRENTE: Ruperto

Procurador/a: ISABEL MARIA HERRERA GOMEZ

Letrado/a: Ruperto

RECURRIDO/A: MINISTERIO FISCAL

Procurador/a:

Letrado/a:

SENTENCIA Nº 59

EN NOMBRE DE S. M. EL REY

ILMOS. SRES.

PRESIDENTE:

D. MARIANO SANTOS PEÑALVER

MAGISTRADOS:

D. JUAN RAFAEL BENÍTEZ YÉBENES

D. DIEGO GINER GUTIÉRREZ

En la Ciudad Autónoma de Melilla a 7 de Septiembre de 2.011.

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Málaga, con sede permanente en Melilla, integrada por los Magistrados al margen expresados, ha visto el Recurso de Apelación interpuesto por la Procuradora de los Tribunales Dª. Isabel Herrera Gómez, en nombre y representación de Ruperto , bajo la dirección técnica del Letrado D. Ruperto , contra la sentencia de fecha 13/04/11, recaída en los autos de Juicio Oral tramitados en el Juzgado de lo Penal Uno de Melilla, bajo el número 322/10 , por delito continuado de daños.

Han sido partes apeladas el Ministerio Fiscal y la Procuradora de los Tribunales Dª. Concepción Suárez Morán, en nombre y representación de D. Hipolito , bajo la dirección técnica de la Letrada Dª. Mª. José Aguilar Silveti.

Ha intervenido como Magistrado-Ponente el Ilmo. Sr. Don MARIANO SANTOS PEÑALVER.

Antecedentes

PRIMERO.- Su Fallo es del tenor literal siguiente:

"Que debo condenar y condeno a, Ruperto como autor criminalmente responsable de un delito continuado de daños ya definido, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad, a la pena de VEINTE MESES DE MULTA A RAZÓN DE UNA CUOTA DIARIA DE DIEZ EUROS, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas, y a que indemnice a D. Hipolito en la suma total de 1088,80 € más el interés fijado en el artículo 576 de la ley de Enjuiciamiento Civil , con imposición de las costas procesales causadas, incluidas las de la acusación particular".

SEGUNDO.- Notificada que fue a las partes dicha Resolución, se interpuso en tiempo y forma contra la misma dicho Recurso de Apelación, en base a las alegaciones contenidas en el mismo, que aquí se dan por reproducidas. Del expresado Recurso se confirió traslado a las partes Acusadoras, la cuales lo han evacuado en el sentido de interesar su desestimación y la confirmación de la sentencia apelada, en base a las alegaciones que cada una ha tenido por conveniente y aquí se dan también por reproducidas, tras lo cual, han sido elevadas las actuaciones a este Tribunal para su resolución, en cuya Secretaría tuvieron entrada el 1/07/11.

TERCERO.- Con fecha 1 de Julio del propio mes y año, recayó diligencia de ordenación de la Sra. Secretario acordando formar el preceptivo Rollo de Sala, designar Magistrado-Ponente conforme al turno previamente establecido y pasar las actuaciones a la Sala a los efectos procedentes, la cual, el día 18/07/11, se dictó providencia señalando el 6/09/11 para deliberación y votación del Recurso, en que tuvo lugar efectivamente.

CUARTO.- En la tramitación de esta alzada se han observado todas las prescripciones legales.

Hechos

Se acepta la relación de hechos probados de la meritada Sentencia, a excepción de los daños causados en el vehículo propiedad de D. Hipolito , que han sido valoradas pericialmente en la cantidad de 382,28 euros".

Fundamentos

PRIMERO.- Contra la sentencia de instancia que condena al imputado como autor de un delito continuado de daños previsto y penado en los artículos 263 y 74 del Código Penal , se alza en apelación la representación del condenado alegando en síntesis vulneración del derecho fundamental a la intimidad previsto en el artículo 18 número 1º de la Constitución y error en la valoración de la prueba practicada con relación a los daños cuya causación se atribuye por la sentencia al recurrente y su valoración.

Entiende el recurrente que la colocación de una cámara en el garaje que es propiedad privada de la Comunidad de Propietarios sin el permiso de la misma, de forma que la prueba obtenida lo ha sido de forma ilegal.

La alegación no puede prosperar por cuanto que no puede entenderse que un garaje de una comunidad de propietarios existe una intimidad tal, que impida efectuar grabaciones, habida cuenta que se trata de un espacio común, lo mismo que las escaleras de acceso a viviendas de la comunidad, ajenas a toda privacidad, entendida desde el punto de vista de una intimidad personal constitucionalmente protegible. Nos encontramos ante en una zona de acceso a personas integrantes de la comunidad, y, por ello, pública, en cuanto permite el acceso a dicha zona de todos los integrantes de la comunidad.

En consecuencia no se aprecia vulneración de los derechos a la intimidad personal y a la propia imagen reconocidos en el artículo 18 nº 1º de la Constitución española. En esta dirección la sentencia del Tribunal Supremo de 14 de octubre de 2002 , precisa a propósito del emplazamiento de aparatos de filmación o de escucha que invadan el espacio restringido reservado para la intimidad de las personas y la necesidad de mandamiento judicial como instrumento habilitante para la intromisión en un derecho fundamental, que será necesaria la autorización judicial cuando sea imprescindible vencer un obstáculo que haya sido predispuesto para salvaguardar la intimidad no siendo en cambio preciso el mandamiento judicial para ver lo que el titular de la vivienda no quiere ocultar a los demás.

Criterio que por razones obvias es extensible a los garajes y resto de zonas comunes de un edificio en régimen de comunidad horizontal.

Partiendo de lo expuesto, consideración de espacio público donde se efectuó la grabación, es de plena aplicación la doctrina jurisprudencial que sostiene que la grabación de la imagen de personas en espacios abiertos al público no precisa de autorización judicial.

SEGUNDO .- El segundo motivo del recurso imputa a la sentencia recurrida error en la valoración de la prueba respecto a la valoración del daño causado, cuestión que presenta un doble aspecto, de un lado, cuantificar la suma total de las distintas infracciones en orden a la calificación de los hechos como delito o falta de daños, y de otro, el montante total de la indemnización.

Sobre la cuestión debatida, a la vista de la prueba documental, se observa a simple vista una gran diferencia en el trazado y grosor de los desperfectos que presenta el parachoques delantero, foto inferior del folio 13, y los restantes imputados al recurrente. Y de otro lado, es notorio que el parachoques de un vehículo por propia definición está expuesto a sufrir desperfectos del tipo que presenta el turismo de la víctima. Todo lo cual genera una duda racional que no permite atribuir al recurrente los daños situados en el referido parachoques.

La conclusión expuesta determina que la cuantía total del daño se fije en 382, 28 euros. Lo que a su vez aboca a la calificación de los hechos como falta de daños del artículo 6172º del Código Penal .

TERCERO .-En orden a la penalidad, teniendo en consideración la gravedad de la infracción en consideración al daño total causado y la reiteración y persistencia en el ilícito actuar del recurrente, se considera procedente imponer la pena asignada a la falta cometida en su grado medio. Considerándose ajustada la cuota de la multa fijada en la sentencia apelada, la cual se mantiene. Por considerar que la misma es proporcional a los ingresos del recurrente, sin que tal aseveración resulte afectada por la calificación de los hechos como delito o falta.

CUARTO .- De conformidad con lo dispuesto en el artículo 123 del Código Penal y 240 de la L.E.Crim., procede declarar de oficio las costas de esta alzada.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

Fallo

Que estimando como estimamos parcialmente el recurso de Apelación interpuesto por la Procuradora de los Tribunales Dª. Isabel Herrera Gómez, en nombre y representación de Ruperto , contra la sentencia de fecha trece de Abril de dos mil once, dictada en los autos de Juicio Oral nº 322/10, pronunciada por el Juzgado de lo Penal nº Uno de esta Ciudad , debemos revocar y revocamos la sentencia de instancia en el sentido de absolver a Ruperto del delito de daños al que fue condenado y, en su lugar, debemos condenar y condenamos al mismo, como autor criminalmente responsable de una falta de daños del artículo 6232º del Código Penal , a la pena de un mes y 15 días de multa a razón de una cuota diaria de 10 euros, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago, e indemnización al perjudicado en 382, 28 euros Así como al abono de las costas procesales de la instancia correspondientes a un juicio de faltas, con declaración de oficio de las de esta alzada.

Notifíquese esta resolución a las partes, haciéndoles saber que contra la misma no cabe recurso alguno en la vía judicial ordinaria, y a su debido tiempo, remítanse los autos originales al Juzgado de su procedencia, a los que se unirá testimonio de esta sentencia para su conocimiento y cumplimiento.

Así por esta nuestra Sentencia, de la que se obtendrá certificación para unirla al rollo correspondiente, la pronunciamos, mandamos y firmamos

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior Sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente que la suscribe, estando celebrando audiencia pública en el mismo día de su fecha. Doy fe.

Grabación
Error en la valoración de la prueba
Delitos continuados
Práctica de la prueba
Autorización judicial
Calificación de los hechos
Prueba documental