Caso práctico: atribución de la vivienda familiar en la ruptura de la pareja de hecho con hijos menores

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Civil
  • Fecha última revisión: 13/10/2021
  • Origen: Iberley

PLANTEAMIENTO

«D» y «T» son una pareja que ha convivido en la vivienda propiedad privativa de «D»  de manera ininterrumpida, pública y notoria desde el año 2012. A principios del año siguiente, tienen un hijo en común continuando la convivencia en la misma vivienda. En agosto del 2015, como consecuencia de la crisis existente en la pareja, «T» se traslada con el hijo menor común al domicilio de los abuelos maternos. 

Tramitado el correspondiente proceso de medidas paternofiliales se otorga a «T» la custodia del menor. Habida cuenta que la vivienda propiedad de «D»  constituyó la vivienda familiar hasta el momento de la separación, ¿procederá conceder el uso de la misma a «T» por ser esta a quien se atribuye la guarda y custodia del menor? 

RESPUESTA

Sí, siempre que la vivienda respecto de la que se solicita el uso y disfrute por el progenitor custodio cuente con carácter de domicilio familiar y que el menor no tenga satisfechas las necesidades de habitación. Ello porque la atribución del uso de la vivienda familiar a los hijos menores de edad es una forma de protección, que se aplica con independencia del régimen de bienes del matrimonio o de la forma de titularidad acordada entre quienes son sus propietarios. 

De acuerdo con la jurisprudencia mantenida por la Sala Civil de nuestro Tribunal Supremo (por todas, STS n.º 5/2015, de 16 de enero. ELCI:ES:TS:2015:190):

«Las normas que sobre el uso de la vivienda familiar contiene el Código Civil en relación con el matrimonio y sus crisis, entre ellas, la ruptura del vínculo, se proyectan más allá de su estricto ámbito a situaciones como la convivencia prolongada de un hombre y una mujer como pareja, ya que las razones que abonan y justifican aquéllas valen también en este último caso».

Encontramos respuesta a un supuesto de hecho como el arriba expuesto en la sentencia de la Audiencia Provincial de Zamora n.º 127/2017, de 5 de mayo. ECLI:ES:APZA:2017:214En ella, la Sala atribuye el uso y disfrute del domicilio familiar al progenitor a quien se ha atribuido la guarda y custodia del menor hasta que dicho menor alcance la mayoría de edad, siempre y cuando tenga independencia económica o, en otro caso, limitando dicha atribución hasta que el menor alcance los 25 años de edad. 

Justifican los magistrados la atribución a «T» del uso y disfrute de la vivienda propiedad de «D» conforme sigue:

  • Aplicación a las parejas de hecho de las previsiones del artículo 96 del Código Civil, conforma al cual «en defecto de acuerdo, el uso de la vivienda familiar corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden».

  • El interés que se protege no es la propiedad de los bienes, sino los derechos que tiene el menor en una situación de crisis de la pareja.

  • La vivienda tiene consideración de domicilio familiar al haber sido este el domicilio ocupado por la pareja con su hijo durante los años que duró la situación de normal convivencia de hecho.

  • No ha quedado acreditado que la progenitora custodia disponga de otra vivienda a su disposición puesto que la propiedad a la que se trasladó a vivir con el menor no es de su propiedad sino de los padres de la misma, no resultando estos obligados a poner a disposición de su hija dicha vivienda en perjuicio de aquellos o de los propios hermanos de la progenitora custodia. 

Hijo menor
Vivienda familiar
Atribución vivienda familiar
Uniones de hecho
Uso vivienda familiar
Guarda y custodia
Padre custodio
Abuelos maternos
Medidas paterno-filiales
Menor de edad
Bienes del matrimonio
Mayor de dieciocho años
Independencia económica
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados