Sentencia Penal Nº 729/2012, Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 3, Rec 204/2012 de 10 de Septiembre de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • La prueba en el procedimiento administrativo

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 19/01/2017

    La prueba en el procedimiento administrativo se encuentra regulada en los Art. 77-78 ,Ley 39/2015, de 1 de octubre, preceptos que establecen, entre otras cuestionses, que los hechos relevantes para la decisión de un procedimiento podrán acreditarse...

  • Regulación de la valoración de la prueba en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 12/05/2017

    La valoración de la prueba es la actividad judicial que busca el convencimiento o el rechazo de la misma. Esta actividad judicial se plasma en la sentencia, a los efectos de dejar patente la relación entre esta actividad y el pronunciamiento en ...

  • Fases del proceso de prueba en el juicio ordinario y verbal

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

      La prueba será el mecanismo por el que las partes pretenden que el Tribunal adquiera el convencimiento de la verdad o certeza del hecho o afirmación fáctica que alegan. La prueba tendrá por objeto los hechos que guarden relación con la tutuel...

  • Los medios de prueba en el proceso laboral

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 07/06/2016

    Los Art. 90-96 ,LJS, se encargan de desarrollar todo los relacionado con las pruebas y los medios probatorios.                    Medios de prueba en el proceso laboral               Confesión Las posiciones para la prueba de c...

  • Desarrollo del acto de juicio oral en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/03/2013

    La celebración del acto del juicio oral requiere de una fase preparatoria, la cual comenzará a desarrollarse tras haber evacuado las partes el trámite de la calificación provisional del delito, regulada en los Art. 649-655 ,LECrim. En esta fase p...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 10 de Septiembre de 2012
  • Tribunal: AP - Barcelona
  • Ponente: Manzano Meseguer, Maria Jesus
  • Núm. Sentencia: 729/2012
  • Núm. Recurso: 204/2012
  • Núm. Cendoj: 08019370032012100783

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL DE BARCELONA

SECCIÓN TERCERA

Rollo nº 204/12

Juzgado de Instrucción nº 5 de Badalona

JF 113/12

APELANTE: Domingo

Magistrada:

Dª. MARÍA JESÚS MANZANO MESEGUER

SENTENCIA NÚM. 729/2012

En la ciudad de Barcelona, a diez de Septiembre de dos mil doce.

VISTO el presente Rollo de Apelación nº 204/2012, dimanante del Juicio de Faltas 204/12 procedente del Juzgado de Instrucción nº 5 Badalona, seguido por una falta de estafa, en el que se dictó sentencia el día 26 de marzo de . Haapelante Domingo y parte apelada el Ministerio Fiscal.

Antecedentes

PRIMERO.- Por el Juzgado de Instrucción nº 5 de Badalona se dictó en fecha 26 de marzo de 2012 sentencia en la que se declaran probados los siguientes hechos:

"No ha quedado plenamente acreditado que el 30 de diciembre de 2011 Herminio recibiera la suma de 220 euros en su cuenta de la Caja de España NUM000 , ni tampoco que éste tuviera la obligación de entregar un iphone a Domingo ."

SEGUNDO.- La parte dispositiva de dicha resolución expresa textualmente:

"Que debo ABSOLVER Y ABSUELVO a Herminio de la falta de estafa de la que venía siendo acusado en las presentes con declaración de las costas de oficio."

TERCERO.- Contra la citada resolución se interpuso recurso de apelación por Domingo con base en los motivos que se expresan en el escrito presentado, y elevadas las actuaciones a esta Sala y cumplidos los trámites legalmente previstos, se pasaron a esta Magistrada designada para resolver, no estimándose necesaria la celebración de vista.

Hechos

ÚNICO. - Se acepta íntegramente la relación de hechos probados que contiene la sentencia apelada y que se dan por reproducidos.

Fundamentos

PRIMERO.- Contra la sentencia absolutoria de instancia se alza el recurrente alegando error en la valoración de la prueba.

Es necesario recordar la doctrina del Tribunal Constitucional sobre el alcance de las facultades del órgano de la segunda instancia cuando la sentencia recurrida es absolutoria. En la Sentencia 338/2005, de 20 de diciembre del 2005 , se resume dicha doctrina en los términos siguientes: Según esta doctrina consolidada resulta contrario a un proceso con todas las garantías que un órgano judicial, conociendo en vía de recurso, condene a quien había sido absuelto en la instancia como consecuencia de una nueva fijación de los hechos probados que encuentre su origen en la reconsideración de pruebas cuya correcta y adecuada apreciación exija necesariamente que se practiquen a presencia del órgano judicial que las valora. Corolario de lo anterior será que la determinación de en qué supuestos se ha producido vulneración del derecho fundamental a un proceso con todas las garantías (cristalizado ahora en la garantía de inmediación) es eminentemente circunstancial, pues lo decisivo es si la condena de quien había sido absuelto en la instancia trae causa en primer lugar de una alteración sustancial de los hechos probados y, de ser así, si tal apreciación probatoria encuentra fundamento en una nueva reconsideración de medios probatorios cuya correcta y adecuada apreciación exige la inmediación; esto es, que sea el órgano judicial que las valora el órgano ante quien se practican. Contrariamente no cabrá entender vulnerado el principio de inmediación cuando, por utilizar una proposición comprensiva de toda una idea, el órgano de apelación no pronuncie su Sentencia condenatoria a base de sustituir al órgano de instancia en aspectos de la valoración de la prueba en los que éste se encuentra en mejor posición para el correcto enjuiciamiento de los hechos sobre los que se funda la condena debido a que la práctica de tales pruebas se realizó en su presencia. Por ello no cabrá efectuar reproche constitucional alguno cuando la condena pronunciada en apelación (tanto si el apelado hubiese sido absuelto en la instancia como si la Sentencia de apelación empeora su situación) no altera el sustrato fáctico sobre el que se asienta la Sentencia del órgano a quo, o cuando, a pesar de darse tal alteración, ésta no resulta del análisis de medios probatorios que exijan presenciar su práctica para su valoración o, finalmente, cuando el órgano de apelación se separe del pronunciamiento fáctico del Juez de instancia por no compartir el proceso deductivo empleado a partir de hechos base tenidos por acreditados en la Sentencia de instancia y no alterados en la de apelación, pero a partir de los cuales el órgano ad quem deduce otras conclusiones distintas a las alcanzadas por el órgano de instancia, pues este proceso deductivo, en la medida en que se basa en reglas de experiencia no dependientes de la inmediación, es plenamente fiscalizable por los órganos que conocen en vía de recurso sin merma de garantías constitucionales.

En el presente caso, de la simple lectura del escrito interponiendo el recurso de apelación se desprende que el denunciante pretende que en esta segunda instancia se vuelvan a valorar las pruebas de carácter personal practicadas en la primera instancia, concretamente la prueba testifical. Es decir, para dictar la sentencia condenatoria interesada sería preciso en esta segunda instancia valorar de forma diferente la prueba testifical practicada ante la Juez de Instrucción y sometida al principio de inmediación, ya que únicamente del examen de la documental aportada junto al recurso de apelación, -prueba documental no aportada en el momento procesal oportuno ya que debía haberla aportado al acto del juicio oral para que la misma pudiera ser valorada por el Juez a quo-, desvinculada dicha documental de cualquier valoración sobre la testifical practicada, no se desprende el error denunciado. Por tanto, y estando vedada a este Tribunal una nueva valoración de la testifical por las razones expuestas anteriormente, procede desestimar el recurso confirmando la resolución de instancia.

SEGUNDO.- Las costas causadas en esta alzada se declaran de oficio.

VISTOS , los preceptos legales citados y demás de pertinente y general aplicación,

Fallo

Que DESESTIMANDO el recurso de apelación interpuesto por Domingo contra la sentencia de fecha 26 de marzo de 2012 dictada por el Juzgado de Instrucción nº 5 de Badalona, en el Juicio de Faltas 113/12 , DEBO CONFIRMAR Y CONFIRMO dicha resolución, con declaración de oficio de las costas procesales.

Notifíquese en legal forma esta resolución y a su tiempo, con certificación literal de la misma, devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia para su conocimiento, cumplimiento y ejecución

Así, por esta mi Sentencia, de la que se unirá certificación al rollo, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada ha sido la anterior Sentencia en el día de su fecha por la Ilma. Sra. Magistrada que la ha dictado, estando celebrando audiencia pública, de lo que doy. fe.

Valoración de la prueba
Error en la valoración de la prueba
Medios de prueba
Sentencia de condena
Prueba de testigos
Prueba documental

No se han encontrado resultados...