Sentencia Penal Nº 90232/2012, Audiencia Provincial de Vizcaya, Sección 1, Rec 23/2012 de 30 de Abril de 2012

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Fase de juicio oral del proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/03/2013

    El término juicio oral se refiere, tanto a una fase concreta del proceso (Libro III de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), que se refiere a los escritos de calificación provisional, artículos de previo pronunciamiento y prueba anticipada, como al ...

  • Recurso extraordinario de casación en el orden social

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 03/06/2016

    La Sala de lo Social del Tribunal Supremo conocerá, en los supuestos y por los motivos regulados en los Art. 205-217 ,LJS, de los recursos de casación interpuestos contra las sentencias y otras resoluciones dictadas en única instancia por las Sala...

  • La práctica de la prueba en el proceso penal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    La prueba y su práctica Dispone el Art. 728 ,LECrim que durante el juicio oral no podrán practicarse otras diligencias de prueba que las propuestas por las partes, ni ser examinados otros testigos que los comprendidos en las listas presentadas. Sin...

  • Celebración del juicio oral en el proceso penal abreviado

    Órden: Penal Fecha última revisión: 12/11/2014

    Del juicio oral y de la sentencia El Juez o Tribunal examinará las pruebas propuestas y dictará auto admitiendo las que considere pertinentes y rechazando las demás, y prevendrá lo necesario para la práctica de la prueba anticipada. Contra los a...

  • Actos de conclusión de las partes en el proceso civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 22/05/2017

    Finalizada la práctica de la prueba, las partes formularán oralmente sus conclusiones sobre los hechos controvertidos, exponiendo de forma ordenada, clara y concisa sí, a su juicio, los hechos relevantes han sido o deben considerarse admitidos y, ...

Ver más documentos relacionados
  • Recurso de casación penal

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Quedan exceptuadas de casación las sentencias que se limiten a declarar la nulidad de las sentencias recaídas en primera instancia.Se declarará la nulidad de la sentencia recurrida, en caso de que se cumpla lo establecido en los artículos ...

  • Recurso de casación por tráfico de drogas

    Fecha última revisión: 22/03/2016

     NOTA: El presente recurso de casación se basa en la nulidad de las intervenciones telefónicas practicadas; en la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva por indefensión al haberse denegado la prueba interesada por la defensa en e...

  • Recurso de apelación penal

    Fecha última revisión: 31/03/2016

    NOTA: A tenor del art. 790 LECRim en los diez días siguientes de la notificación de la sentencia podrá ser interpuesto el recurso de apelación.  Si en el recurso se pidiera la declaración de nulidad del juicio por infracción de normas o garan...

  • Modelo de notificación de acuerdo de práctica de la prueba

    Fecha última revisión: 17/10/2016

      Expediente número: [NUMERO] Asunto: [DESCRIPCION] Procedimiento: [NUMERO] Interesados: [NOMBRE] y [NOMBRE]   NOTIFICACIÓN A LOS INTERESADOS   En el procedimiento tramitado en este/a [NOMBRE], en relación con [DESCRIPCION], en el ejercicio de...

  • Contestación a la demanda de daños y perjuicios por negligencia médica (fallecimiento)

    Fecha última revisión: 11/04/2016

    NOTA: Mientras que la acción de reclamación de responsabilidad contractual está sometida a la prescripción de cinco años (art. 1964 CC), la prescripción de las acciones para exigir la responsabilidad extracontractual, es de un año a partir d...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 30 de Abril de 2012
  • Tribunal: AP - Vizcaya
  • Ponente: Goenaga Olaizola, Reyes
  • Núm. Sentencia: 90232/2012
  • Núm. Recurso: 23/2012
  • Núm. Cendoj: 48020370012012100129

Encabezamiento

OFICINA COMUN DE TRAMITACION PENAL

AUDIENCIA PROVINCIAL DE BIZKAIA

Sección 1ª

BARROETA ALDAMAR 10 3ª planta

Tfno.: 94 401.66.68 Fax: 94 401.69.92

RECURSO: Rollo ape.faltas 23/12-

Proc.Origen: Juicio faltas 466/11

Jdo. Instruccion nº 2 (Barakaldo)

Atestado nº:

Apelante: Sabino

Abogado: GORKA GASTAKA GREÑO

Procurador: JOSE FELIX BASTERRETXEA ALDANA

Apelante: LAGUN ARO

Abogado: GORKA GASTAKA GREÑO

Procurador: JOSE FELIX BASTERRETXEA ALDANA

Apelado: Carlos José

Abogado: JOSE MANUEL SEIJO OTERO

Procurador:

Apelado: MONTAJES GERTU S.A.L.

Abogado:

Procurador:

SENTENCIA Nº 90232/2012

ILMA. SRA.:

MAGISTRADA

DÑA. REYES GOENAGA OLAIZOLA

En BILBAO (BIZKAIA) a 30 de abril de 2.012.

Vista en grado de apelación por la Ilma. Sra. DÑA. REYES GOENAGA OLAIZOLA, Magistrada de esta Audiencia Provincial de Bizkaia, Sección Primera, el presente Rollo de Faltas nº 23/12; en primera instancia por el Juzgado de Instrucción nº 2 de Barakaldo con el nº de Juicio de Faltas 466/11, siendo partes, como denunciado Sabino , como denunciante Carlos José , como responsable civil directo la compañía de seguros Lagun Aro y como responsable civil subsidiario Montajes Gertu S.A.

Antecedentes

PRIMERO.- Por el Ilmo/a. Sr/a. Magistrado/a-Juez del Juzgado de Jdo. Instrucción nº 2 (Barakaldo) se dictó con fecha 9 de diciembre de 2.011 sentencia en cuyo fallo se dice: " FALLO : SE CONDENA a Sabino por una falta de imprudencia a la pena de 10 días multa a razón de 6 euros lo que hace un total de 60 euros que deberá abonar en el plazo de 20 días. En caso de impago por cada dos cuotas impagadas podrá sustituirse por un día de privación de libertad. Así mismo se condena a que indemnice solidariamente con la compañía de seguros Lagun Aro a Carlos José en la cantidad de 3.307,17 euros.

Se imponen las costas causadas en este procedimiento a Carlos José ."

Con fecha 22 de diciembre de 2.011 se dictó Auto cuya parte dispositiva dice:

1.- SE ACUERDA rectificar el/la sentencia dictado/a en el presente procedimiento con fecha 9/12/2011 en el sentido solicitado por el letrado Jose Manuel Seijo Otero.

2.- La referida resolución queda definitivamente redactada en el particular señalado en los antecedentes, de la siguiente forma:

En el fundamento de derecho quinto, "Así mismo responderá como responsable civil subsidiario en defecto de los anteriores el propietario del vehículo causante del daño Montajes Gertu S.A conforme el artículo 120.5 del CP y artículo 1 del RD 8/2004 . En relación con las costas conforme dispone el artículo 123 del CP , las mismas se imponen por ley a los criminalmente responsables de todo delito o falta por lo que en este caso se imponen a Sabino ."

En el fallo, "Se imponen las costas causadas en este procedimiento a Sabino ."

SEGUNDO.- Contra dicha sentencia se interpuso recurso de apelación por Lagun Aro Seguros y Sabino , y admitido tal recurso en ambos efectos, fueron elevados los autos a esta Audiencia, Recibidos, se formó el Rollo y se siguió este recurso por sus trámites, no estimándose necesaria la celebración de vista.

Se dan por reproducidos los antecedentes de la Sentencia apelada.

Se mantienen íntegramente y se dan por reproducidos los hechos de la sentencia de instancia.

Fundamentos

PRIMERO. - Frente a la sentencia dictada en la presente causa se formula recurso de apelación por la representación procesal de Seguros Lagun Aro y por D. Sabino , teniendo ambos recursos el mismo contenido. Lo que alegan es que la Juzgadora ha cometido un error en la valoración de la prueba, que acoge la versión del denunciantes sin que haya motivo para ello, y que no ha tenido en cuenta la contradicciones en las que incurre en su versión el denunciado; alegan también que la sentencia da mayor valor al parte amistoso que al croquis efectuado por los agentes de la policía municipal, que ratificaron en el acto del juicio. Entiende el recurrente por ello que la sentencia debe ser revocada, y añade que en todo caso, ante las dudas que manifiesta la propia juzgadora, ello debería haber provocado el dictado de una sentencia absolutoria en vía penal.

Como petición alternativa, para el caso de que no se atienda esta alegación principal, se indica por la compañía aseguradora que no procede indemnización alguna para el denunciante, puesto que no se produjo lesión alguna en ese momento, ni la que presenta parece tener relación con el accidente que nos ocupa, pues habitualmente suelen producirse lesiones cervicales. Por último, cuestiona también que se produjeran parte de los daños del vehículo conducido por el Sr. Carlos José atribuidos al accidente en la sentencia, pues entiende que no hay datos para tal atribución.

SEGUNDO.- Pues bien, vaya por delante que no podemos hacer un análisis nuevo de la prueba practicada en el juicio oral, cuando la misma es de naturaleza personal como en este caso pues el órgano de apelación no tienen la percepción directa de la misma. La STS de 3 de Diciembre del 2009 ( ROJ: STS 8085/2009 ) entre otras muchas, nos recuerda que ante la alegación de una vulneración de la presunción de inocencia se debe constatar "la existencia, la licitud y la suficiencia de la prueba de cargo invocada por los Jueces a cuya presencia se han desarrollado las pruebas.... y verificar que el proceso intelectivo que ha llevado a la afirmación de la autoría del recurrente no adolece de ninguna grieta estructural que convierta lo que debiera ser un discurso coherente, ajustado a las reglas de la lógica formal, en una decisión puramente intuitiva, ajena al canon de racionalidad que ha de presidir toda valoración de la actividad."

Y en el caso que nos ocupa no se aprecia ninguno de los supuestos indicados. La sentencia razona adecuada y suficientemente la conclusión condenatoria a la que llega, fundamenta su decisión en pruebas válidamente practicadas y no se aprecia error alguno en la argumentación que contiene.

En concreto, la juzgadora realiza una labor detallada de análisis de la prueba practicada y tras ello no cree la versión del hoy recurrente Sr. Sabino y entiende que es más creíble la del Sr. Carlos José . Pero esta conclusión no es en absoluto arbitraria, sino que la fundamenta en las diversas pruebas practicadas, dando especial relevancia al parte amistoso, firmado por ambos conductores antes de la llegada de los agentes. La sentencia analiza también el dato que centra el recurso, el contenido del atestado policial que atiende a la versión del Sr. Sabino , y analiza especialmente las diferentes preguntas que se hicieron a los agentes en el acto del juicio, que permitieron entender que sus conclusiones pudieron estar condicionadas por la posición final de los vehículos (que según un testigo se desplazaron del lugar del impacto), así como manifestaron que el lugar de los daños es compatible con las dos versiones. En definitiva en esta alzada entendemos que la resolución recurrida analiza la prueba, que lo hace con racionalidad y que lo hace motivando con detalle y de acuerdo a criterios lógicos toda la prueba practicada. Por ello, la conclusión que alcanza la juzgadora de que fue la actuación del Sr. Sabino entrando en la rotonda sin calcular suficientemente la distancia, la velocidad o la situación del otro coche, que en ese momento circulaba por ella, la que provocó el accidente, nos parece ajustada a derecho y a las circunstancias acreditadas. No apreciamos error alguno y en tal sentido la sentencia debe ser confirmada.

Por lo demás, y en cuanto al argumento de que dadas las dudas que refleja la propia sentencia la misma debía haber sido absolutoria, el argumento no puede ser atendido puesto que la Juez lo único que dice es que las versiones iniciales son contradictorias, pero constatado esto, analiza todas las pruebas y llega a una convicción en la que no muestra duda alguna.

En cuanto a las peticiones alternativas introducidas por la defensa de la compañía aseguradora, diremos que no tienen fundamento porque el parte médico del Hospital San Eloy, donde el Sr. Carlos José fue atendido, refiere como diagnóstico ese dolor osteomuscular postraumático, pero constando dolor a la palpación en la parrilla costal derecha a nivel lateral dorsal y cervicalgia, lo que no parece en absoluto extraño vista la situación de los vehículos o la entidad del golpe, no excesiva. Tanto esta cuestión de la compatibilidad de las lesiones, como la de los daños del coche del Sr. Carlos José ya han sido tratadas en la sentencia y nos parece que adecuadamente, pues en definitiva tales resultados dañosos han sido respaldados por los correspondientes informes técnicos (forense y de valoración de daños) que los han considerado compatibles con lo ocurrido. En nuestra opinión, no se ofrecen datos o argumentos por el recurrente para cuestionar ni unos in otros.

TERCERO. No se aprecian razones de temeridad o mala fe para imponer las costas en esta segunda instancia.

Fallo

Que desestimando el recurso de apelación formulado por D. Sabino y por Lagun Aro Seguros frente a la sentencia dictada el día 9 de diciembre de 2011 y auto rectificatorio de 22 de diciembre de 2011, por el Juzgado de Instrucción nº 2 de Barakaldo , debo confirmar y confirmo dicha resolución, declarando de oficio las costas causadas en esta segunda instancia.

Contra la presente resolución no cabe recurso ordinario alguno.

Devuélvanse los autos originales al Juzgado de que proceden, con testimonio de esta Sentencia para su conocimiento y cumplimiento.

Así por esta mi sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACION: Leida y publicada ha sido la anterior sentencia por la lma. Sra. Magistrada Ponente, estando celebrando Audiencia Pública. Certifico.

Práctica de la prueba
Representación procesal
Error en la valoración de la prueba
Daños del vehículo
Presunción de inocencia
Prueba de cargo
Atestado policial
Temeridad
Mala fe

No se han encontrado resultados...