Análisis jurisprudencial de deber de subrogación empresarial en la sucesión de contratas

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 03/03/2016
  • Origen: Iberley

PLANTEAMIENTO

Análisis jurisprudencial de deber de subrogación empresarial en la sucesión de contratas

Los elementos que deben concurrir para poder apreciar el deber de subrogación empresarial establecido en el Art. 44 ,ET, en casos de sucesión de contratas cuya actividad fundamental se basa en la mano de obra, han quedado claros en unificación de doctrina por el Tribunal Supremo en su sentencia del 27/06/2008 (R. 4773/2006 - TS, Sala de lo Social, de 27/06/2008, Rec. 4773/2006 -), donde se resuelve de modo expreso si la falta de subrogación empresarial producida se puede considerar una decisión empresarial fraudulenta.

ANÁLISIS

El Alto Tribunal consideró que la empresa principal no venía obligada a asumir a ninguno de los trabajadores que la contratista destinó a la contrata porque el supuesto de reasunción de la actividad no constituye transmisión de empresa al no detectase transmisión de los elementos patrimoniales con aptitud productiva ni asumir a ningún trabajador de la contratista saliente. La citada sentencia del Tribunal Supremo dice así:

"El segundo motivo parte de la existencia de una vulneración por parte de la sentencia recurrida de los Art. 44,Art. 56 ,Estatuto de los Trabajadores, en relación con el 6.4 ,Código Civil y con lo dispuesto en el Pacto de Estabilidad en el Empleo del Complejo Industrial de Puertollano, de 22 de junio de 2001.

En particular, para empresas cuya actividad fundamental se basa en la mano de obra, se dice por la jurisprudencia comunitaria que "en la medida en que, en determinados sectores en los que la actividad descansa fundamentalmente en la mano de obra, un conjunto de trabajadores que ejerce de forma duradera una actividad común puede constituir una entidad económica, ha de admitirse que dicha entidad puede mantener su identidad aun después de su transmisión cuando el nuevo empresario no se limita a continuar con la actividad de que se trata, sino que además se hace cargo de una parte esencial, en términos de número y de competencias, del personal que su antecesor destinaba especialmente a dicha tarea".

De esta forma se vino a establecer la doctrina referente a lo que se denomina sucesión de plantilla, pasando a entenderse desde entonces la "entidad económica" como el conjunto formado por la cesión de la actividad y de una parte significativa de la plantilla. Doctrina sostenida después en las sentencias Hernández Vidal (TJCE 1998308) y Sánchez Hidalgo (TJCE 1998309) (10 de diciembre de 1998) que produjeron el resultado de que en la primera, como no se llevó a cabo asunción de la plantilla por la empresa, no se entendió que existiese sucesión en sentido técnico y no operaron entonces las garantíasprevistas para la misma. Por el contrario en la segunda, como ocurrió lo contrario, se produjo el resultado opuesto.
(...)

En suma, en empresas de limpieza, o de servicios, como ocurre en el caso de autos, en los que la actividad descansa fundamentalmente en la mano de obra, un conjunto de trabajadores que ejerce de forma duradera una actividad común puede constituir una entidad económica, que mantendrá su identidad aun después de su transmisión cuando el nuevo empresario no se limita a continuar con la actividad de que se trata, sino que además se hace cargo de una parte esencial, en términos de número y de competencias, delpersonal que su antecesor destinaba especialmente a dicha tarea".

Tal jurisprudencia, que ya tomaba como referencia la doctrina del Tribunal de Luxemburgo, ha sido recientemente reiterada por este último, tal como vemos en sentencia de 20 de enero de 2011, dictada en el asunto C-463/09 (caso CLECE, S.A.), cuyos apartados 33 y siguientes indican:

 "33.Sin embargo, conforme al artículo 1, apartado 1, letra b), de la Directiva 2001/23 , para que ésta resulte aplicable, la transmisión debe tener por objeto una entidad económica que mantenga su identidad tras el cambio de titular.

34. Para determinar si tal entidad mantiene su identidad, han de tomarse en consideración todas las circunstancias de hecho que caracterizan a la operación de que se trata, entre las cuales figuran, en particular, el tipo de empresa o de centro de actividad de que se trate, el hecho de que se hayan transmitido o no elementos materiales como los edificios y bienes muebles, el valor de los elementos inmateriales en el momento de la transmisión, el hecho de que el nuevo empresario se haga cargo o no de la mayoría de los trabajadores, el que se haya transmitido o no la clientela, así como el grado de analogía de las actividades ejercidas antes y después de la transmisión y la duración de una eventual suspensión de dichas actividades. Sin embargo, estos elementos son únicamente aspectos parciales de la evaluación de conjunto que debe hacerse y no pueden, por tanto, apreciarse aisladamente (véanse, en particular, las sentencias de 18 de marzo de 1986, Spijkers, 24/85, Rec. p. 1119, apartado 13; de 19 de mayo de 1992, Redmond Stichting, C-29/91, Rec. p. I-3189, apartado 24; de 11 de marzo de 1997 , Süzen, C-13/95, Rec. p. I-1259, apartado 14 , y de 20 de noviembre de 2003, Abler y otros, C-340/01 , Rec. p. I-14023, apartado 33).

35.El Tribunal de Justicia ha señalado anteriormente que una entidad económica puede funcionar, en determinados sectores, sin elementos significativos de activo material o inmaterial, de modo que el mantenimiento de la identidad de dicha entidad independientemente de la operación de que es objeto no puede, por definición, depender de la cesión de tales elementos (véanse las sentencias antes citadas, Süzen, apartado 18; Hernández Vidal y otros, apartado 31, y UGT-FSP, apartado 28)

36.Así, el Tribunal de Justicia ha declarado que, en la medida en que, en determinados sectores en los que la actividad descansa fundamentalmente en la mano de obra, un conjunto de trabajadores que ejerce de forma duradera una actividad común puede constituir una entidad económica, ha de admitirse que dicha entidad puede mantener su identidad aun después de su transmisión cuando el nuevo empresario no se limita a continuar con la actividad de que se trata, sino que además se hace cargo de una parte esencial, en términos de número y de competencias, del personal que su antecesor destinaba especialmente a dicha tarea. En este supuesto, el nuevo empresario adquiere en efecto el conjunto organizado de elementos que le permitirá continuar las actividades o algunas actividades de la empresa cedente de forma estable (véanse las sentencias Süzen, antes citada, apartado 21; Hernández Vidal y otros, antes citada, apartado 32; de 10 de diciembre de 1998, Hidalgo y otros, C-173/96 y C-247/96, Rec. p. I-8237, apartado 32; de 24 de enero de 2002, Temco, C-51/00, Rec. p. I-969, apartado 33, y UGT-FSP, antes citada, apartado 29)".

Y más adelante dirá en el apartado 41: "En particular, la identidad de una entidad económica como la controvertida en el asunto principal, que descansa esencialmente en la mano de obra, no puede mantenerse si el supuesto cesionario no se hace cargo de la mayor parte de su plantilla ".

Así pues, queda claro que cuando dos empresas se suceden en la explotación de una actividad donde el medio productivo esencial es la mano de obra, el concepto "transmisión de una entidad económica productiva autónoma" está integrado por dos elementos: cesión de la actividad y cesión de una parte significativa de la plantilla en términos de número y de características organizativas de ese personal".

En este mismo sentido se ha pronunciado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en su Sentencia del 02/04/2001 (R. 6365/2010 - TSJ Madrid, Sala de lo Social, nº 314/2011, de 01/04/2011, Rec. 6365/2010 -)

BASE JURÍDICA
  
- STS 2008-06-27. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 27/06/2008, Rec. 4773/2006
- STS 2008-09-25. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 25/09/2008, Rec. 2362/2007
- STS 2008-12-10. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 10/12/2008, Rec. 3837/2007
- STS 2009-02-24. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 24/02/2009, Rec. 3984/2006
- STS 2009-04-28. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 28/04/2009, Rec. 4614/2007
- STS 2009-05-05. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 05/05/2009, Rec. 761/2008
- STS 2009-05-06. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 06/05/2009, Rec. 2582/2008
- STS 2009-05-06. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 06/05/2009, Rec. 2572/2008
- STS 2009-05-29. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 29/05/2009, Rec. 2581/2008
- STS 2009-06-18. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 18/06/2009, Rec. 2579/2008
- STS 2009-07-01. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 01/07/2009, Rec. 2573/2008
- STS 2009-10-20. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 20/10/2009, Rec. 147/2008
- STS 2009-10-23. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 23/10/2009, Rec. 2684/2008
- STS 2009-11-03. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 03/11/2009, Rec. 3783/2008
- STS 2010-01-20. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 20/01/2010, Rec. 918/2009
- STS 2010-04-12. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 12/04/2010, Rec. 139/2009
- STS 2011-07-06. Ver sentencia nº TS, Sala de lo Social, de 06/07/2011, Rec. 2164/2010

Subrogación empresarial
Sucesión de contratas
Empresa principal
Elementos patrimoniales
Sucesión de plantilla
Empresa de limpieza
Bienes muebles
Empresa cedente
Cesionario

RDLeg. 2/2015 de 23 de Oct (Estatuto de los Trabajadores) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 255 Fecha de Publicación: 24/10/2015 Fecha de entrada en vigor: 13/11/2015 Órgano Emisor: Ministerio De Empleo Y Seguridad Social

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Subrogación de trabajadores vía sucesión de plantillas

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 10/01/2019

    Cuando se produzca la subrogación de una parte significativa de trabajadores en sectores en los que la actividad se fundamenta en mano de obra, se entenderá que existe sucesión de empresa a efectos del art. 44, ET. Aun no dándose los presupuesto...

  • Orígenes y negocios jurídicos para el cambio de titularidad de empresa y sus efectos en el ámbito laboral

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 19/09/2019

    Los acontecimientos constitutivos del cambio de titularidad de la empresa o de alguno de sus elementos dotado de autonomía productiva, han de ser, siguiendo la formulación de la propia ley española, actos 'inter vivos' determinantes de una 'transm...

  • La sucesión de empresa o subrogación empresarial

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 09/11/2017

    El cambio de la titularidad de la empresa, centro de trabajo o de una unidad productiva autónoma de la misma, no extinguirá por sí mismo la relación laboral, quedando el nuevo empresario subrogado en los derechos y obligaciones laborales y de Seg...

  • Especialidades de la subrogación por cambio de empresario en el sector de la hostelería o colectividades

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 06/06/2016

    El art. 57 de la Resolucion de 6 de mayo de 2015, de la Direccion General de Empleo, por la que se registra y publica el V Acuerdo Laboral de ambito estatal para el sector de hosteleria, tiene por objeto garantizar la subrogación empresarial, con su...

  • Tipos de subrogación de trabajadores

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 10/01/2019

    La subrogación es el cambio de titularidad de una empresa, centro de trabajo o una unidad productiva autónoma de la misma por aplicación directa del artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, vía pliegos de cláusulas administrativas, mand...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados