Las subvenciones dadas por las Comunidades Autónomas para la ampliación temporal de la «tarifa plana» de autónomos tributan como rendimiento de la actividad

TIEMPO DE LECTURA:

La Dirección General de Tributos se ha encargado de aclarar la calificación jurídica que se le debe dar, a efectos de la tributación en el IRPF, a las subvenciones para la ampliación temporal de la reducción de la cotización a la seguridad social de autónomos que causen alta inicial.

  • Materias: Fiscal
  • Fecha: 26/07/2021

mujer autónoma ordenador

 

El artículo 31 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo determina la posibilidad de acogerse a una bonificación de las cuotas a pagar a la Seguridad Social por el inicio de la actividad que se encuadre dentro del objeto de la Ley, es decir, que causen alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, comúnmente conocido como «RETA».

Esta bonificación será del 80 por ciento con carácter general y, para aquellos autónomos que coticen por la base mínima, se establece una cuota fija de 60 euros; ambas durante los 12 primeros meses. Los siguientes 12 meses se establecen las siguientes bonificaciones escalonadas:

  • Una reducción equivalente al 50 por ciento de la cuota durante los 6 meses siguientes al período inicial de 12 meses.
  • Una reducción equivalente al 30 por ciento de la cuota durante los 3 meses siguientes al período señalado en la letra a).
  • Una bonificación equivalente al 30 por ciento de la cuota durante los 3 meses siguientes al período señalado en la letra b).

Por tanto, tenemos que la duración total de la bonificación, independientemente de la cuantía a bonificar, es de 24 meses, 2 años.

Pues bien, diversas Comunidades Autónomas, en aras de promover el trabajo autónomo en estos tiempos de crisis, han determinado dar una serie de subvenciones por el valor de dicha bonificación a aquellos autónomos que, cumpliendo los requisitos para la obtención fijado por cada una de ellas, pretendan mantener la «tarifa plana» a la que hasta ahora se habían acogido.

De esta manera, se hace necesario determinar cuál es la calificación jurídica a otorgar a estas subvenciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Si bien las subvenciones al cese de la actividad se determinaban como rendimientos del trabajo, la Dirección General de Tributos en su Consulta Vinculante (V1668-21), de 31 de mayo de 2021, ha venido a determinar lo siguiente respecto de las subvenciones a la «tarifa plana»:

«En general, las distintas modalidades que pueden adoptar las subvenciones y sus diferentes aplicaciones dan lugar a un distinto tratamiento tributario según la calificación que proceda otorgarles: subvenciones corrientes o de capital. Si las ayudas se aplican a compensar gastos del ejercicio o la pérdida de ingresos, tendrán el tratamiento de subvenciones corrientes: ingresos del ejercicio.

Por el contrario, las destinadas a favorecer inversiones en inmovilizado o gastos de proyección plurianual se tratarán como subvenciones de capital: imputación en la misma medida en que se amorticen las inversiones o los gastos realizados con cargo a las mismas. No obstante, cuando los bienes no sean susceptibles de amortización, la subvención se imputará íntegramente en el ejercicio en que se produzca la enajenación o la baja en el inventario del activo financiado con dicha subvención.

En el presente caso, al tratarse de una subvención destinada a financiar el pago de las cuotas del Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, su calificación no puede ser otra que la de subvención corriente y ello con independencia de su instrumentación a través de la apertura de una cuenta corriente de titularidad de la consultante en la que los únicos reintegros permitidos son los correspondientes al pago a la Tesorería General de la Seguridad Social de las cuotas correspondientes a la cotización al Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos de la Seguridad Social.

En cuanto a la imputación temporal, el artículo 14.1.b) de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE del día 29) dispone que “los rendimientos de actividades económicas se imputarán conforme a lo dispuesto en la normativa reguladora del Impuesto sobre Sociedades, sin perjuicio de las especialidades que reglamentariamente puedan establecerse”.

La remisión anterior nos lleva al artículo 11.1 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades (BOE del día 28) donde se establece lo siguiente:

“Los ingresos y gastos derivados de las transacciones o hechos económicos se imputarán al período impositivo en que se produzca su devengo, con arreglo a la normativa contable, con independencia de la fecha de su pago o de su cobro, respetando la debida correlación entre unos y otros”.

Por tanto, la subvención objeto de consulta deberá imputarse al período impositivo de su devengo, circunstancia que en el presente caso se entiende producida en el período impositivo en que por resolución administrativa se aprueba y se concede la subvención...».

No obstante, si el consultante hubiese optado por el criterio de cobros y pagos, en los términos previstos en el artículo 7.2 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo (BOE de 31 de marzo), que establece la opción de utilizar el criterio de cobros y pagos para imputar temporalmente los ingresos y gastos derivados de rendimientos de actividades económicas, la subvención deberá imputarse en el periodo en que se produzca el correspondiente cobro de la misma».

Para ver con mayor profundidad el distinto destino de las diferentes subvenciones que puede recibir un autónomo les dejamos el siguiente caso práctico: tributación de las ayudas y subvenciones recibidas por los autónomos derivadas del COVID-19.

Bonificaciones
Trabajador autónomo
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Inversiones
Alta en el RETA
Régimen especial de trabajadores autónomos
Base mínima de cotización
Impuesto sobre sociedades
Rendimientos del trabajo
Cese de actividad
Período impositivo
Inventarios
Cuenta corriente
Rendimientos de actividades económicas
Tesorería General de la Seguridad Social
Imputación temporal
Rentas sujetas al IRNR
Cotización a la Seguridad Social
Coronavirus

Ley 35/2006 de 28 de Nov (IRPF -Impuesto sobre la renta de las personas físicas-) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 285 Fecha de Publicación: 29/11/2006 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2007 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 27/2014 de 27 de Nov (Impuesto sobre Sociedades) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 288 Fecha de Publicación: 28/11/2014 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2015 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Estatuto del trabajo autónomo (Ley 20/2007 de 11 de Jul) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 166 Fecha de Publicación: 12/07/2007 Fecha de entrada en vigor: 12/10/2007 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 439/2007 de 30 de Mar (Reglamento del IRPF y modifica el Real Decreto 304/2004 -Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones-) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 78 Fecha de Publicación: 31/03/2007 Fecha de entrada en vigor: 01/04/2007 Órgano Emisor: Ministerio De Economia Y Hacienda

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados