La vivienda habitual de un deudor en concurso no tiene por qué venderse, si se cumplen dos requisitos.

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Reinversión del importe obtenido por la transmisión de la vivienda habitual (IRPF)

    Órden: Fiscal Fecha última revisión: 08/03/2016

    Podrán gozar de exención por reinversión en vivienda habitual, las ganancias patrimoniales que se pongan de manifiesto en la transmisión de la vivienda habitual del contribuyente cuando el importe total obtenido se reinvierta en la adquisición ...

  • Operaciones vinculadas (I. Sociedades)

    Órden: Fiscal Fecha última revisión: 13/07/2016

    El Art. 18 ,Ley 27/2014, de 27 de noviembre establece normas de valoración de las llamadas "operaciones vinculadas". Estas operaciones, efectuadas entre personas o entidades vinculadas, se valorarán por su valor de mercado, es decir, aquel que se h...

  • Ganancias y pérdidas patrimoniales (IRPF)

    Órden: Fiscal Fecha última revisión: 16/03/2016

    Son Ganancias y Pérdidas Patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél, salvo que la Ley del Impuesto las califique como rend...

  • Deducciones IRPF vivienda Castilla y León ejercicio 2017

    Órden: Fiscal Fecha última revisión: 12/09/2017

    ResumenPara contribuyentes con residencia habitual en Castilla y León se reconocen determinadas deducciones en la cuota íntegra autonómica del IRPF en materia de vivienda.En este sentido, se reconocen deducciones a los contribuyentes del IRPF,...

  • Naturaleza del procedimiento concursal

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 01/02/2016

    El concurso de acreedores, aparte de estado legal en el que se encuentra el deudor a raíz de la declaración de concurso, hace también referencia a un procedimiento mediante el cual se declara dicho estado y se tramitan las consecuencias que del mi...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados

Empiezan a aflorar sentencias donde los jueces consideran que la venta de la vivienda habitual en el seno de un procedimiento concursal, cuando su valor en el mercado sea inferior a la deuda hipotecaria y el préstamo esté al corriente de pago, no beneficia a nadie, pudiendo el deudor solicitar igualmente la exoneración del pasivo insatisfecho.

  • Materias: Mercantil
  • Fecha: 11/10/2017

Noticias Iberley

Los jueces de lo mercantil empiezan a introducir, en sus sentencias judiciales, un importante criterio en los procedimientos concursales de personas naturales (no empresas): No será necesario vender la vivienda habitual del deudor cuando su valor de mercado sea inferior a la deuda hipotecaria y ésta se encuentre al corriente de pago.

El principal motivo radica en que la finalidad de todo procedimiento concursal consiste en buscar la máxima satisfacción de los acreedores y, en caso de que el precio de la vivienda sea inferior a su valor de mercado, su venta no supone beneficio alguno para el resto de acreedores ya que no se obtendrá dinero para pagar sus créditos, tampoco beneficia al banco (acreedor especialmente privilegiado) ya que lo que él preferirá será que le sigan pagando religiosamente las cuotas pertinentes, con el fin de pagar la totalidad del préstamo.

En última instancia, también puede satisfacer al deudor, el magistrado D. Carlos Puigcerver Asor (titular del Juzgado de Primera Instancia núm. 50 de Barcelona) lo razona de esta manera: "Se me ocurren dos casos en que el deudor puede no estar interesado en la venta o liquidación de su vivienda: el primero es el del valor afectivo, de tal manera que aunque la vivienda valga menos que la deuda del hipotecario, prefiera conservarla por el valor sentimental o familiar; el segundo supuesto es el que se da en las ciudades en donde el precio del alquiler es muy elevado, como Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca; aquí puede ocurrir que la cuota mensual del préstamo hipotecario sea inferior al de una renta mensual de alquiler".

¿Qué se entiende por vivienda habitual?: La Disposición adicional vigésima tercera de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del IRPF relata que “se considerará vivienda habitual aquella en la que el contribuyente resida durante un plazo continuado de tres años”. 

  • Una Segunda Oportunidad.

La entrada en vigor de la Ley 25/2015 de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social a través de la cual se modifica, entre otras, la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, supuso una novedad importantísima en tanto que contempla mecanismos para que el deudor, persona natural, que se encuentre en situación de insolvencia, quede exonerado de las deudas contraídas.

Esta Ley, conocida como Ley de Segunda Oportunidad, supuso una bolsa de oxígeno para los deudores naturales, que suelen ser autónomos o empresarios que avalaron personalmente los créditos de su sociedad que, para verse exonerados de sus deudas (en virtud del artículo 178 bis LC "Exoneración del pasivo insatisfecho”), primero debían:

1) Intentar un acuerdo extrajudicial de pagos,

2) de no llegar a acuerdo (99% de los casos) debían liquidarse todos sus bienes en un procedimiento concursal y,

3) deberán ser considerados deudores de buena fe (que no hayan sido considerados culpables en el concurso).

Es decir, ahora se introduce un nuevo criterio jurisprudencial para que una persona física, con un volumen importante de deudas, no tenga que vender su vivienda habitual para, finalmente, solicitar la exoneración del pasivo insatisfecho, como sucedía hasta ahora.

Vivienda habitual
Procedimiento concursal
Valor de mercado
Deuda hipotecaria
Contrato de hipoteca
Préstamo hipotecario
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Bolsa
Insolvencia
Acuerdo extrajudicial de pagos
Deudor de buena fe
Persona física
Venta de la vivienda habitual