El TS establece que en ca...r el lugar

Última revisión
13/06/2024

El TS establece que en caso de encuentro casual, el condenado por violencia de género debe abandonar el lugar

Tiempo de lectura: 2 min

Tiempo de lectura: 2 min

Relacionados:

Materias: penal

Fecha: 13/06/2024

El Tribunal Supremo dicta que el responsable de evitar el acercamiento en encuentros casuales es el condenado con orden de alejamiento.

El TS establece que, en caso de encuentro casual, el condenado por violencia de género debe abandonar el lugar
El TS establece que, en caso de encuentro casual, el condenado por violencia de género debe abandonar el lugar


El Tribunal Supremo, en una sentencia ponencia del magistrado Andrés Martínez Arrieta, ha establecido un precedente importante en relación con las órdenes de alejamiento. La decisión dictamina que, en situaciones de encuentros casuales entre el condenado por una orden de alejamiento y su víctima, es responsabilidad del condenado abandonar el lugar para evitar el acercamiento, dado que es a quien se le restringe el derecho a la libertad deambulatoria. 

Esta resolución surge a raíz de un supuesto en el que un hombre, con una orden de alejamiento vigente por violencia de género, no se retiró de un pub en Gijón en el que se encontraba, cuando llegó la mujer acompañada de su actual pareja, resultando en una condena a 6 meses de prisión por quebrantamiento de medida cautelar impuesta por la Audiencia Provincial de Oviedo.

El tribunal subraya que la víctima, al no tener restringidos sus derechos, no posee la obligación de limitar su deambulación y que, una vez conocida la situación de comunicación casual, la obligación derivada de la limitación impuesta recae sobre el condenado, quien es el destinatario de la orden de prohibición de acercamiento. 

La Sala enfatiza que las restricciones de deambulación impuestas al victimario buscan garantizar la seguridad de la víctima, y que incluyen tanto las conductas activas —acercarse—, como omisivas —no retirarse—, y entiende que:

«(...) en los casos de encuentros casuales, en los que no existe el conocimiento de la objetiva situación de acercamiento entre victimario y víctima, la situación generada debe ser, inmediatamente, resuelta por quien tiene obligación de impedir esa aproximación, pues es la persona que tiene limitada su libertad deambulatoria en los términos impuestos en la sentencia».

El fallo rechaza el recurso de casación del condenado, quien alegaba no haber quebrantado la condena al no acercarse activamente a su víctima, sino que se limitó únicamente a permanecer en el lugar. La Sala destaca que las prohibiciones impuestas previenen al penado de acercarse a cualquier lugar donde se encuentre la víctima, justificando dicha medida en el aseguramiento de la concordia social y en la prevención de posibles daños futuros derivados de la coincidencia física de los involucrados, y concluye que la víctima es una persona que «(...) ha sido protegida por la adopción de una medida de aseguramiento y no es la destinataria de una orden de prohibición de aproximarse o de evitar comunicación, pues la medida se impone al victimario».

Fuente: Poder Judicial

LIBROS Y CURSOS RELACIONADOS

Derecho, género y edad
Disponible

Derecho, género y edad

V.V.A.A

17.00€

16.15€

+ Información

Menores y delitos
Disponible

Menores y delitos

Alfredo Abadías Selma

21.25€

20.19€

+ Información

Consideraciones penales y laborales sobre la violencia de género
Disponible

Consideraciones penales y laborales sobre la violencia de género

Dpto. Documentación Iberley

6.83€

6.49€

+ Información

Violencia y custodia compartida
Disponible

Violencia y custodia compartida

Dpto. Documentación Iberley

6.83€

6.49€

+ Información