Sentencia Penal Nº 929/2011, Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 2, Rec 7/2011 de 15 de Diciembre de 2011

Documentos relacionados
  • Sentencia Penal Nº 209/2014, AP - Castellon, Sec. 1, Rec 57/2013, 30-05-2014

    Órden: Penal Fecha: 30/05/2014 Tribunal: Ap - Castellon Ponente: Dominguez Dominguez, Carlos Num. Sentencia: 209/2014 Num. Recurso: 57/2013

    Primero.- Los hechos declarados probados de la presente resolución, son constitutivos de un delito consumado de robo con violencia e intimidación previsto y penado en los artículos 237 en relación con el 242 apartados 1 y 3 del vigente Código penal . En cuanto se refiere al delito base del nº 1 del nombrado art. 242, porque mediante la violencia física desplegada por el acusado, cogiendo con un brazo fuertemente a la víctima por el cuello, y al propio tiempo intimidándole con la ...

  • Sentencia Penal Nº 100/2008, AP - Madrid, Sec. 4, Rec 63/2007, 24-06-2008

    Órden: Penal Fecha: 24/06/2008 Tribunal: Ap - Madrid Ponente: Garcia Quesada, Maria Teresa Num. Sentencia: 100/2008 Num. Recurso: 63/2007

    Se condena, por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid, a los acusados de los delitos de robo con violencia y lesiones. Es un hecho probado a partir de la declaración del denunciante y los fotogramas analizados por la Policía, que la procesada pudo ver una operación bancaria realizada por el perjudicado. Tal información fue transmitida al coimputado y al asaltante fallecido, aunque se alegue que no se conocían entre sí, toda vez que el teléfono móvil intervenido a la im...

  • Sentencia Penal Nº 259/2007, AP - Valladolid, Sec. 4, Rec 15/2006, 14-09-2007

    Órden: Penal Fecha: 14/09/2007 Tribunal: Ap - Valladolid Ponente: Ruiz Romero, Jose Luis Num. Sentencia: 259/2007 Num. Recurso: 15/2006

    Se condena, por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Valladolid, al acusado como autor de los delitos de asesinato y robo con intimidación con uso de armas o instrumentos peligrosos. El demandado, llevó con engaños a la víctima a una zona deshabitada y alejada, donde con un instrumento cortante le provoco numerosas heridas, además de golpearlo por todo su cuerpo, causándole posteriormente la muerte. Después de lo sucedido abandonó el lugar teniendo en su poder l...

  • Sentencia Penal Nº 776/2013, AP - Barcelona, Sec. 2, Rec 43/2013, 19-09-2013

    Órden: Penal Fecha: 19/09/2013 Tribunal: Ap - Barcelona Ponente: Arzua Arrugaeta, Javier Num. Sentencia: 776/2013 Num. Recurso: 43/2013

    Primero. Los hechos declarados probados son legalmente constitutivos, en primer lugar, de un delito de robo con violencia e intimidación y uso de arma previsto y penado en los arts. 237 y 242.1 y 3, ambos del Cº Penal ya que concurren los elementos típicos de dicha figura delictiva como son: a) el apoderamiento de cosa mueble ajena sin perjuicio de lo que se dirá más adelante sobre el grado de ejecución, b) la utilización de medios violentos físicos o psíquicos que ya se expresan en...

  • Sentencia Penal Nº 218/2004, AP - Alicante, Sec. 3, 21-04-2004

    Órden: Penal Fecha: 21/04/2004 Tribunal: Ap - Alicante Ponente: Las Virtudes Lopez Lorenzo, Maria De Num. Sentencia: 218/2004

    PRIMERO.- Los hechos declarados probados constituyen en primer lugar un delito de robo con violencia, mediante uso de instrumento peligroso, en grado de tentativa previsto y penado en el art. 237, 242- 1 y 2, 16 y 62 del Código Penal, pues así resulta de la prueba practicada en el plenario y valorada con sujeción a lo dispuesto en el art. 740 LECr.La prueba de cargo de la comisión de tal delito ha sido concluyente y ha consistido en la declaración de las víctimas del mismo Gabino y Eva, qu...

Ver más documentos relacionados
  • Regulación del delito de lesiones

    Órden: Penal Fecha última revisión: 30/01/2014

    Con el castigo de los delitos de lesiones se busca proteger la salud de las personas, tanto desde un punto de vista físico como psíquico. Es necesario un efectivo menoscabo de la salud, nos encontramos ante delitos de resultado material. Para algunos autores las lesiones eran sinónimo de acciones violentas en las personas, sin que se requiera resultado material alguno. Existen supuestos en los que se afecta a la integridad corporal de la persona, pero sin perjudicar la salud como es el cas...

  • Delitos contra la salud y la integridad corporal

    Órden: Penal Fecha última revisión: 08/01/2013

    En cuanto a los delitos contra la salud y la integridad corporal, se encuadran dentro de los delitos de contra los particulares, en el Título III "De las lesiones" del Libro II del Código Penal, donde se recogen conductas, cuya característica principal es que afectan a la integridad corporal o a la salud, física o mental, de las personas. Los bienes jurídicos protegidos son la integridad física o mental de las personas ya nacidas, ya que las lesiones al feto se tipifican en otra part...

  • Delito de robo

    Órden: Penal Fecha última revisión: 03/01/2013

    El delito de robo se encuentra regulado en el Capítulo II, del Título XIII, del Libro II del Código Penal (Art. 237-242 ,Código Penal).  NOVEDAD: La Ley Orgánica 1/2015, modifica todo el articulado que engloba el Título XIII del Libro II del Código Penal, que modifica la definición de robo con fuerza incluyendo, los supuestos en los que la fuerza se utiliza para abandonar el lugar con el botín (Art. 237 ,Código Penal) Los delincuentes habituales ahora podrán ser condenado...

  • Efectos del consentimiento de la víctima en los delitos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 04/01/2013

    En el ámbito del Derecho Penal, el consentimiento desempeña, un papel de inferior relevancia y mayor relativismo que en el Derecho Privado. Ello es debido a la circunstancia de que el Derecho Penal se construye sobre la base de una Estimativa Jurídica, es decir, de una escala de valores sociales, que en tanto en cuanto son protegidos mediante la amenaza de una pena y son, por consiguiente, objeto de protección y de tutela penal, adquieren la calidad de bienes jurídicos protegidos.    ...

  • La culpa o dolo en la responsabilidad civil extracontractual

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por responsabilidad entendemos la obligación de resarcir las consecuencias lesivas para los derechos o intereses de otra persona derivadas de la actuación propia o ajena, bien procedan aquellas del incumplimiento de contratos, o bien de daños producidos por simple culpa o negligencia. En la responsabilidad extracontractual, uno de los presupuestos necesarios para su existencia es la concurrencia de culpa o dolo en la actuación.    Para que se genere responsabilidad civil extracontractual,...

Ver más documentos relacionados
  • Denuncia por delito de lesiones

    Fecha última revisión: 07/03/2016

    NOTA: Se modifica la la pena de mínima de prisión del delito de lesiones, a tres meses, en vez de seis meses, con la reforma de la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo. Será necesaria la denuncia de la persona agraviada, si no concurrieran los requisitos del primer apartado del Art. 147 del Código Penal (que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico), castigándose con la pena de multa de uno a tres m...

  • Denuncia por robo con violencia en casa habitada

    Fecha última revisión: 08/03/2016

    NOTA: Se añade un tipo agravado al art. 241 con la Ley 1/2015, de 30 de marzo: "Se impondrá una pena de dos a seis años de prisión cuando estos hechos revistan especial gravedad, atendiendo a la forma de comisión del delito o a los perjuicios ocasionados y, en todo caso, cuando concurra alguna de las circunstancias expresadas en el artículo 235 CP" El concepto de casa habitada nos lo ofrece el propio Código Penal, que dice en su art. 241 CP, que en su apartado 2 y 3, "2. Se considera c...

  • Demanda de juicio ordinario solicitando nulidad por error en el consentimiento

    Fecha última revisión: 19/05/2016

       NOTA: El art. 1265 del Código Civil establece que será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo. Además el Art. 1261 dispone que "No hay contrato sino cuando concurren los requisitos siguientes: 1º Consentimiento de los contratantes (...)"    AL JUZGADO Don/Doña [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE], Procurador de los Tribunales y de Don/Doña [NOMBRE_CLIENTE], según acredito mediante poder especial para pleitos para su unión en autos por copia certificada ...

  • Denuncia de lesiones producidas por atropello y delito de omisión de socorro

    Fecha última revisión: 08/03/2016

      NOTA: El delito de omisión de socorro del art. 195 CP, se consuma desde el momento en que se marcha del lugar el causante del accidente, cuando nadie estaba prestando ningún auxilio a la víctima. El que tal auxilio pudiera producirse después no incide en la realidad de un delito que ya antes había quedado perfeccionado. El enjuiciamiento de este delito es competencia del Tribunal del Jurado, en virtud del art. 24 LOTJ.       AL JUZGADO DE [LOCALIDAD]    D./Dña.[NOMBRE_CLIENTE]...

  • Demanda acción de nulidad por dolo

    Fecha última revisión: 19/05/2016

      NOTA: Será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo (Art. 1265 del Código Civil)   AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE [JUZGADO] D./D.ª [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE] procurador/a de los tribunales y de D./D.ª [NOMBRE_CLIENTE] según acredito mediante escritura de poder que acompaño a la presente, bajo la dirección del abogado/a D./D.ª [NOMBRE_ABOGADO_CLIENTE], ante el juzgado comparezco y como mejor proceda en derecho, DIGO: Que, por medio del presente ...

Ver más documentos relacionados
  • Caso práctico: Elementos del delito de falso testimonio de peritos e intérpretes.

    Fecha última revisión: 20/12/2012

  • ¿Cuáles son los elementos y características básicas del delito de falso testimonio de peritos e intérpretes? ¿Cómo se configura jurisprudencialmente?   En este sentido es clarificadora la STS 265/2005 de 1 de marzo, que en su fundamento de derecho cuarto dispone lo siguiente: “El elemento básico de la acción delictiva recogida en dicho precepto (Art. 459 ,CP) consiste en faltar maliciosamente a la verdad en el dictamen pericial prestado en causa judicial, de tal forma que la falsedad...

  • Caso práctico: Requisitos del dolo como causa del vicio de la voluntad para testar

    Fecha última revisión: 21/11/2012

  • PLANTEAMIENTO Requisitos del dolo como causa del vicio de la voluntad para testar. RESPUESTA Para poder apreciar dolo como vicio de la voluntad es necesario que concurran los siguientes supuestos: - Maquinaciones o artificios de una tercera persona que desvirtúen la voluntad libre del testador, bien sea simulando ó sugestionando, bien entendido que cualquiera de las modalidades pueden prolongarse en el tiempo para conseguir que la voluntad del testador continúe en el tiempo hasta el momento d...

  • Caso práctico: Falso testimonio de testigo inhábil

    Fecha última revisión: 20/12/2012

  • ¿Puede cometer el delito de falso testimonio un testigo inhábil? La STS 1650/2006 de 6 de marzo hace una extensa descripción de la configuración y significado del delito de falso testimonio en su fundamento de derecho cuarto, pasando a dilucidar la cuestión del falso testimonio de un testigo inhábil en el fundamento de derecho quinto. Pasamos a transcribir a continuación los mencionados fragmentos en orden a poder clarificar la cuestión propuesta: “El delito de falso testimonio defini...

  • Caso práctico: Omisión del deber de socorro

    Fecha última revisión: 24/09/2014

  • ¿Cuál es la configuración jurisprudencial del delito de omisión del deber de socorro? ¿Qué elementos forman parte de la configuración típica de este delito? Para aclarar esta cuestión podemos acudir a lo establecido por la Sentencia del Tribunal Supremo 7968/2002 de 28 de noviembre, que en su fundamento de derecho sexto realiza una configuración de dicho tipo delictivo. “El delito de omisión del deber de socorro, como delito de mera actividad omisivo, requiere, desde el plano objet...

  • Caso práctico: Reanudación de convivencia y quebrantamiento de condena

    Fecha última revisión: 21/12/2012

  • ¿Qué ocurre si la víctima reanuda voluntariamente la convivencia con su marido o ex-conviviente que tiene dictada una medida de prohibición de aproximación a instancias de aquélla?   El Tribunal Supremo aporta una respuesta jurisprudencial a un caso de reanudación voluntaria de la convivencia entre dos cónyuges, tras una medida de prohibición de aproximación a la ex – pareja en su sentencia 5567/2005 de 26 de septiembre, que en su fundamento de derecho quinto afirma lo siguiente: Si...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Orden: Penal
  • Fecha: 15 de Diciembre de 2011
  • Tribunal: AP - Barcelona
  • Ponente: Arzua Arrugaeta, Javier
  • Núm. Sentencia: 929/2011
  • Núm. Recurso: 7/2011
  • Núm. Cendoj: 08019370022011100805

Encabezamiento

Audiencia Provincial de Barcelona

Sección Segunda

Sumario núm. 3/08. Rollo núm. 7/11

Juzgado de Instrucción nº 4 de Badalona

S E N T E N C I A NÚM. 929

Iltmo. Sr. Presidente

Don Javier Arzua Arrugaeta

Iltmos. Sres. Magistrados

Don José Carlos Iglesias Martín

Doña Maria José Magaldi Paternostro

En Barcelona, a 15 de diciembre de 2008.

En nombre de S.M. el Rey, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Barcelona ha visto, en juicio oral y público, el Sumario núm. 3/08 . Rollo núm. 7/11, sobre delitos de asesinato y robo con violencia procedente del Juzgado de Instrucción nº 4 de Badalona, contra Don Sabino , DNI NUM000 , nacido el 12 de julio de 1977, hijo de Eulogio y de Eugenia, natural y vecino de Barcelona, sin antecedentes penales, de solvencia no determinada y en libertad provisional por esta causa habiendo sido partes el Ministerio Fiscal y dicho procesado, representado por la Procurador Doña Ana Salinas Parra y defendido por la Letrado Doña Elena Marugan Avila, siendo Magistrado Ponente S.Sª Iltma. Don Javier Arzua Arrugaeta, quien expresa el parecer del Tribunal.

Antecedentes

Primero . -- El día 15 de diciembre de 2011 y con el resultado que consta en el acta redactada al efecto por la Secretaria Judicial, se ha celebrado el juicio oral correspondiente al Sumario núm. 3/08, Rollo 7/11 del Juzgado de Instrucción nº 4 de Badalona, incoado el 25 de noviembre de 2008 , por delitos de asesinato y robo con violencia, en que figura como procesado Don Sabino debidamente circunstanciado más arriba, habiéndose observado en su tramitación todas las prescripciones legales.

Segundo . -- Por el Ministerio Fiscal, en trámite de conclusiones definitivas, se calificaron los hechos enjuiciados como legalmente constitutivos de: a) un delito intentado de asesinato del art. 139.1ª en relación con el art. 16. ambos del Cº Penal y b) un delito de robo con violencia de los arts. 237 y 242.1 del mismo Cº Es responsable en concepto de autor el procesado. Concurren la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal atenuante de dilaciones indebidas del art. 21.6ª del mismo Cº y la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal agravante de reincidencia del art. 22.8ª del mismo Cº. Procede imponer al procesado: por el delito a) la pena de ocho años de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y por el delito b) la pena de tres años de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. El procesado indemnizará a Don Alexis por las lesiones causadas en 440 euros a razón de 50 euros por cada día impeditivo y 30 euros por cada día no impeditivo. Asimismo le indemnizará en 800 euros por las secuelas.

Tercero . -- Por la defensa del procesado, en igual trámite al del Ministerio Fiscal, se solicitó la libre absolución y la declaración de las costas de oficio. Alternativamente los hechos son constitutivos de un delito de lesiones previsto y penado en los arts. 147 y 148.1º del Cº Penal , concurren las circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal atenuantes de dilaciones indebidas con el caràcter de muy cualificada del art. 21.6 del mismo Cº y de drogadicción del art. 21.1 y 2 del mismo Cº.

Hechos

Sobre las 3'30 horas del 26 de noviembre de 2004 el procesado Sabino , mayor de edad y ejecutoriamente condenado por sentencia de fecha 4 de mayo de 2004 dictda por el Juzgado de lo Penal número 2 de Sabadell a la pena de un año de prisión por un delito de robo, hallándose junto a Don Alexis en un local de la calle Llevant de Badalona que constituía la vivienda de éste, se dirigió al mismo y, tras atarlo a una silla, sin que conste suficientemente que tuviera la intención de atentar contra su vida, le hizo dos cortes en el cuello con una catana. Posteriormente, con la intención de obtener un inmediato beneficio económico, arrancó de un tirón al Sr. Alexis la cadena que llevaba al cuello.

Como consecuencia de la agresión éste sufrió dos heridas incisas en el cuello, una submentoniana de 9 cms. de longitud y otra lateral derecha, de 10 cms. de longitud. Las lesiones requirieron para su sanación de puntos de sutura, tardando en curar 10 días de los cuales 7 fueron impeditivos para sus ocupaciones habituales, habiéndole quedado como secuelas dos cicatrices correspondientes a las heridas descritas.

El procedimiento ha estado paralizado desde el doce de septiembre de 2005 hasta el 13 de febrero de 2008 y desde el 25 de noviembre de 2008 hasta el 18 de noviembre de 2009 por motivos no imputables al acusado.

Fundamentos

Primero . -- Los hechos declarados probados son constitutivos de un delito de lesiones previsto y penado en el art. 147 del Cº penal ya que concurren todos los elementos tanto objetivos como subjetivos que, conforme una conocida y reiterada jurisprudencia de nuestro T.S. integran dicho tipo penal es decir: una dinámica comisiva, por acción u omisión, en virtud de la cual y en una relación de causalidad directa y eficaz, se causa el menoscabo físico de una persona consistente en el presente caso de dos cortes en el cuello con una catana con las consecuencias ya descritas, todo ello presidido por el llamado "animus laedendi" o dolo de lesionar, ya sea directo o eventual habiendo requerido objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativo, tratamiento tanto médico como quirúrgico consistente en este segundo caso dos puntos de sutura.

Segundo.- En la comisión de dicho delito es de aplicación el subtipo agravado recogido en el art. 148.1º del mismo Cº en atención al uso de una catana, instrumento peligroso tanto para la vida como para la integridad física de la persona agredida.

En consecuencia debe aplicarse la pena de dos a cinco años de prisión.

Tercero .- Los hechos son igualmente constitutivos de un delito de robo con violencia tipificado en los arts. 237 y 242.1 del mismo Cuerpo Legal ya que concurren igualmente los elementos típicos de dicho tipo penal pues el procesado actuando con ánimo de lucro, se apodera de cosa mueble ajena -la cadena que lleva la víctima al cuello- contra la voluntad de su dueño utilizando para ello tanto la violencia física a la que antes se ha hecho referencia al ser constitutiva de un delito de lesiones.

Entiende el Tribunal que en este caso no es posible la aplicación del subtipo agravado recogido en el apartado 2 del citado art. 242 no obstante haberse utilizado en la comisión del hecho un instrumento peligroso como ya se ha dicho ya que ello supondría la doble sanción por un mismo hecho al haber sido tenido ya en cuenta al aplicar el indicado art. 148.1º.

Cuarto.- En cuanto al material probatorio que ha permitido llegar al convencimiento sobre la realidad de los hechos que se declaran probados al Tribunal bien es cierto que en el acto de la vista oral el acusado ha manifestado no recordar los hechos y que el perjudicado Sr. Alexis ha aportado una versión que exculpa al procesado al atribuir la autoría a una tercera persona pero en primer lugar la declaración del perjudicado ha sido claramente contradictoria con las oportunamente prestada ante el Juez Instructor con posibilidad de contradicción por parte de la defensa, obrante a los folios 87 y 88, en la que relata lo que ocurrió de forma pausible, coherente y con aportacion de múltiples detalles las circunstancias en que se produjo la agresión sin que el Sr. Alexis interrogado sobre los motivos de la contradicción ni aparece motivo alguno por el que había de denunciar por hechos de tal gravedad aparte de valorar que dicha versión se haya apoyada por las mismas lesiones sufridas que se corresponden con unos cortes con una arma blanca y que el propio procesado en su declaración instructoria -folios 51 y 52- también assistido de su Letrado haya reconocido el uso de la misma arma -catana- a la que hace referencia el citado testigo si bien alega defensivamente que su uso fue meramente defensivo. Por tanto el Tribunal, ha considerado más creíble la referida declaración instructoria del Sr. Alexis y tampoco puede considerarse contradicha por el procesado pues éste, por razones que se desconocen, ha afirmado no recordar los hechos. Por lo expuesto procede remitir el correspondiente testimonio de particulares al Ministerio Fiscal tal como ha solicitado dicha parte por si el Sr. Alexis pudiera haber incurrido en el delito de falso testimonio.

En lo que respecta a la prueba relativa al dolo del Sr. Sabino a la hora de causar las referidas lesiones de acuerdo con lo expuesto no se comparte el criterio de la acusación al entender que concurrió un dolo de matar calificándose los hechos como un delito de asesinato. Es este último requisito de caracter subjetivo aquel cuya determinación genera más problemas ya que al radicar la voluntad del agente en su esfera interna, habrá de estarse a aquellas circunstancias concurrentes, anteriores, coetáneas o incluso posteriores que evidencien cual fue su voluntad en concreto siendo doctrina jurisprudencial reiterada - SS. del T.S. de 14-5-91 , 5-12-91 , 3-4-92 , 23-11-92 , 23-2-93 , 18-2-04 y 28-1-05 entre otras muchas- la que establece que son circunstancias evidenciadoras de dicho "animus necandi", entre otras, la clase de arma utilizada y su capacidad para causar la muerte, la zona del cuerpo a que la agresión se dirige, el número de golpes y su repetición, la trayectoria que se imprime al arma, las circunstancias que rodean la acción, las anteriores relaciones entre agresor y víctima. En el presente caso bien es cierto que la zona del cuerpo objeto del ataque es, conocidamente, de caracter vital al contener importantes vías respiratorias y sanguíneas y es igualmente sabido que una catana, aunque se desconozca sus concretas medidas contituye un arma blanca susceptible de causar graves lesiones cortando tales vías de forma que el fallecimiento pudiera ser inmediato o demorarse poco tiempo. Los informes médicos forense emitidos por los doctores Doña Melisa y Don Nicanor que, en el acto de la vista oral se han ratificado y ampliado sus respectivos dictamenes obrantes a los folios 97 y 101 -éste mera ratificación- ya indican que la lesión hubiera podido comprometer la vida de lesionado en caso de no haber sido atendido en un centro hospitalario. Ahora bien también debe tenerse en cuenta que las heridas aunque de cierta longitud son superficiales hasta el punto de haber bastado unas grapas para cerrarlas por lo que no cabe excluir, fuera de toda duda racional que la intención del autor fuera simplemente la de herirle al tiempo de causarle un gran temor en atención al arma utilizada y la zona del cuerpo afectada. Es de añadir en el mismo sentido que es la propia víctima en la referida de claración instructoria añade que el procesado inmediatamente después de causarle las lesiones le dió una sabana para que se tapara y entiende el Tribunal que estando inmovilizada la víctima nada impedía al Sr. Sabino causar unas lesiones de mayor gravedad si su intención hubiera sido causarle la muerte.

En cuanto a las consecuencias lesivas derivadas del ataque han sido suficientemente acreditadas por el referido informe médico forense y partes de sanidad obrantes a los folios 8 y 9.

Quinto.- De dichos delitos de lesiones y de robo con violencia responsable en concepto de autor el procesado por haber realizado directa, personal y materialmente los hechos que la integran de acuerdo con los arts. 27 y 28 del Cº Penal habiendo quedado acreditada dicha autoria por el mismo material probatorio al que antes se ha hecho referencia.

Sexto.- En la realización de los referidos delitos de lesiones y robo con violencia ha concurrido la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal atenuante de dilaciones indebidas recogida en el art. 21.6ª en atención a los períodos de tiempo de paralización del procedimiento por causas ajenas al procesado que se detallan en la relación de Hechos Probados existiendo conformidad entre acusación y defensa sobre el particular.

En lo que afecta a la petición de la defensa de que dicha circunstancia se aprecie como muy cualificada sin perjuicio de reconocer que se trata de un retraso importante -algo más de tres años- tal como convienen tanto parte acusadora como defensa no se entiende que tenga la entidad suficiente como para calificarlo de tal forma con las importantes consecuencias que se derivan en orden a la fijación de la pena.

En la comisión del delito de lesiones ha concurrido igualmente la circunstancia agravatoria de alevosía recogida en el art. 22.1ª del mismo Cº ya que el procesado se prevalió conscientementede la situación de total indefensión en que se encontraba la víctima derivada de su inmovilización al estar atada a una silla tal como resulta de la declaración del citado testigo.

En la comisión del delito de robo con violencia concurre asimismo la circunstancia agravatoria de reincidencia recogida en el art. 22.8ª del mismo Cº que se acredita en base a la certificación del Registro de Penados obrante a los folios 62 a 64 conforme a la cual, tal como se recoge en la relación de Hechos Probados, el procesado al cometer los hechos había sido ejecutoriamente condenado por el Juzgado de lo Penal número 2 de Sabadell por sentencia de 4 de mayo de 2004 y fecha de firmeza 4 de mayo de 2004 como autor de un delito de robo a la pena de un año de prisión.

No se comparte el criterio de la defensa en lo que respecta a la aplicación de causa de exención incompleta o circunstancia atenuatoria derivada de la cualidad de drogadicto pues es sabido que los hechos determinantes de su aplicación han de estar tan probadas como aquellos que basan la aplicación del tipo penal o de las circunstancias agravatorias y conforme al informe emitido en fecha 14 de noviembre de 2011 obrante en el Rollo de Sala por los médicos forenses Doña Consuelo y Doña Margarita no hay constancia alguna de que sus facultades intelectivas y/ o volitivas del procesado estuvieran afectadas en la fecha de los hechos e incluso partiendo de un consumo de diferentes drogas en la fecha de los hechos no se ha practicado prueba alguna que apoye las manifestaciones del procesado en tal sentido ni resultan del parte de asistencia obrante al folio 44 emitido a raiz de su detención en el que solo consta una referencia del propio asistido a un tratamiento con metadona y una referencia a un nerviosismo que ni siquiera es indicado como dato objetivo por el facultativo que le atiende y se le administra un conocido ansiolítico que pudiera estar igualmente inicado para paliar el estado de ansiedad logicamente derivado de una detención.

Por tanto en la gradación de la pena en ambos delitos es de aplicación el art. 66-7ª del mismo Cuerpo Legal conforme al cual deben compensarse racionalmente las diferentes circunstancias entendiendo ajustada la que se concretará, dentro del margen legal, dada la mayor relevancia de la antes mencionada circunstancia atenuatoria de dilaciones indebidas.

Conforme a lo dispuesto en el art. 56 del mismo Cº y atendiendo a la gravedad del delito se impone la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la pena privativa de libertad.

Séptimo .- Las costas se entienden impuestas por ministerio de ley a todo culpable de un delito o falta de acuerdo con lo dispuesto en el art. 123 del mismo Cº

Octavo.- De acuerdo con lo dispuesto en el art. 109 del mismo Cuerpo Legal el condenado deberá indemnizar a la víctima por las lesiones causadas a la víctima. Si bien el Tribunal, dada la materia, no esta vinculado en su fijación a los baremos establecidos en materia circulatoria -Resolución de 9 de marzo de 2004- entiende que puede utilizarse con carácter orientativo aceptándose las interesadas por la acusación al ajustarse a dicho criterio en lo que respecta a los días de lesiones es decir 50 euros por cada uno de los siete días impeditivos y 30 euros por cada uno de los tres días no impeditivos. Por otro lado en lo que respecta a la valoracion de las secuelas el Tribunal ha podido apreciar directamente la relevancia en el orden estético de las cicatrices coincidiendo en la valoración de los médicos forenses pero si bien con arreglo al citado baremo correspondiente a la fecha de los hechos correspondería una suma superior a la solicitada no puede concederse mayor cantidad por respeto al principio dispositivo..

En cuanto al efecto sustraído -cadena- no ha lugar a indemnización alguna por respeto al mismo principio al no haberse formulado petición alguna por dicho concepto.

.

VISTOS los artículos de pertinente aplicación.

Fallo

Que DEBEMOS CONDENAR Y CONDENAMOS a Don Sabino como autor responsable de: a) un delito de lesiones con uso de instrumento peligroso, precedentemente definido, con la concurrencia de la circunstancia modificativa de la responsabilidad atenuante de dilaciones indebidas como muy cualificada a la pena de dos años y seis meses de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y b) un delito de robo con violencia precedentemente definido, con la concurrencia de la circunstancia modificativa de la responsabilidad atenuante de dilaciones indebidas y agravante de reincidencia a la pena de dos años y seis meses de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y al pago de las costas procesales.

En concepto de responsabilidad civil deberá indemnizar a Alexis en 440 euros por los días de lesión y en 600 euros por las secuelas más el interés legal de dicha suma hasta su completo pago.

Líbrese testimonio de la presente resolución, de los particulares relativos a las declaraciones instructorias del Sr. Alexis y de la grabación del juicio oral al Ministerio Fiscal a los efectos expuestos en el Fundamento de Derecho Cuarto.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo de Sala y se notificará personalmente al procesado, al que se hará saber que la misma no es firme y que contra ella cabe interponer recurso de casación por infracción de ley y quebrantamiento de forma, en el término de cinco días, ante esta Sección y para ate la Sala Segunda del Tribunal Supremo, definitivamente juzgando en esta instancia, la pronunciamos, mandamos y firmamos.

Delitos de lesiones
Dolo
Tipo penal
Voluntad
Robo con violencia
Instrumento peligroso
Delito de robo
Relación de causalidad
Omisión
Integridad física
Ánimo de lucro
Violencia fisica
Delito de falso testimonio
Delito de asesinato
Comisión del delito
Responsabilidad
Atenuante por dilaciones indebidas
Responsabilidad penal
Alevosía
Indefensión
Reincidencia
Toxicomanía
Drogas
Metadona
Fármacos ansiolíticos
Inhabilitación especial para el sufragio pasivo
Días impeditivos
Días no impeditivos

No se han encontrado resultados...