Sentencia Penal Nº 657/2012, Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 20, Rec 2/2011 de 03 de Septiembre de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Celebración del juicio oral en el proceso penal abreviado

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Del juicio oral y de la sentencia El Juez o Tribunal examinará las pruebas propuestas y dictará auto admitiendo las que considere pertinentes y rechazando las demás, y prevendrá lo necesario para la práctica de la prueba anticipada. Contra los a...

  • La apelación de sentencias y autos en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Apelación contra determinadas sentencias y autos El título I del libro V, regula la apelación contra las sentencias y determinados autos. Comienza la redacción del título con el artículo 846 bis a) que establece que las sentencias dictadas en p...

  • Bebidas alcohólicas y drogas en la conducción de vehículos

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 31/01/2016

    Desde el 31 de enero de 2016 está en vigor el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial  No podrá circular por las ví...

  • Fase de juicio oral del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/03/2013

    El término juicio oral se refiere, tanto a una fase concreta del proceso (Libro III de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), que se refiere a los escritos de calificación provisional, artículos de previo pronunciamiento y prueba anticipada, como al ...

  • La prueba en el procedimiento administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La prueba en el procedimiento administrativo se encuentra regulada en los Art. 77-78 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre, preceptos que establecen, entre otras cuestionses, que los hechos relevantes para la decisión de un procedimiento podrán acreditarse...

Ver más documentos relacionados
  • Recurso de casación por tráfico de drogas

    Fecha última revisión: 22/03/2016

     NOTA: El presente recurso de casación se basa en la nulidad de las intervenciones telefónicas practicadas; en la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva por indefensión al haberse denegado la prueba interesada por la defensa en e...

  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia.Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículos ...

  • Recurso de apelación por error en la apreciación de la prueba

    Fecha última revisión: 16/03/2016

      NOTA: Según el art. 846 bis) LECrim: "Pueden interponer el recurso tanto el Ministerio Fiscal como el condenado y las demás partes, dentro de los diez días siguientes a la última notificación de la sentencia. También podrá recurrir el decl...

  • Solicitud de suspensión de prisión por causa de toxicomanía

    Fecha última revisión: 14/03/2016

    NOTA: Según el art. 80 del Código Penal, para acordar la suspensión de la pena de prisión, es necesario que concurran los requisitos previstos en el apartado 2. Como excepción a esta regla general, se puede suspender la ejecución de la pena ...

  • Escrito al Juzgado de lo Social solicitando la práctica de la prueba testifical en el acto del juicio

    Fecha última revisión: 24/02/2016

    NOTA: Las partes, previa justificación de la utilidad y pertinencia de las diligencias propuestas, podrán servirse de cuantos medios de prueba se encuentren regulados en la Ley para acreditar los hechos controvertidos o necesitados de prueba, incl...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 03 de Septiembre de 2012
  • Tribunal: AP - Barcelona
  • Ponente: Zabalegui Muñoz, Maria Del Carmen
  • Núm. Sentencia: 657/2012
  • Núm. Recurso: 2/2011
  • Núm. Cendoj: 08019370202012100532

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL

BARCELONA

SECCIÓN VEINTE

Rollo : 2/11-APPEN

P.A. : 654/09

Juzgado de Procedencia: Penal nº 8 de Barcelona

S E N T E N C I A nº 657/2012

ILMOS. SRES. :

DOÑA Mª DEL CARMEN ZABALEGUI MUÑOZ

DON JOSE EMILIO PIRLA GÓMEZ

DOÑA Mª DE LA CONCEPCIÓN SOTORRA CAMPODARVE

En la ciudad de Barcelona, a tres de septiembre de dos mil doce

VISTO ante esta Sección el rollo de apelación penal número 2/11, formado para sustanciar el recurso de apelación interpuesto contra la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal nº 8 de Barcelona en el Procedimiento Abreviado número 654/09 de los de dicho órgano jurisdiccional, seguido por un delito de lesiones a la mujer; siendo partes apelantes Isidro , representado por el Procurador don Carlos Pons de Gironella y defendido por el Abogado don Celestí Cristóbal Flores; y EL MINISTERIO FISCAL; y partes apeladas las mismas, actuando como Magistrada Ponente la ILMA. SRA DOÑA Mª DEL CARMEN ZABALEGUI MUÑOZ, quien expresa el parecer del Tribunal.

Antecedentes

PRIMERO : Por el Juzgado de lo Penal indicado en el encabezamiento, y con fecha 23 de febrero de 2010 se dictó sentencia en cuya parte dispositiva textualmente se decía : "FALLO: Que debo declarar exento de responsabilidad criminal al Sr. D. Isidro , por el delito de que se le acusa y efectivamente cometido, de lesiones en el ámbito familiar del art. 153,1 y 3 del Código Penal , al concurrir las eximentes de los arts. 20,2 ª y 20,1ª del CP y debo aplicarle la medida de seguridad consistente en internamiento durante el plazo de un año (en el que deberá computarse el tiempo en que el Sr. Isidro ha pasado en prisión preventiva), en un centro adecuado para el tratamiento de su adicción al alcohol y drogas y preferentemente en el Hospital Psiquiátrico de San Juan de Dios, que ofrece un entorno y ambiente especialmente adecuados para los fines pretendidos por la medida de seguridad. Asimismo debo prohibir al Sr. Isidro que se aproxime a la Sra. Socorro , a su domicilio, lugar de trabajo o cualquier lugar en que la referida señora se encuentre, a una distancia no inferior a 1000 metros y se comunique con ella de cualquier modo, por un periodo de tiempo de dos años, a contar y cumplir desde el momento en que cese su internamiento. Finalmente se le impone al acusado la medida de seguridad consistente en dos años de privación del derecho a la tenencia y porte de armas. Se declaran las costas de oficio".

SEGUNDO : Notificada dicha resolución a todas las partes interesadas, contra la misma se interpuso recurso de apelación por la representación de Isidro y por el Ministerio Fiscal, en cuyos escritos (tras expresar los fundamentos del recurso que tuvo por pertinentes) la primera representación interesó la revocación de la sentencia recurrida y se dictara otra por la que le absolviera del delito por el que fue acusado; interesando por su parte el Mº Fiscal que se revocara parcialmente la sentencia recurrida y se condenara al acusado por el delito objeto de acusación, sin apreciación de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

TERCERO : Una vez admitido a trámite dichos recursos se dio traslado del mismo al resto de partes personadas, para que en el término legal formulasen las alegaciones que tuvieran por convenientes a sus respectivos derechos; no constan alegaciones a los recursos; remitiéndose las actuaciones a esta Sección de la Audiencia Provincial de Barcelona, para resolución del recurso.

CUARTO : Recibidos los autos y registrados en esta Sección, se señaló día para deliberación y votación, y pasó a la Magistrada-Ponente.

La fecha arriba indicada se corresponde con la de deliberación del Tribunal.

QUINTO: Se admiten parcialmente los Hechos Probados declarados en la sentencia recurrida, quedando redactados del siguiente tenor literal:

Hechos

Con fecha 27 de junio de 2009 el Juzgado de Instrucción nº 2 de Santa Coloma de Gramanet dictó auto por el que impuso a Isidro , mayor de edad y sin antecedentes penales, la prohibición de aproximarse a menos de 1000 metros a su pareja sentimental, Socorro , mientras durara la sustanciación de la causa en la que se dictó la referida resolución; el auto fue notificado a Isidro .

A las 5 horas del día 29 de julio de 2009, Isidro con conocimiento de la existencia y vigencia de la citada prohibición de aproximación, se acercó a Socorro , cuando ésta se encontraba en una parada de autobús cercana a la gasolinera de Santa Rosa de la localidad de Santa Coloma de Gramanet y como la mujer no quería seguir la relación sentimental, se enfadó, enrolló en su mano una camiseta y golpeó a Socorro en la cara, causándole lesiones consistentes en contusiones varias, concretadas en hematoma en labio y ojo izquierdo y dolor en la mandíbula, por las que precisó primera asistencia facultativa, tardando en curar siete días.

No ha quedado probado que en la fecha indicada el acusado fuera adicto al alcohol o a drogas tóxicas; tampoco ha quedado probado que en el momento de los hechos estuviera embriagado o bajo los efectos de alguna otra sustancia estupefaciente, ni en estado de deprivación de sustancias de aquella naturaleza, así como tampoco que tuviera alteradas de alguna manera sus facultades intelectivas y volitivas.

Fundamentos

PRIMERO : RECURSO DE Isidro

Se invoca implícitamente como motivo del recurso vulneración del derecho a la presunción de inocencia, alegando la recurrente que la prueba testifical practicada fue insuficiente para concluir que golpeó a su compañera sentimental.

El principio constitucional de la presunción de inocencia supone el derecho del acusado a ser absuelto en el caso de no haberse practicado la mas mínima actividad probatoria acreditativa de los hechos motivadores de la acusación, y en el presente caso es evidente que no se vulneró aquel derecho, por cuanto en el juicio se practicó prueba de cargo consistente en la testifical de Socorro , valorada por la Juez de lo Penal para formar su conclusión probatoria, todo ello sin perjuicio de la discrepancia de la parte con la valoración probatoria efectuada en la sentencia que se configura como el verdadero motivo implícito del recurso, que analizamos a continuación.

Debe tenerse en cuenta que la valoración se realizó sobre la actividad desarrollada en el juicio oral en uso de la facultad que al Juez "a quo" le confiere el art. 741 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal , y por ello para la resolución del recurso debe partirse de la singular autoridad y posición de que gozó aquel al realizar aquella actividad valorativa sobre las pruebas practicadas en el juicio, núcleo del proceso, y en el que adquieren plena efectividad todos sus principios inspiradores como son los de inmediación, contradicción y oralidad.

Por lo anterior, la apreciación probatoria llevada a cabo por el Juez "a quo", de la que es consecuencia el relato de hechos probados, únicamente debe ser rectificado cuando el juicio valorativo sea ficticio por no existir pruebas de cargo, en cuyo caso se vulneraría el principio de presunción de inocencia, o cuando de un detenido y ponderado examen de las actuaciones se ponga de relieve un claro error del Juzgador que haga necesaria una modificación del relato fáctico establecido en la resolución recurrida.

Por ello la revocación del Fallo sólo cabría cuando el juicio formado y la convicción judicial fuesen contrarios a las reglas de la lógica y a las máximas de experiencia, o lo que es igual cuando el proceso valorativo no se razone adecuadamente en la sentencia.

Se ha declarado probado que en la fecha de autos, estando vigente una prohibición de aproximación a Socorro , que le fue impuesta al acusado por auto de fecha 27 de junio de 2009 , y de la que tenía aquel conocimiento, se acercó a la mujer cuando se hallaba en una parada de autobús, y como aquella no quiso retomar la relación, se enrolló una camiseta en la mano y golpeó a la mujer en la cara causándole lesiones por las que precisó primera asistencia.

No se discute por la vía del recurso la existencia y vigencia de la prohibición de aproximación, discrepándose tan solo de la credibilidad otorgada a Doña Socorro .

Hemos revisado la prueba practicada mediante el visionado del CD que contiene la grabación del juicio y hemos comprobado que el acusado admitió el conocimiento de la existencia de la prohibición de aproximación a la mujer, si bien negó haberse acercado a la mujer en la parada de autobús, negando por lo tanto haberla agredido.

Por el contrario la testigo Socorro declaró en el juicio que estaba esperando el autobús, que vino él, que quería que se quedara con él, se enfadó, se enrolló la camiseta en la mano y le dio una "galleta" con la mano.

Obra al folio 40 de las actuaciones, el parte médico de urgencias de la mujer emitido horas después, pero en el mismo día de autos, en el que consta que presentaba contusiones varias, hematoma labio inferior y en ojo izquierdo, y dolor mandibular; obrando igualmente al folio 79 el informe médico forense en el que se concluyó que la mujer sufrió contusiones varias consistentes en hematoma labial y en ojo izquierdo, y dolor mandibular, que precisaron primera asistencia y que tardó en curar siete días.

Debemos recordar que la valoración de la credibilidad le corresponde al Juez que presidió el juicio y consideramos que la otorgada a Socorro fue razonable al venir corroborada por el dato objetivo de las lesiones padecidas en la cara que son compatibles con su relato; consecuentemente, al no constar datos que nos permitiera afirmar en la alzada que declaró como lo hizo por móviles espurios, carecemos de argumentos para llegar a conclusión probatoria distinta de aquella a la que llegó quien vio y oyó a todos los partícipes en el juicio en virtud de la inmediación de la que gozaba, por lo que la misma debe ser mantenida, aunque hemos dado una nueva redacción a los hechos probados recogiendo estrictamente la conclusión probatoria, descartando las referencias a la valoración probatoria contenidas en la redacción de los transcritos en la sentencia recurrida, por cuanto esas citas son mas propias de la fundamentación jurídica.

Por lo anterior, procede desestimar el recurso de apelación.

SEGUNDO: RECURSO DEL MINISTERIO FISCAL

En la sentencia recurrida se declaró al acusado exento de responsabilidad penal por concurrir las eximentes completas de los arts. 20,2 ª y 20,1ª del C.P ., imponiéndole la medida de seguridad de internamiento durante un año.

El Mª Fiscal impugna esa resolución alegando que no se practicó ninguna prueba acreditativa de la adicción al alcohol, ni relativa a la afectación de las facultades intelectivas y volitivas del acusado en el momento de los hechos, solicitando, en consecuencia, la revocación parcial de la sentencia y que se dictara otra conforme con su escrito de acusación.

Examinadas las actuaciones y la prueba practicada sólo podemos concluir que ampara la razón al Mº Fiscal por cuanto ni se alegó por la defensa del acusado la referida adicción, ni se practicó prueba alguna de la que pudiera inferirse la adicción y la anulación total de las facultades volitivas e intelectivas del acusado en el momento de los hechos.

Destaca en la sentencia recurrida que, pese a apreciarse las referidas eximentes completas, ni siquiera se declaró probado de forma contundente que el acusado fuera adicto al alcohol o a otras sustancias tóxicas, así como tampoco que tuviera afectadas de alguna manera sus facultades volitivas e intelectivas.

En efecto, en el párrafo primero de los hechos declarados probados en aquella sentencia, sólo se dijo que al folio 14 "consta" que en fecha 1 de agosto de 2009 se encontraba en tratamiento de deshabituación de enolismo y adicción de drogas, y que la denunciante dijo, asimismo, que el acusado consume mucho alcohol, tranquimacines y drogas, lo que no supone una conclusión probatoria, sino una simple referencia a elementos de naturaleza probatoria que figuraban en las actuaciones.

Del examen de los documentos obrantes a los folios 13 y 14 sólo se desprende que el acusado cuando fue detenido manifestó que estaba en tratamiento de deshabituación de alcohol y drogas, por cuanto en el parte de asistencia del Cap de Santa Coloma de Gramanet (folio 13) consta que Isidro dijo que tomaba "distraneurine", añadiéndose en el citado parte de asistencia que "No consta en su historia dicha medicación" y que en el momento de la consulta "Estaba hemidinamicamente estable. Asintomático",

La referida asistencia en el Cap de Santa Coloma finalizó a las 19,07 horas del día 1 de agosto de 2009, siendo llevado a continuación a la Fundación Hospital de l'Esperit Sant, donde ingresó a las 19,16 del mismo día, obrando en el correspondiente informe (folio 14) que el acusado refirió estar en tratamiento de deshabituación de enolismo y adicción a drogas, suministrándole en ese centro dos comprimidos de "distraneurine".

Esos documentos sólo acreditan lo que manifestó el acusado cuando fue detenido, pero no prueban que efectivamente estuviera siguiendo el tratamiento por él referido, por lo que al no haberse practicado pruebas al respecto, dado que no se aportó certificación del centro en el que pudiera estar siguiendo el referido tratamiento, ni se propuso por parte de la defensa pericial médica alguna (ni siquiera se interesó la apreciación de circunstancias modificativas de la responsabilidad penal) no se acreditó ni la existencia del repetido tratamiento, ni, en su caso, la evolución del mismo, y menos aún la situación mental en la que el acusado pudiera encontrarse en el momento de los hechos.

Por otra parte, en el juicio oral el acusado ni siquiera dijo que hubiera bebido en la fecha de autos (negó el acercamiento y la agresión), ni fue preguntado acerca del seguimiento del referido tratamiento de deshabituación; declarando la testigo Socorro que cuando él empezó a beber ella le echó de casa y que "le parecía que ese día estaba bebido", lo que no es suficiente ni siquiera para concluir que en la fecha de autos el acusado hubiera ingerido alcohol y menos aun para afirmar que tuviera afectadas de alguna manera su conciencia y voluntad, que hubiera sido la base para apreciar alguna circunstancia basada en la adicción al alcohol o en la ingesta alcohólica.

Debemos recordar que los hechos que constituyen la base para la apreciación de una circunstancia eximente deben quedar totalmente acreditados, por lo que al no existir tal prueba al respecto, no procede la apreciación de circunstancia alguna modificativa de la responsabilidad penal del acusado.

En consecuencia, los hechos declarados probados son constitutivos de un delito de lesiones a la mujer del art. 153,1 y 3 del C.P . (subtipo agravado por ejecutarse la acción quebrantando una medida cautelar de prohibición de aproximación a la mujer).

No concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad penal, por lo que por aplicación de aquel artículo y del art. 66,6 del C.P ., procede imponer al acusado la pena de 9 meses de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por aquel tiempo ( art. 56,1 , 2ª C.P .) y privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tiempo de 2 años.

Por aplicación del art. 57,2 del C.P . procede imponer al acusado la pena accesoria de prohibición de aproximación a menos de 1000 metros a Socorro , a su domicilio, lugar de trabajo u otro en el que se encontrara por tiempo de un año y nueve meses.

Por todo lo expuesto procede estimar el recurso de apelación.

TERCERO: Por aplicación de lo dispuesto en el art. 123 del C.P . procede la condena del acusado al pago de las costas procesales.

Se declaran de oficio las costas que se hayan podido devengar en esta alzada.

Vistos los anteriores argumentos, artículos citados y demás de general aplicación, por el poder que la Constitución y la Ley nos confiere y en nombre de S.M. el Rey

Fallo

: Que debemos DESESTIMAR y DESESTIMAMOS el recurso de apelación interpuesto por la representación de Isidro contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 8 de Barcelona en fecha 23 de febrero de 2010 en Procedimiento Abreviado número 654/09 de los de dicho órgano jurisdiccional y que debemos ESTIMAR y ESTIMAMOS el recurso de apelación interpuesto por EL MINISTERIO FISCAL contra la misma sentencia, por lo que, REVOCAMOS PARCIALMENTE aquella resolución y dejando sin efecto la medida de seguridad impuesta, CONDENAMOS a Isidro como criminalmente responsable en concepto de autor de un delito de lesiones a la mujer ya definido, no concurriendo circunstancias, a la pena de NUEVE MESES DE PRISIÓN, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por ese tiempo, y privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tiempo de dos años. Asimismo le condenamos a la pena accesoria de prohibición de aproximación a menos de 1000 metros a Socorro , a su domicilio, lugar de trabajo u otro en el que se encontrara por tiempo de un año y nueve meses, y al pago de las costas procesales; declaramos de oficio las costas que se hayan podido devengar en esta alzada.

Deberá servirle de abono el tiempo en situación de prisión provisional por esta causa.

Notifíquese esta resolución y hágase saber que contra la misma no cabe recurso alguno.

Líbrese testimonio de esta sentencia y remítase juntamente con los autos principales al Juzgado de su procedencia para que se lleve a efecto lo acordado.

Así por esta nuestra sentencia la pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACION.- La anterior Sentencia fue leída y publicada en el día

por la Ilma. Sra. Magistrada Ponente, constituida en audiencia pública en la Sala de Vistas de esta Sección ; de lo que yo el Secretario certifico y doy fe.

Valoración de la prueba
Presunción de inocencia
Práctica de la prueba
Prueba de cargo
Bebida alcohólica
Eximentes completas
Drogas
Prueba de testigos
Tratamiento de deshabituación
Principio de presunción de inocencia
Grabación
Medidas de seguridad
Internamiento
Circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal
Voluntad
Delitos de lesiones
Responsabilidad penal
Inhabilitación especial
Privación del derecho a la tenencia y porte de armas