Sentencia Penal Nº 78/2010, Audiencia Provincial de Zaragoza, Sección 6, Rec 258/2009 de 16 de Marzo de 2010

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Regulación del delito de lesiones

    Órden: Penal Fecha última revisión: 30/01/2014

    Con el castigo de los delitos de lesiones se busca proteger la salud de las personas, tanto desde un punto de vista físico como psíquico. Es necesario un efectivo menoscabo de la salud, nos encontramos ante delitos de resultado material. Para al...

  • Fase de juicio oral del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/03/2013

    El término juicio oral se refiere, tanto a una fase concreta del proceso (Libro III de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), que se refiere a los escritos de calificación provisional, artículos de previo pronunciamiento y prueba anticipada, como al ...

  • Delitos contra la salud y la integridad corporal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 08/01/2013

    En cuanto a los delitos contra la salud y la integridad corporal, se encuadran dentro de los delitos de contra los particulares, en el Título III "De las lesiones" del Libro II del Código Penal, donde se recogen conductas, cuya característic...

  • El procesamiento en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/03/2016

    La Ley de Enjuiciamiento Criminal únicamente prevé el procesamiento para aquellos delitos que vayan a ser juzgados por medio del procedimiento ordinario. El Art. 384 ,LECrim establece que, en el supuesto de que resulte del sumario indicios de crimi...

  • La apelación de sentencias y autos en el orden penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Apelación contra determinadas sentencias y autos El título I del libro V, regula la apelación contra las sentencias y determinados autos. Comienza la redacción del título con el artículo 846 bis a) que establece que las sentencias dictadas en p...

Ver más documentos relacionados
  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia.Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículos ...

  • Recurso de casación por tráfico de drogas

    Fecha última revisión: 22/03/2016

     NOTA: El presente recurso de casación se basa en la nulidad de las intervenciones telefónicas practicadas; en la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva por indefensión al haberse denegado la prueba interesada por la defensa en e...

  • Denuncia por delito de lesiones

    Fecha última revisión: 07/03/2016

    NOTA: Se modifica la la pena de mínima de prisión del delito de lesiones, a tres meses, en vez de seis meses, con la reforma de la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo.Será necesaria la denuncia de la persona agraviada, si no concurrieran los requ...

  • Formulario de recurso contra sanción de tráfico por hablar por el móvil

    Fecha última revisión: 21/10/2016

      AL [ORGANO] (1) Sr/Sra [NOMBRE] EXPEDIENTE: [NUMERO], MATRÍCULA: [NUMERO], LUGAR: [LUGAR], FECHA DE LA DENUNCIA: [DIA]- [MES]- [ANIO] con DNI [NUMERO] y domicilio en [DOMICILIO]       EXPONE: PRIMERO.- Que con fecha [DIA]- [MES]- [AN...

  • Recurso de apelación contra auto de prisión provisional en proceso abreviado

    Fecha última revisión: 04/04/2016

    NOTA: Para acordar la prisión o la libertad provisional con fianza de quien estuviere en libertad se requerirá solicitud del Ministerio Fiscal o de alguna parte acusadora, resolviéndose previa celebración de la comparecencia a que se refiere el ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 16 de Marzo de 2010
  • Tribunal: AP - Zaragoza
  • Ponente: Lasala Albasini, Carlos
  • Núm. Sentencia: 78/2010
  • Núm. Recurso: 258/2009
  • Núm. Cendoj: 50297370062010100199
Resumen:
LESIONES

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 6

ZARAGOZA

SENTENCIA: 00078/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL DE ZARAGOZA

SECCIÓN SEXTA

ROLLO DE APELACIÓN (RP) Nº 258/09

SENTENCIA Nº 78/10

EN NOMBRE DE S.M. EL REY

ILMOS. SEÑORES:

PRESIDENTE

D. RUBÉN BLASCO OBEDÉ

MAGISTRADOS

D. CARLOS LASALA ALBASINI

D. ALFONSO BALLESTÍN MIGUEL

En la ciudad de Zaragoza, a dieciséis de marzo de dos mil diez.

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial, constituida por los Ilmos. Señores que al margen se expresan, ha visto en grado de apelación las Diligencias de Procedimiento Abreviado nº 70/08, procedentes del Juzgado de lo Penal nº 3 de esta ciudad, Rollo nº 258/09 seguido por un delito de lesiones dolosas contra Eutimio y Herminio , cuyas circunstancias personales obran ya reseñadas en la sentencia apelada; hallándose representados por el Procurador D. Carlos Ruiz Ramírez, y defendidos por el Letrado D. José Carlos Lizaga Gayan, y contra Carlos Alberto , representado por la Procuradora Doña Belén Gabian Usieto, y defendido por el Letrado D. Juan José Castejón Penelas, en cuya causa es parte acusadora el Ministerio Fiscal, en el ejercicio de la acción pública. Ejercitan la acusación particular, por un lado Eutimio y Herminio , representados y asistidos por los mismos profesionales empleados en su defensa, y por otro lado ejercita también la acusación particular contra los anteriores, Carlos Alberto , representado y asistido por los mismos profesionales empleados en su defensa, siendo ponente en esta apelación el Ilmo. Sr. Magistrado don CARLOS LASALA ALBASINI, quien expresa razonadamente la sopesada decisión del Tribunal.

Antecedentes

PRIMERO.- En los citados autos recayó sentencia con fecha 10 de julio del 2009 , cuya parte dispositiva es del tenor siguiente: "FALLO: Que debo condenar y condeno a Eutimio y Herminio como responsables en concepto de autores de un delito de lesiones, no concurriendo circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena a cada uno de multa de seis meses a razón de tres euros, 540 euros, con una responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de tres meses, pago cada uno de un tercio de las costas públicas y una mitad de las costas de la acusación particular opuesta, y que indemnicen conjunta y solidariamente a Carlos Alberto en la cantidad d 2100 euros por las lesiones más los intereses legales correspondientes. Que debo condenar y condeno a Carlos Alberto como responsable en concepto de autor de una falta de lesiones, no concurriendo circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de multa de un mes a razón de tres euros diarios, 90 euros, con una responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de quince días, pago de las cotas de la acusación particular opuesta y de un tercio de las públicas, pero sólo las que corresponderían a un juicio de faltas; y que indemnice a Eutimio en la cantidad de 120 euros por las lesiones, más los intereses legales correspondientes.".

SEGUNDO.- La sentencia apelada contiene la siguiente relación fáctica: "II. HECHOS PROBADOS: Sobre las 17 horas del día 12 de febrero de 2007, en la CALLE000 de la localidad de Osera de Ebro (Zaragoza), a la altura del número NUM000 , donde reside el acusado Carlos Alberto , se suscitó una discusión entre éste y los también acusados Eutimio y Herminio con motivo en el desacuerdo del primero con unos trabajos de carpintería realizados en su casa, llegando a agredirse mutuamente, propinando Carlos Alberto a Eutimio un golpe en la cara, cayendo éste último al suelo y dándose un golpe en la cabeza, y los hermanos acusados agarraron fuertemente del cuello a Carlos Alberto , quien se marchó seguidamente del lugar y perdiendo en algún momento no determinado un reloj y una cadena de oro valorados en 750 euros. A consecuencia de estos hechos Eutimio resultó lesionado sufriendo contusión craneal y en labio superior con erosión mucosa, precisando solo de una asistencia para sanar y tardando en hacerlo 4 días no impeditivos. Por su parte Carlos Alberto sufrió traumatismo cervical, precisando además de una primera asistencia facultativa tratamiento farmacológico y rehabilitador y tardando en curar 35 días impeditivos. Los tres acusados son mayores de edad y carecen de antecedentes penales.".

Hechos probados que como tales se aceptan.

TERCERO.- Contra dicha sentencia interpuso recurso de apelación la conjunta representación procesal de los acusados Eutimio y Herminio , alegando en síntesis los motivos que se dirán y, admitido en ambos efectos, se dio traslado a las partes, solicitando el Ministerio Fiscal la confirmación de la sentencia, tras lo cual se elevaron las actuaciones a la Audiencia, formándose rollo, con designación de ponente y señalamiento para votación y fallo el día 1 de marzo del 2010.

Fundamentos

PRIMERO.- El recurso de apelación interpuesto por la conjunta representación procesal de los acusados Eutimio y Herminio , contra la Sentencia núm. 233/09, dictada en contra de ambos por la señora Magistrado Juez de lo Penal núm. 3 de Zaragoza en el Procedimiento Abreviado núm. 70/2008 , del Juzgado de lo Penal núm. 3 de Zaragoza, esgrime como motivos para tal recurso de apelación los siguientes:

1.- Error en la valoración de las pruebas practicadas en el acto del juicio de la 1ª Instancia.

2.- Vulneración del Derecho Fundamental a la presunción de inocencia establecido en el artículo 24.2º de la Constitución Española de 1978 .

3.- Infracción de Ley penal sustantiva por indebida aplicación a ambos acusados del artículo 147.2º del Código Penal vigente.

SEGUNDO.- Respecto del primer motivo cabe decir que la señora Juez a quo no erró ni en lo más mínimo en la valoración de las pruebas ante ella realizadas en el acto del juicio oral.

Se trató de una pelea mutuamente aceptada en la que hubo dos atacantes por un lado y un tercero solo, por el lado contrario. Evidentemente se llevó la peor parte el que estaba solo, sufriendo lesiones constitutivas de delito. Los dos hermanos Eutimio Herminio resultaron lógicamente mucho mejor librados, pues el uno, Eutimio , resultó con un par de contusiones livianas que precisaron sólo la primera asistencia facultativa, y el otro, Herminio resultó ileso.

Esta Sala asume íntegramente los acertados Fundamentos de Derecho expuestos por la señora Juez a quo para imputar el delito de lesiones dolosas del artículo 147.2º del Código Penal 3 a los dos hermanos Herminio Eutimio y la falta de lesiones dolosas del artículo 617.1º del Código Penal a Carlos Alberto .

El testimonio de Belen , novia de Carlos Alberto , no puede tenerse en cuenta, no sólo por la relación sentimental que le une con Carlos Alberto , sino porque niega hasta lo más evidente siempre que perjudique a su novio, pues dijo que no vio sangrar a ninguno de los dos hermanos Herminio Eutimio cuando era evidente y visible que Eutimio sangraba por su labio superior.

Las pruebas de cargo claves son las declaraciones de los acusados en el acto del juicio oral (dos por un lado y el tercero por el otro.)

Esas tres declaraciones junto con los dos partes médico inmediatos y objetivos que obran en la causa como folios 1 y 27.

El parte médico que obra como folio 1 acredita de forma objetiva e inmediata a los hechos las lesiones que presentaba Eutimio 3 horas después de la pelea, con el matiz de que la pelea tuvo lugar en Osera de Ebro, y el parte médico lo hizo el médico del Centro de Salud de Fuentes de Ebro, pues este último pueblo es donde reside Eutimio .

El parte médico que obra como folio 27 de la causa acredita de forma objetiva e inmediata a los hechos las lesiones que presentaba Carlos Alberto 25 minutos después de la pelea, con el matiz de que la pelea ocurrió en Osera de Ebro, y el parte médico inmediato lo hizo el Médico del Centro de Salud de Alfajarin.

En este parte médico sobre Carlos Alberto ya se apuntaba el dolor en su hombro derecho que se extendía hasta el lateral derecho de su cuello. Ya se apuntaba pues el traumatismo cervical (cervicalgia) que requeriría el lógico doble tratamiento farmacológico y rehabilitador.

Este tipo de lesión (cervialgia) encaja perfectamente con la versión dada por Carlos Alberto de haber sufrido empujones agarrado del cuello por sus dos agresores, empujándolo hasta un coche que se encontraba a 30 metros de distancia del primer empujón agarrado del cuello. Es lógico que Carlos Alberto se esforzara por soltarse de esa agarrada en su garganta, y es lógico que tan brutal agarrada, sufriendo empujones hacia atrás durante 30 metros, con simultáneos esfuerzos por zafarse del agarre que sufría en su cuello, le produjera ese traumatismo cervical que evidencia el Sr. Médico Forense en su informe de alta (folio 36).

TERCERO.- Encaja pues la versión dada por Carlos Alberto con el tipo de lesiones que sufrió, aunque lógicamente se calla y silencia el puñetazo que le propinó en la boca a Eutimio , derribándolo al suelo, donde le propinó una patada en la cabeza al citado Eutimio .

Esos golpes propinados por Carlos Alberto le acarrearon su condena por una falta de lesiones dolosas del artículo 617.1º del Código Penal . Tan lógica fue su condena que Carlos Alberto no la ha recurrido, conformándose con ella.

En consecuencia el primer motivo del recurso de apelación debe de ser totalmente desestimado, ya que la Juez a quo no erró ni en lo más mínimo en la valoración de las pruebas ante ella realizadas en el acto del juicio oral.

CUARTO.- La desestimación del primer motivo del recurso de apelación arrastra tras de sí como efecto de dominó a los otros dos motivos expuestos, ya que la presunción de inocencia del acusado quedó totalmente desvirtuada en el acto del juicio oral con las pruebas de cargo producidas en el mismo. No debe perderse de vista que el primero que agredió fue Carlos Alberto , propinándole un puñetazo en la boca a Eutimio , puñetazo que le derribó al suelo donde le propinó una patada en la cabeza al citado Eutimio . No es creíble que tras esa primera agresión no se produjera la lógica reacción de los hermanos Herminio Eutimio agarrando por el cuello a Carlos Alberto y empujándolo hacía atrás con el ánimo de pararlo, someterlo y humillarlo. Es una respuesta que entra de lleno en la realidad de las cosas.

La testifical de Arsenio , realizada en el acto del juicio oral, acredita cómo los hermanos Herminio Eutimio reaccionaron contra Carlos Alberto , cuando éste huyó, saliendo en su busca, por Osera de Ebro con su furgoneta, y cuando lo vieron fueron directos a atropellarlo, caso que no se produjo al apartarse de un salto el testigo y Carlos Alberto . En consecuencia, el agarre por el cuello a Carlos Alberto por parte de los dos hermanos apelantes, llevándole hacía atrás 30 metros a empujones, es totalmente creíble.

En consecuencia, la lógica acción-reacción quedó sobradamente probada en el acto del juicio oral, entendiendo como acción el puñetazo propinado por Carlos Alberto a Eutimio en su boca, y como reacción el agarrón por el cuello a Carlos Alberto por parte de ambos hermanos, ahora apelantes, empujándolo hacía atrás durante 30 metros.

Ese agarrón por el cuello con persistente empujón hacía atrás explica la contractura cervical de Carlos Alberto .

En el caso que nos ocupa pasa lo que siempre ocurre y es que cada uno dice lo que le ha hecho el otro, pero silencia lo que uno ha hecho al otro. Siempre lo mismo.

El segundo motivo del recurso de apelación debe pues ser totalmente desestimado, ya que la presunción de inocencia que inicialmente amparaba a ambos apelantes quedó totalmente desvirtuada en el acto del juicio oral.

QUINTO.- El tercer motivo del recurso de apelación debe también ser desestimado, ya que el decaimiento del primer motivo arrastra también al tercer motivo, ya que si no hubo error en la valoración de las pruebas, y hubo pruebas de cargo bastantes y válidas en contra de los dos acusados ahora apelantes, es evidente la subsunción correctamente realizada por la Juez a quo de los hechos cometidos por ambos acusados, ahora apelantes en el tipo penal objetivo, establecido en el artículo 147.2º del Código Penal vigente (delito de lesiones dolosas con resultado de lesiones menos graves).

En consecuencia la señora Juez a quo aplicó de forma correcta y debida el artículo 147.2º del Código Penal a los ahora apelantes Eutimio y Herminio .

El tratamiento médico rehabilitador reseñado en el informe de alta médico (folios 36 y 66) emitido por el Sr. Médico Forense es señalado como necesario para la total curación de las lesiones objetivadas en Carlos Alberto , al apreciársele a éste dolor cervical con contractura de la musculatura cervical derecha, que no remitió con la ingesta de antiflamatorios y relajantes musculares.

El tercer motivo del recurso de apelación debe de ser totalmente desestimado y con él el recurso entero.

Las costas de esta alzada serán declaradas de oficio, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 240.1º de la vigente Ley de Enjuiciamiento Criminal .

VISTOS los preceptos legales citados y demás de pertinente aplicación del Código Penal y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Fallo

Desestimamos el recurso de apelación formulado por la representación procesal de Eutimio y de Herminio , contra la sentencia nº 233/09, dictada en su contra por el Juzgado de lo Penal nº 3 de esta ciudad de Zaragoza, en el Procedimiento Abreviado nº 70/2008 de dicho Juzgado nº 3 de lo Penal y confirmamos íntegramente tal sentencia dictada con fecha 10 de julio del 2009, por la Ilma. Sra. Magistrada-Juez de lo Penal núm. 3 de esta capital.

En cuanto a las costas de esta segunda instancia, se declaran de oficio.

Devuélvanse las actuaciones de primera instancia al Juzgado de procedencia con certificación de esta resolución para su ejecución y cumplimiento, debiendo acusar recibo.

Así, por esta nuestra Sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo, juzgando en última instancia lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado ponente, celebrando la Sala audiencia pública, en el mismo día de su pronunciamiento. Doy fe.

Presunción de inocencia
Prueba de cargo
Falta de lesiones
Error en la valoración
Representación procesal
Práctica de la prueba
Delitos de lesiones
Primera asistencia facultativa
Tipo penal