Caso práctico: Plazo de prescripción de la acción directa contra la compañía aseguradora por accidente de tráfico

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Civil
  • Fecha última revisión: 20/09/2019
  • Origen: Iberley

PLANTEAMIENTO

Tras un accidente de circulación, el perjudicado quiere reclamar por los daños personales sufridos, dado que le han ocasionado secuelas. El accidente ocurrió en marzo de 2018. El alta médica definitiva data de agosto de 2018. Pretende reclamar la indemnización correspondiente en abril de 2019. ¿La acción  directa del perjudicado contra la compañía de seguros ha prescrito?

RESPUESTA

En el caso planteado no ha prescrito la acción de reclamación del perjudicado frente a la aseguradora por los daños y perjuicios derivados del accidente de circulación. De acuerdo con la doctrina jurisprudencial del TS, el momento del alta por curación o estabilización lesional es el punto de partida para el inicio del plazo anual de prescripción, pues es ahí cuando el lesionado puede conocer con precisión el importe de su indemnización, en tanto que hasta esa fecha no es posible conocer de forma cierta y concluyente los efectos del daño corporal sufrido.

Debemos tener presente, entre otras la STS 688/2017 de 19 de diciembre de 2017 (Ecli: ES: TS: 2017:4584) que señala:

“La jurisprudencia de la sala es reiterada en el sentido de que, con carácter general, el momento del alta definitiva es el momento en que las secuelas han quedado determinadas y en el que comienza la prescripción de la acción para reclamar la indemnización, o, en su caso, a partir del momento de fijación de la incapacidad o defectos permanentes originados por el suceso lesivo, lo que no excluye que en atención a las circunstancias especiales concurrentes en casos determinados pueda apreciarse que el plazo de prescripción se inicia en un momento posterior por resultar necesarias ulteriores comprobaciones para determinar el alcance de las secuelas. Así es porque en esa fecha se establece la curación de las lesiones y se fijan las secuelas que pueden quedar. Hay secuelas que quedan fijadas sin transcurso de tiempo, otras necesitan tratamiento, terminado el cual, si se entiende inmodificable la mejoría, se consideran médicamente estables. A partir de ese momento el perjudicado estará en condiciones de poder reclamar con conocimiento de todos los datos. Esta doctrina obedece a la necesidad de preservar el derecho del perjudicado a ser íntegramente resarcido en situaciones en que no ha podido hasta entonces conocer en su totalidad el alcance de su daño, por causas en modo alguno imputables a su persona o comportamiento. En el presente caso, la sentencia recurrida priva al lesionado del derecho a reclamar todos los daños y perjuicios como consecuencia del accidente sufrido. Las consecuencias lesivas no quedaron médicamente fijadas en el año 2008 sin posible modificación, ya que hubo complicaciones en un momento posterior, determinante incluso de una nueva operación. Se trata de unas consecuencias lesivas vinculadas al accidente por lo que es en ese segundo momento, es decir, cuando se le da de alta definitiva, como señaló la sentencia del juzgado, y no en el anterior, cuando comienza el plazo de reclamación”.

BASE JURÍDICA

Sentencia del Tribunal Supremo nº 688/2017 de 19 de diciembre de 2017.

Accidente de tráfico
Secuelas
Compañía aseguradora
Prescripción de la acción
Plazo de prescripción
Reclamación de indemnización
Accidente
Daños y perjuicios
Acción directa
Daño personal
Alta médica
Acción de reclamación
Asegurador
Daño corporal
Incapacidad

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados