Resolución de Tribunal Económico Administrativo Central, 00/278/2006 de 16 de Mayo de 2007

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central
  • Fecha: 16 de Mayo de 2007
  • Núm. Resolución: 00/278/2006

Resumen

La renuncia a la exención del IVA del artículo 20.Dos de la Ley del IVA (Ley 37/1992) requiere que el transmitente comunique fehacientemente al adquirente la renuncia con carácter previo o simultáneo a la entrega del bien y que el adquirente declare por escrito que dicho adquirente es sujeto pasivo del IVA que actúa en el ejercicio de su actividad empresarial o profesional y que tiene derecho a la deducción total del IVA soportado por la correspondiente adquisición, tal como son interpretados por la jurisprudencia del Tribunal Supremo (sentencias de 5 de octubre de 2005, 14 de marzo de 2006 y 13 de diciembre de 2006). La renuncia por el transmitente puede ser tácita haciéndose constar en la escritura de compraventa la sujeción al IVA, pero es precisa la existencia de la declaración previa o simultánea del adquirente, que en el caso concreto no consta.

Descripción

En la Villa de Madrid, a 16 de mayo de 2007, en la reclamación interpuesta en única instancia ante este Tribunal Económico-Administrativo Central, por Doña ... que actúa en representación de la sociedad ..., S.A. con NIF ... y domicilio a efectos de notificaciones en ..., contra un acuerdo de liquidación provisional de fecha 22 de noviembre del 2005 dictado por la Dirección de Tributos de la Comunidad Autónoma de ... por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y actos Jurídicos Documentados, concepto Transmisiones Patrimoniales Onerosas y que dio lugar a una deuda tributaria de 225.466,23 euros.

                                                      ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO: Mediante escritura pública de fecha 15 de julio del 2005 se formalizó la venta por parte del Ayuntamiento de ..., a favor de ..., S.A. de una finca rústica que se corresponde con las parcelas ... y ... del polígono ..., en el término municipal de ... Dichos terrenos ostentaban la condición de bienes municipales patrimoniales, previéndose el destino de los mismos a uso residencial en las condiciones establecidas en la ficha urbanística que figura unida al pliego de cláusulas administrativas para la adjudicación mediante concurso del contrato de enajenación, donde se recogen también las manifestaciones anteriores sobre su calificación como bienes patrimoniales.  

SEGUNDO: Que según se hace constar en los expositivos de la escritura citada, "dichas fincas fueron adjudicadas a la sociedad ..., S.A. por el precio de tres millones setecientos veintitrés mil quinientos noventa y cinco euros más la cantidad de quinientos noventa y cinco mil setecientos setenta y cinco euros y veinte céntimos correspondientes al Impuesto sobre el valor Añadido, lo que hace un total de cuatrocientos millones trescientos diecinueve mil trescientos setenta euros y veinte céntimos, en fecha 26 de mayo del año 2005, por el indicado precio de tres millones setecientos veintitrés mil quinientos noventa y cinco euros y demás gastos que se originasen con arreglo al pliego de condiciones aprobados por este Ayuntamiento para tal fin y que rigió el concurso público".

TERCERO: Con fecha 12 de agosto del 2005 presentó la sociedad reclamante la declaración por el Gravamen de Actos jurídicos Documentados del ITP en el correspondiente modelo 601 de autoliquidación, pagando la cuota correspondiente al resultado de aplicar el tipo de 1% al precio de 3.723.595,00 euros.

        La Dirección General de Tributos de la Comunidad Autónoma de ... le notificó una propuesta de liquidación provisional, en la que manteniendo en el documento como concepto impositivo el de Actos Jurídicos Documentados y sin otra motivación, al menos en la documentación que obra en el expediente, determina una deuda tributaria resultante de aplicar el tipo de gravamen del 7% al precio de la transmisión.
        
En fecha 18 de noviembre se presentaron alegaciones por el interesado dando por conocido que se trataba de una liquidación provisional por la modalidad de Transmisiones Patrimoniales Onerosas del ITP y opone a su procedencia el que tanto de la propia escritura como de la conducta de los contratantes se puede deducir claramente la voluntad de renunciar a la exención del IVA, en los términos del artículo 20 Dos de la Ley 37/1992, reguladora del Impuesto sobre el Valor Añadido.

        El 22 de noviembre del 2005 se dicta el acuerdo de liquidación provisional que confirma la propuesta, sin que en el ejemplar que obra en el expediente consten las razones por las que se desestiman las alegaciones del interesado.

        Contra este acto ha presentado en única instancia la presente reclamación.

                                                             FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO: Este Tribunal Central es competente para conocer en única instancia de esta reclamación interpuesta contra un acto de gestión de un tributo cedido, de conformidad con lo que establecen los artículos 51 de la Ley 2/2001 de 27 de diciembre y 229 de la Ley 58/2003 de 17 de diciembre. La única cuestión que plantea el expediente es la relativa a la validez de la renuncia a la exención, que el interesado entiende deducida de la conducta de los intervinientes en la operación, a efectos de decidir sobre la sujeción efectiva de la operación de  transmisión de terrenos al Impuesto sobre el Valor Añadido, tal como sostiene el reclamante o al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales como se deduce del acto de liquidación.

SEGUNDO: Las partes efectivamente han sometido la operación al Impuesto sobre el Valor Añadido y así se consigna en la escritura de compraventa, que en su estipulación tercera dice: "Aseguran los señores comparecientes, según intervienen, que la parte vendedora ha repercutido a la parte compradora y recibido de ésta, el importe del IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO (IVA) que asciende a la cantidad de QUINIENTOS NOVENTA Y CINCO MIL SETECIENTOS SETENTA Y CINCO EUROS Y VEINTE CENTIMOS (595.775,20), por cuya cantidad, dicha parte vendedora, por medio de su representante en este acto, otorga a la parte compradora carta de pago".

TERCERO: El artículo 20.Uno.20º de la LIVA después de declarar la exención de las transmisiones de terrenos rústicos y demás que no tengan la condición de edificables, con algunas excepciones, en el apartado Dos dispone que:

"Las exenciones relativas a los números 20º, 21º y 22º del apartado anterior podrán ser objeto de renuncia por el sujeto pasivo, en la forma y con los requisitos que se determinen reglamentariamente, cuando el adquirente sea un sujeto pasivo que actúe en el ejercicio de sus actividades empresariales o profesionales y, en función de su destino previsible, tenga derecho a la deducción total del Impuesto soportado por las correspondientes adquisiciones.

        Se entenderá que el adquirente tiene derecho a la deducción total cuando el porcentaje de deducción provisionalmente aplicable en el año en el que se haya de soportar el Impuesto permita su deducción íntegra, incluso en el supuesto de cuotas soportadas con anterioridad al comienzo de la realización de entregas de bienes o prestaciones de servicios correspondientes a actividades empresariales o profesionales".
        
Y el Reglamento del Impuesto, en su artículo 8 establece que:

"1. La renuncia a las exenciones reguladas en los números 20, 21 y 22 del apartado uno del artículo 20 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, deberá comunicarse fehacientemente al adquirente con carácter previo o simultáneo a la entrega de los correspondientes bienes.

        La renuncia se practicará por cada operación realizada por el sujeto pasivo y, en todo caso, deberá justificarse con una declaración suscrita por el adquirente, en la que éste haga constar su condición de sujeto pasivo con derecho a la deducción total del impuesto soportado por las adquisiciones de los correspondientes bienes inmuebles".

CUARTO: De los preceptos citados ha deducido la jurisprudencia del Tribunal Supremo que la validez de la renuncia del artículo 20.Dos de la LIVA supone la concurrencia de los siguientes requisitos:

        - Que el adquirente sea sujeto pasivo del IVA que actúe en el ejercicio de su actividad empresarial o profesional.

- Que el adquirente tenga derecho a la deducción total del IVA soportado por la correspondiente adquisición.

- Que el adquirente declare por escrito las dos circunstancias anteriores.

- Que el transmitente comunique fehacientemente al adquirente la renuncia con carácter previo o simultáneo a la entrega del bien.

        Y de estos, los dos últimos requisitos, a los que se atribuye carácter formal, son los expresamente contemplados en el artículo 8 del Reglamento del impuesto.

En este carácter y como recoge la sentencia del Tribunal Supremo de 14 de marzo del 2006 (rec. de casación nº 1879/2001):

Estas exigencias formales han de ser apreciadas en la perspectiva de la finalidad de la norma, debiendo recordarse que, según se reconoce en la Exposición de Motivos de la Ley 37/1992, en su apartado 4.6, la posibilidad de renuncia a las exenciones de determinadas operaciones inmobiliarias se establece para evitar las consecuencias de la ruptura de la cadena de las deducciones producida por las exenciones, ya que éstas por las operaciones inmobiliarias no otorgan el derecho de deducir las cuotas soportadas en la adquisición de los bienes, quedando dichas cuotas definitivamente a cargo del transmitente, como si fuera consumidor final de los bienes, debiendo el adquirente soportar, además, el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. Por todo ello, la opción por la renuncia de la exención tiende a evitar las anteriores distorsiones que se producen, en la cadena de deducciones, en tanto el bien inmueble se mantiene dentro del proceso de distribución empresarial, suponiendo para el adquirente una disminución de costes empresariales, ya que las cuotas del Impuesto soportadas pueden ser objeto de recuperación.
        
Y a continuación, esta misma sentencia se refiere separadamente a ambos requisitos.

        Por lo que se refiere a la declaración del adquirente sobre su condición de sujeto pasivo del impuesto con derecho a la deducción total del IVA soportado, deducción total que lleva implícito el cumplimiento de la condición exigida en el artículo 20. Dos, en relación con la exigencia  de que en la adquisición el adquirente actúe en el ejercicio de sus actividades empresariales o profesionales, señala esta sentencia:

La opción de renuncia debe ser ejercitada por el transmitente, ya que él es el sujeto pasivo del impuesto, pero como la posibilidad de optar está subordinada al cumplimiento de determinados requisitos que dependen del adquirente, sólo podrá aplicarse la misma si éste está interesado en ella, estableciéndose, por ello, como requisito previo al ejercicio de la renuncia por parte del sujeto pasivo transmitente, la tenencia por éste de una declaración, suscrita por el adquirente, en la que haga constar su condición de sujeto pasivo del impuesto, así como su afirmación de tener derecho a la deducción total del impuesto a soportar con ocasión de la adquisición inmobiliaria objeto de la renuncia.
        
        Y por lo que se refiere a la comunicación fehaciente de la renuncia al adquirente, señala la misma sentencia:

La obligación del transmitente de comunicar la renuncia a la exención al adquirente, no a la Oficina gestora del tributo, todo ello con carácter previo o simultáneo a la entrega de los bienes, en cuanto comporta por un lado la sujeción al Impuesto, y por otro la no sujeción al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, al ser aplicable el apartado 5 del art. 7.º del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de Septiembre, pretende evitar la duplicidad impositiva que se produciría si el adquirente presentara de inmediato su declaración por el Impuesto de Transmisiones.

        La necesidad de notificación "fehaciente" no implica necesariamente intervención del Notario, pero si debe existir constancia efectiva de la notificación, en el momento de la entrega del bien. Normalmente se suele incluir en la propia escritura pública de transmisión, habiendo entendido la Dirección General de Tributos, en resolución de 10 de Mayo de 1996, contestando a una consulta, que se considera renuncia comunicada fehacientemente la constancia en escritura pública de que el transmitente ha recibido una suma de dinero en concepto de IVA aunque no aparezca la renuncia expresamente a la exención, toda vez que, con la referida indicación, se cumple suficientemente el requisito establecido reglamentariamente, con el que se pretende que ambas partes conozcan el Impuesto al que se somete la operación, mediante una manifestación que igualmente haga fe frente a terceros (la Hacienda Pública en este caso).
        
          Por todo ello, hay que entender que no resulta esencial que aparezca literalmente en la escritura una renuncia expresa del transmitente a la exención del IVA, siendo suficiente la constancia de haberse repercutido el Impuesto en la propia escritura de compraventa, pues de esta forma es incuestionable que adquirente y transmitente manifiestan su intención y conocimiento indubitado de que la operación queda sujeta al IVA.
        
          En conclusión, lo que verdaderamente interesa no es la constancia en la escritura del término "renuncia" sino el dato real del cumplimiento del fin perseguido en la norma, que no es otro que el de garantizar la posición del adquirente, frente a repercusiones no queridas, y este fin puede alcanzarse bien mediante la utilización del término renuncia en la escritura o a través de cualquier otro del que pueda derivarse que el transmitente renuncia, explícita o implícitamente a la exención, que propicia una opción en favor de la mecánica del tributo y no la exoneración del gravamen.

        En este mismo sentido se ha pronunciado también el Tribunal Supremo en las sentencias de 5 de octubre de 2005 (rec. de casación nº 7352/2000) y de 13 de diciembre de 2006 (rec. de casación nº 4704/2001).

QUINTO: En este caso que examinamos, no se plantea el cumplimiento del segundo de los requisitos, es decir el de la notificación de la renuncia desde el transmitente al adquirente, por estar expresamente consignado en la escritura la repercusión del impuesto devengado.

Pero, no consta en el expediente la existencia de la declaración del adquirente sobre el cumplimiento por su parte de las condiciones exigidas por la Ley para la válida renuncia por parte del trannsmitente a la exención, ni siquiera la existencia de esa declaración ha sido invocada por la sociedad interesada en esta fase de revisión, ni en la de alegaciones a la propuesta de liquidación provisional formulada por la oficina de gestión, ni su existencia se puede presumir de los actos considerados en el expediente.
        
Y su inexistencia no se puede calificar como la falta de cumplimiento de un requisito simplemente formal, porque es la forma prevista para que el transmitente pueda justificar que las circunstancias que condicionan la validez de su renuncia y cuyo cumplimiento no depende de él, sino de un tercero, han sido cumplidas según éste último manifiesta. Como ha señalado el Tribunal Supremo en la sentencia de 13 de diciembre de 2006, antes citada, "no es exigible que el adquirente comunique a la Hacienda Pública que cumple los requisitos exigidos para una válida renuncia a la exención del IVA", puesto que "la norma únicamente exige que tal comunicación se realice al transmitente como sujeto pasivo del Impuesto que ha de renunciar, en su caso, a la exención", pero para ello será necesario, lo que no ha quedado acreditado en la reclamación, ni en el procedimiento de gestión, "como requisito previo al ejercicio de la renuncia por parte del sujeto pasivo transmitente, la tenencia por éste de una declaración, suscrita por el adquirente, en la que haga constar su condición de sujeto pasivo del impuesto, así como su afirmación de tener derecho a la deducción total del IVA a soportar con ocasión de la adquisición inmobiliaria objeto de la renuncia".

        Por ello,

        EL TRIBUNAL ECONÓMICO-ADMINISTRATIVO CENTRAL, en Sala, en la reclamación interpuesta en única instancia por ..., S.A. contra un acuerdo de liquidación provisional de fecha 22 de noviembre del 2005 dictado por la Dirección General de Tributos de la Comunidad Autónoma de ... por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y actos Jurídicos Documentados, ACUERDA: Desestimarla y confirmar el acto impugnado.

Impuesto sobre el Valor Añadido
Liquidación provisional del impuesto
Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados
Exención del IVA
Transmisiones Patrimoniales Onerosas
Deuda tributaria
Actos jurídicos documentados
Actividades empresariales
Escritura pública
Actividades empresariales y profesionales
ITPYAJD (Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados)
Fincas Rústicas
Pliego de cláusulas administrativas
Bienes patrimoniales
Bienes municipales
Bienes inmuebles
Concurso público
Operaciones inmobiliarias
Voluntad
Carta de pago
Porcentaje de deducción
Entrega de bienes
Prestación de servicios
Consumidor final

Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Dic) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Operaciones inmobiliarias (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 29/04/2016

    Tanto el Impuesto sobre el Valor Añadido como el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP y AJD), gravan la transmisión de bienes y derechos. Se aplica el IVA cuando quien transmite es empresario o profesional...

  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 23/11/2016

    El Impuesto sobre el Valor Añadido es un tributo indirecto que recae sobre el consumo y grava las siguientes operaciones:Entregas de bienes y prestaciones  de servicios  efectuadas por empresarios o profesionales.Las adquisiciones intracomunitaria...

  • Impuesto sobre el Valor Añadido NAVARRA (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 23/07/2018

    El Impuesto sobre el Valor Añadido en Navarra (IVA Navarra) se encuentra regulado en la Ley Foral 19/1992, de 30 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido y en el Reglamento del citado impuesto, aprobado por el Decreto Foral 86/1993, de 8 d...

  • Obligaciones de facturación

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 15/01/2018

    Los empresarios o profesionales están obligados a expedir y entregar factura u otros justificantes por las operaciones que realicen en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional, así como a conservar copia o matriz de aquellos.También...

  • Devolución mensual del IVA

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 12/01/2018

    Este sistema de devolución mensual se abre a la mayoría de los sujetos pasivos del IVA con independencia de la naturaleza de sus operaciones y del volumen de éstas y, sobre todo, a los empresarios o profesionales que se conviertan en tales en la m...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados