Sentencia Penal Nº 799/2010, Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 2, Rec 160/2010 de 14 de Diciembre de 2010

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Celebración del juicio oral en el proceso penal abreviado

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Del juicio oral y de la sentencia El Juez o Tribunal examinará las pruebas propuestas y dictará auto admitiendo las que considere pertinentes y rechazando las demás, y prevendrá lo necesario para la práctica de la prueba anticipada. Contra los a...

  • Fase de juicio oral del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/03/2013

    El término juicio oral se refiere, tanto a una fase concreta del proceso (Libro III de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), que se refiere a los escritos de calificación provisional, artículos de previo pronunciamiento y prueba anticipada, como al ...

  • La práctica de la prueba en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    La prueba y su práctica Dispone el Art. 728 ,LECrim que durante el juicio oral no podrán practicarse otras diligencias de prueba que las propuestas por las partes, ni ser examinados otros testigos que los comprendidos en las listas presentadas. Sin...

  • Actos de conclusión de las partes en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 22/05/2017

    Finalizada la práctica de la prueba, las partes formularán oralmente sus conclusiones sobre los hechos controvertidos, exponiendo de forma ordenada, clara y concisa sí, a su juicio, los hechos relevantes han sido o deben considerarse admitidos y, ...

  • La fase del juicio oral y la sentencia en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 09/06/2017

    En el juicio, se procederá a la práctica de la prueba propuesta y admitida, así como a la realización de las conclusiones por parte de los letrados, de conformidad con lo resuelto de la prueba practicada.El juicio y la sentencia: en el juicio se ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 14 de Diciembre de 2010
  • Tribunal: AP - Barcelona
  • Ponente: Iglesias Martin, Jose Carlos
  • Núm. Sentencia: 799/2010
  • Núm. Recurso: 160/2010
  • Núm. Cendoj: 08019370022010100628

Encabezamiento

Audiencia Provincial de Barcelona

Sección Segunda

J. de Instrucción nº 12 de Barcelona. J. de Faltas nº 1320/10

Rollo de Apelación nº 160/10-G

SENTENCIA Nº 799

En Barcelona a catorce de diciembre de dos mil diez.

En nombre de S.M. el Rey, S.Sª Ilma D. José Carlos Iglesias Martín, Magistrado de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Barcelona, constituido en Tribunal unipersonal, ha visto, en grado de apelación, los autos de Juicio de Faltas nº 1320/10 sobre amenazas e injurias, dimanantes del Juzgado de Instrucción nº 12 de Barcelona, habiendo sido partes, en calidad de apelante, Dª Soledad , asistida por la Letrada Dª Estela Franco Novoa, y en calidad de apelado, D. Jaime .

Antecedentes

PRIMERO.- Se aceptan y dan por reproducidos los antecedentes de hecho de la sentencia apelada dictada en fecha 16 de octubre de 2010 por el Juzgado de Instrucción nº 12 de Barcelona , cuyo fallo se da aquí por reproducido por razones de economía procesal.

SEGUNDO.- Apelada la citada sentencia por Dª Soledad , y previos los trámites legales oportunos, se remitieron los autos a la Audiencia Provincial de Barcelona, correspondiendo a esta Sección por turno de reparto, incoándose el preceptivo rollo de sala y observándose en la tramitación del recurso las prescripciones legalmente estipuladas.

Hechos

Se acepta y da por reproducido el relato de hechos probados de la sentencia de instancia.

Fundamentos

PRIMERO.- Se alzó contra la sentencia de instancia la denunciante Dª Soledad al discrepar con la misma ya que la prueba practicada acreditó que el denunciado D. Jaime le amenazó e injurió diciéndole que la iba a matar y que era una puta, expresiones que profirió delante del testigo D. Patricio quien así lo ratificó en el juicio, postulándose con base en ello la revocación del pronunciamiento apelado y su sustitución por otro de signo condenatorio para el acusado en los términos interesados en el juicio de faltas.

SEGUNDO.- Sin ignorar el loable esfuerzo argumental del recurrente, su recurso no puede ser acogido en la alzada. Reiteradamente tiene establecido este Tribunal que el principio de inmediación que, junto a otros, inspira el proceso penal, determina que el Juzgador de instancia se encuentre frente al Tribunal de apelación en posición de claro privilegio a la hora de interpretar el material probatorio desplegado a su presencia como consecuencia de las ventajas derivadas de haber presidido el desarrollo de la prueba, captando en definitiva la mayor o menor verosimilitud de los testimonios que se le prestan, en función del grado de firmeza o seguridad de quienes los otorgaron, de ahí que ningún motivo concurra para concluir con el apelante que medió error judicial al interpretar aquélla por el simple hecho de que el Juzgador, bien crea la versión de unas personas y no la de otras, bien no forme convicción sobre lo realmente acontecido al existir contradicciones relevantes en las manifestaciones de los implicados, siempre que razone de modo suficiente y lógico su criterio.

Proyectando ello al caso de autos habrá de indicarse que en la sentencia impugnada se hace una exposición suficiente, con base en la prueba practicada, de las razones por las que ante las versiones contradictorias ofrecidas por denunciante y denunciado el órgano "a quo" no formó debida convicción sobre la forma exacta en que se desarrollaron realmente los acontecimientos y por ende sobre la concurrencia en la actuación del acusado de los elementos configuradores de las faltas de amenazas e injurias que se imputaron al mismo, explicándose igualmente porqué lo declarado por los dos testigos, cada uno aportado por una parte, impedían inclinar la convicción judicial hacia una de las versiones en conflicto, de ahí que el Tribunal (con independencia de la credibilidad que al mismo le pudiera ofrecer cada testimonio) deba respetar necesariamente el criterio de quien presidió la prueba y oyó en definitiva de modo directo los testimonios.

A mayor abundamiento, la inviabilidad de sustituir en la alzada el veredicto absolutorio por otro de signo condenatorio vendrá así mismo determinada por la más moderna doctrina jurisprudencial del TC ( SSTC 167 , 197 , 198 , 200 , 212 y 230/2002 y 68/2003 ) la cual imposibilita dictar en la alzada una sentencia condenatoria cuando la emitida en la instancia hubiera sido absolutoria, siempre que el cambio de sentido de la resolución se hubiere de asentar en una diferente valoración de la prueba por parte del órgano de apelación respecto de la efectuada por el Juzgador, mientras no se oyesen directamente los testimonios en la alzada.

TERCERO.- Se declaran de oficio las costas de la alzada.

Vistos los preceptos legales citados y demás de pertinente y general aplicación

Fallo

Que CON DESESTIMACIÓN del recurso de apelación interpuesto por Dª Soledad , asistida por la Letrada Dª Estela Franco Novoa, contra la sentencia dictada por el Juzgado de Instrucción nº 12 de Barcelona en el Juicio de Faltas nº 1320/10, debo confirmar y confirmo la misma, declarando de oficio las costas de la alzada.

Así por esta mí sentencia, de la que se unirá certificación al rollo de sala y se notificará al Ministerio Fiscal y demás partes personadas, haciéndoles saber que la misma es firme al no caber contra ella recurso ordinario alguno, definitivamente juzgando, la pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACION.- Leída y publicada ha sido la anterior sentencia en el mismo día de su fecha por el Ilmo Sr. Magistrado Ponente en audiencia pública; certifico.

Práctica de la prueba
Error judicial
Amenazas
Sentencia de condena
Valoración de la prueba

No se han encontrado resultados...