Real Decreto 2001/1983, de 28 de julio, sobre regulación de la jornada de trabajo, jornadas especiales y descansos. - Boletín Oficial del Estado de 29-07-1983


Preambulo

La disposición final 4. de la Ley 8/1980, del Estatuto de los Trabajadores, habilitaba al Gobierno para dictar normas de adecuación de dicha Ley a la jornada y descansos en el sector transportes, criterio éste referido en concreto a tal sector, que coincidía con el genéricamente establecido en el artículo 34.5 del propio Estatuto de los Trabajadores relativo a la posibilidad de que el Gobierno, a propuesta del Ministerio de Trabajo y previa consulta a las Organizaciones Sindicales y Asociaciones Empresariales más representativas, estableciese ampliaciones o limitaciones a la jornada de trabajo. No habiéndose producido tal desarrollo reglamentario en el momento de publicación de la Ley 4/1983, de 29 de junio, de fijación de la jornada máxima legal en cuarenta horas y de las vacaciones anuales mínimas en treinta días, la disposición adicional de tal Ley ha reiterado la necesidad de proceder a la revisión de la normativa sobre jornadas especiales vigente en la fecha de entrada en vigor de esa Ley, ajustándola a la nueva jornada máxima legal.

Mediante la presente norma reglamentaria se da cumplimiento al mandato legal transcrito, procediéndose a sistematizar en un solo texto la hasta ahora dispersa normativa sobre las jornadas que se han denominado especiales por su tratamiento diferenciado en algunos aspectos de la común. Para cumplir esa finalidad, se ha seguido el criterio de aplicar a estas jornadas especiales el mayor número de aspectos de la normativa laboral común en materia de jornada, a cuyo fin se ha procedido asimismo a desarrollar reglamentariamente los aspectos del Estatuto de los Trabajadores que así lo requerían, salvo aquellos que resultasen manifiestamente incompatibles con las peculiaridades de estos sectores laborales precisamente para tales peculiaridades se ha optado por simplificar las normas aplicables, dando una línea de tratamiento general, para que sea la negociación colectiva la que llene de contenido la regulación más específica y casuística.

De acuerdo con los criterios expuestos se regulan, en primer lugar, las jornadas laborales que son susceptibles de ampliación con respecto a la jornada común, en razón a que una organización racional del trabajo no consiente la aplicación estricta de las normas generales, que parten de la consideración de un trabajo desarrollado regularmente y con carácter de efectivo a lo largo de la jornada de trabajo, que a su vez se desarrolla en ciclos regulares. Existen actividades en las que esta situación no se da constantemente, y aparecen tiempos en los que el trabajador se encuentra incluido en el ámbito amplio de las facultades organizativas del empresario, aunque externamente no se desarrolle un trabajo efectivo en su sentido común, así como supuestos en que los centros de trabajo no reúnen las características habituales de ubicación fija y estable, o se encuentran aislados de los ámbitos urbanos, y pensando en todos ellos se han elaborado las presentes normas teniendo en cuenta el criterio de la Ley 4/1983, de limitar el tiempo de trabajo efectivo.

El factor común a la práctica totalidad de las jornadas cuya especialidad deriva de la limitación de su duración con respecto a la jornada común es la existencia de unas condiciones de prestación de servicios cuya prolongación temporal por encima de ciertos límites puede incidir negativamente sobre la salud del trabajador; de ahí que, como novedad, se regulen, con carácter general, las limitaciones de los tiempos de exposición al riesgo, pasándose a continuación a las limitaciones de jornada en determinados sectores de actividad en los que las aludidas condiciones de trabajo se presentan con características concretas, y por ello la reducción del tiempo de trabajo con respecto a la jornada común debe quedar ya determinada por esta norma.

Como queda dicho, la presente norma contiene el desarrollo reglamentario de diversos aspectos del Estatuto de los Trabajadores referidos a jornada, horas extraordinarias y descansos, desarrollo éste que se juzga necesario tanto por una más correcta aplicación del Estatuto, especialmente tras su modificación por la Ley 4/1983, de 29 de junio, como para integrar adecuadamente tal normativa, en lo que de aplicable tenga, en la regulación de las jornadas especiales.

El amplio contenido de esta norma permite proceder a la derogación de la normativa hasta ahora vigente, teniéndose en cuenta a estos efectos la expresa habilitación que para esta derogación concede la disposición final cuarta del Estatuto de los Trabajadores.

En su virtud, consultadas las Organizaciones Sindicales y Asociaciones Patronales más representativas, a propuesta del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, oído el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 27 de julio de 1983, dispongo:


TÍTULO PRIMERO. Disposiciones generales
Artículo 1.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 2.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 3.

(DEROGADO)

Modificaciones

TÍTULO II. Jornada ordinaria
Artículo 4.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 5.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 6.

(DEROGADO)

Modificaciones

TÍTULO III. Jornadas especiales
CAPÍTULO PRIMERO. Ampliaciones de jornada
SECCIÓN 1. DISPOSICIONES COMUNES
Artículo 7.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 8.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 9.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 2. EMPLEADOS DE FINCAS URBANAS Y GUARDAS VIGILANTES NO FERROVIARIOS
Artículo 10.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 11.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 3. TRABAJO EN EL CAMPO
Artículo 12.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 13.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 4. TRABAJOS DE PUESTA A PUNTO Y CIERRE DE LOS DEMAS
Artículo 14.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 5. TRANSPORTES POR CARRETERA
Artículo 15.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 16.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 17.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 6. TRABAJO EN EL MAR
Artículo 18.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 19.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 20.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 21.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 22.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 7. TRANSPORTES FERROVIARIOS
Artículo 23.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 24.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 25.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 8. TRABAJO DEL PERSONAL DE VUELO Y DE TIERRA RELACIONADO CON EL TRAFICO AEREO
Artículo 26.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 9. TRABAJO EN SITUACIONES ESPECIALES DE AISLAMIENTO
Artículo 27.

(DEROGADO)

Modificaciones

CAPÍTULO SEGUNDO. Limitaciones de jornada
SECCIÓN 1. LIMITACIONES DE LOS TIEMPOS DE EXPOSICION AL RIESGO
Artículo 28.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 29.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 30.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 31.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 2. TRABAJO EN EL CAMPO
Artículo 32.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 3. TRABAJO DE INTERIOR EN MINAS
Artículo 33.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 34.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 35.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 4. CONSTRUCCION Y OBRAS PUBLICAS
Artículo 36.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 37.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 5. TRABAJO EN CAMARAS FRIGORIFICAS Y DE CONGELACION
Artículo 38.

(DEROGADO)

Modificaciones

SECCIÓN 6. CONDICIONES MAS BENEFICIOSAS
Artículo 39.

(DEROGADO)

Modificaciones

TÍTULO IV. Horas extraordinarias
CAPÍTULO PRIMERO. Disposiciones generales
Artículo 40.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 41.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 42.

(DEROGADO)

Modificaciones

CAPÍTULO SEGUNDO. Cálculo del salario correspondiente a las horas extraordinarias y horas de exceso
Artículo 43

(DEROGADO)

Modificaciones

TÍTULO V. Descanso semanal y fiestas
Artículo 44.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 45.

Uno. Las fiestas laborales de ámbito nacional, de carácter retribuido y no recuperable, serán las siguientes:

a) De carácter cívico:

12 de octubre, Fiesta Nacional de España.

6 de diciembre, Día de la Constitución Española.

b) De acuerdo con el Estatuto de los Trabajadores:

1 de enero, Año Nuevo.

1 de mayo, Fiesta del Trabajo.

25 de diciembre, Natividad del Señor.

c) En cumplimiento del artículo III del Acuerdo con la Santa Sede de 3 de enero de 1979:

15 de agosto, Asunción de la Virgen.

1 de noviembre, Todos los Santos.

8 de diciembre, Inmaculada Concepción.

Viernes Santo.

d) En cumplimiento del artículo III del Acuerdo con la Santa Sede de 3 de enero de 1979:

Jueves Santo.

6 de enero, Epifanía del Señor.

19 de marzo, San José, o 25 de julio, Santiago Apóstol.

Dos.–Cuando alguna de las fiestas comprendidas en el número anterior coincida con domingo, el descanso laboral correspondiente a la misma se disfrutará el lunes inmediatamente posterior.

Tres.–Corresponde a las Comunidades Autónomas la opción entre la celebración de la Fiesta de San José o la de Santiago Apóstol en su correspondiente territorio. De no ejercerse esta opción antes de la fecha indicada en el número cuatro de este artículo, corresponderá la celebración de la primera de dichas fiestas.

Además de lo anterior, las Comunidades Autónomas podrán sustituir las fiestas señaladas en el apartado d) del número uno de este artículo por otras que, por tradición, les sean propias. Asimismo, las Comunidades Autónomas podrán también sustituir el descanso del lunes de las fiestas nacionales que coincidan con domingo por la incorporación a la relación de fiestas de la Comunidad Autónoma de otras que les sean tradicionales.

Cuatro.–La relación de las fiestas tradicionales de las Comunidades Autónomas, así como la opción prevista en el número tres, deberán ser remitidas por éstas cada año al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social con anterioridad al día 30 de septiembre, a fin de que por dicho Departamento se proceda a dar publicidad a las mismas a través del «Boletín Oficial del Estado» y al cumplimiento de las obligaciones en esta materia derivadas del Reglamento del Consejo de las Comunidades Europeas 1182/1971, de 3 de junio. No obstante lo anterior, las Comunidades Autónomas cuya relación de fiestas tradicionales que sustituyen a las de ámbito nacional sea adoptada con carácter permanente, no deberán reiterar anualmente el envío de esta relación.

Cinco.–Lo dispuesto en esta norma para el descanso semanal en cuanto a régimen retributivo, sistema de descansos alternativos y otras condiciones de disfrute será asimismo de aplicación a las fiestas laborales.


Artículo 46.

Serán también inhábiles para el trabajo retribuidos y no recuperables, hasta dos días de cada año natural con carácter de fiestas locales que por tradición le sean propias en cada municipio, determinándose por la autoridad laboral competente -a propuesta del Pleno del Ayuntamiento correspondiente- y publicándose en el y, en su caso, en el de la provincia.


Artículo 47.

Cuando, excepcionalmente y por razones técnicas u organizativas, no se pudiera disfrutar el día de fiesta correspondiente o, en su caso, de descanso semanal, la Empresa vendrá obligada a abonar al trabajador, además de los salarios correspondientes a la semana, el importe de las horas trabajadas en el día festivo o en el período de descanso semanal, incrementadas en un 75 por 100, como mínimo, salvo descanso compensatorio.


Artículo 48.

(DEROGADO)

Modificaciones

Artículo 49

(DEROGADO)

Modificaciones

DISPOSICIONES TRANSITORIAS
D.T. 1ª

(DEROGADO)

Modificaciones

D.T. 2ª

(DEROGADO)

Modificaciones

D.T. 3ª

(DEROGADO)

Modificaciones

D.T. 4ª

(DEROGADO)

Modificaciones

DISPOSICIONES ADICIONALES
D.A. UNICA.

(DEROGADO)

Modificaciones

DISPOSICIONES DEROGATORIAS
D.DT. UNICA.

(DEROGADO)

Modificaciones

DISPOSICIONES FINALES
D.F. UNICA.

(DEROGADO)

Modificaciones