Caso práctico: ¿Cómo se contabilizan los intereses de aplazamiento de Hacienda?

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Contable
  • Fecha última revisión: 06/06/2022
  • Origen: Iberley

PLANTEAMIENTO

¿Cómo se contabilizan los intereses de aplazamiento de Hacienda?

¿Es correcto contabilizarlos en la cuenta 678 (Gastos excepcionales)?

¿Qué tratamiento fiscal tienen a efectos del Impuesto sobre Sociedades?

RESPUESTA

Los intereses de aplazamiento tienen la consideración de gastos financieros, por lo que tendrán que contabilizarse en una cuenta del «Subgrupo 66: Gastos financieros», en la que se encuadran aquellas cuentas y subcuentas referidas a los gastos financieros que la empresa haya soportado a lo largo del ejercicio. En particular, sugerimos la utilización de la «Cuenta 669: Otros gastos financieros», en la que se registran aquellos gastos de naturaleza financiera que no estén recogidos en otras cuentas de este subgrupo.

Por lo que se refiere a su tratamiento fiscal a efectos del Impuesto sobre Sociedades, los gastos financieros por aplazamiento y fraccionamiento de deudas tributarias son deducibles en el Impuesto sobre sociedades, aunque con las limitaciones que establece el artículo 16 de la LIS, en virtud del cual:

«1. Los gastos financieros netos serán deducibles con el límite del 30 por ciento del beneficio operativo del ejercicio.

A estos efectos, se entenderá por gastos financieros netos el exceso de gastos financieros respecto de los ingresos derivados de la cesión a terceros de capitales propios devengados en el período impositivo, excluidos aquellos gastos no deducibles a que se refieren las letras g) y h) del artículo 15 y el artículo 15 bis de esta ley.

El beneficio operativo se determinará a partir del resultado de explotación de la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio determinado de acuerdo con el Código de Comercio y demás normativa contable de desarrollo, eliminando la amortización del inmovilizado, la imputación de subvenciones de inmovilizado no financiero y otras, el deterioro y resultado por enajenaciones de inmovilizado, y adicionando los ingresos financieros de participaciones en instrumentos de patrimonio, siempre que se correspondan con dividendos o participaciones en beneficios de entidades en las que el porcentaje de participación, directo o indirecto, sea al menos el 5 por ciento, excepto que dichas participaciones hayan sido adquiridas con deudas cuyos gastos financieros no resulten deducibles por aplicación de la letra h) del apartado 1 del artículo 15 de esta ley.

En todo caso, serán deducibles gastos financieros netos del período impositivo por importe de 1 millón de euros.

Los gastos financieros netos que no hayan sido objeto de deducción podrán deducirse en los períodos impositivos siguientes, conjuntamente con los del período impositivo correspondiente, y con el límite previsto en este apartado.

2. En el caso de que los gastos financieros netos del período impositivo no alcanzaran el límite establecido en el apartado 1 de este artículo, la diferencia entre el citado límite y los gastos financieros netos del período impositivo se adicionará al límite previsto en el apartado 1 de este artículo, respecto de la deducción de gastos financieros netos en los períodos impositivos que concluyan en los 5 años inmediatos y sucesivos, hasta que se deduzca dicha diferencia».

 

Gastos financieros
Impuesto sobre sociedades
Gastos financieros netos
Período impositivo
Aplazamiento y fraccionamiento de deudas tributarias
Gastos no deducibles
Cuenta de pérdidas y ganancias
Inmovilizado no financiero
Imputación de subvenciones
Ingresos financieros
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados