Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Bizkaia, 11050 de 23 de Agosto de 2004

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Bizkaia
  • Fecha: 23 de Agosto de 2004

Normativa

Arts. 12, 15, 33, 34 y 53 de la Norma Foral 10/1998, de 21 de diciembre.
Arts. 10 y 14 de la Norma Foral 3/1996, de 26 de junio.

Resumen

Primas de seguro de enfermedad de los socios trabajadores de una Sociedad Limitada y de sus familiares.

Cuestión

La entidad objeto de consulta abona las primas correspondientes al seguro de enfermedad de sus socios trabajadores y de los familiares de éstos, algunos de los cuales también trabajan para la misma. Igualmente, se hace cargo de los volantes que la entidad aseguradora exige cada vez que se acude al especialista. Se desea conocer:

1. El tratamiento tributario en el Impuesto sobre Sociedades de la entidad, del pago de los volantes y de las primas trimestrales correspondientes al seguro de enfermedad de sus socios trabajadores y de los familiares de éstos.  

2. La tributación que corresponde por estos motivos a los socios trabajadores en su imposición personal.

Descripción

1. En relación con la primera cuestión planteada en el escrito de consulta, de aplicación la Norma Foral 3/1996, de 26 de junio, del Impuesto sobre Sociedades (NFIS), en cuyo artículo 10.3 se dispone que: 'En el régimen de estimación directa la base imponible se calculará corrigiendo, mediante la aplicación de los preceptos establecidos en la presente Norma Foral, el resultado contable determinado de acuerdo con las normas previstas en el Código de Comercio, en las demás leyes relativas a dicha determinación y en las disposiciones que se dicten en desarrollo de las citadas normas'. De conformidad con la normativa contable, el abono por parte de la entidad del importe de las primas de seguro de enfermedad y de los volantes médicos correspondientes a sus empleados supone un gasto que debe computarse de cara a la determinación del resultado del ejercicio. La NFIS no prevé ninguna excepción o limitación a la deducibilidad de estos gastos. No obstante, en su artículo 14 señala que: '1. No tendrán la consideración de gastos fiscalmente deducibles: a) Los que representen una retribución de los fondos propios'. Consecuentemente, en la medida en que el abono de los importes señalados correspondientes a los socios remunere el trabajo personal que éstos efectivamente prestan a la sociedad, los mismos tendrán la consideración de gasto deducible para la determinación de la base imponible del Impuesto sobre Sociedades, siempre y cuando, lógicamente, se encuentren contabilizados. Por el contrario, si la retribución objeto de consulta no remunera los servicios efectivamente prestados a la entidad por parte de los socios, sino la previa aportación de capital, dicha retribución no tendrá la consideración de gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades.

2. En lo que se refiere a la tributación personal de los socios trabajadores, así como de los restantes empleados de la entidad, resulta de aplicación la Norma Foral 10/1998, de 21 de diciembre (NFIRPF), cuyo artículo 15 establece que: '1. Se considerarán rendimientos del trabajo todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven directa o indirectamente del trabajo personal por cuenta ajena o de la relación laboral o estatutaria del contribuyente y no tengan el carácter de rendimientos de actividades económicas. Constituyen retribuciones en especie la utilización, consumo u obtención, para fines particulares, de bienes, derechos o servicios de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado aun cuando no supongan un gasto real para quien las conceda. Cuando el pagador de las rentas entregue al contribuyente importes en metálico para que éste adquiera los bienes, derechos o servicios, la renta tendrá la consideración de dineraria. (...) En particular, se consideran rendimientos del trabajo en especie: (...) f) Las primas o cuotas satisfechas por la empresa en virtud de contrato de seguro u otro similar. (...) 4. No tendrán la consideración de retribución en especie: (...) g) Las primas o cuotas satisfechas a entidades aseguradoras para la cobertura de enfermedad, cuando se cumplan los siguientes requisitos y límites: a') Que la cobertura de enfermedad alcance al propio trabajador, pudiendo también alcanzar a su cónyuge, pareja de hecho, cuando se trate de parejas de hecho constituidas conforme a lo dispuesto en la Ley 2/2003, de 7 de mayo, o descendientes menores de treinta años. b') Que las primas o cuotas satisfechas no excedan de 500 euros anuales por cada una de las personas señaladas en el apartado anterior. El exceso sobre dicha cuantía constituirá retribución en especie. 5. Tendrán la consideración de rendimientos del trabajo: (...) e) Las retribuciones de los administradores y miembros de los Consejos de Administración, de las Juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos representativos'.  Por su parte, el artículo 12 de la misma NFIRPF determina que: '2. Los rendimientos del trabajo se atribuirán exclusivamente a quien haya generado el derecho a su percepción. (...)'.

De los preceptos transcritos se desprende que las retribuciones que percibe el socio de una entidad por la prestación de sus servicios personales por cuenta ajena, en el marco de una relación común o especial, constituyen para su preceptor rendimientos del trabajo a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Esta misma consideración reciben las cantidades abonadas a los administradores y miembros de los Consejos de Administración por el ejercicio de las funciones propias de su cargo.

Con carácter general, la contratación de un seguro de enfermedad en beneficio de los trabajadores y de sus familiares, cuando sea la empresa la que soporte, total o parcialmente, el coste de la prima, tiene la consideración de rendimiento del trabajo, dinerario o en especie en función de la forma que se adopte. Si es la sociedad la que abona las primas o cuotas a la entidad aseguradora, la renta será calificada como retribución en especie. Por el contrario, si aquélla entrega a los empleados importes en metálico para que éstos satisfagan las primas oportunas, la renta tendrá la consideración de dineraria.

Por excepción, la NFIRPF regula la no consideración de rendimiento del trabajo en especie de las primas del seguro de enfermedad abonadas por los empleadores a las entidades aseguradoras, siempre y cuando se cumplan las condiciones y límites establecidos en su artículo 15.4 g). En concreto, se trata de la parte correspondiente a la cobertura de enfermedad o asistencia sanitaria de los seguros de enfermedad que cubran al propio trabajador, pudiendo también cubrir a su cónyuge, pareja de hecho, cuando se trate de parejas de hecho constituidas conforme a lo dispuesto en la Ley 2/2003, de 7 de mayo, o descendientes menores de treinta años. En el supuesto de que las primas o cuotas satisfechas por cada una de las personas cuya cobertura admite el mencionado artículo 15.4 g) de la NFIRPF supere los 500 euros anuales, el exceso tendrá la consideración de retribución en especie para la persona que haya generado el derecho a la percepción de esta renta, es decir, para el empleado en cuya atención se satisface la prima, aun cuando la misma corresponda a la cobertura de un familiar que no trabaje para la empresa. Asimismo, cabe señalar que el término 'trabajador' recogido en el citado artículo 15.4 g) de la NFIRPF únicamente hace referencia a aquellas personas que prestan sus servicios retribuidos por cuenta ajena dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona física o jurídica, denominada empleador o empresario. En consecuencia, por lo que se refiere a los administradores de entidades mercantiles, el mero ejercicio de las funciones propias de su cargo no les otorga esta consideración, salvo que realicen además otras funciones o servicios para la empresa en los términos indicados. La misma puntualización cabe efectuar en relación con los servicios prestados por los socios. En el caso de que se trate de una renta dineraria, no cabe en ningún supuesto que opere la exclusión.    
Los volantes exigidos para poder acudir al especialista representan la forma en que el asegurado o beneficiario de la póliza participa en el coste de los servicios recibidos a través de un sistema copago por acto médico. En este sentido, la percepción de cantidades en concepto de asistencia sanitaria no constituye hecho imponible del IRPF, siempre y cuando dicha asistencia tenga por objeto la prestación de servicios médicos, sanitarios y farmacéuticos destinados al tratamiento, conservación o restablecimiento de la salud y de la aptitud para el trabajo, y en la medida en que en tales prestaciones no se aprecie una afluencia de riqueza, sino que persigan únicamente dicho tratamiento, conservación o reestablecimiento.

Por otro lado, procede recordar lo establecido en el artículo 53 de la NFIRPF, según el cual: '1. Se aplicarán en este Impuesto las reglas de valoración de las operaciones vinculadas en los términos previstos en el artículo 16 de la Norma Foral del Impuesto sobre Sociedades. 2. En el caso de que la operación vinculada con una sociedad corresponda al ejercicio de actividades económicas o a la prestación de trabajo personal por personas físicas, éstas deberán efectuar su valoración en los términos previstos en el artículo 16 de la Norma Foral del Impuesto sobre Sociedades, cuando impliquen un aumento de sus ingresos. En este caso, la entidad procederá a realizar dicha valoración a efectos del Impuesto sobre Sociedades. En todo caso se entenderá que la contraprestación efectivamente satisfecha coincide con el valor normal de mercado en las operaciones correspondientes al ejercicio de actividades profesionales o a la prestación por 100 de sus ingresos procedan del ejercicio de actividades profesionales, siempre que la entidad cuente con medios personales y materiales para el desarrollo de sus actividades'.
 
En lo que se refiere a las contraprestaciones, dinerarias o en especie, que pueda obtener el socio por su condición de tal, tendrán en todo caso la consideración de rendimientos del capital mobiliario obtenidos por la participación en fondos propios de cualquier tipo de entidad, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 33.1 y 34 de la NFIRPF. En concreto, este último dispone que: '1. Quedan incluidos dentro de esta categoría los siguientes rendimientos, dinerarios o en especie: (...) d) Cualquier otra utilidad, distinta de las anteriores, procedente de una entidad por la condición de socio, accionista, asociado o partícipe'.

Socios trabajadores
Seguro de enfermedad
Rendimientos del trabajo
Rentas en especie
Impuesto sobre sociedades
Salario en especie
Uniones de hecho
Gastos deducibles
Compañía aseguradora
Sociedad de responsabilidad limitada
Primas del seguro enfermedad
Asegurador
Consejo de administración
Contraprestación
Fondos propios
Estimación directa
Descendientes
Importe de la prima de seguro
Determinación de la base imponible
Base imponible Impuesto sobre sociedades
Gasto deducible Impuesto sobre Sociedades
Rendimientos de actividades económicas
Contrato de seguro
Retribuciones de los administradores
Asistencia sanitaria
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Primas de seguro
Persona física
Operaciones vinculadas
Trabajador por cuenta ajena
Actividades profesionales
Prestación de servicios
Hecho imponible IRPF
Actividades económicas
Valor de mercado
Condición de socio
Rendimientos de capital mobiliario
Accionista
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Modalidades de determinación del rendimiento neto en estimación directa simplificada y normal (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 25/10/2017

    El rendimiento neto de las actividades económicas, a las que sea de aplicación la modalidad simplificada del método de estimación directa, se determinará según las normas contenidas en los Art. 28 ,LIRPF y Art. 30 ,LIRPF con diversas especialid...

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas GIPUZKOA (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 30/07/2018

    El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en Gipuzkoa (IRPF Gipuzkoa) se encuentra regulado en la NORMA FORAL 3/2014, de 17 de enero, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del Territorio Histórico de Gipuzkoa, y en el Reglam...

  • Método de Estimación Directa (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 25/10/2017

    Tal y como dispone el Art. 30 ,LIRPF la determinación de los rendimientos de actividades económicas se efectuará, con carácter general, por el método de estimación directa. Dicho método admite dos modalidades:- Método de estimación directa n...

  • Cotización del salario en especie

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 28/02/2018

    El Art. 147 ,Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, establece reglas de valoración de las distintas percepciones en especie que forman parte de la remuneración y que estarán constituidas por su importe total, de venir establecido su va...

  • Rendimientos del trabajo (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 09/01/2019

    Se considerarán rendimientos íntegros del trabajo, tal y como dispone el Art. 17 ,LIRPF, todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven, directa o indirectamente, de...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados