Caso práctico: Aplicación del tipo de IVA reducido a determinadas obras de rehabilitación

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Fiscal
  • Fecha última revisión: 19/01/2015
  • Origen: Iberley

PLANTEAMIENTO

Un particular ha realizado una obra en su vivienda habitual, de más de dos años de antigüedad, consistente en el cambio de cerramiento de exteriores (sustitución de ventanas) para mejorar el aislamiento térmico de su vivienda.

Se pregunta acerca de la las circunstancias necesarias para calificar dicha obra como de rehabilitación así como sobre la posibilidad de aplicar el tipo reducido de IVA.

RESPUESTA

  • Las obras de cambio de cerramiento en una vivienda ya terminada tributarán al tipo impositivo del 21 por ciento cuando no formen parte de un proyecto global de rehabilitación
  • En la medida en que el coste de los materiales incorporados a la obra (ventanas, puertas, remates de aluminio, etc.) supongan más del 40% de la base imponible de la operación, no será aplicable el tipo reducido y se aplicará el tipo general.

ANÁLISIS

En cuanto al concepto de obras de rehabilitación, la calificación de un determinado proyecto de obras como de rehabilitación a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido determina los siguientes efectos:

En primer lugar, permite la aplicación del tipo impositivo reducido a la ejecución de obra que se desarrolle como consecuencia del mismo, tal como señala el Art. 91 ,LIVA, apartado uno. 3.

En segundo lugar, excluye la aplicación de la exención contenida en el Art. 20 ,LIVA uno.22º.A) a la entrega de las edificaciones que vayan a ser objeto de rehabilitación.

Finalmente, cuando la edificación rehabilitada se transmita, tendrá lugar una entrega de bienes sujeta y no exenta del Impuesto.

Resulta, pues, necesario concretar, a estos fines, cuándo un proyecto de obras puede calificarse como de rehabilitación.

En este sentido, el Art. 20 ,LIVA, apartado uno, número 22º, letra B), dispone que a los efectos de esta Ley, las obras de rehabilitación de edificaciones son las que reúnan los siguientes requisitos:

1.º Que su objeto principal sea la reconstrucción de las mismas, entendiéndose cumplido este requisito cuando más del 50 por ciento del coste total del proyecto de rehabilitación se corresponda con obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas o con obras análogas o conexas a las de rehabilitación.

2.º Que el coste total de las obras a que se refiera el proyecto exceda del 25 por ciento del precio de adquisición de la edificación si se hubiese efectuado aquélla durante los dos años inmediatamente anteriores al inicio de las obras de rehabilitación o, en otro caso, del valor de mercado que tuviera la edificación o parte de la misma en el momento de dicho inicio. A estos efectos, se descontará del precio de adquisición o del valor de mercado de la edificación la parte proporcional correspondiente al suelo.”.

Por tanto, para determinar si las obras que realice la empresa instaladora son de rehabilitación y tributan al tipo reducido, habrá que actuar en dos fases:

1º) En primera instancia, será necesario determinar si se trata efectivamente de obras de rehabilitación desde el punto de vista cualitativo. Este requisito se entenderá cumplido cuando más del 50 por ciento del coste total del proyecto de rehabilitación se corresponda con obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas o con obras análogas o conexas a las de rehabilitación.

A estos efectos, resultará necesario disponer de suficientes elementos de prueba que acrediten la verdadera naturaleza de las obras proyectadas, tales como, entre otros, dictámenes de profesionales específicamente habilitados para ello o el visado y, si procede, calificación del proyecto por parte de colegios profesionales.

2º) Si se cumple el requisito establecido en la primera fase, se procederá a analizar el cumplimiento del requisito cuantitativo, esto es, que el coste total de las obras o el coste del proyecto de rehabilitación exceda del 25 por ciento del precio de adquisición o del valor de mercado de la edificación antes de su rehabilitación con exclusión del valor del suelo.

El citado Art. 20 ,LIVA uno.22º.B) de la Ley 37/1992 termina definiendo las obras análogas a las de rehabilitación en los siguientes términos:

“Se considerarán obras análogas a las de rehabilitación las siguientes:

a) Las de adecuación estructural que proporcionen a la edificación condiciones de seguridad constructiva, de forma que quede garantizada su estabilidad y resistencia mecánica.

b) Las de refuerzo o adecuación de la cimentación así como las que afecten o consistan en el tratamiento de pilares o forjados.

c) Las de ampliación de la superficie construida, sobre y bajo rasante.

d) Las de reconstrucción de fachadas y patios interiores.

e) Las de instalación de elementos elevadores, incluidos los destinados a salvar barreras arquitectónicas para su uso por discapacitados.”.

En cuanto a las obras conexas, su definición es la siguiente:

“Se considerarán obras conexas a las de rehabilitación las que se citan a continuación cuando su coste total sea inferior al derivado de las obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas y, en su caso, de las obras análogas a éstas, siempre que estén vinculadas a ellas de forma indisociable y no consistan en el mero acabado u ornato de la edificación ni en el simple mantenimiento o pintura de la fachada:

a) Las obras de albañilería, fontanería y carpintería.

b) Las destinadas a la mejora y adecuación de cerramientos, instalaciones eléctricas, agua y climatización y protección contra incendios.

c) Las obras de rehabilitación energética.

Se considerarán obras de rehabilitación energética las destinadas a la mejora del comportamiento energético de las edificaciones reduciendo su demanda energética, al aumento del rendimiento de los sistemas e instalaciones térmicas o a la incorporación de equipos que utilicen fuentes de energía renovables.”.

Las obras a que se refiere el escrito de consulta, consistentes exclusivamente en el cambio de cerramiento de exteriores para la instalación de acristalamiento doble, es una de las actuaciones que, dentro del concepto de obras conexas, han de considerarse incluidas dentro de la definición más amplia de obras de rehabilitación y, por tanto, se le aplicará el tipo impositivo del 10 por ciento cuando forme parte de un proyecto global de rehabilitación que cumpla las condiciones anteriormente señaladas para recibir dicha calificación.

Sin embargo, si bien las obras de cambio de cerramiento de exteriores en una vivienda están entre las reseñadas en el artículo 20.uno.22º.B de la Ley del Impuesto como obras de rehabilitación, es muy improbable que tales actuaciones, aisladamente consideradas, cumplan la condición cuantitativa anteriormente expuesta, esto es, que el coste total de las mismas exceda del 25 por ciento del precio de adquisición o del valor de mercado de la edificación antes de su rehabilitación con exclusión del valor del suelo.

Por tanto, las obras de cambio de cerramiento en una vivienda ya terminada tributarán al tipo impositivo del 21 por ciento cuando no formen parte de un proyecto global de rehabilitación. No obstante, tales obras pueden tener, a su vez, la consideración de obras de renovación y reparación.

Cuando un proyecto de obras no pueda calificarse como de construcción o rehabilitación de acuerdo con los criterios señalados anteriormente, debe tomarse en consideración lo dispuesto por el Art. 91 ,LIVA, apartado uno.2, número 10º, que establece que se aplicará el tipo impositivo del 10 por cientoa las ejecuciones de obra de renovación y reparación realizadas en edificios o partes de los mismos destinados a viviendas, cuando se cumplan los siguientes requisitos:

a) Que el destinatario sea persona física, no actúe como empresario o profesional y utilice la vivienda a que se refieren las obras para su uso particular.

No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, también se comprenderán en este número las citadas ejecuciones de obra cuando su destinatario sea una comunidad de propietarios.

b) Que la construcción o rehabilitación de la vivienda a que se refieren las obras haya concluido al menos dos años antes del inicio de estas últimas.

c) Que la persona que realice las obras no aporte materiales para su ejecución o, en el caso de que los aporte, su coste no exceda del 40 por ciento de la base imponible de la operación.”.

La DGT aclara la cuestión acerca de los "materiales aportados" en su consulta vinculante de 1 de abril de 2013 (DGT V1033-13, de 01/04/2013), en los siguientes términos:

"Esta Dirección General estima que, a efectos de lo dispuesto en el artículo 91.uno.2.10º de la Ley 37/1992, deben considerarse “materiales aportados” por el empresario o profesional que ejecuta las obras de renovación y reparación realizadas en edificios o partes de los mismos destinados a viviendas, todos aquellos bienes corporales que, en ejecución de dichas obras, queden incorporados materialmente al edificio, directamente o previa su transformación, tales como ladrillos, piedras, cal, arena, yeso y otros materiales. Además el coste de dichos materiales no debe exceder del 40 por ciento. Si supera dicho importe no se aplicará el tipo reducido del Impuesto.

(...)

Asimismo, dicho límite debe ponerse en relación con el Art. 8 ,LIVA dos.1º de la Ley 37/1992, asimismo según su redacción vigente desde el 1 de septiembre de 2012, dada por el Real Decreto-ley 20/2012, donde se califica como entregas de bienes a las ejecuciones de obra que tengan por objeto la construcción o rehabilitación de una edificación, en el sentido del artículo 6 de dicha Ley, cuando el empresario que ejecute la obra aporte una parte de los materiales utilizados, siempre que el coste de los mismos exceda del 40 por ciento de la base imponible (33 por ciento hasta el 31 de agosto de 2012).

Si se supera dicho límite, lo que parece sucede en la consulta planteada, la ejecución de obra de renovación o reparación tendrá la calificación de entrega de bienes y, por consiguiente, tributará, toda ella, al tipo general del Impuesto del 21 por ciento (18 por ciento hasta el 31 de agosto de 2012). A estos efectos, no resultaría ajustado a Derecho diferenciar, dentro de una misma ejecución de obra calificada globalmente como de entrega de bienes, la parte correspondiente al servicio que lleve consigo con el objetivo de forzar la tributación de esa parte al tipo reducido del Impuesto.

Por tanto, en la medida en que el coste de los materiales incorporados a la obra objeto de consulta (ventanas, puertas, remates de aluminio, etc.) supongan más del 40 por ciento de la base imponible de la operación, no será aplicable el tipo reducido del artículo 91.Uno.2.10º de la Ley del Impuesto, sino el tipo general del artículo 90.Uno."

BASE JURÍDICA

- Art. 8,Art. 20,Art. 91 ,LIVA

- Consulta vinculante DGT V1033-13

Tipos impositivos
Fachadas
Valor de mercado
Impuesto sobre el Valor Añadido
Proyecto de obras
Tipo reducido
Ejecuciones de obras
Tipo reducido del IVA
Entrega de bienes
Tipo general
Vivienda habitual
Colegios profesionales
Barrera arquitectónica
Empresario individual
Energía renovable
Persona física
Comunidad de propietarios
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Tipo Reducido (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 10/01/2019

    El apartado uno del Art. 91 ,LIVA enumera una serie de operaciones a las que se aplicará el tipo reducido de IVA del 10%.NOVEDADES:- El Real Decreto-ley 26/2018, de 28 de diciembre, introduce un nuevo número 13º al artículo 91.Uno.2 de la LIVA, p...

  • Tipos Impositivos CANARIAS (IGIC)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 02/01/2018

    Tipos de gravamen Impuesto General Indirecto Canario (IGIC): Regulados en los Art. 51-61 ,Ley 4/2012, de 25 de junio.NOVEDADES: Actualizados a la Ley 7/2017 de 27 de Dic C.A. Canarias (Presupuestos Generales para 2018)   TIPOS DE GRAVAMENSerán ...

  • Tipos impositivos (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 10/01/2019

    Los tipos impositivos del IVA se regulan en los Art. 90,Art. 91 ,LIVA siendo en la actualidad del 21%, 10% y 4%.NOVEDADES: Se añade un nuevo número 13º al artículo 91.Uno.2 de la LIVA, con efectos desde el 01/01/2019, por la publicación del Real...

  • Tipos de gravamen ITPAJD Extremadura

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 28/05/2018

    ResumenLas Comunidades Autónomas podrán asumir competencias normativas sobre los tipos de gravamen, deducciones y bonificaciones de la cuota y, sobre los aspectos de gestión y liquidación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Ju...

  • Tipo de gravamen ITPAJD Aragón

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 21/12/2016

    ResumenLas Comunidades Autónomas podrán asumir competencias normativas sobre los tipos de gravamen, deducciones y bonificaciones de la cuota y, sobre los aspectos de gestión y liquidación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Ju...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados