DECRETO 3114/1968, de 12 de diciembre, sobre aplicacion de la Ley 57/1968, de 27 de julio, a las Comunidades u Cooperativas de Viviendas. - Boletín Oficial del Estado de 24-12-1968

TIEMPO DE LECTURA:

  • Ámbito: Estatal
  • Estado: DEROGADO desde 01 de Enero de 2016 por LEY 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación.
  • Fecha de entrada en vigor: 13/01/1969
  • Boletín: Boletín Oficial del Estado Número 308
  • Fecha de Publicación: 24/12/1968
  • Este documento tiene versiones

Preambulo

Norma vigente hasta el 31/12/2015 según la D.DT. 3ª de la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, en la redacción dada por la D.F. 3.4 de la Ley 20/2015, de 14 de julio

La Ley cincuenta y siete mil novecientos sesenta y ocho, de veintisiete de julio, autorizó al Gobierno para que por Decreto y en el plazo de seis meses, a contar desde su entrada en vigor, adaptara sus principios en lo que pudieran ser aplicables a las Comunidades y Cooperativas de Viviendas.

En cumplimiento de aquel mandato de las Cortes Españolas, en la presente disposición se someten las citadas Comunidades a las normas de garantía establecidas en la Ley expresada por las mismas razones y fundamentos que motivaron su promulgación, si bien con las naturales variantes relativas a las personas físicas o jurídicas intervinientes y delimitando la obligatoriedad en su observancia y la responsabilidad consiguiente en el gestor o gestores cualquiera que sea la modalidad de gestión.

En cuanto a las Cooperativas se aplican normas análogas a las establecidas en el Decreto dos mil ciento catorce/mil novecientos sesenta y ocho, de veinticuatro de julio, en su artículo ciento catorce, para las Cooperativas de «Viviendas de Protección Oficial», responsabilizando a las Juntas Rectoras en el cumplimiento de las normas y admitiendo la sustitución de las garantías exigidas en la citada Ley por la certificación de garantía expedida por la Obra Sindical de Cooperación.

En su virtud, a propuesta del Ministro de la Vivienda y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día seis de diciembre de mil novecientos sesenta y ocho.

DISPONGO:


Artículo 1

Queda remetida a las disposiciones contenidas en la Ley cincuenta y siete/mil novecientos sesenta y ocho, de veintisiete de julio, la promoción para la construcción de viviendas que no sean de protección oficial por medio del denominado «régimen de comunidad»

A los efectos de lo dispuesto en el párrafo anterior. Las normas del presente Decreto serán aplicables a las personas físicas o jurídicas que individualmente o agrupadas, siendo titulares de un solar o con opción de compra o promesa de venta sobre el mismo, pretenden la construcción de un edificio o conjunto de edificios, obteniendo para ello o para la adquisición del solar cantidades anticipadas de los comuneros, de los aspirantes a esta cualidad, o de los adquirentes en régimen de propiedad horizontal, obligándose a llevar a cabo tal construcción y adquisición, en su caso, y constituir bien una comunidad de bienes o bien a someter el edificio, una vez construido, al régimen de propiedad horizontal regulado en la Ley cuarenta v nueve/mil novecientos sesenta, de veintiuno de julio.


Artículo 2

La garantía a que se refiere la condición primera del articulo primero de la Ley cincuenta y siete/mil novecientos sesenta y ocho, será exigida a la persona física o jurídica que gestione la adquisición del solar y la construcción del edificio, y, en consecuencia, perciba las cantidades anticipadas, ya sea en calidad de propietaria del solar o como mandataria, gestora o representante de aquélla o bien con arreglo a cualquier otra modalidad de hecho o de derecho. Directamente o por persona interpuesta.

En los contratos de adhesión a la. comunidad o al régimen de propiedad horizontal en los que se pacte la aportación de cantidades antes de iniciar la construcción o durante la misma se hará constar expresamente, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo segundo de la Ley cincuenta y siete/mil novecientos sesenta y ocho, de veintisiete de julio:

a) Que el gestor o gestores a que se refiere el primer párrafo de este articulo se obligan a la devolución de las cantidades percibidas, más el seis por ciento del interés anual, en caso de que la construcción no se inicie o termine en los plazos convenidos, que habrán de ser determinados en el contrato o no se obtenga la cédula de habitabilidad.

b) Referencia al aval o contrato de seguro a que se refiere la condición primera del articulo primero de la Ley cincuenta y siete/mil novecientos sesenta y ocho, con indicación de la denominación de la Entidad avalista o aseguradora.

c) Designación de la Entidad bancaria o Caja de Ahorros y de la cuenta a través de la cual se ha de hacer la entrega por los adquirentes, comuneros o aspirantes a esta cualidad, de las cantidades que se hubieren comprometido a aportar corno consecuencia del contrato celebrado.

En el momento del otorgamiento del contrato a que se refiere el párrafo anterior, el gestor o gestores, definidos en el párrafo primero de este artículo, harán entrega al interesado del documento que acredite la garantía, referida e individualizada a las cantidades que han de ser aportadas para la adquisición del solar y, en su caso para la construcción del edificio


Artículo 3

En los textos de propaganda y publicidad de estas comunidades se hará constar expresamente que las aportaciones serán garantizadas conforme a lo dispuesto en este Decreto, con mención expresa de la Entidad garante, así como de la bancaria o Caja de Ahorros, en las que habrán de ingresarse las citadas aportaciones.


Artículo 4

Las Cooperativas constituidas conforme a lo dispuesto en la Ley de dos de enero de mil novecientos cuarenta y dos y Reglamento de once de noviembre de mil novecientos cuarenta y tres, que construyan viviendas no acogidas a la legislación de «Viviendas de Protección Oficial», estarán so-metidas a las normas de garantía establecidas en los artículos anteriores para las Comunidades, a cuyo efecto, las Juntas Rectoras garantizarán a todos y cada uno de los interesados la devolución del importe de sus aportaciones más el seis por ciento de interés anual, mediante aval bancario o contrato de seguro, para el supuesto que la construcción no se Inicie o termine en los plazos señalados, debiendo hacer entrega del documento que acredite tal garantía individualizada en el momento que se exijan al socio cooperador cantidades para la adquisición del solar o para la construcción del edificio.

El aval bancario u contrato de seguro pudran ser sustituidos por certificación de garantía otorgada a favor de la Cooperativa por la «Obra Sindical de Cooperación», en cuyo caso esta Entidad Sindical asumirá las obligaciones a que se refiere la condición primera del articulo primero de la Ley cincuenta y siete/mil novecientos sesenta y ocho, de veintisiete de julio.


Artículo 5

La responsabilidad en el cumplimiento de las normas de garantía establecidas en los artículos anteriores quedare delimitada en el gestor o gestores a que se refiere el párrafo primero del articulo segundo de este Decreto y en las persones alegradas en las Juntas Rectoras de las Cooperativas, a bienes serán aplicables las disposiciones sancionadoras del articulo seis de la Ley cincuenta y siete/mil novecientos sesenta y ocho de veintisiete de julio, tanto en el caso de su inobservancia como en el de no devolución de las cantidades aportadas.


Artículo 6

Los derechos que el presente Decreto otorga tendrán el carácter de irrenunciables.


Artículo 7.

Se autoriza, al Ministro de la Vivienda para que dicte las disposiciones complementarias pertinentes para el desarrollo del presente Decreto.

A lo dispongo por el presente Decreto, dado en Madrid a doce de diciembre de mil novecientos sesenta y ocho.

FRANCISCO FRANCO

El Ministro de la Vivienda,

JOSE MARIA MARTINEZ SANCHEZ-ARJONA


Última versión Versiones anteriores